jueves, 26 de febrero de 2015

Dale Ward (Sallisaw, 1938 - Tulsa, 2013)

Nacido en un pueblecito de Oklahoma (Estados Unidos) la visión de Elvis hizo que desde su adolescencia qusiese convertirse en cantante. No le faltaba voz y arrojo y empezó a actuar en eventos locales, y luego por todo el Estado y los limítrofes. Para entonces su repertorio ya empezaba a estar dominado por el lado más suave del rock & roll del momento, el high school, aunque siempre intentando acercar su estilo al del Presley cinematográfico. Le llegaron oidas de un nuevo sello independiente en la cercana Fort Smith, U.B.C., que acababa de grabar el rockabilly "Shake this town" por parte de Tonya Dee & the Dischords, un grupo aun misterioso. Hacía allí marchó Ward, consiguiendo grabar "Coffee blues" (1961), pasando lugo al modesto sello Boyd, donde grabó algunas de sus mejores y más rockeras canciones, como "Big Dale twist" (1962), la cual hacía referencia en parte a su imponente presencia. No es que fuera un éxito, pero al menos sirvió para que se fijasen en él los de discos Dot, que le ficharon y le convirtieron ya claramente en un romántico high schooler, confiando en convertirle en una estrella más del firmamento de los teen idols. Instalado en Nashville le fue muy bien con "Letter from Sherry" (1963), magnífica balada high school que llegó a entrar, aunque muy abajo, en las listas de éxitos. Como sus siguientes temas no se vendieron bien, aunque ha de destacarse la balada "The fortune teller" (1964), y ya su estilo empezaba a estar de capa caida ante la invasión beat británica, se le rescindió el contrato. Volvió a Boyd, donde se le daba mayor libertad, rienda suelta a su espíritu rockero y se sacaba lo mejor de él. Así es como ahora editó su versión del "Shake, rattle & roll" (1965), si bien la poca tirada y capacidad de promoción de la empresa hizo que fuese un fracaso de ventas. Fichó ahora por discos Monument, que le editaron buenas canciones como las baladas "Kissin goodbye" (1966), "Back in the world again" (1967) o la deprimente "Just because I´m lonely" (1968). Pero sin que la fama le llegase, decidió volver a su pueblo, poniéndose a trabajar como peón caminero y luego como charcutero. Con lo ahorrado finalmente abrió un motel, aunque todavía grabaría los singles "River boat Annie" (1969), "Say I love you" (1970) y "Sunrise over Charlotte" (1971), ya enfocadas hacia la música country y el gospel, para distintas discográficas. Pero por desgracia Ward se buscó una fuente alternativa de ingresos, trapicheando con drogas en su motel desde los años 80 y convirtiéndose en un personaje odiado por casi todo el vecindario. El antiguo cantante romántico empezó a salir y entrar de prisión con asiduidad, y no solo por la puerta principal pues se evadió de la enfermería de la cárcel nada menos que cuatro veces. Su delicada salud y cierta permisividad local le salvaron de que le encerrasen y tirasen la llave. Pero no por ello iba a escarmentar y el siglo XXI, ya tullidito, se pasó al tráfico y consumo de metanfetaminas, siendo arrestado por ello dos veces. Pagando fianzas y abogados se arruinó totalmente, de tal forma que cuando empezó a estar enfermo se le metió en un asilo de la beneficencia, donde murió a los 74 años de edad.
Músicos: Dale Ward (voz y guitarra acústica).

miércoles, 25 de febrero de 2015

Jim Myers & the Gems (Cleveland, 1958 - 1962)

Jim Myers, ya era un veterano cantante country de Georgia cuando fichó por discos Fortune de Detroit. Allí grabó el country "Darling how was I to know" (1951) y algunos discos de hillbilly, entre los que cabe destacar el tema "Ding dong mama from Tennessee" (1952), acompañado de una banda llamada The Happy Highway Gang. Ya adelantaba algunos elementos del rockabilly, al que estaba llegando de forma natural. Terminó recalando en Ohio, donde se había creado el nuevo sello independiente de Athena, que se había interesado por sus servicios. Allí formó el trío The Gems, junto a Tex Regan (otro veterano multi-instrumentista, proveniente de Dale Goudy & the Blue Sky Bucaroos) y Slim Love, sacando el rock & roll "Two can play this cheating around" (1959), que con el instro "Gem rock" en la cara B totalizaban un espléndido single. Aun siendo así no tuvo éxito y volvieron a Fortune, donde grabaron los singles "Pretty baby rock" (1960), un dueto Myers-Regan, y "Memphis" (1962), acreditados en este como Jim Myers & his Gems. Ninguno de estos discos funcionaron demasiado bien, pero al menos tuvieron trabajo y llegaron a ser teloneros de Bobby Rydell. Cuando la actividad decayó decidieron separarse, formando Myers una big band con la que recorrió el país bastante tiempo. Los Gems se unieron entonces a otro Jimmy, de Indiana y apellidado Westphal, el cual había editado el single de rockabilly "Pink alligator rock" (1960) en el sello Cherry con el nombre atístico de Jimmy West. Acreditados ahora como Jimmy & the Gems, se auto-editaron el single de rockabilly "Twistin´ Sadie" en el sello Tone, creado exclusivamente para la ocasión. Luego, se separaron y siguieron tocando un tiempo cada uno por su cuenta. Regan se empleó como pincha-discos de una de las primera emisoras de FM dedicadas con exclusividad al country, en Ohio. En ello estuvo de 1968 a 1975, y luego siguió tocando por la zona, hasta que en 1986 emigró a California, y luego a Las Vegas, donde consiguió trabajo como guitarrista de los Smith Brothers. En los años 90 volvió a Ohio, y aunque retirado, siguió actuando en eventos locales prácticamente hasta su muerte, en 2012, a los 82 años de edad.
Jim Myers (voz y guitarra), Tex Regan (guitarra) y Slim Love (batería).

