viernes, 27 de marzo de 2015

Chuck Howard (Flat Fork, 1937 - Columbus, 1983)

http://2.bp.blogspot.com/-H0sB0EBYezo/Tuor76qi2VI/AAAAAAAAEnE/kDP35GB4Poo/s1600/chuck%2Bhoward.JPG 
Nacido en el Estado de Kentucky (Estados Unidos), en su juventud se convirtió al rockabilly y por tanto tuvo suerte, pues tenía muy cerca Cincinnati, lugar que a finales de los años 50 se había convertido en refugio irreductible del género ante al acoso de ritmos más blandos. En uno de los buenos estudios locales grabó el casi estandard del género "Crazy, crazy baby" (1958), que consiguió colocar al sello californiano Sand (luego reeditado por discos Port). Llamó la atención del empresario local Gino Abbaitiello, un tipo que había fundado de forma casi simultanea dos sellos discográficos independientes, ESV y Flame (no relacionado con otros discos Flame de Cincinnati donde la cantante Lee Jones grabó el R&R "Cool, cool daddy" en 1956), empeñado en sacar fruto del héroe de guerra y guitarrista de jazz, country y música clásica mejicano José Madrigal (1918-2013). Abbaitiello también editó "High octane", un gran instro de The Raging Storms (un grupo que luego lo intentaría con los bailes de moda con los tampoco malos "The dribble twist" o "Hound dog twist"), y "Rock & Rolly", un curioso tema de unos deconocidos llamados The Seniors. Pues bien, aquí grabó Howard un par de singles más de rockabilly, entre los que cabe destacar el tema "Gossip" (1959) y asimismo hizo "Out of gas" para discos Do-Ra-Me. No fueron éxitos pero al menos ganó algo de dinero con el que fundar su propia discográfica, Kim, en Columbus. Allí se auto-editó una serie de buenos discos entre los estaban las piezas dignas de mención "Chattanooga shoe shine boy" (1960) y "The very last time" (1961), este último un tema high school. También produjo desde allí a un grupo de chicas llamado Hetzi, y a rockeros de segunda fila como Skip Robinson y Cliff Nash. Pero la empresa no demostró viabilidad y Howard cerró Kim. Se pasó entonces al conocido sello Fraternity, refugio de rockeros, donde grabó el rock & roll "Easy to say, hard to do" (1962) y la magnífica balada "A thing called sadness" (1963), que para desconcierto y alborozo del público convertía en una salvajada rockabilly a mitad de canciòn durante sus directos. Luego Ray Price la convertiría en un éxito nacional. Howard grabó una gran versión del "Johnny Be Good" (1963), pero su verdadera fuente de ingresos fue la producción musical, destacando su éxito con el "Surfin´ bird" de Los Trashmen, y la composición para otros artistas, como la estrella Conway Twitty. No por ello dejó de tocar en clubs de la zona, apoyar a nuevos grupos locales como los garajeros The Shilos o The Four Winds, y de grabar en modestos sellos de los alrededores como Boone. Durante los años 70 se empleó principalmente como músico de estudio para otros artistas, destacando su labor en el experimento country-pop de Ringo Starr "Beacoups of Blues" (1970) Curiosamente como cantante su mayor éxito como cantante fue la balada country "I´ve come back" (1980), para discos Warner Bros., que llegó al puesto 66 de las listas americanas. Lamentablemente, en su mejor momento profesional, falleció de forma repentina cuando solo tenía 45 años. Su hijo Chuck Howard Jr. fue director artístico del sello Curb, y luego creó el suyo propio: Striker. Después se estableció en Nashville como productor, destacando su labor con Hank Williams Jr., Hank Williams III y en los últimos momentos de Eddy Arnold.
Músicos: Chuck Howard (voz y guitarra).

jueves, 26 de marzo de 2015

The Corvettes (Evansville, 1962 - h. 1985)

