viernes, 4 de diciembre de 2020

Larry Good (Kansas City, 1932 - David City, 2010)

Nacido en el Norteamericano Estado de Misuri, durante su época en el instituto desarrolló dos importantes aficiones para las que desarrolló talento: la música country y el beísbol. Hasta tal punto fue bueno en esta última faceta que le captaron los del importante equipo de los Cubs, de Chicago, donde estuvo jugando profesionalmente algunos años. Pero finalmente se impuso la música, y empezó a tocar en clubs, derivando a finales de los años 50 su estilo hacía el rockabilly, tal y como demuestra su primera grabación, "I'm not ashamed to cry" (1958) en el modesto sello Rose. Por cierto, que esta canción aparecía en un single compartido con un artista rockabilly llamado Abe Heape ("Short fellow blues") que al año anterior ya había editado "I only want a buddy, not a sweetheart", en esta ocasión a medias con un tal Graham Edwards ("Stay close to me"), igual de desconocido que él. El caso es que Good terminó fichando por el modesto sello local R, donde editó una serie de buenas canciones, entre las que destaca "Pick up your hammer" (1960) o "Each time" (1962). Pasaría a discos Brass, donde editaría "There´s the blues" (1964), pero la falta de éxito le hizo volver sin más remedio a actuar en vivo sin parar, recorriéndose todo el páis. Finalmente decidió fundar su propia discográfica, Lari-Jon, que desde 1967 hasta finales de los años 70 editó multitud de discos de música country, incluyendo algún álbum del propio Good. Fue un artista muy respetado en el mundo del country, apareciendo incluso en el legendario festival radiofónico Grand Ole Opry, y fue telonero o acompañante de algunas leyendas del género. En los años 80 se estableció en Nebraska, donde presentó un programa de country en la televisión local, que tuvo mucha audiencia en ese Estado y que duró hasta los años 90. Good falleció a los 78 años de edad.
Músicos: Larry Good (voz), The Countrymen, The Good Times y The Rosebud Orchestra & Chorus.