Bill Sherrell (Phil Campbell, 1936)

Hijo de un pastor protestante de Alabama, aprendió a tocar el piano de niño y en seguida se dedicó a tocar en los funerales que oficiaba su progenitor. En su adolescencia se sintió más atraido por el blues y el jazz, aprendiendo a tocar otros instrumentos más acordes a esos géneros. Fundó varías bandas, derivando hacía el rhythm & blues primero y hacía el rock & roll después, con la que salió de gira por el profundo sur estadounidense. Una de ellas fue Los Dell Tones, con los cuales acabó recalando en Indiana, donde llamaron la atención de un empresario decidido a lanzar un sello discográfico con ellos de mascarón de proa: Tyme. Su logotipo, jugando con la forma de la galleta del disco, semejaba un gran reloj, pero ha de decirse que su tirada era ínfima y su distribución nula. Aun así Sherrell, acreditado como cantante solista, editó cuatro singles de rockabilly y du-duá, entre los que podríamos destacar canciones como "Don´t you rock me Daddy-O" (1957) o "Kool Kat" (1958). Luego, Los Dell Tones como tales, grabarían, con Sherrell incluido, el siguiente disco de Tyme, "Head´s up", un tema instrumental compartido en la otra cara con el cantante de rock & roll Joe Martin y su "Let me love you baby" (y de nuevo con Los Dell Tones haciéndole el acompañamiento). El siguiente y último disco que lanzaría Tyme sería el du-duá "Teenage heartbreak", de unos tales Vic Cook with the Esquires que nada tienen que ver con Los Esquires garajeros de los años 60, que luego se cambiaron el nombre al poco original de The Rhythm Rockers. El caso es que, dada la falta de ventas, Tyme cerraría sus puertas antes de que terminase 1958. Martin, emigrado a Kentucky, aun grabaría un disco más muchos años después, "Doing my time" (1969), compartido con el instrumentista Danny Daniels. Volviendo a Sherrell grabó el tema romántico "Rules of the game" (1960) y "Hear her rave on", ya acreditado como Bill Sherill, pero tampoco triunfaría con ninguna de estas humildes producciones. En 1962, cuando prácticamente había olvidado que había llevado una carrera musical, le llegó un cheque a su casa en concepto de royalties porque un artista country había grabado una de sus canciones. Era muy poco dinero, pero eso le animó lo suficiente para instalarse en Nashville y dedicarse a componer. Allí fue contratado por Sam Phillips para que dirigiese la nueva sucursal de Sun Records en la ciudad, pero el proyectó fue un fracaso tal que un año más tarde ya había echado la persiana. Tras grabar el single instrumental "Tipsy" (1963), fue contratado por discos Epic como encargado de intentar aprovechar a los artistas rechazados por otras grandes compañías e intentar sacarles partido. Como Billy Sherrill, tal y como firmaba ahora, tenía poca idea de country, rompió sin querer con el encasillamiento del género, formando un nuevo estilo más moderno en sus pupilos y escogiendo muy bien las canciones que iba bien a cada uno. Sus primeros grandes éxitos los consiguió elevando al estrellato a Sam Houston desde 1965, y a Tammy Wynette desde 1966. Ya bien instalado en la industria discográfica intento retomar su sueño de triunfar en la música con su nuevo conjunto country The Billy Sherrill Quintet. En los años setenta la labor como productor de Sherrill alcanzó su cota más alta llevando las carreras de Charlie Rich, George Jones y Tanya Tucker, destacando también como compositor para estrellas como Kenny Rogers, Johnny Cash o Ray Charles, y haciendo la banda sonora para la serie televisiva "El increible Hulk". En los años 80 produjo a Elvis Costello y se convirtió en vice-presidente ejecutivo de CBS. Actualmente vive felizmente jubilado y considerado uno de los mejores productores de la Historia del country se ha olvidado su faceta rockabilly, nunca valorada como merece.
Músicos: Bill Sherrell (voz, guitarra, piano y saxo) y The Dell Tones.

lunes, 23 de febrero de 2015

Chuck Dallis (¿Hammond?, h. 1925)

Nacido en el norteamericano estado de Indiana, Dallis era un gran aficionado a la música country, que actuó por la zona con cierta frecuencia, siempre en el ámbito semi-profesional. Tuvo la suerte que su paisano Harry Glenn fundase discos Mar-Vel, en parte para dar salida a sus composiciones y también a artistas locales. Así cuando Glenn grabó una de sus tediosas composiciones country, "Men on lonely street" (1949), recurrió a Dallis y a otro joven cantante local llamado Billy Hall para que le hicieran los coros, acreditados como Dallis & Hall. El resultado no fue precisamente un éxito comercial, pero la amistad entre los tres perduraría durante años y tanto Hall como Dallis serían hombres de confianza en los diversos proyectos de Glenn. Así, Hall grabaría en Mar-Vel una serie de temas country y rock & roll, entre los que destaca el gran rockabilly "Move over rover" (1957), con su conjunto Los Rhythm Boys, y sería uno de los mascarones de proa de la nueva marca del excéntrico Harry, Glenn Records. Acompañado o no de un conjunto llamado The Arabs, grabaría nada menos que ocho singles, destacando los western-swings "Oo-Ga, Boo-Ga, Boo-Boo" (1959), "Headin´ for the river" (1961), el rockabilly "I need some lovin´" (1962) o el country "Good bye angel" (1963). Dallis le había estado ayudando, componiendo o tocando, pero no por ello dejó de grabar también algunos discos para Glenn (yendo a grabar nada menos que a los estudios Chess de Chicago), destacando el rock & roll "Come on, let´s go" (1961), y los magníficos rockabillys "Moon twist" (1962) y "Good show, but no go" (1964). Vendió en total 250.000 copias, un número enorme para los métodos de distribución de Glenn. Todavía más espectacular es el hecho de que su "Moon twist" entrase en algunas listas de éxitos europeas, por lo que semejante fenómeno llamó la atención de la estrella Nat king Cole, que le fichó para su sello KC. Por desgracia poco después moriría Cole y Dallis quedaría compuesto y sin discográfica. Se tuvo que buscar un trabajo convencional, y cuando se jubiló se retiró a Florida, donde aun vive. En cuanto a su amigo Hall decir que aun grabaría un oscuro disco en Virginia, "This old train" (1970), acreditado como Billy The Barber, lo que nos hace suponer que se había dedicado a barbero, antes de que se le perdiese la pista. Una auténtica pena pues demostró versatilidad y talento.
Músicos: Chuck Dallis (voz).

