jueves, 29 de enero de 2015

Sonny Flaharty (Dayton, 1932)

Nacido en Ohio, su tío Jack Elliott era un buen músico que le inculcó el amor por el country y que incluso se lo llevaba con él a algunas actuaciones en bares cuando Sonny solo era un niño. Poco a poco empezó a salir al escenario, aceptando propinas a cambio de las canciones que el público pedía (su repertorio empezaba a ser ya enorme), y para cuando tenía catorce años ya había hecho tantos conciertos benéficos y profesionales por todo el estado que, como él dice con su provervial humor, ya entonces podría haberse jubilado. Consiguió un programa en la radio local, en 1957, ya habiendo girado su música hacía el rockabilly, y poco después grabó su espléndido "My baby´s casual" (1958) en el modesto sello Spangle. No es que fuera un éxito tremendo, pero le sirvió para ser fichado por discos Epic, que le publicó "Heartbreak station" (1960), un tema high school que buscaba la comercialidad y que fracasó en este aspecto. Se fue entonces a discos Huron, donde continuó en esta linea, haciendo la balada romántica "Mistery of love" (1961), con el twist "Teenage war chant" en la cara B. Pasó a Decca, una compañía de mayor enjundia, donde siguieron girando la tuerca de su talento, buscando un gran éxito que no se dilataba más allá de Ohio a base de exprimir las modas, en este caso haciendo un fresco tema playero llamado "Please don´t wear that bikini" (1962). Para entonces ya era posiblemente el mejor músico y más reconocido de la zona, fijo del prestigioso club Coconut donde llegó a grabar un sorprendente disco en directo, "Coconut stomp", en un sello que el propio Flaherty se inventó única y exclusivamente para la ocasión: PAQ. Empezó a no importarle tanto la fama nacional como hacer lo que realmente le gustaba (por más que a los temas citados no les falte calidad) y pasó por algunas discográficas más independientes volviendo al rock & roll, como en "Hurricane" (1963) o en su versión del "Whole lotta shakin´" (1964). Con semejante bagaje no es de extrañar que fuese él el elegido como telonero de los Rolling Stones en alguno de sus conciertos en su primera gira americana. Pero como en casi todo el mundo, su estilo evolucionó con los tiempos y se enroló en un grupo llamado The Mark IV, que con su presencia pasó a llamarse The Mark V girando hacia la psicodelia radicalmente. Grabaron el tema "Hey conductor" (1967) en el sello Counterpart, que, cuando se la reeditó con más medios la discográfica Philips (ahora acreditándoles como Sonny Flaharty & the Mark V) se convirtió en número uno en Dayton, se vendió muy bien en todo Ohio, se oyó en la radio nacional y recibió magníficas críticas. Sí no subió más fue por sus dobles sentidos sobre el consumo de drogas (jugando con los dos significados de la palabra "viaje"), lo que hizo que Philips, temerosos tras servir de banda sonora de una película underground sobre porreros, no la publicitara más. Esto y los diferentes egos del grupo hizo que Flaharty se separara de ellos y, con nuevos músicos a su espalda, pasara a llamarse The Sonny Flaharty Aplication, otra de esas experiencias lisérgicas de aquellos tiempos, llegando a grabar como tales el single "I´m not the man" (1969). En esta época Flaharty también estuvo implicado en un grupo garajero, bastante bueno, llamado Tom & the Tempests, seguro que produciendoles y posiblemente tocando con ellos, pero como artista en solitario siguió su ascenso al colorido paraiso hippy en temas con letras que lo dicen todo, como "A child shall lead" (1971), "Love, peace & music" (1972) o "Thank you Stanley" (1973). Por fortuna volvió poco a poco al redil, y aunque siempre le quedó un regumello folk, empezó a hacer country, trasladándose a su Meca, Nashville, donde consiguió un programa televisivo local en 1982. Allí sigue viviendo, componiendo y grabando con calidad, como demuestra "Old stray dogs...like us" (2014).
Músicos: Sonny Flaharty (voz, armónica y guitarra), The Young Americans, The Mark V, The Grey Imprint y la orquesta de Edward H. Labunski.

miércoles, 28 de enero de 2015

Sarg Records (Luling, 1953 - 1973)

Charlie Fitch nació en Hallettsville (Tejas), en 1919, y se alistó en las Fuerzas Aéreas norteamericanas, sirviendo como ametrallador de cola y electricista en un cazabombardero durante la Segunda Guerra Mundial. En una de las misiones, en 1944, fue derribado y estuvo prisionero de guerra hasta el final del conflicto, en 1945. Al volver sirvió como mecánico (arreglando no solo los sistemas de radio, sino también los fonógrafos) en una base aérea hasta que se licenció en 1950. Entonces se trasladó a vivir a Luling, pues estaba recién casado con una chica de esta localidad tejana. Allí abrió una tienda de reparación de radios, gramolas y fonógrafos, con sección de venta de discos, en la parte delantera de su casa (Calle Davis Este, nº 311). Consiguió la exclusividad de la instalación de jukebox en la zona en un momento crucial, y el negocio prosperó. Ello le obligaba a viajar por la región de bar en bar, lo cual hizo que se conociese en poco tiempo a todos los músicos que actuaban en el duro circuito de garitos tejano sin muchas posibilidades de poder grabar un disco. Tras ejercer también como organizador de más conciertos (trayendo a su ciudad a estrellas del country como Faron Young o Webb Pierce) y como pincha-discos en una emisora local, se le ocurrió la genial idea de fundar su propia discográfica, grabando a los músicos que conocía y poniendo sus discos en sus propios jukebox, acaparando el mercado en una jugada maestra. Así es como nació la discográfica Sarg, llamada así porque había alcanzado el grado de Sargento y era así como mucha gente le llamaba. El debut como tal lo hizo con la comercialización del tema country "Korean love song" (1953), de Neal Merritt, pero uno de los mayores hitos de este pequeño sello lo dió al registrar la primera grabación de la luego gran estrella del country Willie Nelson, pues era el guitarrista entonces de Dave Isbell & the Mission City Playboys, que grabaron allí e 1954. También fue Fitch, con una gran vista para descubrir nuevos talentos, el primero en grabar a Doug Sahm, en su "A real american Joe" (1955) cuando este solo tenía once años. A partir de aquí no solo hará country, western-swing o polkas, sino que se especializará más en rock & roll y rockabilly, destacando en este aspecto no solo a Sahm, sino a Al Urban, The Moods, Dick Fagan, The Downbeats, Harmon Boezaman, Eddy Dugosh, The Midnighters o Larry Nolen, por citar algunos. Pero su mayor éxito llegará tarde con el fabuloso instro "Diamond back" (1964), de Cecil Moore. Resulta poco menos que increíble como prácticamente un solo hombre pudo sacar adelante la edición de 150 discos, algunos de ellos con relativo éxito desde una empresa prácticamente casera (no tenía ni logotipo), demostrando además una fidelidaqd a prueba de bombas a la buena música, antes de cerrar debido al fin de su chollo con las jukebox, y a la profunda crisis de principios de los años 70 en todo tipo de negocio. Los Fitch se mudaron y la casa-estudio-negocio quedó abandonada y comida por la floresta hasta que se vino abajo. Fitch murió en Luling en el año 2006 a los 87 de edad, y en homenaje a su gran labor se hizo un documental sobre él y su discográfica llamado "Sgt. Fitch: The legacy of Sarg Records".

