miércoles, 2 de septiembre de 2015

Cub Koda (Detroit, 1948 - Waterloo, 2000)

Nacido en el norteamericano estado de Michigan, demostró desde muy pequeño grandes dotes musicales pués tenía tan solo cinco años cuando empezó a tocar la batería. En el instituto formó su primer grupo de rockabilly, The Del-Tinos, con los cuales consiguió grabar tres singles, entre cuyos temas debemos destacar "Go, go, go" (1963). No obstante no fueron un éxito y el grupo se disolvió no mucho después. Koda inició una carrera en solitario, sobre todo haciendo versiones como su buen "I got my mojo working" (1967). Tras un par de breves formaciones, en 1969 creó el grupo de rock & roll ecléctico Brownsville Station, que se aupó al número tres de las listas con "Smokin´ in the boys room" (1973). Hacían rock and roll basado en las raices del género, algo endurecido pero era de los mejor que se podía encontrar en aquella época. Aunque no tuvieron más grandiosos éxitos la banda hizo muy buenos trabajos con "Kings of the party" (1974), "Martian boogie" (1977) y ssalieron de gira por el Medio Oeste durante años hasta su separación en 1979. De ellos la mayoría se dedicaron a la producción, excepto su batería Cronley, que ingresó en el ejército y jubilándose como Teniente Coronel. Por su parte, su excéntrico líder Koda, inició una carrera en solitario centrado ahora más de nuevo en el rockabilly y el rock & roll clásico, siendo de los mejores en este aspecto de los años 80, por más que sea totalmente desconocido fuera de Estados Unidos. Acompañado primero por un grupo llamado The Points, con los que editó el buen EP "Shake you cakes" (1980), y luego por los Houserockers, con los que grabó el álbum "It´s the blues" (1981). Salieron mucho de gira, pero la verdad es que desde ese momento Koda se desdobló en otraas actividades, siempre girando alrededor del rockabilly, como producir jóvenes bandas, escribir libros y artículos en revistas especializadas. No fue hasta 1996 que editó otro disco, "The joint was rockin´", seguido de otros trabajos menores entre los que destaca la preparación de un nuevo LP. Durante la grabación se sintió enfermo y se le diagnóstico una grave enfermedad renal que necesitaba dialísis, pero aquello se lo llevó a la tumba en solo unos meses cuando solo tenía 51 años. 
Músicos: Cub Koda (voz y guitarra), Mike Lutz, Bruce Nazarian y Brewer Phillips (guitarra), Tony Driggins y Lee Centracchio (bajo), T.J. Cronley, Henry Weck y Ted Harvey (batería) y The Points.

viernes, 28 de agosto de 2015

Sammy Gowans (Hartsville, 1937 - Laurel, 2003)

Cole Ghoens, que tal es su verdadero nombre, nació en una pequeña localidad de Carolina del Sur (Estados Unidos) y ya en su adolescencia empezó a interesarse por el rockabilly. Tras una buena serie de actuaciones, donde asombraba por el salvajismo de su directo, adoptando ya el nombre artístico de Sammy Gowans, fue captado por un ojeador de la sección discográfica de United Artists. Le editaron el magnífico single "Rockin´ by myself" (1958), pero lamentablemente fue un fracaso de ventas y la multinacional prescindió de él. Deambuló un tiempo sin tener muy claro su futuro, dejando atrás el lado más salvaje del género para centrarse en el ahora más comercial high school, cambiando para ello su nombre artístico a Danny Denver. Tras el oscuro y rockero single "Long hairy arms" en Deville Records, los de discos Chancellor le editaron "You´re my girl" (1962), que tampoco fue bien, y durante los años 60 se dedicó a actuar de telonero de estrellas de mayor renombre como Billy "Crash" Craddock o Ray Smith. En los años 70 decidió establecerse en Baltimore, donde formó una más ecléctica The Danny Denver Band, donde entre otros grandes estaban el pianista instro Ray Vernon  y el músico de estudio Roy Buchanan (que había tocado para estrellas como Johnny Otis, Ronnie Hawkins o Merle Kilgore y había grabado el single propio "Mule train stomp"), y que tras separarse de él iniciaría su propia y prestigiosa carrera en solitario como bluesman. Considerado uno de los mejores guitarristas de los años 70 y 80, Buchanan luchaba contra sus demonios interiores a base de alcohol y un día de 1988 fue arrestado tras una disputa domestica estando borracho. Solo unas pocas horas después se ahorcaba en su celda cuando solo contaba 48 años de edad. Denver, por su parte, siguió tocando por su banda en bares y tabernas de los alrededores de la capital de su país, donde era muy conocido, prácticamente hasta poco antes de su muerte, sucedida de un infarto a los 66 años de edad.
Músicos: Sammy Gowans (voz), Roy Buchanan (guitarra) y Ray Vernon (piano).

lunes, 24 de agosto de 2015

Commander Cody & his Lost Planet Airmen (Ann Arbor, 1967 - 1976)

Esta banda la formó en Michigan (Estados Unidos) el pianista de boogie-woogie George Frayne IV, natural de Idaho, tomando el nombre de diferentes seriales de ciencia-ficción de los años 50. Después de completar la formación con músicos de diferentes influencias musicales y de distintos lugares del país, tocaron en multitud de locales del Estado con gran aceptación. Se trasladaron a San Francisco, donde ficharon por la sección discográfica de Paramount, consiguiendo con su versión del "Hot rod Lincoln" (1972), de Charlie Ryan, llegar al número nueve de las listas estadounidenses. Su rockabilly y country-rock fue en chorro de agua fresca en medio de tanta psicodelia, pedantería orquestal o música disco. Aun así, en sus álbumes no olvidaban otros tipos de música de raices norteamericanas, como el western-bop o el country & western. Al contrario que muchos de los acomodados grupos de éxito de la época, los Commander se machacaban en la carretera recorriéndose todo el país para estar más cerca de sus fans en sus largas e inolvidables giras. Hicieron un álbum en vivo y algunos LPs más, además de salir en una película de Roger Corman, pero Frayne decidió disolver la banda a mediados de los años 70. Las razones hay que buscarles en su inminente fichaje por discos Warner y su intención de cambiar su estilo, además de los diversos gustos e intereses de sus componentes. Frayne siguió un tiempo con sucedaneos como Commander Cody Band o Commander Cody & his Modern Day Airmen, pero pronto inició una carrera como pintor, escultor y editor de video que le dio bastante prestigio (su hermano, que murió joven, era también un artista que había ilustrado algunas de las portadas de sus discos). Ultimamente, aparte de pintar, esta escribiendo libros. Su dotado guitarra solista, Bill Kirtchen (que llegó a tocar con Gene Vincent y Link Wray, y fue líder de Los Moonlighters), se trasladó a Washington D.C., donde fundó varios grupos de breve vida (destacando Too Much Fun), hasta que formó Bill Kirtchen & Rents Due, una banda de rockabilly muy popular en la capital de Estados Unidos durante la década de los 90. En el siglo XXI, establecido ahora en Tejas, ha seguido grabando muy buenos discos, ahora en solitario, destacando quizá su "King of dieselbilly" (2005), que es como él llama a su estilo mezcla de country, rockabilly y western-swing. Otro de los miembros de los Pilotos del Planeta Perdido, Andy Stein, se ha dedicado todo este tiempo ha hacer música para películas y a la música clásica. Por último, un incorporado tardío, Norton Buffalo (que también había estado con los Moonlighters), fundó la banda The Stampede y luego tocó en High Noon. Luego fue integrante de la Steve Miller Band y músico de estudio para grandes artistas hasta su muerte en 2009, víctima de un carcinoma a los 58 años de edad. 
Músicos: Billy C. Farlow (voz y armónica), George Frayne IV (voz y teclados), Bill Kirtchen y John Tichy (guitarra), Paul "Buffalo" Bruce Barlow (bajo), Lance Dickerson (batería), Andy Stein (saxo y violín), Steve Davis y Bobby Black (steel guitar) y Norton Buffalo (armónica).