domingo, 22 de febrero de 2015

Joe Rickman (Corinth, 1943)

Nacido en un pequeño pueblo de Mississippi uno de sus pasatiempos preferidos de niño era escuchar el programa radiofónico Grand Ole Opry, impresionándole sobremanera la aparición en él de Elvis Presley, Carl Perkins y Johnny Cash (este, su principal inspiración). A partir de ahí el rockabilly y el estilo propio de Cash guiarían sus pasos musicales, y tenía solo 14 años cuando se unió a Bobby Hardin & the Wildcats, un grupo local de rockabilly que animaba las noches de los viernes en el auditorio local. Fue así como tuvo el honor de ser telonero de estrellas del momento  y hoy mitos del rockabilly como Carl Mann, Warren Smith o Billy Lee Riley. A principios de los años 60 los Wildcats se separaron, grabando Hardin por su cuenta el medio tempo "Getting better" (1960) en discos Westwood, acompañado por un grupo llamado The Night Riders. Rickman, por su parte, empezó a actuar en solitario, tocando mucho por la frontera con Tennessee, donde se hizo bastante popular, tanto por su repertorio propio como por sus imitaciones de Cash. Finalmente, gracias a la intercesión de Hardin, pudo grabar un single en discos Westwood, "Lonely heart" (1962), de temas de rockabilly compuestos por su ex-compañero y aun buen amigo Hardin. No tuvo éxito y tuvo que buscar un trabajo en una fábrica de maquinaria, dejando las actuaciones para algunos fines de semana, cuando se casó y tuvo hijos desde 1963. Con la llegada del revivalismo rockabilly se empezó un tímido reconocimiento a su figura a nivel local, grabando un nuevo disco en 1988 y acompañando a la guitarra a algunos conjuntos nuevos. Desde que se jubiló en los años 90 ha vuelto con fervor a su actividad músical, autoeditándose varios CDs, formando un nuevo conjunto llamado Main St. Band, luego rebautizado Country Classics, actuando en eventos benéficos y en la iglesia o participando en festivales de rockabilly. De Hardin, que tenía un extraño aspecto de cura bondadoso, no hemos vuelto a saber nada.
Músicos: Joe Rickman (voz y guitarra acústica), B.L. Shaw (guitarra), Johnny Shoffner (bajo) y Terry McCluskey y Brian Rickman (batería).

Harmon Boazeman (San Antonio, 1931 - 1972)

Nacido en Tejas, su verdadero nombre era Ennis Boazeman y desde joven se aficionó al western-swing tocando por las fiestas del estado. La llegada del rockabilly le afectó profundamente a su estilo, grabando algunos buenos temas del género que quedaron inéditos durante años. Finalmente discos Sarg le editó "No love in you" (1959), uno de sus fantásticos rockabilly que para cuando vio la luz no tuvo el éxito que merecía. Boazeman se fue entonces al modesto sello Melco, donde, acreditado ahora como Lee Harmon, editó el single "One track mind" a medias con el cantante country Jim Bradley. De allí salió una gran amistad y juntos decidieron formar La Circle C Band, un conjunto que hacía tanto rock & roll como country, según si quién cantaba era Harmon o Bradley. De esta asociación salieron muy buenos temas por parte de Harmon, como "Ramshackled shack", "Wasted love" (1960) y un buen puñado más que quedaron sin editar en su momento. No les acompañó el éxito en ningún momento, aunque siguieron tocando juntos algunos años hasta que decidieron separar caminos, entrando a trabajar Harmon en un programa de radio. Finalmente grabaría "Bad habit" (1964) en discos Renner y luego una serie de singles en la modesta discográfica Banner que pasaron sin pena ni gloria, aunque le permitieron salir de gira como telonero de la estrella George Jones. Aunque ya temas claramente country podemos destacar magníficas canciones, como "As long as I live" (1965). Mientras que Bradley se trasladó a Ohio (donde grabaría el tema "One more lonely me" antes de sumirse en la oscuridad), Harmon lo hizo a Nashville, donde a los grandes músicos del género no debía faltarles trabajo, y se ganó la vida tocando en clubs. Grabó dos discos más, en el pequeño sello Stop, "You had a call" (1969) y la emocionante "Two empty glasses (and one empty chair)" (1970), que le sirvieron al menos para ser telonero de nuevas figuras del country como Willie Nelson. Pero problemas de salud le obligaron a retirarse de la carretera y dedicarse a dirigir el club que había abierto en San Antonio, el legendario Junction. Por desgracía lo que tenía era un cáncer de garganta que ni la cirugía pudo atajar, por lo que Harmon decidió pegarse un tiro en su cama para ahorrar sufrimientos a él y a su familia, pocos días después de su 41 cumpleaños.
Músicos: Harmon Boazeman (voz y guitarra rítmica), Carl Simmons (guitarra), Jimmie Tschirigi (batería) y Bob Moses (steel guitar).