martes, 27 de enero de 2015

Connie Dycus (Searcy, 1930 - Flint, 1978)

Nacido en Arkansas, tanto él como su hermano Lloyd, apodado Rocky, se aficionaron a la música country, y tocaron en fiestas de pueblo o privadas, pero necesitados de trabajo decidieron viajar a Michigan, donde se requería trabajo en la entonces próspera industria del automóvil. Arribaron a Flint, donde consiguieron trabajo en la fábrica de General Motors, actuando con regularidad en las fiestas de la empresa y en la radio, evolucionando su estilo hacia el rock & roll. El cantante hillbilly Jimmie Minor, a la sazón también trabajador en GM, que se estaba abriendo paso en la música, no solo como cantante sino como productor, y que además era paisano de los Dycus, le gustó lo que oyó de Connie y se lo llevó a discos Mercury para grabar el single rockabilly "Rock-A-Bye baby rock" (1958). No tuvo mucho éxito debido a que apenas se le promocionó, y ya a partir de aquí siempre grabaría en sellos independientes, como el western swing "Same old thing" (1959) en el modesto sello Poor Boy o el high school "I know", que inauguraba discos Colt 45, de breve vida (Rocky seguiría tocando, ya sin su hermano, pero rara vez de forma totalmente profesional. Se casaría y tendría un hijo que moriría a los 16 años en accidente de tráfico). A principios de los años 60 Connie consiguió un programa propio en la televisión local de Flint cinco días a la semana, acompañado casi siempre por un grupo llamado Los Country Cut Ups (algunos de los cuales eran compañeros de fábrica), lo cual le convirtió en una celebridad en la localidad. Aun así, siguió grabando temas en pequeñas discográficas, como el rock & roll "I´ll be untrue" (1963) en Greenlays, el country "I can´t forgive myself", en H&K records, o el fantástico rockabilly repleto de buen humor y toques instrumentales country "Jake legged preacher" (1969) en discos Cathay. Nunca triunfó como merecía y aunque siguió tocando la verdad es que cayó en el olvido una vez que su programa televisivo fue cancelado. Se empezó a recuperar su figura de pionero del rockabilly y compositor, editándosele un álbum recopilatorio de sus viejos temas, "Let ole lonesome in" (1977), grabados de nuevo, pero por desgracia Connie falleció poco después víctima de un infarto, muy joven, con solo 47 años de edad, dejando mujer y una hija. Su hermano Rocky moriría poco después.
Músicos: Connie Dycus (voz y guitarra acústica), Hugh Tinnin (guitarra acústica), Ellis Buz Butler (dobro), Jerry Bradley y Ron Scott (steel guitar), Rocky Dycus, Ed Landford, Jim Gill, Bill Simmerson, Hal Tinnin y Harley "Cotton" Tinnin.
Gracias a: themusicmuseinterview.blogspot.com

Ramsey Kearney (Boliver, 1933)

Nació en el norteamericano estado de Tennessee y desde muy niño tuvo claro que quería triunfar en el mundo de la música. Haciendo hillbilly ganó un concurso para jóvenes talentos de su pueblo, y ello le llevó hasta una emisora de Jackson, donde consiguió un programa propio, ganándose el apodo de The Dixie Farmboy (El granjerito sureño), pues solo tenía quince años. Haciendo su programa estuvo de 1948 a 1952, y en él actuó con frecuencia el entonces desconocido chico local Carl Perkins. Luego se trasladó a vivir a Memphis, donde se enroló en el grupo hillbilly Snearly Ranch Boys y donde también consiguió un programa en una emisora local. En 1953 empezó a hacer el servicio militar, pero durante un permiso grabó tres canciones en los entonces novatos, y ahora míticos, discos Sun, aunque por desgracia no llegaron a ver la luz. Cuando se licenció de la mili se trasladó a Nashville, pero allí por poco se muere de hambre por falta de trabajo, así que se instaló en Knoxville, donde se tuvo que poner a trabajar como vendedor de coches usados a la vez que redondeaba ingresos haciendo sintonias para la radio local. Poco a poco volvió a tocar, habiendo derivado su estilo ya hacía el rockabilly, como demuestra su tema "The Cat bug bit", que no salió a la luz en su momento. Pero fue su composición "Emotions" (1957), una balada que colocó a Carl Smith (y que luego grabaría con más éxito Brenda Lee) lo que le devolvió a la palestra y le permitió volver a Nashville ya con cierto renombre, consiguiendo bastantes actuaciones en clubs locales. Tras grabar un tema en el sello Glenn, "With my back to the wind" (1959), fichó por el sello Hickory en 1961, donde grabó algunos buenos temas entre los que destacan el dueto con el matrimonio Carrigan "El Diablo", el rock & roll "Thinking about you" (1962) o la balada country junto a Tommy Stough "Take a walk in my shoes" (1963). También se dedicó a hacer maquetas que servirían como prueba para que estrellas de la música supieran si una canción les gustaba o no, un trabajo que al contrario que a otros que les parecía rebajarse, a Kearney siempre fascinó. En base a estó fundó la discográfica Nashco, especializada en este tipo de trabajos, contratando a letristas o músicos con los que compartía las posibles ganancias si un tema se vendía con éxito. Generalmente se dedicó a la música country sin demasiado éxito, hasta que aceptaron como letrista a John Trubee, un conocido bromista radiofónico. Este le cambió la letra a "Peace & love" para convertirla en la lisergica e hilarante "Blind man´s penis" (1976), es decir, el pene del ciego (en parte sobre Stevie Wonder), y por increible que parezca (o no tanto si tenemos en cuenta su gran sentido del humor) Kearney la grabó (eso sí, escondido bajo el pseudónimo Will Gentry) y la convirtió en su tema más popular y en el poema-cantado (como se llamo durante un tiempo esa forma de cantar recitando) más famoso del país. Fundó también el sello Safari, donde grabó el excelente cuasi-rockabilly "Gold bottle" (1976) y donde editó un homenaje al recién fallecido Presley, "Merry Christmas Elvis" (1978), en boca de Michelle Cody, y que algunos consideran una de las peores canciones de la Historia (no es para tanto). Luego Safari editó otros discos, ya con él mismo Kearney cantando country de mayor calidad, como "It´s time to go" (1984) o "Your world" (1985). Luego, animado por tanta actividad, empezó a editar álbumes llenos de temas perdidos o nuevos en Nashco, casi todos de música country, y en eso sigue. Kearney, gran músico y mejor persona que hubiera merecido mayor reconocimiento mundial, saltó a los periodícos locales últimamente por las denuncias de los típicos vecinos amargados, incapaces de apreciar las hilarantes gracias de su mono, el inigualable Marty.
Músicos: Ramsey Kearney (voz y guitarra), Harold Bradley, Fred Carter Jr. y Grady Martin (guitarra), Jim Isbell (batería), Floyd Kramer (piano) y The Jordanaires (coros).