domingo, 23 de agosto de 2015

Johnny Legend (San Fernando, 1948)

Su verdadero nombre es Martin Margulies y nació en California, estado norteamericano donde ha vivido la casi completa totalidad de su vida. Se aficionó desde muy joven a dos cosas, al rock & roll y al cine, consiguiendo gracias a su simpatía y apariencia algunos papeles de extra en ínfimas producciones cinematográficas, muchas de ellas de carácter erótico, desde finales de los años 60. Sus contanctos con el mundo del porno y del rockabilly le hicieron tener la extraña ocurrencia de hacer una película que mezclara ambas cosas, aprovechando la resurrección de ambos géneros en su región a finales de los años 70. Así es como surgió "Teenage cruisers" (1977), una verdadera rareza cinematográfica, un bodrío del porno pero una curiosidad de agradecer en los intermedios rockabilleros con la aparición de oscuros rockers como Tony Conn y Colin Winsky. Esta pobre y caótica cinta, donde Margulies ya adoptó el nombre artístico de Johnny Legend, le involucró aun más en el mundo rockin´ californiano, consiguiendo grabar un disco propio basado en su popularidad (tenía fama, merecida, de loco estrafalario, pero muy simpático), que se llamó "Are you help to me?" (1979). Mejor resultado dio, por la ayudas recibidas de parte de mejores músicos, su álbum "Rockabilly rumble" (1981). Tras rodar la parodia sobre la lucha libre "My breakfast with Blassie" (1983) se involucraría también en ese semi-deporte, llegando a organizar veladas de ello. No por ello descuido su labor como cantante, como demuestra el mediocre "I bite the songs" (1985), ni como figurante en el cine de serie B y Z, en horrores como, por ejemplo, "La novia de Re-Animator" (1989) o "Los chicos del maiz 3" (1995), por citar un ejemplo especialmente malo. Desde entonces ha grabado alguna canción más (ha tendido en los últimos ha vestir de oficial sudista) y ha rodado documentales curiosos e incluso egocéntricos a más no poder ("I´m a Legend"), pero sobre todo a lo que se dedica ahora es a presentador de lucha libre, vestido a la ridícula usanza de este grotesco espectáculo.
Músicos: Johnny Legend (voz), The Skullcaps y The Rockabilly Bastards.

jueves, 20 de agosto de 2015

Jerry Foster (Gideon, 1935)

Pasó su infancia en la humilde granja familiar donde su padre sacó adelante a sus hijos a pesar de los duros tiempos que les mantuvieron en la pobreza durante años. Se enroló en los marines estadounidenses huyendo de la miseria, siendo destinado a una base de Carolina del Sur, donde en sus ratos libres empezó a cantar y tocar música hillbilly en una banda. Fueron vistos por un vendedor de coches que se convirtió en manager de Foster, cosiguiéndole de inmediato algunas actuaciones en la radio. Llegó a aparecer en un programa de la televisión local, y para dedicarse por entero a su recién estrenada carrera musical, se licenció del ejército con el grado de sargento y con la influencia del rockabilly ya muy evidente en su estilo. Fichó por el sello Backbeat, de Tejas, que le editó algunos buenos rock & rolls pausados con toques doo-wop, como "What would I do" (1958), "I´m here to tell you" (1959) o "Romeo" (1961). La falta de un gran éxito hizo que se pasase a discos Fernwood, donde editó el aun rockeril "Let´s never mention old times again" (1962) antes de pasarse definitivamente al country. Volvió a su estado natal de Missouri para actuar y trabajar de pinchadiscos, donde conoció a Bill Rice (que había grabado en discos Dot la versión del tema de Fats Domino "Let the four winds blow") con el cual formó un gran equipo para componer temas para otros cantantes country. En 1968 trabajó en Frontier Town como extra y cantando country, un pueblo de películas del salvaje oeste de Tennessee, enfocado al turismo, lo cual le llevó también a aparecer en pequeños papeles en el cine. Paralelamente presentó e interpretó en su propio programa en una televisión local, pero su principal fama le vino de su asociación con Rice, la cual fue conocida pronto como La fábrica de canciones en el mundo musical sureño, ganando numerosos premios en los años 70 y 80. No obstante siguió grabando como solista, incluyendo un excelente álbum de rock & roll, "An ol´ rebel still rockin´", que le llevó a salir de gira por Europa con estrellas como Jerry Lee Lewis o Roy Orbison en 1982. Desde entonces, aunque nunca ha dejado de grabar y actuar, se ha centrado sobre todo en componer junto a Rice para grandes de la música desde su nueva residencia en Florida.
Músicos: Jerry Foster (voz y guitarra), Roland Janes (guitarra), D.J. Fontana (batería), The Jordanaires (coros) y Tennesse Tornado.

sábado, 15 de agosto de 2015

Barry Darvell (Alexandria, 1942)