sábado, 21 de febrero de 2015

B. Bumble & the Stingers (Los Angeles, 1961 - 1963)

Earl Palmer, René Hall (músicos en algunos de las más grandes grabaciones del rock & roll de Fats Domino, Little Richard, Larry Williams, Johnny Burnette, etc), Plas Johnson (Frank Sinatra, B.B. King, Ricky Nelson, etc), todos de Louisiana, y Ernie Fields (ex-líder de la big band Royal Entertainers) eran algunos de los más reputados músicos de estudio de finales de los años 50 y coincidieron como personal fijo en discos Rendezvous. Allí le estuvieron dando vueltas a como tener un éxito propio sin tener que recurrir a cantantes ni a composiciones ajenas, y finalmente se les ocurrió hacer una versión de rock instrumental del clásico del swing "In the mood" (1960), por el cual ya no había que pagar derechos. Fields influyó en gran parte en esta decisión pues ya había hecho algunas versiones de swing acelerando el ritmo. Acreditados como la Ernie Fields Orchestra tuvieron un gran éxito, llegando al número cuatro de las listas de éxitos. Era, en realidad, un grupo ficticio unido solo para la ocasión y por supuesto sin posibilidad de salir de gira para promocionar su música o para hacer entrevistas. Hall vio en esto una ventaja en vez de un inconveniente (no le gustaba ya actuar en directo) y se propuso repetir la jugada. Reclutó al famoso pianista especializado en estas lides Jack Fina para hacer una adaptación rockera del "Vuelo del abejorro" de Rimsky-Korsakov. Fina ya lo había hecho antes a ritmo de swing para la orquesta de Freddy Martin, llegando su "Bumble boogie" (1948) al número siete de las listas. Ahora, el nuevo "Bumble boogie" (1961) llegó al número 21 gracias al virtuosismo instrumental de Palmer y otros músicos de estudio reunidos para la ocasión, como Red Callendar, Tommy Tedesco y sobre todo el pianista Ernie Freeman (Fina no tocó en la grabación). Aparecieron acreditados bajo el pseudónimo de B. Bumble & the Stingers, un grupo ficticio que se encontró con el problema de que los productores querían a toda costa que salieran de gira y actuando en televisión para promocionar el disco. Para ello se reclutó a The Rockets, una banda amateur de Oklahoma liderados por Terry Anderson (ex-guitarrista de Ronnie Self) y el de repente real Bobby Bumble, que no era otro que el algo obeso R.C. Gamble, y que eran todos blancos (arriba en la foto) al contrario de los originales. Como veís las trampas del posterior chicle-rock no eran un invento nuevo. De hecho, paralelamente, Palmer y Freeman también tenían otro grupo ficticio propio, Billy Joe & the Checkmates (yéndoles bien con "Percolator twist"), y trabajaban junto a Tedesco y Johnson en otras bandas por el estilo, como The Marketts y The Routers. El caso es que mientras los falsos Stingers salían de gira y hacían lo que podían, los músicos de estudio y los productores seguían tramando versiones rock de música clásica . Se fijaron en una versión del "Cascanueces" de Tchaikovski que acababa de hacer H.B Barnum (pianista habitual de grupos de du-duá) acreditado para la ocasión, muy oportunamente, Jack B. Nimble & the Quicks, y la redditaron como de los Stingers llamándola ahora "Nut rocker" (1962). Fue numero 23 en Estados Unidos pero llegó al número uno en el Reino Unido, por lo que los Stingers blancos (acompañados, esta vez sí, por uno de los músicos de estudio, Al Hazam), salieron a una inhumana gira por Inglaterra. Nuevos intentos de mezclar rock & roll con música clásica, como la "Overtura de Guillermo Tell" (1963) de Rossini, fracasaron, discos Rendezvous cerró y el proyecto Stingers se desintegró. Incidiendo en la trampa, posteriores reediciones de los discos mostraban a unos Stingers que, no solo no eran los músicos de estudio, ni siquiera los chicos blancos que los representaron en escena, sino unos tipos de aspecto más moderno acorde a según que época. Fields se retiró entonces a Tulsa, donde murió en 1997 a los 92 años de edad. Gamble también se retiró de la música entonces y se convirtió en profesor de Económicas en la Universidad de Kansas, muriendo en el año 2008. Fina siguió tocando en hoteles y programas de televisión, y murió de un infarto al comenzar una actuación, en 1970, cuando solo tenía 56 años. Freeman hizo arreglos musicales para grandes estrellas como Sinatra o Dean Martin, y música de cine y televisión, pero afectado de alcoholismo, murió de un infarto en su casa, en 1981, a los 58 años. Hall se puso a trabajar para discos Motown, convirtièndose en uno de los mejores arreglistas de soul y murió en 1988, a los 75 años de edad. Callender siguió tocando, jazz sobre todo, y murió de cáncer de tiroides en 1992, a los 76 de edad. Tedesco, Palmer y Johnson siguieron trabajando juntos como músicos de estudio, formando parte del mítico equipo llamado The Wrecking Crew, que tocaron para las más grandes estrellas de los años 60 y 70, entre ellos Los Beach Boys, Nancy Sinatra, Bobby Vee, The Carpenters, John Denver, Simon & Garfunkel y un largo etcétera. Tedesco hizo luego grandes bandas sonoras de películas y grabó jazz hasta que un infarto le produjo una parálisis que le impidió trabajar desde 1992. Falleció cinco años después, a los 67 de edad. Durante los años 80 y 90 Palmer tocó para gente como Elvis Costello o Tom Waits y se convirtió en tesorero de la Federación Americana de Músicos. Luego, se dedicó a tocar con un trío de jazz prácticamente hasta su muerte, en 2008, a los 83 años de edad. Barnum trabajó como arreglista y productor y también grabó un álbum con un grupo llamado The Novells. Actualmente vive retirado. Hazam grabó en solitario discos de jazz (acreditado como Ali Hassan) o de música ligera (como Al Anthony), produjo a gente como Sonny Bono, luego se hizo corredor de bolsa, poeta y psicólogo, publicando aun libros de auto-ayuda y haciendo esas divertidiiísimas terapias de grupo. Johnson sigue tocando en los más prestigiosos, sesudos y aburridos festivales de jazz. Anderson lideró un grupo llamado The Emcee´s durante los años 60, y luego intentó relanzar unos nuevos Stingers. Actualmente sigue tocando en eventos nostálgicos, blues rock & roll y country, contando en su grupo con su hija como cantante.
Músicos: Tommy Tedesco y Michael Z. Gordon (guitarra), Red Callender y Ray Johnson (contrabajo), Earl Palmer y Don Orr (batería), Ernie Freeman y Al Hazam (piano), Plas Johnson (saxo), Terry Anderson (guitarra y piano), R.C. Gamble Jr. (piano y saxo), Fred Richards (bajo) y Lou "Jimmy King" Josie (guitarra rítmica).

