miércoles, 18 de enero de 2017

Curtis Gordon (Moultrie, 1928 - Fort McPherson, 2004)

Nacido en una granja del Estado norteamericano de Georgia, Gordon se aficionó desde su más tierna infancia a la música country, y pronto ganó un concurso para jóvenes talentos en una radio local. Desobedeciendo las órdenes paternas, dejó el colegio para alistarse en una banda que actuaba en una radio de Misisipi. Le trajeron de vuelta, y entonces empezó a tocar con el grupo de hillbilly, Pee Wee Mills & the Twilight Playboys, que tocaban en la radio local. Pero pronto formó su propio conjunto de acompañamiento, la Western Band, con los que se hizo muy popular en el sur de Georgia y el norte de Florida. Fue captado entonces por lo de RCA, que poniendo a su disposición algunos de sus mejores y legendarios músicos, le editan el single "The greatest sin" (1952), que tiene el suficiente éxito para que sea fichado como número fijo por el importante programa radiofónico de música country Dixie Barn Dance, de Alabama, mientras que paralelamente empieza a abrir una cadena de bares llamada Radio Ranch. No duraría mucho allí, su evolución hacía el rockabilly era ya imparable, como demuestra su temprano R&R "Rompin´ & Stompin´" (1953), el hillbilly boogie de la agresiva "Caffeine & Nicotine" (1954) o, desde luego, "Baby, baby me". No hubo ventas masivas y RCA, siempre difíciles de contentar por mucho tiempo, prescindieron de sus servicios, recalando Gordon en Mercury. Estos coartaron su evolución, convirtiéndole en un músico hillbilly más, aunque con buenos temas como "Baby, please come home" (1955), hasta que consiguió que le editaran "Draggin´" (1956), un prototípico single rockabilly. Con algunas dudas sobre por donde decantarlo, y actuando a veces con la banda benéfica Circle-A Wranglers, aun vendrían buenos temas del género, como "Sittin´ on top" (1957), o mejores aun medio-tempos como "Sixteen" o "I wouldn´t". La falta de un gran éxito le apartó de Mercury y de los estudios, hasta que a principios de los años 60 fichó por el sello Dollie. Aquí se le cambió el estilo al más blando del high-school, con temas como "Oh, lonely heart" (1961) o "From Memphis to New Orleans" (1962), nada malos, pero lo que habría estado muy bien para un atractivo joven, lanzado como teen-idol para quinceañeras, no lo estaba tanto para un curtido veterano rocker de más de 30 años. Así pues Gordon dejó de intentar triunfar a lo grande para centrarse en su cadena de clubs, donde solía actuar hasta que se retiró en 1995. Solo volvió a los escenarios para unas actuaciones en festivales rockabilly de Europa en 1998, y falleció pocos años después a los 75 de edad.
Músicos: Curtis Gordon (voz y guitarra acústica), Dusty Stewart, Chet Atkins, Hugh Harrell, C.L. Hare y Hank Garland (guitarra), Slick Gillespie y Bob Moore (contrabajo), T. Tommy Cutrer y Buddy Harmon (batería), Curly Gainous y Floyd Cramer (piano), Charles Mitchell y Dale Potter (violín), Eddie Hill (guitarra rítmica) y Freddie Calhoun, Jerry Byrd, Walter Haynes, Bud Isaacs, Buddy Emmons, Al Murray y Noel Boggs (steel guitar).