Nacido en el norte de Virginia, muy cerca de la capital del país, su verdadero nombre era Barry Lee Peregoy y su familia era de origen griego. Decidido a convertirse en cantante de rockabilly, se trasladó a vivir a Washington D.C., donde conocío al dueño de un cine también de origen griego, Ted Pedas, que acababa de montar su propia discográfica, Colt 45. Pedas ya había editado algunos discos rockeros a Ronnie Brent ("Crazy feeling"), su principal apuesta pues provenía de la sección de discos de United ("My sweet Verlene"), Art Stuart ("Fountain of love") y Cris Kevin ("Have gun, will travel"), pero fue con el "Geronimo stomp" (1959) de Darvell, ya usando este apellido artístico, con el que mejor le iría, pies sería reeditado y llegaría al puesto once en la listas canadienses. Salió de gira con un grupo de acompañamiento llamado The Blazers, llegando a salir en la televisión local, que contaba entre sus músicos con Scott Cushnie, que había estado tocando con Los Suedes antes de hacerlo con Ronnie Hawkins. Luego Darvell editó "Butterfly baby" (1960), compuesta a medias con El Elvis Negro Phil Flowers, pero fue un fracaso de ventas y tuvo que pasar a discos Cub, donde grabó su propia versión de "Fountain of love" (1961) antes de fichar por discos Atlantic, donde se pusieron a su disposición los mejores compositores y músicos de la casa, pero se mitigó su estilo. Aun así, su "Silver dollar" (1962) se vendió bien al ser elegida como sintonía de un conocido programa de radio. Posteriores fracasos llevaron a Darvell a volver a Colt, donde grabó "Run Little Billy" (1963) que curiosamente sería editada y distribuida por sus anteriores jefes de Atlantic. Luego grabó la balada "When you are alone" (1964) en discos Providence, actuó en bailes y festivales locales, teloneando a Los Clovers y apareció en la película de carreras de coches "Thunder in Dixie", donde cantó el tema "Maybe tomorrow". Tras grabar la algo du-duá "I found a daysy (1965) para discos World Artists, hizo su propia versión del "Beggar´s parade" (1967) para discos Columbia, también sin éxito, lo que le movió a apartarse gradualmente de la música. A principios de los años 80 se trasladó a vivir a Alabama, donde trabajó de agente inmobiliario, y donde editó la cassette "Michael´s bar & grill" (1982). Luego se estableció en Santa Lucía (Florida) donde entre 1990 y 2007 se convirtió en agente inmobiliario y donde parece ser que ahora vive retirado. De Ronnie Brent decir que se pasaría al rock instrumental antes de que se le perdiese la pista.
Músicos: Barry Darvell (voz), Everett Barksdale, Don Arnone y Bill Bauer (guitarra), Robbie Robertson (contrabajo), Gary Chester (batería), Scott Cushnie, Kelly Owens y Robert Mosely (piano), George Duvivier (bajo), King Curtis, Chauncey Welsh, Jerome Richardson, Seldon Powell y Leon Cohen (saxo), Nick Tagg (órgano), Eugene Lowell, Jerry Duane, Jerome Graff, Jerry Packer, David Vogel, Arne Markussen, Herbert Davidson y Ed Lindstrom (coros) y Hash Brown y su orquesta.

lunes, 3 de agosto de 2015

"Johnny Cash, I see a darkness" (Reinhard Kleist, 2006)

Este es el título original de la mejor biografía gráfica hecha hasta la fecha sobre el genio de negro. Y la escribo así, en inglés, porque así es como la títula su autor a pesar de ser alemán y porque no he encontrado ninguna edición en español, terniendo por tanto mis dudas de que haya sido editada para el mercado hispanohablante por el momento, y debiendo conformarme con leerla en alemán, dándome cuenta de con que facilidad olvida un idioma un cerebro oxidado. En cualquier caso estamos ante un tebeo (una novela gráfica le llaman ahora los más inseguros) de gran calidad que repasa la vida de Cash desde su paupérrima infancia hasta su vejez, esta última en un épilogo resumen de su vida que se nota en gran medida influida por el emocionante video y testamento musical "Hurt" que nos dejó Johnny. Hay disgresiones en medio de la trama biográfica ilustrando algunas de las letras de sus canciones, sobre todo las más sórdidas y las que más hablan de crímenes, terminando de darle el aire de novela negra al comic que el estilo y la propia vida turbia del músico ya habían apuntado. El guión y el díbujo del joven Kleist (Colonia, 1970) son impecables y muy apropiados para este enfoque, de hecho su primera obra profesional fue ilustrar las obras del genio del terror gótico-surrealista H.P. Lovecraft. Otro de los grandes y originales aciertos de Kleist es presentarnos como uno de los principales personajes secundarios a un casi-desconocido Glen Sherley como una especie de alter-ego de Cash, como el perdedor sumido en la oscuridad del título en que se hubiese convertido el cantante de no mediar su talento, la suerte y June Carter. Shirley era un músico aficionado encerrado en la prisión de Folsom por atraco a mano armada y una fuga, y el momento cumbre de la historieta es el momento en que Cash hace su famoso concierto en Folsom en 1968 y canta "Greystone chapel", de Sherley, el cual estaba en primera fila, y ambos se dan la mano. No sale en el tebeo, pero hemos de decir que esto dio cierta fama a Sherley, que grabó un álbum en vivo estando aun en prisión y que cuando salió en 1971 Cash le estaba esperando a la puerta para ofrecerle un puesto en su banda. Tuvo que despedirle poco después por su comportamiento psicopático y se empleó como vaquero poco antes de pegarse un tiro cuando solo tenía 42 años. Volviendo al comic digamos que lo recomiendo fervientemente aunque no es fácil de encontrar de momento. ç

martes, 28 de julio de 2015

Matt Lucas (Memphis, 1935)

