domingo, 28 de enero de 2024

"Wouldn´t It be nice" (Brian Wilson y Todd Gold, 1991)

Con la ayuda del escritor Todd Gold, Brian Wilson, "el genio creativo tras los Beach Boys", como se sub-titula este libro, escribió una de las auto-biografías más completas, crudas y valientes no solo del rock & roll, sino de la literatura en general, con el título de una de sus más conocidas canciones. Y es que Wilson no oculta ni un detalle por muy patético y vergonzoso que resulte, llevándonos hasta las mismas entrañas del rock y de su torturada mente. Su vida, más allá de su inconmensurable éxito profesional, resulta una auténtica tragedia que parece no tener fin, y sin embargo Wilson la cuenta de manera que a veces parece una comedia, lo cual dice mucho de su inteligencia al saber reirse de su mismo (no hay más que ver la portada). Wilson ya desde niño se vio traumatizado por los abusos psicológicos de su dominante padre, cuya sombra le perseguiría siempre, ya fuese de forma real (haciéndole siempre creerse un fracasado y un ser inferior, y quedándose con sus derechos de autor, llevándole al borde de la ruina) o fantasmal después de muerto. Ya en estos momentos demuestra Brian su debilidad mental, pues a sus hermanos Carl y Dennis, también Beach Boys, no pareció afectarles en esta medida la brutal personalidad paterna. Fue su padre, el alcohol, el éxito, el miedo al fracaso y a no poder superarse, las relaciones de pareja, familiares y con sus amigos, pero sobre todo las drogas, las que le sumieron primero en la depresión y luego en la locura más total. Llegó a estar dos años metido en su cama, prácticamente sin ducharse ni hacer absolutamente nada, con obesidad mórbida, para desesperación de familia y, sobre todo, de los demás Beach Boys, que sin su talento solo sacaban canciones mediocres. Fue el psiquiatra Eugene Landy quién le sacó del hoyo en el que se había metido con unos métodos poco menos que dictatoriales, alejándole no solo de su entorno más nocivo, sino también de su familia y de los Beach Boys. Brian llegó a sacar dos discos en los que componía canciones con Landy, verdaderamente horribles, lo cual dice muy poco de la ética del doctor, aprovechándose de la posición y la dependencia a él de su paciente para ganar dinero y royalties de por vida. Ello llevó a que se le acusase de haber lavado el cerebro a Brian (la verdad es que leyendo el libro lo parece totalmente), que se le retirase la licencia para ejercer durante un par de años y que los Beach Boys pidiesen que se le pusiese un tutor a Brian, pues no podía valerse por si mismo. Y es que en el libro Brian, aparte de considerarse a si mismo un genio como pocos ha habido, habla muy mal de toda su familia y compañeros, hasta el punto que estos e incluso su propia madre le denunciarían tras la publicación de este libro, mientras que las alabanzas hacia Landy no parecen terminar nunca, hasta el punto que hace sospechar si no sería Landy quién dictase buena parte de estas memoria, o al menos las supervisase en gran medida. El caso es que se puso una orden de alejamiento a este, Wilson empezó a poner pleitos a casi todo el mundo, perdiendo la mayoría, aunque pasó una etapa de mucha actividad como productor y escritor, escribiendo otro libros biográficos mejores que este (que contiene demasiada publicidad de Landy y algunos párrafos plagiados), destacando el de gracioso título "Yo soy Brian Wilson... y tú no". Landy pudo ejercer en Hawaii y Nuevo Méjico, y murió en 2006 de una pneumonía. Para terminar, y por lo que a nosotros nos afecta, comentar la anécdota que cuenta Brian sobre su encuentro con Elvis. En una época en que Brian no estaba bien de la cabeza, cuando Elvis entró en el estudio donde ellos estaban, seguido de toda la mafia de Memphis, a Brian no se le ocurrió otra cosa que intentar darle un golpe de kárate, al haber oído de Presley era cinturón negro. Elvis le rechazó con facilidad y le advirtió que no volviese a hacerlo, pero al rato lo hizo, y Elvis, ya harto de sus tonterías, se fue algo enfadado.    
 
El que parece subnormal de la izquierda es Brian Wilson, el jeta a su lado es Landy.