domingo, 25 de enero de 2015

Wanderléa (Governador Valadares, 1946)

Wanderléa Charlup Boere Salim, aunque de ascendencia libanesa ella ya nació en Brasil, trasladándose con su familia a Río, cuando ella tenía nueve años de edad, en busca de mejores oportunidades. Pero se toparon de bruces con la crónica violencia de las grandes ciudades cariocas cuando, al poco de instalarse, su hermana murió víctima de una bala perdida. Wandarléa se refugió en la música y tenía solo diez años de edad cuando ganó un concurso radiofónico para jóvenes talentos. De ahí en adelante no le faltaron actuaciones (teniendo que pedir autorización especial al juez cada vez, pues era menor de edad), pues nadie quería perderse a esa niña que cantaba rock & roll con semejante desparpajo, pero no fue hasta su adolescencia que grabó su primer disco, "De o fora" (1962). Empieza a hacer frecuentes apariciones en televisión y allí conoce a Zé Renato, el hijo de un famoso presentador, y se enamoran. Pero la tragedía vuelve a golpear su vida cuando él tiene un accidente de tráfico que le deja parapléjico y, para no ser un lastre en su vida, la deja. Wanderléa ficha por CBS, que le edita una serie de álbumes que la convierten en estrella de la canción carioca, destacando sus primeros temas como "Meu anjo da guarda" (1963) y otros twists, el tropical "Exercito do surf" (1964) o el alegre beat "Sera voce?" (1965), si bien minando progresivamente su espíritu rockero convirtiéndola en una cantante ye-yé primero, y luego en una baladista. De hecho es significativo que el mayor éxito de su carrera fuese "Ternura" (1968), una orquestada canción romántica que le daría el mote de Ternurinha. Pasará a presentar el mítico programa televisivo "Jovem guarda", del que se convertirá en musa, teniendo en esta época tiene un breve romance con Roberto Carlos, con el que grabará alguna canción e incluso haría alguna película, aunque terminará casándose con el guitarrista chileno Lalo California. Pero poco después, ya en 1982, su hijo Leonardo, de solo dos años de edad, se cae a la piscina mientras montaba su triciclo, y se ahoga. La depresión que portaba desde niña y que se fue agravando se torna ahora insoportable y Wanderléa entra en una grave y ultra-medicada crisis de la que saldrá, aparentemente, a finales de los años 80. Vuelte a triunfar gracias a "Te amo" (1992), el tema principal de una popular telenovela, pero entonces muere su padre, y luego, víctima del SIDA, su hermano en 1996. Para rematar se le detecta un cáncer del que parece haber salido con bien, y sigue cantando en televisión y festivales nostálgicos.
Músicos: Wanderléa (voz), Renato e seus Blue Caps y The Jordans.

sábado, 24 de enero de 2015

Larry Nolen (Bandera, 1933)

Nació en un pueblecito vaquero, de Tejas en el seno de una familia muy humilde, pero solo 14 días después del feliz alumbramiento el padre falleció en accidente de tráfico. Así que la madre se fue a vivir a San Antonio con el pequeño Larry y sus seis hermanos. Allí, uno de los mejores amigos durante la infancia de Larry fue Gene Jacoby, un niño que le enseñó a tocar la guitarra y que tocaba en el grupo familiar hillbilly The Jacoby´s Mountain Rhythm Band, liderado por la madre de los Jacoby. Nolen fue un alumno tan aventajado que a los doce años lo incorporaron al grupo, ya que Gene y su hermano Gilbert habían pasado a liderarlo como cantantes, acreditados como Boy & Gene o como los Jacoby Brothers, y el resto de la banda quedaba como mero grupo de acompañamiento. Como tales ficharon por el sello TNT, que les editaron un par de buenos singles, entre los que cabe destacar el tema "Cannonball" (1953). Uno de los que los vió actuar fue Smiley Lewis, uno de los cantantes de western-bop más importantes de Tejas (y que no hay que confundir con su homónimo, el cantante de rhythm & blues y R&R de Nueva Orleans), y reconoció a primera vista el talento de Nolen, fichándole de inmediato para su grupo, The Texans (donde también estaba el luego rockero Doug Sahm). Estos, aparte de multitud de conciertos, tenían un programa de radio en San Antonio y un día que hubo una tremenda ventisca no pudo presentarse ninguno excepto Nolen, que era el que vivía en la ciudad. Así es como se vió obligado a hacer una actuación en solitario que impresionó a unos oyentes que querían saber más del joven. Esto derivó en que se convirtiese en cantante solista de Smiley Lewis & the Texans, pero no pasó mucho tiempo antes de que empezase su carrera en solitario, junto a su recién creado conjunto, un grupo de vaqueros llamado The Bandits, entre los que estaban los ex-Texans hermanos Baca. Su western-swing era de lo mejor que se había oido dentro del género, y le llovieron actuaciones, no solo en ferias del condado y rodeos, sino también en los dos grandes festivales radiofónicos del momento: Grand Ole Opry y Lousiana Hayride. Fichó por discos Sarg, donde grabó grandes temas como "Hillbilly love affair" (1954) o "High and dry" (1955) y apareció en televisión e incluso en algunas películas, y llegó un día en que se vio teloneando a un principiante llamado Elvis Presley. Aquello le sirvió para recibir el empujón evolutivo que le faltaba y convertirse al rockabilly. Cuando fichò por discos Starday grabó temas como "Ship ahoy" (1956), pero su "King of the ducktail cats" (1957), es decir, Rey de los rockers con tupé, es más significativo de este momento. Se trata de un tema rockabilly que su amigo Gene había grabado el año anterior de forma más animada bajo el título "Duck tail cat", pero que los del sello Marathon, por un lio de derechos mezclado con una jugarreta, editaron falsamente acreditado a Dan Virva & the Flying D Ramblers. Pero tampoco en Starday trataron como se merecía a Nolen, pues se vió pronto haciendo de músico de estudio para prácticamente cada uno que pasaba por allí, truncandose de manera definitiva su carrera rockera mientras que los Bandit se disolvían. De ellos Junior Pruneda se incorporaría a Los Trobadours, la banda de Ernest Tubb, y Kermit Baca tocaría un tiempo para gente como Rudy Grayzell o Hank Thompson hasta que su hermano Gil le incorporó a su nueva banda familiar de polkas, con la que no les faltaron actuaciones. Mientras tanto Nolen pasó por varias discográficas independientes sin éxito alguno, pero no por falta de calidad de temas como "Hey Mr. Heartache" (1958), "Misty Windows" (1959), "Part time man" (1960), "What heartbreak really means" (1961) o "Ramblin´ rose" (1962), pero su manera de ganarse la vida a partir de ahora fue tocando para algunas de las más grandes estrellas del country, destacando su asociación con George Jones, con el que le une una estrecha amistad desde que se liaron a palos nada más conocerse, en un bar. También grabó algún disco más en pequeñas compañías discográficas independientes de country, como "Just enough to ease the pain" (1976) o "Detour" (1977). Con lo ganado, pudo Nolen hacer realidad su sueño de comprarse un rancho, donde además montó su propio estudio de grabación, llamado en honor a su primer conjunto propio, Bandit, donde aun graba música country. Ha tenido siete hijos, de los cuales dos han heredado el talento musical y otro, pobre, al no recibirlo, se ha tenido que dedicar a hacer rap. Gilbert Jacoby murió en 1992, a los 65 años de edad, y su hermano Gene en 1997 a los 66. Gil Baca, que siguió haciendo polkas hasta el fin, murió en el año 2008 a los 83 de edad. Su hermano Kermit había muerto joven en 1989, a los 58.
Músicos: Larry Nolen (voz y guitarra), Charlie Harris y Jerry Robinson (guitarra), Bobby Baker y Slimbo Mills (contrabajo), Gerald Carnes, Ricky Aguirre, Kermit Baca y Johnny Bush (batería), Frank Klein Jr., Joe Junior Pruneda y Herby Remington (steel guitar), Rusty Hornbreak (violín), Greg Manus (acordeón), Gil Baca (piano), Glenn & Jody The Singing Buddies (coros) y Frenchie Arcenax.