Nacido en el estado norteamericano de Tennessee, Lucas fue sin embargo adoptado de bebé y llevado por sus nuevos padres a su casa de Poplar Bluff (Missouri) donde entró en contactó con la música de niño pues su padre trabajaba para la principal cadena de teatros locales donde entraba gratis a ver a los músicos pioneros. Se aficionó a la percusión, pasando de las maracas que tocaba en la banda escolar a la batería,. Pero a los ocho años, jugando por la casa, encontró unos papeles que le pusieron en conocimiento de sus verdaderos orígenes. Esto le afectó de una manera extraordinaria para un niño de su edad, y a partir de ahí su comportamiento empezó a volverse inaguantable. De las rabietas y las travesuras cada vez peores pasó a las peleas y después a los pequeños hurtos, llegando a los catorce años a robar un camión para dar una vuelta estrellándose con él. No se hizo nada, pero fue arrestado y enviado un año a un reformatorio. Cuando salió no parecía enderezarse, pues dejó el colegio y se dedicó a frecuentar los locales nocturnos para negros, lugares de pecado donde se tocaba rhythm & blues. Se convirtió en un baterista consumado, uniéndose a la banda de Ray Chilton y luego a otras por todo el país, recalando finalmente en Hollywood donde hizo de extra en la conocida película proto-rocker "Semilla de maldad" (1955), haciendo, como no, de delincuente juvenil. En esta época ya se había aficionado a toda clase de pastillas y estaba cercano a convertirse en un yonqui, pero también descubrió el rockabilly, género que empezó a meter con asiduidad en su repertorio, cantando y tocando la batería a la vez, cosa nada habitual entonces y que llamaba mucho la atención. Decidió irse a vivir a Memphis, meca del rockabilly, pagándose el viaje tocando en todos los pueblos que paraba a través del sur estadounidense (incluyendo tugurios de gangsters) y una vez en su ciudad natal se dedicó a tocar la batería para prácticamente todos los músicos que llegaban a actuar a Memphis. Finalmente, gracias a la intercesión del gran guitarrista y bien relacionado Ronald Janes, pudo grabar un disco propio en el modesto sello Good. Fue "Tradin´ kisses" (1959), que se vendió bastante bien a nivel local, aunque no lo suficiente para sacarle de pobre. Así las cosas se tuvo que poner a tocar, como solista o para otros, por los bares de Memphis y alrededores durante bastante tiempo para pagarse el pan y sus hábitos. Harto, y con algo de ayuda de Janes, decidió auto-producirse nuevos discos para intentar salir del pozo, esta vez acompañado por la élite musical de Memphis con la que había hecho amistad a traves de todos estos años. Entre sus músicos encontramos ahora astros del rockabilly como Billy Lee Riley o Narvel Felts (y en cuyo trío había tocado), y no es de extrañar por tanto que le fuera muy bien con sus versiones de temas clásicos, como "I´m movin´ on" (1963), "Maybelline" o "Ooby dooby" (pasando a rebautizar su asociación con Felts como The Matt Lucas Trio). Pero tras fallar sus siguientes ediciones, su naturaleza inestable le empujó un poco más abajo del mal camino, radicalizando sus aficiones por las drogas. Tras convertirse en músico de estudio y marchar a Detroit a grabar algunos discos de soul y R&B en 1965, y divorciarse por cuarta vez, se marchó a Toronto donde se casó nuevamente, tuvo hijos, y se convirtió en un borracho y un yonqui que vivía en una pocilga de apartamento rodeado de bichos. Sus intentos con triunfar con una remozada banda de rock & roll fracasaron, y su quinta mujer le dejó y se llevó a los niños y, cuando ya no podía caer más bajo, se lo encontró tirado una santa mujer llamada Barbara que sintió por él, primero pena y luego amor, y consiguió sacarle del pozo. Barbara, pronto su sexta esposa, le consiguió algunos conciertos en 1970 y contactó con el pionero del rockabilly Ronnie Hawkins, tasmbién viviendo en esa zona de Canadá entonces. Hawkins se lo llevó a algunas actuaciones y le ayudó a grabar un estupendo álbum de blues, llamado muy significativamente "I´ve paid my dues" (1972), es decir, he pagado mis deudas. Se vendió muy bien y Lucas pudo reconducir su vida con bastante fortuna (a pesar de ciertas conocidas amistades del mundo underground canadiense, como Xaviera Hollander, "La puta feliz"), marchándose a vivir a Florida con su mujer en 1975 tras el aviso a su salud que supuso un infarto. No le faltaron actuaciones en zonas turísticas, tocando a partir de 1980 en cruceros por el Caribe, formando con el tiempo su propia linea de ferrys. Cuando el revivalismo rockabilly llegó con fuerza, Lucas empezó a tocar en el sureste del país e incluso en Europa ante numerosos aficionados su viejo repertorio, haciendo unos espectáculos realmente salvajes, como el género requiere (le duela a quién le duela).
Músicos: Matt Lucas (voz y batería), Roland Janes, Narvel Felts, Travis Wammack y James Burton (guitarra), J. W. Gruss y Fred Carter (bajo), Jamie Isinhood y Bill Rice (piano), Billy Lee Riley (bajo y maracas) y Charlie Musselwhite (armónica).

miércoles, 15 de julio de 2015

Ral Donner (Chicago, 1943 - 1984)

Nacido en el estadounidense estado de Ilinois, en seguida destacó cantando en el coro eclesial durante su infancia. En su adolescencia se aficionó al rock and roll y participó en algunos concursos para jóvenes talentos hasta que formó sus dos primeros grupos del género, The Rockin´ Five (donde por cierto cantó un tiempo el célebre Sammy Davis Jr.) y The Gents, con los que llegó a editar un oscuro single, a salir de gira con el espectáculo de Alan Freed y a ser teloneros de Los Sparkletones. Ya como solista grabó "That´s all right with me" (1959), con poco éxito, pero cuando se hizo un nombre fue cuando consiguió hacer más conocida la canción "The girl of my best friend" (1961) a través de su propia versión que la original de Elvis Presley. La de Donner llegó al puesto 19 de las listas estadounidenses. Pero aun tuvo más éxito con su "You don´t know that you´ve got (until you lose It)", es decir, no sabes lo que tienes hasta que no lo pierdes, que se aupó al puesto número cuatro. Los siguientes discos, entre los que podemos destacar el tema "(What  a sad day) To love someone" (1962) por ser uno de los favoritos del momento de Elvis, y el más rockero "I got burned" (1963), obra del propio Donner, no se vendieron tan bien. En estos días tuvo oportunidad de demostrar que era un gran tipo, íntegro y caballeroso, cuando fue de los pocos que se ofreció para seguir en el espectáculo de Freed una vez que este hubo caido en desgracia con motivo del escándalo payola (vease). Ral, que amaba el rockabilly más que las baladas rockers al estilo presliano que le habían hecho triunfar, metió algunos buenos rock and rolles o high schools en los álbumes o en las caras B de los singles a la más mínima oportunidad, como deluestran temas como "Poison ivy league" (1964) o "Good lovin´" (1965). Además, en los años 70, editó más temas del género en el sello casí exclusivamente creado para él por su amigo y productor Rip Lay: Starfire Records (Starfire no solo era un guiño a una película de Elvis, sino que era como se llamaba el antiguo grupo de Donner). En 1981 fue el elegido para narrar el documental cinematográfico "This is Elvis" y creo que, efectivamente, nadie mejor que él para hacerlo. No solo era un músico de talento y con una voz imponente, sino que había seguido con entusiasmo la carrera de Presley desde sus primeros días hasta su muerte. Pocos músicos han sido tan fieles a la carrera de otro y se han especializado de tal forma en su música. Ral murió de cáncer de pulmón muy joven, a los 41 años, y al parecer (según su mujer y su hijo) con alguna incompetencia médica de por medio que aceleró el proceso.
Músicos: Ral Donner (voz), The Starfires y la orquesta de Jack Nitzsche.

