miércoles, 26 de marzo de 2008

The Beatles (Liverpool, 1957 - 1970)

Con Pete Best (izquierda) y Peter Sutcliffe (derecha)

En la segunda mitad de la década de 1950, los rockers de Liverpool John Lennon, Pete Shotton, Nigel Whalley e Ivan Vaughan formaron un grupo de skiffle (un tipo de primitivo rock británico) al que llamaron The Quarrymen al que, en la fiesta parroquial de la iglesia de San Peter en Woolton del 6 de julio de 1957, se añadió Paul McCartney seguido poco más tarde por George Harrison, que era amigo de Paul. The Quarrymen empezaron a tocar en diversos locales de la ciudad, momento en el que se les unió el bohemio Stuart Sutcliffe al que convencieron para que se comprara un bajo con los beneficios de una exposición de pintura. El nombre del grupo iría sufriendo nuevas variaciones, como Johnny and the Moondogs, The Rainbows, Long John and the Silver Beatles, The Silver Beatles, hasta optar finalmente por el de The Beatles. El grupo marchó a Hamburgo a curtirse en los directos con la incorporación del batería Pete Best y la marcha del grupo de Shotton, Vaughan y Whalley. Allí, esta banda de rock and roll, muy influida por Chuck Berry y Buddy Holly, tuvieron multitud de problemas incluida una acusación de incendio a McCartney y Best y expulsión de Alemanía de Harrison por tocar siendo menor de edad. Cuando George cumplió los 18 volvieron a Hamburgo con un repertorio más edulcorado. Quizá por ello fueron atacados, al salir de una actuación, por una pandilla de teddy boys que patearon a Sutcliffe en la cabeza creándole un coagulo cerebral que le provocaría la muerte poco después. También por esta época Tony Sheridan los contrató como músicos de acompañamiento, grabando con él bajo el pseudónimo de los Beat Brothers y consiguiendo un éxito en Alemania con la rockera "My Bonnie" (1961). Ya en Liverpool un joven llamado Brian Epstein les tomó como manager, cambiándoles el look al que todos conocemos y orientando su música hacia el pop, dejando de lado el rockabilly que les gustaba hacer en privado. Pete Best, un orgulloso rocker, no quería ni peinarse con un cazo ni tocar una música que le repugnaba y, al no querer pasar por el aro y al despertar las envidias de sus compañeros (las fans iban a verle a él pues era el más guapo y rebelde), fue sustituido a la batería por Ringo Starr, proveniente de Rory Storm & the Hurricanes. Preguntados ahora por un periodista que si eran mods o rockers contestaron con un significativo “somos mockers”. A partir de ahí se convirtieron en el buque insignia del mersey beat británico que revolucionaría el mundo musical relegando a un segundo plano al rock clásico. Sin embargo en sus primeros discos, aparte de pop, siempre podemos encontrar alguna joya del rock & roll como "Twist & Shout", "I saw her standing there" (1963) o el eslabón con el pop más pegajoso "Can´t buy me love" (1964), aparte de algunas muy buenas versiones de grandes clásicos del rock, destacando en este aspecto su álbum "Beatles for sale". Realmente el gran giro hacia la mediocridad y los dictados de la moda lo dieron a partir de su famoso y sobrevalorado disco "Help!", que ya les convirtiría en unos idolos de masas y en el grupo con más ventas de la historia. Por el camino algunos incidentes serios como un intento de linchamiento en Filipinas, un boicot en Estados Unidos porque Lennon dijo que eran "más famosos que Jesucristo" o la muerte por sobredosis de Epstein. También muchas, muchas canciones malas y alguna joya como esa obra maestra del surf (si, del surf) que es "Back in the U.S.S.R." (1968) y el buen instro "The ballad of John and Yoko" (1969). Finalmente viraron de forma irremediable hacía la psicodelia más ridícula y, para colmo, la novia artista conceptual japonesa de Lennon, la citada insoportable y falta de talento Yoko Ono, hastió tanto al resto del grupo que decidieron separarse. Lennon llevó una exitosa carrera en solitario musicalmente comprometida con la paz y el amor más hippy, cuyo tema paradigmático es el himno pacifista "Imagine" (1971). Pero entre todo aquello destaca su álbum de versiones de clásicos "Rock´n´Roll" (1975). Su último LP, "Double fantasy" (1980), llevaba buenas canciones de Lennon, pero iba lastrado por las tonterías de Ono, a la cual su novio dejaba hacer y deshacer a su antojo. El disco llevaba fotos de la pareja en la puerta de su casa, el Edificio Dakota de Nueva York, donde unas pocas noches despues, cuando Lennon tenía solo 40 años de edad, fue asesinado a tiros por un loco, que le acababa de pedir un autógrafo, a la puerta de su casa (el asesino, Mark David Chapman, todavía amenaza desde la cárcel con matar al resto de Beatles). Harrison se decantó por el folk y también sufrió un aterrador intento de asesinato por otro maniaco en el interior de su domicilio, salvando la vida de milagro tras múltiples cuchilladas. Finalmente fallecería de un cáncer de garganta en el año 2001. McCartney se dedicó al pop-rock con su nuevo grupo Wings, en el que ya incluía a su mujer, la groupie de buena familia Linda. Luego inició una carrera en solitario bastante mediocre en la que tiene que recurrir constantemente a los temas de los Beatles para atraer a las masas. No obstante, debemos agradecerle la organización y producción de festivales como la semana de Buddy Holly o el día de Eddie Cochran. Fue curiosamente Ringo quién más se acercó al rock and roll clásico en su carrera posterior, bastante modesta quizá por estar demasiado ocupado con sus papeles cinematográficos. ¿Y que fue de nuestro amigo Pete Best? Pues se puso a trabajar de panadero hasta que sacó una oposición de funcionario y envejeció en esa gris vida. Porca miseria.
Músicos: John Lennon (guitarra y voces), Stuart Sutcliffe (bajo), Paul McCartney (voces, guitarra acústica y piano), George Harrison (guitarra) y Pete Best y Ringo Starr (batería).