viernes, 23 de enero de 2015

Herbie Duncan (Kansas City, 1937 - Olathe, 2009)

Nacido en el norteamericano estado de Misuri, Herbert S. Duncan se convirtió en su adolescencia en un gran aficionado al rockabily. Se lanzó a cantarlo y tocarlo sin tener apenas nociones técnicas, pero suplía esas carencias con un entusiasmo sin límites y una buena imagen. Sus conciertos, primero en bailes de instituto o fiestas de pueblo, causaron sensación por un salvajismo en escena fuera de lo normal, que hacía pensar a más de uno que estaba loco. Fue fichado por el sello Mar-Vel, de Indiana, acaparador de personajes de esta índole, donde hizo el tremendo y sin concesiones single rockabilly "Hot lips baby" (1958), donde su voz temblorosa imprimía más carácter a un par de temas cuya originalidad no era su fuerte, sino su brutal potencia y electricidad rockera. Iba acompañado de un grupo hillbilly llamado Red Wells & his Caravans, que hacía las labores de conjunto oficioso del estudio, y que grabó junto a otros proyectos fracasados de la casa como la cantante country Mona Kerry. Cuando Mar-Vel cerró fue uno de los músicos de confianza de la casa que siguieron en su continuación, Discos Glenn, grabando ahora "Escape" (1959) y "That´s all" (1960), otros dos buenos discos, aunque ligeramente más moderados, donde de nuevo se hace evidente las malas grabaciones que hacía Glenn. Las ventas fueron pocas y Duncan trató de sobrevivir en el mundo de la música girando hacia el country y estableciéndose en el gran escaparate del género, Nashville. Allí tocó en clubs e incluso grabó un par de singles más, como "Empty feelings", en el modesto sello Shady Hill, o "Night time" (1967), en Ambassador. Pero no tuvo mucho éxito y en los años 70 se tuvo que poner a trabajar de camionero, recorriendo el país sin descanso. Se casó y se fue a vivir a una caravana, en Kansas, con su mujer, y allí fue encontrado, en 1986, por el adolescente Deke Dickerson, que quedó impresionado con su magia e indomable espíritu rocker. Dickerson fundó un club de fans de Duncan, del que ha sido presidente hasta el día de hoy, ya convertido en una de las grandes estrellas mundiales del rockabilly. Pero ello de poco le sirvió a Duncan, que languideció sin que se le reconociesen sus méritos hasta el día de su muerte, a los 71 años de edad.
Músicos: Herbie Duncan (voz y guitarra rítmica), The Original Hurricanes y Red Wells & his Caravans.

jueves, 22 de enero de 2015

Renato e seus Blue Caps (Río de Janeiro, 1959)

Los hermanos Barros, Renato y Paulo y Edson, eran tres jóvenes brasileños aficionados al rock & roll del vecindario de La Piedad, en Río. Así, cuando formaron su primer grupo, lo bautizaron como Bacaninhas do Rock da Piedade, que luego pasó a ser Rock Bacaninhas of Mercy. Consiguieron una actuación en una emisora de radio local, que resultó tal desastre que decidieron, desde entonces, dedicarle más empeño y profesionalidad, contratando además a algunos músicos profesionales. Además, dado que se habían encontrado con cierta censura de organizadores de fiestas y patrocinadores de radio al hacer mención de la Virgen junto al pecador rock & roll en su nombre, se lo cambiaron a Renato e seus Blue Caps, en homenaje a la mítica banda de Gene Vincent. Volvieron al mismo programa de radio donde habían hecho el ridículo un año atrás y ahora sí causaron sensación con su versión del "Be-bop-a-lula" del citado Vincent, ganando el primer premio. Tuvieron tal aceptación entre la juventud que pronto dieron el salto a la televisión. Eran en ese momento, casi con total seguridad, el mejor conjunto de ritmos modernos del Brasil, y fueron reclamados por multitud de nuevos artistas para que fueran su grupo de acompañamiento, sobre todo en sus labores de estudio (Renato también compuso para otros grupos, como Os Adolescentes). Así, destacan su debut con el grupo de du-duá Los Teenagers (1960), su R&R "Minha querida" (1961) con Tony Billy (un rockero de Niteroi que desapareció del mapa tras el fracaso de este su único disco y que se dedicó entonces a la carpintería) o sus twists con Reynaldo Rayol o Cleide Alves. Pero como grupo independiente de verdad, su primer single fue "Vera Lucía" (1962), una composición de los Barros que ya fue todo un éxito, por lo que en seguida llegó su primer álbum, dedicado casi en exclusiva al twist. En ese momento se producen importantes cambios en la formación, yéndose incluso Edson para perseguir una carrera como cantante solista de gospel usando el nombre artístico de Ed Wilson, y siendo sustituido en infinidad de ocasiones por el luego célebre en el país, Erasmo Carlos. Habiendo fichado por CBS, los remozados Blue Caps revisarían clásicos del rock & roll carioca, como su versión del "Boogie do bebé" (1963) o de fuera, como los instros "Comanche" y "Fruit cake" (1964). Pero luego, tras hacer más apoyo para otros artistas (Wanderléa o Roberto Carlos) se pasaron a hacer versiones de los Beatles, como su "Menina linda" (1965), estancandose en su amor por ellos y empantanándose en hacer lo que dictara la moda, cambiando de paso también su estética con más frecuencia que una veleta cambia de dirección, pasando del R&R al pop, a la psicodelia, al ye-yé, etc... Con la llegada de la joven guarda musical se convirtieron en valioso grupo de acompañamiento de los nuevos cantantes, pero cuando este movimiento se diluyó como tal, los Blue Caps hubieron de seguir tocando casi toda clase de música en clubs por todo Brasil, aunque realmente nunca dejaron de grabar. En 1968 Paulo se va también para iniciar su propia carrera en solitario (destacar en ella un álbum de versiones de, una vez más, los Beatles), pero como no le fue todo lo bien que esperaba estuvo entrando y saliendo del grupo durante los años 70. En esta década se pasaron a la música disco y en los 80 a la nueva ola, siempre al sol que más calienta y ya sin recordar, ni de lejos, lo que era una blue cap. Paulo les deja nuevamente, y esta vez casi de forma definitiva, en 1989, y desde entonces el resto de Blue Caps ha hecho mayoritariamente discos recopilatorios, conciertos nostálgicos, programas de televisión, etc, todo ello sin jamás abandonar los escenarios, lo que les ha valido aparecer en el libro Guinness de los records como el conjunto más tiempo en activo de forma ininterrumpida. Edson formó en el año 2005 el conjunto de doo-wopp The Originals, junto a ex-integrantes de Os Incríveis (una banda de rock-pop que durante los años 60, cuando se llamaban The Clevers, habían hecho twist) y The Fevers (una banda instro especialista en acompañar a los artistas de la llamada joven guarda brasileña). Pero un cáncer de tiroides le obligó a retirarse de la música y falleció como consecuencia de ello el año 2010, a los 65 de edad.
Músicos: Edson Barros (voz), Renato Barros y Euclid (guitarra), Paulo César Barros, Pedro, Luiz Claudio y Amadeu (bajo y voz), Gelson, Claudio y Toni (batería), Roberto Simonal y Cid (saxo), Erasmo Carlos (voz), Renato Charles (guitarra rítmica), Mauro Motta, Marquinho y Darci (teclados) e Ivanilton (coros).