sábado, 30 de mayo de 2015

Dennis Hunt & his Hunters (Wichita, h. 1957 - 1961)

Originario del norteamericano estado de Kansas, Hunt se aficionó al rockabilly ya desde su adolescencia y toco en multitud de fiestas y bailes, destacando por su salvajismo en escena. Cuando formó un grupo les llamó The Hunters, haciendo un juego de palabras con su apellido, y finalmente Dionisio Cazar y sus Cazadores consiguieron editar "A story untold" (1959) en el modesto y efímero sello local Say. Aunque tuvieron poca repercusión fuera de su zona de influencia, consiguieron un gran renombre en su Estado, e incluso llegaron a ser los teloneros de Eddie Cochran en su último concierto en los Estados Unidos. Por desgracia se separaron no mucho más tarde, lo cual es una lástima, porque dejaron inéditas algunas muy buenas canciones que tardarían décadas en ver la luz. De Hunt sabemos que luego se centró en su trabajo alternativo de pincha-discos, pero poco más.
Músicos: Dennis Hunt (voz y guitarra acústica) y The Hunters.

viernes, 29 de mayo de 2015

Steve Shuma (Barnesboro, 1938)

Nacido en el norteamericano Estado de Pensilvania, siempre se sintió atraido por la música country, pero fue uno más de tantos jóvenes fascinados por la música rockabilly en la segunda mitad d elos años 50 y, teniendo buena voz, decidió lanzarse a la aventura de emprender una carrera de cantante. Tras algunas actuaciones en clubs consiguió grabar el tema del género "Thunder lightnin´" (1960), aun con pequeños residuos country, en el muy modesto sello R.E.F., iniciales del dueño de la discográfica Robert Edward Frick. Allí también grabó el conjunto de rock instrumental The Twilights su tema "The bug" (1962), pero ni ellos ni Shuma tuvieron éxito y discos R.E.F. cerró. Los Twilights aun grabarían un disco de garaje, "Two cries to a laugh" (1966), pero de Shuma nunca más se supo.
Músicos: Steve Shuma (voz) y Bob Scott (guitarra).

Tony Garo (Nueva York, h. 1935)

Era este un cantante de rockabilly del norteamericano estado de Nueva York, decidido como fuese a triunfar en el mundo de la música, movido por su entusiasmo sin límites por el género. Para ello no dudó en invertir de su propio pecunio en una discográfica llamada Pla-Mor, editando allí su propia versión del "Whole lot of shakin´" (1961) y promocionándose a sí mismo, de forma más que exagerada, casi sarcástica, como "la sensación del rock de América". Por supuesto la versión era infinitamente inferior que la de Jerry Lee Lewis, a además a destiempo, y el disco fue un fracaso de ventas rotundo (lo que lo convierte en muy valioso hoy), significando el fin de la carrera de Garo, al que se le pierde la pista.
Músicos: Tony Garo (voz).
 

Bob King (Joyceville, 1934 - Orleans, 1989)

Aunque nacido en la provincia canadiense de Ontario, Robert George King, que tal era su nombre completo, se trasladó a Ottawa con su madre cuando solo era un niño cuando esta contrajo nuevas nupcias. Su padrastro resultó ser un buen tipo que apoyó al chico en su interés por la música country, y sobre todo cuando formó el conjunto The Country Cousins (Los Primos Campestres, a pesar de que no eran familia), llevándolos a actuaciones en bailes y a concursos para jóvenes talentos, que ganaban con harto frecuencia. Cuando tenía solo 16 años King decidió empezar una carrera en solitario, llegando a ganar un concurso por delante de la luego gran estrella Paul Anka. El pincha-discos "Long John" Corrigan vió talento en él y le consiguió una actuación junto a los Ottawa Valley Melodiers, entonces muy famosos allí, y el poder grabar su primer disco, "Laurel Lee" (1954). Se vendió muy bien, tocó paralelamente con Wilma Lee & Stoney Cooper´s Clinch Mountain Clan, y empezó a actuar en la radio con regularidad. Amplió su radio de acción al otro lado de la frontera y tocó de telonero de estrellas como Hawkshaw Hawkins. Llamó la atención de discos RCA, que querían un cantante country canadiense para aumentar las ventas del género en el país vecino, y le editaron "Let´s make a fair trade" (1956), un tema animado. Pero cuando King hizo de telonero de Elvis Presley, si su evolución le estaba llevando ya a ello, la visión de aquel provocador rocker le convenció de querer hacer rockabilly desde entonces, y temas como "Rockin´ juke box " (1958) así lo demuestran. Aún así las ventas no fueron las esperadas y los impacientes de RCA querían que volviese a hacer country una vez que habían fichado al mismísimo Elvis y no tenían necesidad de otro rockero. Pero no había olvidado el rockabilly, y para estos menesteres se ocultó bajo el pseudónimo King Victor (Rey Víctor) y editó temas como "Boppin´ Bobbie Jean" o el high school "Ecstasy" (1959), este último en el sello Miracle, propiedad del músico Chuck Coffey, que además le acompaña en la grabación. Como artista country grabó multitud de discos más que no tuvieron mucha repercusión, y de vuelta en Canadá formó el conjunto The Happy Wanderers, en 1967, donde también cantaba su esposa Marie. Bob prefirió centrarse en componer y en dirigir la prometedora carrera de Marie, cuyo primer single en solitario, "The french song", se estaba vendiendo muy bien. Francófona, consiguió incluso un disco de oro con "Allo mon petit Bobby", dedicada a su esposo y salió en triunfales giras durante los años 70. Pero por desgracía su esposo Bob murió de forma prematura cuando solo tenía 55 años de edad y ella prefirió dejar los escenarios (salvo alguna ocasión concreta) para centrarse en su familia.
Músicos: Bob King (voz y guitarra), The Country Kings, The Country Cats y Chuck Coffey & the Sterlings.