Marty Roberts (Chenoa, 1918 - St. Petersburg, 2009)

Nacido en el norteamericano estado de Ilinois, su verdadero nombre era Martin Robert Schopp y desde su infancia empezó a cantar y tocar música country. Todavía estaba en el intituto cuando empezó a pinchar discos en la radio local y poco después consiguió un puesto en el grupo de hillbilly The Tennessee Ramblers, el más popular de Tennessee en esos días. Cuando algunos miembros de la banda la dejaron, Roberts se fue abriendo pasó hasta el puesto de vocalista, y como tal aparece en algunas de sus grabaciones para discos Bluebird a finales de los años 30 y en la película del Oeste "Riddin´ the Cherokee Trail" (1941), acreditado como Tex "Feliz" Martín, y poco después ya aparecía regularmente en un importante programa radiofónico de Chicago. Pero la entrada de su país en la Segunda Guerra Mundial y su llamada a filas truncarían esta polifacética y prometedora carrera. Al menos sobrevivió, y a su vuelta a casa trabajó un tiempo más como pincha-discos hasta que grabó el mediocre villancico "Let´s give Santa Claus a Christmas" (1951) en el sello Dome, ya acreditado como el solista Marty Roberts. No obstante las ventas fueron buenas localmente y editó un single más, el country & western "My last battle" (1952). Se instaló en Cincinnati, entonces una de las mecas de la música hillbilly, y fichó por el sello Coral, donde grabó una seríe de discos del género, entre los que destacan "You fool, you fool" (1953), el satírico "Brand new love affair" (1954) o "Big black horses" (1955) donde ya se intuyen ciertas influencias del rock & roll. "Baby" (1956), ya en el sello Arc, es una parodía, muy en su linea, del recién surgido rockabilly. Así, la única letra de la tópica canción consiste en decir todo el rato baby, con los típicos gallos e hipos del género. Roberts se reía del rockabilly, como se reía de todo, pero no lo veía con antipatía ni mucho menos, solo como una especie de exageración juvenil del hillbilly. Esto lo demuestra haciendo otras grabaciones más serias, no mucho, entre las que destacan "21 carpenters" o el tema instrumental "Tangle-Weed". La falta de éxito de sus temas más rockeros (no era competencia para los nuevos y jóvenes cantantes rockers) le empujó a apartarse de los escenarios para centrarse en su carrera de pincha-discos. Ejerció en Cincinnati hasta 1958, año en que se instaló en Decatur (Ilinois), donde alcanzó gran popularidad. Cuando se jubiló se retiró a un pueblo de Florida del que se había enamorado cuando estaba de gira con los Tennessee Ramblers (los cuales se habían disuelto en 1954), donde murió a los 91 años de edad. 
Músicos: Marty Roberts (voz y guitarra), The Nightriders y The Saxons.

viernes, 20 de febrero de 2015

Odell Bailey (Pittsburgh, h. 1925 - 2005)

 Bailey (en medio), su socio Glendell y la cantante Little Maxine Simmons.

Natural de Pensilvania (Estados Unidos), era un amante de la música hasta extremos de locura. Se arriesgó a alquilar un estudio para grabar el single de du-duá "Be my love" (1961) al cantante local Cletus Marland, que editó en un sello llamado en exclusiva para la ocasión Bevmar. Marland marcharía a Detroit poco después y le iría aceptablemente bien como cantante de soul. Animado por este pequeño logro, Bailey fundó en su propia casa un pequeño estudio de grabación casero y un pequeño sello discográfico independiente Var-Bee (con oficina oficial y semi-ficticia en la calle Grant nº 628 de Pittsburgh, hoy demolida). En medio de una organización caótica y unos medios primitivos, el amateurismo de esta marca queda registrado en sus grabaciones, y resulta poco menos que un milagro que en tan pocos meses de existencia consiguiese dar a luz algunas ediciones no demasiado malas. Especializado en el lado más suave del primer rock & roll, Bailey grababa en un magnetofón casero y daba las cintas a la empresa Rite para que las editara en vinilo y les pusiera las etiquetas que quisieran. La distribución y venta de las escasas copias se hacían en mano y los artistas eran, por lo general, amigos de Bailey o cantantes de medio pelo que encontraba en algún club local. El primero de sus discos editado, "Since I lost you" (1961), fue para la cantante negra de rhythm & blues Little Maxine Simmons. La chica, habitual de los clubs locales, tenía buena voz y presencia, pero desde luego no era Var-Bee trampolín adecuado para su carrera y nada salió de su disco, perdiéndosele la pista desde entonces. Tras grabar a unos misteriosos Vic Cole & the Lefemmes vino el disco "Womp", de The Del Pris. Era este un grupo inter-racial de du-duá de la localidad que, en realidad, se había cambiado el nombre hacía algunos meses a The Legends, pero Bailey prefirió editarlo con su nombre original ante el temor que otros Legends de otras ciudades pudiesen querellarse. No se habría dado el caso pues nadie se enteró de la edición de este disco. A continuación vinieron las baladas high school "Jeanie" (1962), por parte del guaperas local John Lythgoe, con su grupo de acompañamiento The J.L. Tri Five; "Jimmy Love", de Sandra Lee; y "I lost my girl last night", de Bernie Staudt, un cantante que llevaba actuando desde los 14 años con un estilo parecido al de su gran ídolo, Elvis. Ninguno de estos discos funcionó, sus intérpretes se dedicaron a otros empleos más convencionales y Bailey cerró discos Var-Bee. Staudt (que al principio de su carrera había adoptado el apellido artístico Stout) grabó algunos discos country en Nashville en 1976, y después de aquello se enrolaría en algunas bandas para completar ingresos. A finales del siglo XX ya solo actuaba en eventos familiares y fiestas privadas en compañía de sus hijos, también músicos, y se jubiló en el año 2010. Creemos que ha fallecido recientemente. De Los Del Pris sabemos que su integrante Wilson Rue murió en 2007, a los 68 años de edad. Bailey, mareando acreedores y fisco (habilidad esta que le acompañaría el resto de su trayectoría discográfica), fundó entonces el sello TeemA, el cual solo grabó el disco de du-duá "Deep in the night" (1963) al conjunto de extraño nombre Gene & Rabbit, que no dejaron pista alguna de su destino posterior. Ahora Bailey creó discos Trynorr, donde grabaría a la adolescente Donna Lynn el single "Till the end of time". Fue este el mayor logro de su carrera pues la chica causaría sensación a nivel regional con su estilo grupos de chicas de los 60 y continuos homenajes a Los Beatles, y vendería sus derechos sobre ella a discos Capitol, los cuales le consegirían a la chica unos meses de relativa fama. A pesar de este empujoncito, Trynorr solo editó un disco más, "Something wonderful" (1964), al misterioso conjunto garajero The Kantelles. Paralelamente llevaba en danza también discos Art-Flow, que sacó dos singles de doo-wopp, el interesante éxito regional "I wasn´t so long before", de The Four Townsmen , y "I want your love" (1965), de Walter Warren Delong´s, así como un disco de un tal Pete Martini del que no se absolutamente nada. Luego Bailey fundó discos Victan, una discográfica de soul que solo editó dos singles, a Curtis & the Showstopper y a Houston Miles, artistas que tampoco prosperaron. Buscando explotar el nuevo mundo hippy californiano, marchó Bailey a Los Angeles, donde fundó ahora el sello Reuben. Aquí editó el disco psicodélico "Mummy walk" (1966) por parte de unos tales The Contrails, que se aireó lo suficientemente bien como para que fuera re-editado por discos Diamond. Una vez pasado su verano del amor, Bailey regresó al Este, instalándose en Detroit, donde fundó ahora el también efímero sello de soul ReeFlair. Aquí hemos de destacar el tema "Bye bye baby" (1967) de Bobby O´Brown, pero por razones que suponemos de estrategia económica, cerraría el negocio y alternaría su residencia entre Pittsburgh y Detroit. Del mismo modo su nueva discográfica de soul, Millage, con nada menos que nueve ediciones en unas pocas semanas (entre ellas algún nuevo disco de The Contrails), no tendría una sede localizable. En Pittsburgh lanzaría discos Del-La, donde editaría un solo single, de soul, "That´s what I love you" (1968), de Grant Street Exit, antes de volver a Detroit. Ahora abriría la que sería su más reconocida empresa: discos D.T. (con sede en la calle 14926 de la calle Ward). Para los amantes del soul es esta una discográfica mítica, pues abriría las puertas a luego figuras de culto del género como Emmanuel Laskey durante los primeros años 70. Esto ahora, pero entonces las ventas fueron bajas y, de nuevo, Bailey cerró una casa para abrir otra, discos Single B (esta en 13027 de la avenida Pembroke), un sello que editó unos pocos discos, destacando "Game of life", de Lorraine Jackson, antes de que con "I don´t want to slip away" (1974), de Cleveland Martin & the Soul Sets, ya empezase a tender desafortunadamente hacía el funk. Tras aquello abandonó est tipo de negocio aunque siguió vinculado a la música. Bailey, encantador y gracioso, tenía su sótano lleno de discos que gustaba enseñar a quién quisiera verlos y era ya muy anciano cuando decía, poco antes de morir, que aquellas pilas de discos viejos y polvorientos eran "su futuro".
 