miércoles, 21 de enero de 2015

Little Jimmy Dempsey (Atlanta, 1937 - Owensboro, 1997)

Nacido en el sureño estado de Georgia, El Pequeño Jimmy fue un niño prodigio que cantaba y tocaba la guitarra desde tan tierna edad que a los cinco años ya aparecía en una emisora de radio local con regularidad haciendo música hillbilly. El portento, que para mayor mérito luchaba contra una grave enfermedad degenerativa de los huesos (que muchas veces a lo largo de su carrera le obligó a tocar sentado), fue llevado a espectáculos nacionales, donde llegó a hacer los números de apertura para alguna de las grandes estrellas del momento, como el humorista Bob Hope. En 1946 consiguió su propio programa radiofónico, en el que estuvo hasta 1948, y cuando salió ya no era el niño que encandilaba a todo el mundo, sino un adolescente en la edad menos atractiva para ser contratado como solista. Así que tuvo que ponerse a trabajar tocando para otros, destacando su inclusión en el grupo Longhorn Ranch Boys, que tocaba country por los bares de carretera. Su evolución rítmica siguió imparable a mediados de los 50, aficionándose al rockabilly y dejando la banda para comenzar una carrera en solitario dentro del género (y también tocando para otros maestros, como Jerry Reed). Fichado por el sello Fox, su estilo era el típico rockabilly del momento, pero salpicado de letras humorísticas y de doble lectura, como demuestra su "Bob Hop" (1958), referencia tanto a su mentor de infancia, el citado Hope, como a los nuevos ritmos de juventud. No estaba contento con la distribució amateur de Fox y decidió tomar el toro por los cuernos fundando su propia discográfica, JCD. Ahí se auto-edito el rockabilly "Prettiest baby in town" (1959) y el rock & roll "Gonna tell you baby", si bien quienes llevaban la voz cantante en los discos eran los solistas hillbillies Bill Leatherwood (que al año siguiente le iría muy bien en solitario con "The long walk") y Danny Roland. Tras grabar a otros artistas hoy olvidados (The Dees, Jimmy Haynes o Mildred Best) recibió una oferta para actuar en el famoso programa radiofónico country de Ernest Tubb, en Nashville, y hacía allí marchó. Haciéndose notar, fichó por el sello Starday, que le animó a grabar tópicos country como "Honky tonk world" (1959). Los resultados no fueron los esperados y dejó Starday, recalando en el modesto sello Janey, donde editó ahora el muy buen high school "One way love affair" (1961), uno de sus mejores momentos. Desde 1962 Dempsey, que seguió usando todo este tiempo el apodo de Little (Pequeño) a pesar de que ya estaba casado y con hijos, formó su propio trío musical, y retomó su proyecto JCD (grabando ahora a Tommy Tatum) pero finalmente decidió seguir como cantante solista. Fichó por la discográfica ABC, donde grabó el curioso y relevante tema instro "But first a words from our sponsor" (1966), es decir: "...pero primero unas palabras de nuestro patrocinador", que no dejaba lugar a dudas de que tanto su sentido del humor como su toque de guitarra seguían intactos. Llegaron otras piezas notables, como "Bessie was a good old cow" (1967), "Betcha can´t eat just one" (1968) u "Ode to Billie Joe" (1969), pero hacía mucho tiempo que su época había pasado y ninguno se vendió demasiado bien. Deambuló por el circuito de clubs hasta que se le presentó la oportunidad de presentar un programa sobre la música estadounidense en la televisión alemana. Al terminar consiguió su propio programa en una televisión local en 1968, y tras cancelarse aun grabó algunos discos en pequeñas discográficas, destacando el tema country, "We´ve only just begun" (1971) o el instro "I can see clearly now" (1972). Luego trabajó como músico de estudio y como productor (destacar su trabajo con Jerry Lee Lewis) hasta que decidió dejar la música en 1980 para retirarse a Kentucky a criar caballos de carreras. Su hijo Tim, que había tocado con él, fundó Legends Records, que no era sino una pobre distribuciòn de grabaciones caseras de su padre en el formato de cassette para gasolineras. Little Jimmy murió como consecuencia de su enfermedad osea cuando solo tenía 59 años de edad y su hijo Tim no mucho después, a los 53.
Músicos: Little Jimmy Dempsey (voz y guitarra), Tim Dempsey (batería), The Longhorn Ranch Boys, The Downbeats y The Cherokee Country Boys.

lunes, 19 de enero de 2015

Chuck Atha (Duluth, 1932 - Lawrenceville, 2004)