Don & Jerry (Hartford, h. 1962 - 1964)

Jerry Boss, del norteamericano estado de Connecticut, y su amigo Don Edwards (no confundir con el cantante country homónimo), formaron este dueto de rock & roll en una zona donde si alguna vez había habido ya se habían extinguido, y formando una pareja cuyo nombre artístico podía recordar a los famosos ratón y gato televisivos Tom & Jerry. Hicieron algunas actuaciones en bailes, pero no tuvieron suerte en las audiciones con discográficas, por lo que fundaron una propia, Little Town. Allí, intentando aprovecharse de la moda de los bailes rockeros, grabaron en esta onda "Big boss stroll" (1963) sin que tuviera apenas repercusión. Poco después se separaron, dando por zanjado Little Town, y Jerry formó Jerry & the Del-Fi´s, un conjunto de tardío rockabilly que grabó "Little Suzanne" (1965) en los estudios Fiesta (propiedad de Doug Clark) para discos Hound, el nuevo proyecto de grabaciones de Boss. A pesar de que este disco sí era bueno, la poca capacidad de Hound le garantizaba un fracaso de ventas, y poco después los Del-Fi´s se disolvieron, y también discos Hound cerró. Boss mantuvo el estudio de grabación muchos años, y también se dedicó a producir a otros artistas, como los hoy desconocidos Runaways en su disco "It´s alright" (1967). Por su parte Edwards formó Don Edwards & the D Boys, que editaron el single "Look beyond the bottle" (1966) en el sello garajero Arco, de Massachussets, pero tampoco tuvo repercusión. De Boss sabemos que todavía toca de vez en cuando (en la foto).
Músicos: Jerry Boss (voz y guitarra) y Don Edwards (voz y guitarra acústica).

jueves, 28 de mayo de 2015

"The Identical" (Dustin Marcellino, 2014)

¿Qué habría pasado si el hermano gemelo de Elvis Presley no hubiese muerto, sino que hubiese sido dado secretamente en adopción a otra familia? Esta es la interesante premisa que plantea esta película, a priori llena de posibilidades, pero que no tarda en entrar en barrena hasta estrellarse de una forma espantosa. En el argumento se han cambiado los nombres y los lugares pero a nadie se escapa que los gemelos que nacen en una mísera familia sureña son Elvis y Jesse Presley. Los dos no pueden ser alimentados, así que Jesse es entregado a un predicador de paso por el pueblo (Ray Liotta) y a su mujer (Ashley Judd), que no pueden tener hijos. Los destinos de los niños se separarán en el espacio y socialmente, pero en la distancia ambos desarrollan un enorme talento musical que les ha predestinado para triunfar. Para desgracia de Jesse su padre no aprueba sus bajos instintos rockanroleros, y será Elvis el que se convierta, oficialmente, en inventor del rockabilly y en el Rey del rock and roll, mientras que Jesse (que increiblemente no se percata de que el otro es su gemelo a pesar de que son exactamente iguales) se transforma en un imitador al que se conoce como El Idéntico del título. Tanto Elvis como Jesse (Drexel y Ryan en el film) son interpretados por Blake Rayne, uno de los mejores y más parecidos (tanto fisicamente como en voz) imitadores de Elvis, y eso es algo que debería dar cierto encanto al film, por cuanto Rayne tiene convicción, presencia y talento. Por desgracia no es buen actor y su edad no se corresponde con la de un adolescente alcanzando el estrellato, en este aspecto las interpretaciones de Liotta y Judd, posiblemente los únicos actores de verdad de la cinta, también terminarán desaprovechadas en medio del in crescendo desbarajuste. No hubiera importado, Rayne canta muy bien e imita al Rey como nadie, pero incidiendo en los mundos paralelos no relacionados, las canciones no son de Presley, sino que están compuestas en exclusiva para el film y, la verdad, no son buenas. Los temas rockabilly que interpreta Rayne para la etapa de los años 50, "Boogie woogie rock & roll" y "Bee boppin´ baby" son animados y gozan de mi simpatía, el cantico a la muerte de su madre, "Better man", aun soportable, pero la balada que hace en televisión (se supone que el equivalente a cuando Elvis sorprende magistralmente cantado "Peace in the valley" en el mundo real) es "Your love is keepin´ me tonight", probablemente una de las peores canciones que haya tenido la desgracia de escuchar, Eurovisión incluido. Jesse canta en la mili "Strange love" y Elvis "I feel I know you" en la radio sin que estén mal del todo dentro de su simplicidad, pero ahí acaba todo. La época de las películas está representada con "Sunrise surfin´", un tema para un equivalente cinematográfico a "Amor en Hawaii", pero ni en sus peores pesadillas, ni siquiera en su película "A lo loco", habría el verdadero Elvis hecho una canción tan mala, dejando además claro que la familia del director (que hacen la banda sonora) no tiene ni la menor idea de lo que es la música surf ni de ningún tipo. Aun así, lo peor estaba por llegar. El repertorio que se le ha deparado al rey o a su hermano en su etapa de los años 70 es la mayor y más hortera basura que imaginarse pueda, demostrando una vez más la cultura musical de sus perpetradores, ignorantes sin duda de una de las más ricas y mejores épocas de Presley. Canciones como "Great big love", "Building my world", "Gypsi man" o "City lights" deberían ser prohibidas por alguna institución de estas tan dadas a prohibir cosas mucho mejores para la salud que este hedor. Solo debemos salvar, quizá por no ser excesivamente crueles, "Nashville tonight". La banda sonora se completa con transfondos de Los Morph-Kings ("Mellow down easy", "Everybody knows it", "Sunthem boucha" y "Born for a reason"), un buen conjunto de blues rock; "Burnin´ rubber" (The Ricky Reece Band), "I´m gonna die tryin´" (Joe Combs), o una serie de buenos temas de R&R y R&B, de los mejor de la película, a cargo del grupo de Darcey & Mo, que son los que tocan en la juke-joint semi-ilegal a la que va Jesse de joven. Son "Don´t cha just walk by me", "You gotta get up" y "Angel of mine", más "It don´t come easy", que es el blues que da inició al film. Tampoco faltan las típicas canciones de gospel de la faceta religiosa del gemelo perdido, como "Amazing grace" (Nathan Clarke George & the Tent Revival Congregation),"Christ the Lord has risen today" (The Palmetto State Quartet) o "Jeremiah 29:11" (Noah Urrea). El tema de cierre y de descanso para el espectador es "New life" de Christopher Carmichael y Klaus Badelt, otros dos listos. La película creo que no se estrenó en los cuatro cines que quedan en España y, espero, será pronto olvidada. Una pena que, si exceptuamos a Rayne, haya sido hecha por gente totalmente ajena al rock & roll y, por lo visto, sin ningún talento. La trama se convierte en aburrida, el guión no tiene ni una solo frase ingeniosa y la música cabrea. Rayne está ahora grabando sus propias composiciones intentando abrirse camino como un cantante independiente de las imitaciones de Elvis (cosa que se me antoja difícil con esa cara).  