El "Rock and roll music" de Chuck Berry tocado en París.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienes razón, el resto es historia, ¿a quién le importa? ¿Los Beatles? A nadie, si los Beatles lo mejor que hicieron fue cuando llevaban tupé y eran cinco. Lo que hicieron después: el primer disco, "please, please, me", el segundo "with the Beatles", el "album blanco", en definitiva T O D O S esos discos son una mierda, claro que si. Si lo que no sea llevar tupé, llevar una bandera confederada, beber Jack Daniels es una porquería. ¿Los Beatles, puaaaaagg.

Jesus el Rocker dijo...

Si, si, es verdad los Beatles son un asco. Gracias por tu apoyo mi querido talibán.

Anónimo dijo...

De nada, "Lester Bang" del periodismo español. ¿Sabes quién fue Lester Bang? Anda, buscalo en Google.

Anónimo dijo...

¿Lester Bang? ¿me lo parece ami o este es el mismo pedante de otrso comentarios de por ahí? Corta ya este rollo o mátalo si sabes quién es.
Recuerdos.

Anónimo dijo...

No, mátame tu, guapo.

Anónimo dijo...

los beatles fueron desde sus inicios el mejor conjunto que ha existido jamas nos dejaron 2 peliculas unicas que´noche la de aqwuel dia´y ´help´ y miles de canciones unicas y mas de 300giras lo mejor esque elgrupo hubiera dado conciertos hasta diciembre de 1966 sin duda su mejor etapa es la de 1960-1966 un gran fan español de la ciudad de valencia pasaran los años pero no pasaran de moda los beatles en eso mucha gente esta equivocada

Cuchillo dijo...

Yo esta polémica nunca la he entendido. Descubrí el Rock and Roll con trece años gracias a Elvis y The Beatles y gracias a ellos conocí a Berry, Richard, Holly, Perkinks, Williams o tantos otros. Han pasado muchos años y todos me siguen gustando. ¿Por qué para hablar bien de alguien tienes que hablar mal de otro?

Cuchillo dijo...

Con esto último no hablo de ti en concreto, es una reflexión sobre la crítica en general.

Jesus el Rocker dijo...

Gracias Cuchillo por los comentarios siempre acertados.Para mi los Beatles fueron un grupo cojonudo y prometador en un principio, pero luego les pasó como a los Rolling, que con tantos discos muchos de sus temas son absoutamente horribles y estúpidos. Para mi, por ejemplo, que alguien venga a defender una memez como "Yellow submarine",por citar una, solo porque sea de los Beatles me parece haber perdido todo sentido crítico. Creedme, incluso Velázquez pintó cuadros espantosamente malos.
Un abrazo.