Nacido en el norteamericano estado de Georgia, Atha se apasionó por la música hillbilly desde su infancia. Cuando aprendió a tocar la guitarra de forma autodidacta sorprendió a familiares primero y a amigos después haciendo imitaciones de grandes cantantes de hillbilly. Luego formó el conjunto del género The Dixie Ramblers, junto a los hermanos Still, tocando en fiestas de pueblo o de colegio y haciendo alguna actuación radiofónica. Pero parecía ser el único que quería vivir de la música, y los chicos separaron caminos, enrolándose Atha en el conjunto Gid Tanner & the Skillet Lickers, hasta su ingreso en el ejército. Cuando se licenció volvió a casa y se casó, en 1952, y empezó a tener hijos. Pero era joven aun, y como tantos otros de su generación se pasó al rockabilly en cuanto lo escuchó, y grabó en el modesto sello Stars la canción "Ooh-Ee (What you do to me)" (1956), un genial rockabilly que todavía hoy suena fresco y que no recibió, y sigue sin recibir, la atención merecida. Tras trabajar para Bill Anderson un tiempo, grabó en Fox Records la balada "This love in my heart" (1958) que llevaba en la cara B el más animado rockabilly "Just me and my baby", pero de nuevo las ventas fueron pobres y Atha volvió a la carretera y a sus imitaciones. Tras actuar en algunas fiestas populares por el estado haciendo su número, llamó la atención del pincha-discos de Alabama Elmer Snodgrass, que le fichó para su grupo de acompañamiento The Musical Pioneers. Así es como Atha pasó a formar parte de esta troupe itinerante (llevándose con él a los Still) donde, entre otras atracciones, Snodgrass contaba chistes, donde actuaba el campeón nacional de violín Stanford Lee (que había tocado para Patsy Cline), donde cantaba una atractiva joven llamada Helen Farmer, y donde desde ahora él hacía imitaciones de estrellas del hillbilly para regocijo del entendido, en esas lides, público. Consiguieron finalmente un puesto fijo en una radio local, donde los domingos hacían gospel, y los sábados cantaban country de forma conjunta. Como se hicieron bastante populares en el Sur los de discos Decca les editaron un single, "Until today" (1960), que llegó al puesto número 30 de las listas country, y donde la voz principal la pone Atha. Tras tocar en el Grand Ole Opry, siguió "What a terrible feeling" (1961), pero esta vez las ventas fueron flojas y Decca prescindió de ellos. Poco después Snodgrass dejó la banda (moriría en 1970), la cual no tardaría en separarse. Lee tocó entonces para grandes del country y del rockabilly, incluyendo a Wanda Jackson, pero hoy solo toca en la iglesia donde su yerno ejerce como pastor protestante. Atha, por su parte, siguió cantando hillbilly en el circuito de clubs sureño durante los años 60, llegando a grabar un par de postreros discos en modestísimos sellos, entre los que destaca el tema "Lips that lie" (1966). Finalmente aceptó un trabajo más convencional, como reparador de electrodomésticos, pero a la vez tocaba los fines de semana, guitarra y bajo, en el Club Cactus, de Atlanta (acompañando a los grandes artistas del country que pasaban por allí). En 1974 consiguió un empleo liderando la banda oficial del club Silver Saddle, de Decatur, empleo en el que estuvo hasta su cierre en 1994. Tras recibir multitud de homenajes a su carrera, falleció como consecuencia de un infarto a los 72 años de edad.
Músicos: Chuck Atha (voz y guitarra), Bob Still y Gene Still (guitarra), David Jones (piano y guitarra), Paul Aiken, Stanford Lee y Elmer Snodgrass (violín) y Helen Farmer (guitarra acústica y coros).

John Zacherle (Filadelfia, 1918)

Hijo de un cajero de banco, Zacherle nació y creció en Pensilvania (Estados Unidos), donde consiguió una licenciatura en filología inglesa. Se alistó para luchar en la Segunda Guerra Mundial, sirviendo en Africa y Europa y saliendo sano y salvo con el rango de Mayor. De vuelta a casa se unió a una pequeña compañía teatral llamada The Stagecrafters con la que trabajó durante años sin destacar apenas, pero en 1954 fue contratado por un canal local de televisión como extra para todo, interpretando cualquier papel que se le ordenase, pero obteniendo al fin mayor protagonismo en una serie del Oeste, "Action in the afternoon", donde por su aspecto lánguido y delgado, fue traspasado al papel del enterrador, con el que tuvo mucha aceptación. Así es que cuando estudios Universal decidió pasar por televisión todas sus obras maestras del cine de terror de los años 30 y 40, en un programa llamado "Shock Theatre" (1957), se contrató a Zacherle como el terrorífico presentador de voz de ultratumba de cada film. En un recurso luego muy copiado, interpretaba el papel de Roland, un funerario maquillado como un muerto, que vivía en una cripta con su mujer y un ayudante llamado, como no, Igor. Muchos de los gags cómicos introductorios eran tan buenos que se han mostrado imperecederos y han aparecido casi en cualquier parodía del cine de terror desde entonces, por lo que, junto a las genialidades fílmicas proyectadas, no es de extrañar que en su momento el programa tuviese un éxito tremendo. Zacherle se hizo muy famoso, apareciendo como invitado habitual en el popular programa nacional de Dick Clark. Este (y, con más convencimiento, las hijas adolescentes de amigos) le animó a diversificar sus vías de expresión, y así es como Zacherle grabó el rock & roll "Dinner with Drac" (1958), en discos Cameo, primera muestra de rock-horror de la Historia donde se mostraban ya todas las características del pseudo-género: Letras terrorífico-cómicas (más narrada que cantada), gritos y aullidos, y una mezcla de ritmo festivo e inquietantemente monótono. Fue un éxito tremendo (llevaba originalmente en la cara B a "Igor") que todavía hoy día se escucha en las fiestas de Halloween estadounidenses, y que animó a Zacherle a seguir grabando temas parecidos, convirtiéndole en el primer rey del rock-horror. Acreditado ahora como Zacherley, con la Y final para hacer más fácil su pronunciación, su programa pasó a la televisión estatal, rebautizado como "Zacherley at large" (donde a veces cantaba con una orquesta en directo y donde aparecían viejas estrellas del terror como Bela Lugosi), y él dio incluso el salto al cine. Tras el fracaso de sus últimos singles (todos casi iguales), entre los que destaca "I was a teenage caveman" (1959) y un postrer álbum de versiones twist-rock, dejó la música, pues realmente nunca había sido un rockero de corazón, sino que pretendía acercarse más a la juventud a través de sus gustos, aunque lo que hizo lo hizo bien y nunca despotricó contra el R&R como hizo su amiguito Clark. En 1960 se presentó a Presidente, más un truco publicitario que una candidatura de posibilidades reales, pero que da una idea de su original y fresca presencia en aquellos días. En los años 60 se dedicó a poner voz a personajes siniestros de los dibujos animados y a presentar eventos y programas de televisión relacionados con el terror, siempre enfundado en su traje de enterrador. En 1969 empezó a presentar un programa radiofónico de rock progresivo que tuvo mucha audiencia, lo cual le devolvió de tal forma a la actualidad que fue contratado como telonero, cantando sus viejos temas, en un concierto de Grateful Dead en 1970. Durante los años 70 y 80 siguió vendiendo su conocida imagen, presentando eventos de halloween, poniendo la voz en off a películas o series de horror, y apareciendo en películas de serie B como científico loco o comedor de cerebros. Desde entonces se ha convertido en un habitual de las convenciones de comics o de terror, y en eso sigue aunque tiene casi cien años.
Músicos: John Zacherle (voz) y The Applejacks.