Dakota Roundup (Aberdeen, 1943 - 1964)

El músico hillbilly Jimmy Wells fundó este conjunto en Dakota del Sur con la idea de hacer un espectáculo cómico-musical itinerante que pudiera entretener a toda la familia. Recorrieron las grandes llanuras con mucho éxito y finalmente se establecieron en Minnesota, donde consiguieron un contrato en un local para tocar seis noches a la semana y Jimmy un puesto como pincha-discos los fines de semana. Allí coincidieron con un circo ambulante en el que destacaba por encima de todos una muchacha llamada Ardis Hallett (a la izquierda, en la foto). De padres ya pertenecientes al mundo del espectáculo, Ardis hacía prácticamente de todo: bailarina, acróbata a caballo, domadora, trapecista, ... incluso diseñaba y cosía los trajes. Pero donde más había destacado era en la lucha libre, llegando a ser profesional y ganando 21 combates. Cuando empezó a salir con Wells parece que sus talentos se multiplicaron, aprendiendo ahora a tocar multitud de instrumentos, a cantar y a componer. Cuando se casaron ella adoptó el apellido de él (cosa rarísima, pero vista como normal en EE.UU.) y se reformó un tanto el conjunto, haciendo algunos cambios en la formación e instrumentación (ahora lo compondrían dos parejas) y derivando su estilo hacia un incipiente rockabilly. Esto se demuestra en su tema instrumental "Oklahoma stomp" (1955), grabado para el sello Joyce, una modesta discográfica de Misouri regida por Eddie Acon, el cual la había llamado así en honor a su hija. Especializada en country, cuando los Dakota Roundup pasaron por allí, en su continuo peregrinar no dejó pasar la oportunidad de registrar una grabación, y digamos que aun grabó otro disco de rock & roll, "Who goofed" (1956), por parte de una desconocida Cindy Hayes, antes de cerrar el negocio. En cuanto a los Dakota editaron también "Indian love call", un dueto de Ardis con Chuck Carson (escondido bajo el pseudónimo Krenz), un vaquero cantante que ya había dejado grabado "The little stinker" (1957). No tuvieron mucho éxito, pero al menos sirvió a Los Dakota para ser requeridos como teloneros de la estrella del country Rex Allen en su gira por el Medio Oeste norteamericano. Pero pronto Ardis decidió formar un conjunto hillbilly solo de chicas, Las Rhythm Ranch Girls, en la que estaba su compañera femenina de los Dakota, que no solo tocaban y cantaban, sino que hacían bonitas coreografías en minifalda. Eran atractivas (la mayoría) y con talento (todas) y encandilaron al público del club de Mineápolis en el que se habían hecho fijas, si bien sus conciertos en la radio no podían transmitir toda la fuerza y espectáculo de su directo. Ardis decidió seguir su carrera en solitario, donde su estilo alpino le había valido el cariñoso sobrenombre de The Yodeling Sweetheart ya desde sus primeros tiempos como cantante. Triunfò con "Selling chances" (1957), y siempre con su marido apoyándola en todos sus proyectos y componiendo para ella, volvió de nuevo un tanto hacía el rockabilly con "Baby doll" (1960), una canción editada por el sello Azalea, de Tejas y luego relanzada por discos Federal. Pero ni el género estaba en su mejor momento ni ella podía pasar ya por una jovencita rebelde (tenía 43 años ya) y volvió junto a los Dakota, que durante todo este tiempo habían seguido tocando por su cuenta. Con ellos de acompañamiento Ardis hizo el dueto high school "Just one kiss, kiss, kiss" (1963) junto a Terri Lynn (que ya había grabado su citado amigo Carson), que también pasó bastante desapercibido, y cansada, decidió retirarse del mundo del espectáculo. Murió en un asilo el año 2013 a los 94 años de edad. En cuanto a Carson, sin apenas éxito en el mundo de la canción, se marchó a vivir a California para trabajar en la marca de guitarras Fender. Pero no llevaba mucho tiempo allí cuando, en 1969, conduciendo por una zona montañosa, le sepultó un deslizamiento de tierras y, aunque sobrevivió, murió como consecuencia de las heridad.
Músicos: Jimmy Wells (acordeón), Gil Karsen (violín), Ardis Wells (voz y guitarra), Patti Williams (contrabajo), C. Wells (steel guitar), Terri Lynn (coros), Klem Kabobble y Cobby Corn.

martes, 26 de mayo de 2015

Jerald Boykin (Nashville, 1933 - Danville, 2013)

Nacido en un pequeño pueblo de las montañas rocosas, en Carolina del Norte (no en el esplendoroso Nashville de Tennessee), Boykin empezó a cantar música hillbilly desde muy joven. Fundó un terceto llamado The Three Ramblers que pronto se vieron actuando fuera del estado con gran aceptación por parte del público, acaparando siempre la atención Boykin por su imponente presencia. Derivando hacia el rockabilly grabaron en el sello Ozark el tema "If you call that love" (1958), una mala copia del "Folsom prison blues" de Johnny Cash que, por tanto pasó totalmente desapercibido (y que llevaba en la cara B una copia del "That´s all right mama" de Elvis), Aunque parecía que el componer no era lo suyo (no del todo cierto, los temas que dejaron inéditos eran muy superiores y no tan deudores a los astros del rockabilly) Boykin ya aparecía acreditado como cantante solista en detrimento de sus compañeros. Era una estrategia basada en la esperanza en encontrar el éxito con el único apoyo visible de los atributos físicos de Boykin, táctica que fracasó en seguida pues todos los chicos dejaron la música de forma profesional. Boykin se casó y se enroló en la Guardia Costera, siendo destinado a Virginia, donde murió, ya jubilado, a los 80 años de edad.
Músicos: Jerald Boykin (voz) y The Three Ramblers.