Lythgoe, uno de los muchos descubrimientos de Bailey que no prosperaron.

Jerry Cox (Booneville, h. 1938)

Aunque nacido en el estado de Mississippi, Cox se marchó siendo aun un adolescente a Louisville (Kentucky), movido por su afán por convertirse en una estrella del country, en 1955. Pero allí le llegó la fuerte influencia del rock & roll y rápidamente transformó su estilo. En el sello local Buz grabó el rockabilly "Lover man" (1959), que pasó totalmente desapercibido. Ya empezaba a ser tarde para el género y ahora lo que primaban eran los guapos teen idols haciendo rock más suave y romántico. Como tenía presencia y capacidad de adaptación pensó que por ese camino le habrían de ir bien las cosas, y grabó el tema high school "Debbie Jean" en el modesto sello Frantic, con el animado du-duá "Sherry" en la otra cara, acompañado a la instrumentación y a los coros por sus amigos The Cavaliers. Tampoco pasó nada destacable, y se pasó a discos Brite Star, de Indiana, girando un tanto hacia el country por lo que tomó como grupo de apoyo a Los Shawnee Hill Boys, un dueto con un nombre más adecuado a este género. Aun así podemos destacar de esta nueva època el tema "Half a chance" (1960). Luego se le perdió la pista, si bien sabemos que sigue vivo y que sigue tocando, aunque mayoritariamente para amigos y familiares.
Músicos: Jerry Cox (voz y guitarra acústica), John y Ed (guitarra), Jim Stodghill, Murray Harrol, Tommy Hart y Frank Wilkes.

Lloyd Harp (Sidney, 1919 - Indianápolis, 1980)

Aunque nacido en el norteamericano estado de Ohio, se trasladó muy joven a Indiana, donde empezó a tocar y cantar música country en general y hillbilly en particular. Allí formó un trío del estilo llamado The Hoosier Rhythm Boys que empezó a tocar con frecuencia en tabernas y clubs de la zona de Indianápolis. Habiendo evolucionado ligeramante hacía el rockabilly, fueron vistos por Jerry Lee Williams, un músico que había tocado la guitarra para artistas de rockabilly locales como Lattie Moore y que mantenía casi a la vez tres pequeños sellos discográficos de country y rock & roll: Yolk, Nabor y Solid Gold. En Yolk editó a Harp, ya acreditado en solitario (aunque se mencionaba a los Hoosiers), el single "Slow boogie rock" (1960). No se decanta claramente y en cualquier caso su tenue adscripción al rockabilly llegó tarde en los gustos mayoritarios del público y por tanto fracasó en las ventas. Los Hoosiers siguieron tocando en clubs hasta que a mediados de los años 60 se disolvieron. Harp se buscó un trabajo convencional para alimentar a su familia, tocando solo para reuniones familiares, y murió muy joven, a los 61 años de edad.
Músicos: Lloyd Harp (voz y guitarra), Les Sexton (guitarra) y Bob Frame (contrabajo).

miércoles, 18 de febrero de 2015

Jimmy Crain (Lima,1940 - Springfield, 2009)