Jack Bradshaw (Scutty, 1930)

Nació en una mísera aldea minera del norteamericano estado de Kentucky, pero cuando sus padres murieron a edad muy joven teniendo el solo cuatro años, se lo llevaron a vivir con sus tíos de Tennessee, separándole de sus hermanos. El pequeño se aficionó a la música hillbilly que oía por la radio, aprendiendo a tocar la guitarra desde su infancia gracias a un personaje local llamado Frank Tucker, un destilador ilegal de alcohol buen tañedor, que enseñó a Jack todo lo que sabía. En 1948 empezó a trabajar en una compañía constructora especialista en arreglar tejados que tenía sedes por buena parte de Estados Unidos, de forma que cuando con los años demostró ser competente y de confianza se le propuso salir a trabajar por otros estados. Esto le vino bien también musicalmente pues estando en Lubbock (Tejas) consiguió trabajo en el grupo Earl Montgomery & his Tennessee Ramblers. Su gran oportunidad les vino al conseguir una actuación en el programa radiofónico KSEL Jamboree, donde actuaban estrellas ya reconocidas del country como Bill Monroe. Como resultado de ello su nombre empezó a ser conocido y al grupo no le faltó trabajo, pluriempleándose Bradshaw al tocar también en el espectáculo itinerante de los hermanos Callahan. Parecía que su ascenso musical se vería truncado al ser reclutado para la guerra de Corea, presentándose tras dejar tanto su trabajo con los Callahan como arreglando tejados. Pero lo rechazaron por algún problema físico que desconocemos y se encontró en la calle. Pidió dinero prestado a su tío y se fue con sus dos primos rumbo al norte, en su viejo Chevrolet de 1941, en busca de las mejores oportunidades laborales que había allí. Se establecieron en Indiana en 1950, trabajando en lo que salía, destacando un empleo como pincha-discos que consiguió Jack en una emisora de LaPorte y que formó un grupo llamado Tennessee Trío, donde Jack tocaba la mandolina, que consiguió alguna actuación radiofónica. Desde allí le fue fácil contactar con Harry Glenn, el dueño de discos Mar-Vel, que quedó entusiasmado con las composiciones de Bradshaw, grabándole en seguida el hillbilly-bop "Don´t tease me" (1954). Se convirtió en un éxito en el Medio Oeste, e incluso el famoso entonces Carl Smith hizo una versión de la pieza elevándola al éxito nacional. Luego llegó el más evolucionado casi-rockabilly "My heart, my heart" (1955), también bien aireado en radio y encendido por la polémica de unos versos de sutil contenido erótico. Pero Mar-Vel no tenía logistica para convertir tan buenos temas en éxitos nacionales, y vendia sus derechos sobre Bradshaw a discos Decca. Estos se limitaron casi en exclusiva a reeditar material antiguo lo que, junto a otras cosas, derivó en un malestar que llevó a Bradshaw de vuelta a Mar-Vel. Aquí fue desde el principio uno de los protegidos de Glenn, que se lo llevaba de gira en su famoso remolque de las estrellas por buena parte del país (aunque la mayoría del tiempo lo pasaban en Calumet City, entonces un punto de paso repleto de clubs), componiendo nuevos temas juntos (y con el hermano de Glenn, Earl) durante las horas muertas. Salió mucho Bradshaw en radio y televisiones locales, y teloneó a estrellas del country como Ernest Tubb el citado Smith. Su música siguió evolucionando y mejorando, y llegó el magnífico rock & roll "Naughty girls" (1958) entre otras sorpresas. Pero ni su buena aceptación en directo ni las ventas a Decca salvaron a Mar-Vel del acoso de los deudores, por lo que en una maniobra simple la compañía cerró sus puertas y reapareció, no diría yo que precisamente escondida, bajo en nuevo nombre de Glenn Records. Aquí grabó Bradshaw la excelente balada rocker "No no" (1959), por citar alguno de sus muchos y nunca suficientemente reconocidos logros, pero Glenn también quebró y Bradshaw quedó huérfano de apoyo y la verdad que bastante harto de como funcionaba el negocio musical. Normal, teniendo en cuenta que con su talento tendría que haber triunfado a lo grande. Se dedicó pues a su iglesia, haciendo counry secular y gospel, dedicándose a ir a tocar a hospitales y orfanatos para alegrar a los desamparados y en eso sigue el hombre.
Músicos: Jack Bradshaw (voz y guitarra rítmica), Harold Walters (guitarra), Gil Posese (guitarra rítmica), Maty Winkfien y Bernie Scott (steel-guitar) y The Beverly Sisters (coros).

domingo, 18 de enero de 2015

Wilson Miranda (Itápolis, 1940 - Sao Paolo, 1986)

Nacido en una pequeña localidad brasileña, en seguida destacó por su voz y tenía solo 17 años cuando fue contratado como cantante solista por un conjunto de jazz y swing de Sao Paolo. Su elegante presencia y su estilo le convirtieron en un conocido crooner local, que mezclaba standares norteamericanos con ritmos latinos de moda, como el calipso o la samba. De este modo, fichado por el sello Chantecler, en sus primeros discos lo que aperecen son las esperadas versiones de "Piccolisima serenata" (1958), "Cuando", "Crepúsculo" (1959),... y cosas por el estilo. Pero como cualquier joven con corazón el rock & roll le caló profundamente y empezó a enfocarse hacia ese estilo a pesar de la reticencia de los ejecutivos de su discográfica, conformes con conservar las buenas ventas de sus discos anteriores y temorosos de estropear su imagen. Primero timidamente no le fue nada mal con la balada rock "Nao sei porque", una versión del "Don´t ask me why", y luego llegaron verdaderos rock & rolles como "Ring a rockin´" (1960) o "Bata baby", su excelente visión en portugués del "Long tall Sally" de Little Richard. La conservadora crítica musical carioca le puso a caldo, pero sus temas juveniles fueron todo un éxito y estaba claro que era un género mucho más acorde con el muchacho, no dispuesto más a parecer el muñeco de un ventrilocuo. Su popularidad fue enorme y apareció cantando en la película "Conceiçao", nada mala por cierto. De todas formas, como le pasaba a muchos de estos primeros rockeros del Brasil, estaba temeroso de que el R&R fuese una moda pasajera y no se terminaban de soltar el lastre de las músicas para adultos de siempre, por lo que en sus álbumes seguía incluyendo sambas y otros parásitos. De hecho, cuando el rockabilly pasó temporalmente de moda a principios de los 60, cundió el pánico y tanto él como otros de su generación volvieron por sus fueros y se olvidaron del rock & roll, terminando de ser apartado de los gustos de la juventud cuando llegó la nueva generación rockera brasileña llamada la joven guarda. De todas formas sus integrantes agradecieron su aportación al nacimiento del rock en Brasil y le devolvieron un tanto a la actualidad en la segunda mitad de los años 60 a base de homenajes y conciertos más o menos nostálgicos. Cuando la joven guarda también pasó de moda en los años 70, Miranda se convirtió en productor discográfico, principalmente de samba. Volvió a los escenarios y a los estudios de grabación a principios de los años 80, pero en pleno regreso, le dio un infarto fulminante mientras estaba parado en un semáforo dentro de su coche, falleciendo cuando solo tenía 46 años de edad.
Músicos: Wilson Miranda (voz y guitarra acústica) y The Rebels.