B.G. Ramblers (Toledo, h. 1962 - 1970)

Esta banda del norte de Ohio (Estados Unidos) se caracterizaba por dos cosas, su calidad instrumental y su sentido del humor que trasladaban a sus actuaciones. Tras encandilar a su público con música, chistes y una estética característica, grabaron en Detroit el disco instro "Exit stage left" (1963) para el pobre y breve sello local Sparkel. Pero la llegada arrolladora del mersey beat británico les influyó enormemente y su estilo se acercó al de los Beatles, hasta el punto que durante un tiempo su repertorio se compuso en buena parte de temas de estos. Ello tenía su parte bueno, pues fueron contratados por todo el país y por Canadá para hacer conciertos homenaje al grupo británico. En uno de ellos, en Florida en 1964, asistieron los propios Beatles, que les felicitaron y les propusieron ser sus teloneros. Increiblemente, rechazaron la oportunidad (ninguno de ellos recuerda porqué) y volvieron al Medio Oeste, donde aun grabaron un buen disco high school, "Get a little closer" (1965) e hicieron de grupo de acompañamiento de su paisana rockera Connie Little antes de disolverse. De ellos su guitarrista Bill Price se hizo agente de seguros, aunque todavía toca de vez en cuando, mientras que la mayoría del resto de la banda ha fallecido recientemente.
No deben ser confundidos con BG Ramblers, una banda de bluegrass que empezó en los años 70 y aun siguen en activo.
Músicos: Bill Price (guitarra). John Ahlfors, Jerry Ahlfors y Bob Koons.

Jerry Ross (Filadelfia, 1933)

Nacido en Pensilvania (Estados Unidos), desde muy joven se interesó por la música, aprendiendo a tocar la trompeta. Tras cumplir el servicio militar como radiotelegrafista estudio en la prestigiosa universidad privada Temple y empezó a trabajar en la televisión local, primero como técnico y luego como presentador, pues tenía voz y presencia. Así, cuando Dick Clark empezó su luego célebre programa televisivo de rock & roll "American bandstand" en 1956, contrató a Ross como el hombre que ponía voz a los anuncios comerciales. El contacto con las grandes estrellas del rock despertó el sueño tanto tiempo dormido de triunfar en la música de Ross, y empezó a componer y a tocar nuevamente, esta vez rockabilly, consiguiendo incluso grabar un single, "Everybody´s tryin´" (1959) en el modesto sello Murco. Pasó desapercibido, pero era la excusa perfecta para que su amigo Clark le invitase a cantar de vez en cuando en su paralelo programa de radio. Pero para los años 60 estaba claro que no iba a triunfar, y abrió un negocio de promoción y producción discográfica a la vez que siguía componiendo. Sus primeros grandes logros en el negocio fueron "Sunny" (1966) de Bobby Hebb (número dos de las listas) "I´m gonna make you love me", que grabó su grupo de pruebas Jay & the Techniques, pero que The Temptations o Las Supremes llevarían a lo más alto de las listas de éxitos. Los Techniques sí triunfarían con "Apples, peaches, pumpkin pie" (1967), un tema soul también producido por Ross que llegaría al número seis de las listas, pero poco después de ello se disolvieron. Ross fundó entonces los sellos discográficos Heritage (1968) y Colossus (1969), que lanzaron a un breve estrellato a grupos como George Baker Selection  ("Little green bag") o The Shocking Blue (números uno con su tema "Venus"). Luego entró a trabajar en discos Motown, donde se le editó un álbum de pedante rock sinfónico llamado "The Jerry Ross symposium" (1972). A día de hoy todavía sigue trabajando como compositor, arreglista y productor.
No debe ser confundido con el otro famoso compositor llamado Jerry Ross, el cual en su corta vida (murió en 1955 a los 29 años por complicaciones de una bronquitis) tuvo tiempo de escribir obras maestras como "Rags to riches", para Tony Bennett, o "Hey there" para Rosemary Clooney.
Músicos: Jerry Ross (voz, piano y trompeta) y la orquesta de Claus Ogerman.

lunes, 25 de mayo de 2015

Chuck Edwards (Pittsburgh, 1927 - 2001)

Nacido en el norteamericano estado de Pensilvania, Charles Edwards Edwins, empezó a tocar la guitarra desde niño y para cuando tenía veinte años ya era músico profesional. Se unió a la orquesta de rhythm & blues de Sonny Thompson, con el cual tocó en el disco "Harlem rug cutter" (1950), editado por discos King, pero poco después prefirió iniciar una carrera en solitario, editando "Bong gone" (1954) en Duke Records. Girando un tanto su estilo hacia el rock & roll, adoptó como nombre artístico su diminutivo de Chuck Edwards, editando ahora temas como el du-duá "Just for a day"(1956) o "Let´s rock" (1957), que sin embargo no tuvieron éxito. En el sello Alanna grabó "If I were a King" (1959), entre cuyos coristas estaba la futura estrella Ben E. King, pero de nuevo el disco pasó desapercibido y Edwards se tuvo que poner a trabajar en una acerería para completar los ingresos de sus actuaciones en clubs locales y en sesiones de grabación de pequeñas discográficas independientes. Ahorró lo suficiente para formar su propio sello, Rene, llamado así en honor a su mujer Irene, dedicado principalmente a auto-editarse sus propios temas pero también dando oportunidad a otros jóvenes rockeros locales, como Phil Lipari y su "Please come back" (1962), con el propio Edwards tocando la guitarra. Fue este un fracaso de ventas y Lipari desapareció de escena para siempre, debiendo ser el mismo Edwards con su "Shake, baby shake" (1964), muy popular en los bailes locales, con "Do right baby" (1965) y sobre todo con el exitoso instro "Bullfight" (1966) el que sacase económicamente adelante el proyecto. Incluso se permitió grabar "Sweet, sweet love" (1967), en discos Kapp, y abrir una filial de Rene, Punch Records (Discos Puñetazo), cuyo símbolo era un guante de boxeo golpeando. Tras dar una oportunidad, frustrada, a María Sacco y su "Rock´n´roll postman" (1968), Edwards se pasó al northern-soul, triunfando nuevamente con "Downtown soulville", que incluso se vendió bien en Inglaterra. Descuidó, cansado, sus discográficas, y se centró en tocar en directo y en abrir una tienda de discos hasta que decidió cambiar de aires, llevándose a su mujer y a sus hijos a California. Allí vivían en un motel y allí formaron el grupo familiar de soul The Edwards Generation, que grabó el single "The school is in" (1972) y un álbum en 1976, consiguiendo cierta popularidad e incluso aparecer en televisión. Luego Edwards siguió tocando por clubs, volviendo al blues de sus raices, mientras sus hijos creaban el grupo Movin´. Edwards aun editó un single, "Oh la, la, la" (1983) y un LP, "Back again" (1994), antes de jubilarse y volver a su ciudad, donde falleció poco después a los 74 años de edad.
Músicos: Chuck Edwards (voz y guitarra) y The Five Crowns (coros).