Natural de Ohio (Estados Unidos), este verdadero niño prodigio de la música ya era capaz de tocar varios instrumentos musicales a la perfección (guitarra, banjo, mandolina..) con solo siete años de edad. Asombro de las fiestas de pueblo, en su adolescencia ya estaba tocando country de forma semi-profesional en las ferias de los condados, no solo de su Estado, sino también de la vecina Indiana. Consiguió finalmente un trabajo fijo como músico en un estudio de grabación de Dayton, donde no solo destacó como instrumentista, sino que era capaz de componer. Para entonces ya se había convertido en un frenético cantante de rockabilly, con mucho éxito durante sus actuaciones en la zona, y llamó la atención de los del sello especializado Spangle, que le ficharon. Era menor de edad y no obtuvo la autorización familiar, pero simplemente se escapó de casa para perseguir su sueño, estableciéndose en Springfield para el resto de su vida. Esperanzados con el muchacho le mandaron a grabar a los mejores estudios de Nashville, y de aquella sesión salió el magnífico single rockabilly "Shig-A-Shag" (1958). Curiosamente aparecería acreditado Jimmy Crane, no sabemos si buscando un nombre artístico original (Crane significa craneo) o simplemente por una errata, pero el caso es que este apellido no volvería a ser usado. El disco se vendió relativamente bien en el medio-oeste y Jimmy hizo varias apariciones en emisoras de radio y televisión, y salió de gira como telonero de estrellas como Big Bopper, Link Wray o Dion & the Belmonts. Increible fue su actuación en el mítico teatro Apollo de Harlem (Nueva York), meca del rhythm & blues y el du-duá, donde Jimmy asombró a todos con su blanco rockabilly acompañado por su banda enteramente negra. Sin embargo y por razones desconocidas Crain no volvió a sacar ningún disco con Spangle (posiblemente encontronazos de carácter entre un indomable Crain y unos no menos pacientes dueños del sello) y, desencantado con ellos, les dejó. Como parecía que su tiempo pasaba irremediablemente sin alcanzar la fama, decidió crear su propia discográfica, a la que llamó Vincent en honor a a su ídolo, Gene Vincent. Allí se  autoeditó el rockero single "Why worry" (1961), ya acreditado como Jimmy Crain. Como era de esperar las ventas no fueron buenas y este disco fue el único y valioso de Vincent Records. Fue llamado entonces Crain para inaugurar un nuevo sello local de rock & roll, Prism, donde le editaron el rockabilly "Rock-A-Shock-A-Hop" (1962) que ya había grabado, pero no había salido a la luz, años antes. Estaba fuera de época y las ventas fueron ínfimas. Una verdadera injusticia que no triunfase ya que no solo tocaba y cantaba bien, sino que componía su propio material de alta calidad, la mayoría del cual quedó grabado pero inédito en aquellos momentos. De todas formas también él decidio, desde principios de los años 60, semi-retirarse de la música, o al menos de las actuaciones, pues se había casado y tenido un hijo y quería pasar más rato con su familia. Curiosamente, para un rebelde como él, el trabajo convencional que buscó para alimentarles fue el de policía. De todas formas nunca dejó del todo la música, grabando en discos Ray-O el álbum "Miles to go" (1968), fiel al rock & roll a pesar de la época, y donde incluía varios temas instrumentales, algo habitual en las caras B de sus singles anteriores dado su virtuosismo con la guitarra. En los primeros años 70 siguió tocando a nivel local y se empezó a reconocer su aportación gracias a dos álbumes que recogían buena parte de su antiguo material inédito así como nuevas canciones, pero en 1975 sufrió un grave accidente de tráfico, afectándole a la columna, que le dejó postrado en la cama y sin trabajar durante bastante tiempo. Para los años 80 se había recuperado bastante y fundó discos Lodestar, así como una compañía de representación y difusión musical homónima, en Springfield. Jubilado tanto de esto como de la policía, murió a los 69 años de edad, víctima de un enfisema pulmonar. 
Músicos: Jimmy Crain (voz y guitarra) y Grady Martin y Hank Garland (guitarra).

jueves, 12 de febrero de 2015

Billy Hogan (¿Madison?, h. 1925)

Nacido en el norteamericano estado de Alabama, fue siempre un amante de la música hillbilly, pero fue la llegada del rockabilly lo que le emocionó tan profundamente como para atreverse a empezar a cantar. No era ningún virtuoso y tenía cierto defecto físico que no le hacía demasiado atractivo (era bizco), pero no le faltaba ánimo y valor, y cuando fue rechazado en varias discográficas se decidió a fundar su propio sello independiente, Vena, en sociedad con un tal Cloud. Curiosamente su primera edición no se la reservó para sí, sino para otro rocker local llamado Marlon "Madman" Mitchell. El loco Mitchell iba acompañado de una buena banda llamada The Rocketeers y juntos dieron vida al buen rockabilly "Ice cold baby" (1957), compuesto por el propio Hogan. Sin embargo no se vendió apenas y hoy día es uno de los singles de vinilo por los que más dinero se paga (exceptuando algunas rarezas de Sun Records) en los mercados de coleccionistas. De Mitchell nunca más se supo pero el propio Hogan grabó otro tema de rock & roll, "Shake it over Sputnik" (1958), que tampoco tuvo apenas repercusión. Así las cosas Vena Records quedó apartado mientras Hogan hacía sus últimos deseperados intentos de triunfar cantando en algunos clubs, antes de retirarse de la música para dedicarse a su trabajo convencional. De hecho el último disco registrado de Vena es uno de gospel, "I can´t be satisfied" (1961), a cargo de Los Sacred-Aires Quartet. Hogan canceló entonces su proyecto y se sumió en la oscuridad.
Músicos: Billy Hogan (voz) y The Twi-Lighters.