The Rhythm-Addicts (Louisville, 1958 - 1963)

Un grupo de muchachos de Kentucky (Estados Unidos), aficionados al rock & roll y a los coches trucados hot-rods, formaron el conjunto The Rhythmatics a principios de 1957. De ellos solo había tocado profesionalmente Josh Nolan, guitarrista habitual de los programas de radio y televisión local, y que incluso había grabado un disco instrumental en solitario: "Sail along silvery moon" (1956), de buena aceptación en el sureste del país. Pero ninguno de los Rhythmatics, muy jóvenes, se atrevió a cantar de forma fija, y poco a poco fueron derivando en una banda instrumental que animaba fiestas de instituto o privadas. Con la práctica adquirieron cierta relevancia a nivel local, siendo finalmente contratados por el modesto sello Cash-Mere para acompañar en la grabación de "Set me free" a una esperanza de la casa, Bob Sanning. El disco no funcionó, pero al menos los Rhythmatics pudieron lucirse en la otra cara con un tema instrumental para ellos solos, "Drag" (1958). Incorporaron al cantante de voz cavernosa Carl Frey y se rebautizaron como The Rhythm-Addicts, grabando el single de rock & roll y doo-wop (no se les daba mal en cambio hacer ciertos coros simples) "The Thrill" (1959), el segundo y último editado por el efímero sello local Frantic (el primero había sido una versión R&B del "Everybody needs somebody" de Cliff Butler & the Lovers. Butler un director de big band ya había grabado un buen disco intrumental en 1957, "Andy jumps"). Luego los Adictos del Ritmo fueron a inaugurar el recién creado sello Cee-Gee, donde volvieron más a su estilo con el instro "Hot-Rod" (1960), como veís siempre incidiendo en sus gustos en los títulos, con un excelente rockabilly cantado por Frey en la otra cara. Cee-Gee, tras editar un postrer disco al amigo y conocido pincha-discos local Jack Sanders ("Ocean View Drive"), que había ayudado en la grabación de "The thrill", cerró sus puertas. Finalmente, hartos de que ningunos de sus discos funcionara y de arruinar a otras discográficas caseras, decidieron fundar la suya propia en 1961, llamándola Raddix. Tardaron, pero al final sacaron adelante su disco de rock & roll y rockabilly, "The night" (1962). Pero eran géneros que ya habían pasado de moda y el single no se vendió bien, convirtiéndose en el único y valioso de Raddix. Luego, tras algunos cambios en la formación (entre ellos destacar la marcha de Frey), pasaron a llamarse The Coachmen, y con este nuevo nombre editaron "Be faithful to me" (1966) en Empire. Finalmente terminaron en el sello Trump, también, como la mayoría de los anteriores, de Louisville. Esta modesta empresa había grabado algunos buenos discos rockeros de Harry Schoen & the Aristocrats o de Gentlemen Bleu, y los Coachmen aportaron su granito de arena rockero con un par de singles, donde podemos destacar los temas "Angela Marie" (1968), número uno en Louisville, y "I can´t hide it" (1969), luego reeditados por Roulette Records. Ninguno de ellos funcionó nacionalmente en su momento a pesar de su evidente calidad, quizá porque los gustos musicales habían evolucionado a peor, pero el tiempo les ha hecho justicia y "I can´t hide it" fue recuperado para la banda sonora de la serie de televisión "Breaking bad", posiblemente la mejor de la Historia. Pero en aquel momento, ante la falta de éxito, decidieron disolverse en 1968. Nolan (arriba, a la derecha, en la foto) se estableció entonces en Fort Lauderdale (Florida), convirtiéndose en líder de una banda de música country y cabaret, con la que tocó hasta 1978. Muy querido en su comunidad por sus obras benéficas, mezclando iglesia y música country, fundó un estudio de grabación y de representación de artistas llamada Big Blue Dolphin. Allí no solo grabó a otros, sino que editó sus propios álbumes de country, destacando la primera versión guitarrera del clásico del swing "Rhapsody in blue". Recibió premios y se dedicó también a dar clases particulares de guitarra, casi hasta el día de su fallecimiento en Perry (Florida) a finales del siglo XX. El pianista Bernie Schweickart (arriba, a la izquierda, en la foto) se dedicó a dar clases particulares de piano, y en eso sigue, auto-editándose de vez en cuando algún disco más o menos clásico.
No debe confundirse estos Coachmen con sus paisanos The Fabulous Coachmen, que grabaron solo "Over the mountain" (1965) en el efímero sello The Place, ni con otros Coachmen de Missouri, que grabaron "Lonely rider" (1963), el único disco de la discográfica independiente Amateur, ni tampoco con los garajeros Coachmen de Alabama (1964-1966) que luego pasaron a llamarse The Barons, y como tales grabaron unos cuantos singles hippys en los años 60.
Músicos: Carl Frey (voz), Josh Nolan (guitarra), Bernie Schweickart (piano), Bob Struck y Bob Smith.

Roddy Jackson (Fresno, 1942)

Nacido en California, su padre era cantante y pianista del popular grupo de música del Oeste, los Sons of the Pioneers y Rodrick, o Roddy, como era llamado, heredó el talento musical hasta el punto que al principio de su adolescencia ya podía tocar con soltura media docena de instrumentos. Con tan solo doce años formó su primer grupo, The Dreamers, que hacían principalmente armonías vocales country, y con los que consiguió algunas actuaciones en la radio. Pero pronto la influencia del rock & roll le hizo recomponerlo con nuevos amigos del instituto, tanto blancos como negros (algo bastante inusual entonces), y rebautizarlo como The Blue Notes. Se hicieron muy populares en la localidad de Merced (donde la familia Jackson se había instalado) y empezaron a ser patrocinados por el jefe de bomberos local George Coolures, el cual les consiguió una audición con Sonny Bono, entonces director artístico de discos Specialty. Bono fichó a Jackson, pero sin el resto de unos Blue Notes a los que se permitió que le acompañaran en los conciertos, pero no así en las grabaciones. Estos pusieron a Coolures para sustituir a Jackson y, rebautizados como The Merced Blue Notes, se ganaron la vida bien en la zona hasta mediados los años 60. Jackson, con la cobertura de algunos de los mejores músicos de rock & roll del momento, editó "I got my sights on someone new" (1958), un salvaje rockabilly que se convirtió en un éxito regional y le llevó directo a importantes programas de la televisión nacional. Luego llegaron otros dos grandes discos, "Hiccups" y "Any old town" (1959), que ya no se vendieron nada bien, cosa dificil de entender pues los temas de Jackson no solo tenían una extraordinaria calidad, sino que él mismo era un intérprete de primera y original, con una voz rasgada y potente que a la vez aporreaba el piano de forma brutal o echaba mano del saxofón alternativamente. Además tenía el extra de su capacidad para componer (suyo y de Bono es el "She said yeah" de Larry Williams), pero todo esto no se vio reconocido en su momento y Specialty terminó prescindiendo de sus servicios. Tuvo que buscarse algún empleo más convencional, aunque nunca dejó de tocar en clubs de la zona durante los años 60 y 70. Con la llegada del revivalismo rockabilly fue recuperado como uno de los grandes del género y llevado a los más importantes festivales europeos, cosa que aun hace.
Músicos: Roddy Jackson (voz, piano y saxo), René Hall (guitarra), Red Callender (bajo), Earl Palmer (batería), Lee Allen (saxo) y The Blue Notes.