The Moods (Luling, 1958 - h. 1970)

El tejano Clyde Wallace compuso varias canciones de rock & roll en las que veía bastante futuro, y solicitó una audición en el sello especializado local Sarg. Cuando se la concedieron se encontró con el problema de que no tenía un grupo que las tocará y les diera vida, así que reclutó a un puñado de músicos aficionados de su localidad, algunos de ellos todavía adolescentes, y se presentó en Sarg el día señalado. El dueño, Charlie Fitch, sin saber que apenas se conocían entre sí, les dijo que tenian potencial, pero que había que pulirlo, y que volviesen en seis meses cuando estuviesen maduros. Así es como los chicos empezaron a trabajar juntos en serio, bautizándose The Moods (Los Animados), y cuando volvieron a Sarg Fitch les editó de inmediato el fresco rock & roll "Little Alice" (1959) que en pocos día agotó la tirada de mil ejemplares que, precavido, lanzó Fitch. Tras un disco instrumental vinieron el frenético "Let me have your love", casí un solo continuo de brutal guitarreo, el rockabilly "Rockin´ Santa Claus" y el high school "Teenager´s past" (1960), donde los chicos demostraron que también sabían hacer coros du-dua. Bastaron estos pocos meses para convertirles en uno de los grupos más populares del sur de Tejas, llenando a reventar cualquier sitio donde tocasen. Estaba claro que su carrera no estaba siendo bien llevada pues merecían más fama nacional (Sarg no destacaba precisamente por apoyar a sus artistas incondicionalmente) y se marcharon a discos TNT (esto si que es salir de Guatemala para entrar en Guatelpeor). Su "It´s goodbye and not goodnight" fue un desastre de tal calibre que dejaron la casa para ir deambulando por sellos cada vez más modestos. Aunque no les faltaron actuaciones en recuerdo de sus grandes momentos, empezaron los cambios en la formación (yéndose su saxofonista, Ross Whiteside, a tocar un tiempo con Vince Vance & the Valiants, que llegaron a ser teloneros de Fats Domino), y para los años 70 ya no quedaba nadie de los fundadores y habían girado hacia la música country, habiendo entrado gente de Johnny & the Wild Ones o The Clues. Wallace se convirtió en profesor y entrenador deportivo, y cuando se jubiló se dedicó a dirigir el campo de golf de su localidad, algo en lo que aun sigue. Whiteside se dedicó a patentar sus invenciones hasta que consiguió trabajó como químico para empresas de pinturas. Del resto Fred Frazier terminó sus estudios de química y trabajo en varias empresas del sector hasta fundar la suya propia de rayos X, también ejerció de manager de los posteriores sucedaneos Moods, el no miembro original, Don Causey se unió a Scotty Decker & the Sands hasta que fue llamado a servir en Vietnam. Sobrevivió y a su vuelta fundó una banda llamada Country Rain. En el siglo XXI algunos de los Moods originales, junto a Causey, volvieron a juntarse, rellenando huecos con músicos procedentes de otros grupos prestigiosos en la zona en los años 60, como Los Traits.
Músicos: Clyde Wallace (voz y piano), Jimmy Bazar (guitarra y voz), Larry Voight (bajo), Alvin Smith, Don Causey y Barry Bauershausen (batería), Ross Whiteside Jr. y Sylvan Rossi (saxo) y Fred Frazier (guitarra rítmica).

miércoles, 11 de febrero de 2015

Dan Rockabilly (Lille, 1949)

Aunque nacido en el norte de Francia, Daniel Young emigró con su familia a Brasil cuando solo tenía siete años de edad. Era solo un niño cuando se sintió fascinado por el rock & roll que llegaba de Norteamérica, cantando para familiares y amigos primero, y más adelante en las fiestas del colegio y del instituto. Ya para entonces había adoptado el nombre artístico de Dan Rockabilly, significativo del estilo del estilo que llenaba su repertorio, a base de versiones de Carl Perkins, Elvis Presley, Johnny Cash y del ídolo de su país de origen, Johnny Halliday. Durante los primeros años 60 no le faltaron actuaciones, y cuando la fiebre por el rockabilly pasó incluyó en su repertorio mucha chançon francesa de gente como Charles Aznavour o Gilbert Becaud. En 1968 decidió viajar a Estados Unidos para estudiar de primera mano la música de allí, principalmente country, consiguiendo muchas actuaciones seguramente por el exotismo que un franco-brasileño inspiraba. Curiosamente llegó a ser telonero de antiguos cantantes de rockabilly de segunda fila que habían tenido que reciclarse haciendo country, como Ray Price o Bobby Bare. Para 1974 había aprendido lo suficiente como para volver al Brasil con una interesante mezcla de country, rockabilly y chançon que hacían su sonido único y tan atractivo que no le faltaron importantes conciertos por todo el país. Pero en 1976, pensando que su nombre artístico era una cortapisa y un filtro a sus aspiraciones, pasó a hacerse llamar Dan Young cuando cantaba rock o country, y Daniel de Lille cuando hacía temas tradicionales franceses o, innovando en su repertorio, italianos ahora. En los años 80 formó varias bandas, tales como The Country Hearts, Cactus Band o Dixie Band, si bien la que mayor importancia alcanzó fue The Tennessee Pickers, la pionera y mejor del bluegrass en Brasil. Aunque nunca fue una estrella conocida del gran público, Young se convirtió en un cantante culto de los aficionados al country y al rockabilly y su aparición se hacía imperiosa en cualquier fiesta vaquera o motera que se preciase de serlo. También de esta época datan la mayoría de sus grabaciones, destacando su versión del "Mind your own business" (1987) y la instrumental "Song for Susan", donde destaca el trabajo al banjo del gran Adair Torres. En los años 90 trabajó mucho en la radio, tanto como cantante, como experto (también en la prensa) y como compositor de sintonías (también en la televisión), alguna de ellas muy populares aun hoy día en Brasil. En el siglo XXI ha hecho duetos country con la cantante Sena y ha creado creó el grupo de country, pop y rockabilly DY4, con los que aun sigue alquilando sus actuaciones para cualquier tipo de evento.
Músicos: Dan Rockabilly (voz y guitarra), Adair Torres (guitarra, banjo y steel guitar),Astor Parente (guitarra), Edgard Alves (bajo), Monsieur Parron (batería), Lelio (saxo) y Sacha (tabla de lavar).