Naturales de Indiana (EEUU) se formaron en torno a la figura del carismático cantante solista Bill Duzan como una agrupación para bailes, tomando el nombre de un impresionante modelo descapotable que había lanzado la empresa automovilística Chevrolet en 1958. No pasó mucho tiempo antes de que grabaran el single de rock & roll "Janice" (1962) en el modesto sello Duncan. Era esta una pequeña discográfica independiente de una localidad vecina que en origen la había creado Bill Duncan para grabar un disco de country a su hermano Jimmy y sus Country Playboys. Por desgracia las ventas no fueron suficientes para asegurar su supervivencia y Duncan cerró. Duzan intentó entonces una carrera en solitario, que a la postre se quedaría en nada, y empezaría un rosario de cambios en la formación, entrando entre otros el organista Mike Blyth, que le daría un nuevo aire musical y el nuevo cantante Neil Long. Aun así en esta época tuvieron momentos estelares, como cuando fueron teloneros de Roy Orbison o de Jan & Dean e hicieron giras por toda la región. La cosa pintaba bien, pues consiguieron contactar con una importante compañía musical de Nashville y parecía que al fin iban a grabar un disco a nivel nacional, pero entonces, en 1966, Blyth murió en accidente de coche cuando volvía de una boda. Tardaron en recuperarse y recomponer el grupo, y para cuando lo hicieron su sonido había cambiado de tal manera que en su siguiente single, el algo hippy "Sparkle & shine" (1968), aparecían acreditados como Free Reign. De todas formas ellos siguieron tocando, tanto como Corvettes como Free Reign en eventos sociales de su pueblo y en un club los fines de semana hasta su disolución muchos años más tarde. Luego, de ellos, su batería Sonny Kixmiller formó otras bandas, como The Five Smooth Stones, The Family Circle, Church on the Streets Band y The Circle of Friends, y aun toca. Long abrió una acerería y falleció allí en un accidente laboral en 2010, a los 65 años de edad. A día de hoy la mayoría de los demás han fallecido, el último de ellos su fundador Rex Walker (en 2014).
No deben ser confundidos con unos Corvettes de California que hacían un rock & roll bastante animado, y crearon su propio y efímero sello discográfico, llamado precisamente Corvette, para editar su single, oh sorpresa, "Corvette" (1958). También unos Corvetts, de Atlanta (Georgia), que grabaron en el sello Moon la balada doo-wopp, ya cercana al soul "You´re blue".
Hubo también unos Corny & the Corvettes (h. 1960), unos Corvettes en Manchester, Inglaterra (h. 1961-h. 1979), otros Corvettes en Mauchline, Escocia (mediados los años 60), otros Corvettes más en Dublín, Irlanda (también a mediados de los años 60), unos Frankie & the Corvettes en Pensilvania (años 70), y después otros Corvettes (1984-1990) americanos, dedicados a tocar versiones de clásicos del rock & roll. Ninguno de estos llegaron a grabar, excepto estos últimos que hicieron una cassette auto-producida y que se vendió sorprendentemente bien en gasolineras gracias a una astuta mezcla de "Money, money" y "En la granja de mi tío". Si grabaron en cambio Los Corvettes de Brighton (Inglaterra) el post-punk "Love to hate you" (1980) y, desde luego, Nikki & the Corvettes, de las que trataremos en otro artículo.
En la actualidad hay al menos dos nuevos grupos llamado The Corvettes, uno es de Dalton (Massachussets) que se dedica a recrear clásicos del doo-wopp en eventos de todo pelo, y otros más indie en Chile; así como unos Fast Eddie & the Corvettes, que hacen clásicos del rock & roll en cualquier fiesta que les pague.
Músicos: Bill Duzan y Neil Long (voz), Larry Purcell y Don Rusell (guitarra), Jim Rusell (bajo), Sonny Kixmiller (batería), Eric Greulick (saxo), Mike Blyth y Bruce Stevenson (teclados) y Rex Walker (guitarra y teclados). "Shaften" (1962).

miércoles, 25 de marzo de 2015

Harold Lee (Elmhurst, 1938 - Nashville, 2002)

Harold L. Rekart nació en un pueblo de las afueras de Chicago (Ilinois) y en su adolescencia, como tantos otros jóvenes de su país, se sintió atraido por el rockabilly. Empezó a actuar su zona sin demasiado éxito a pesar de que tenía buena voz, ritmo y un pelazo insultante. Ampliando su radio de acción conoció y se enroló en un conjunto llamado The Twilighters, que se llamaban así porque era el nombre del club de Hamilton (Ohio) donde más actuaban. A pesar de que él era el vocalista principal, la estrella del grupo era un joven virtuoso de la guitarra llamado Lonnie Mack, que estaba empezando a llamar la atención de los cazatalentos de la zona. Finalmente, la empresaria de Hamilton Eve Esta Dodds, que regía la discográfica Esta, les fichó. Con ellos empezó a dejar de lado el country y el western-swing que había ocupado toda su producción, para abrirse a otros géneros. Así, trás el tímido rock & roll, "School day" (1957) de un tal Don James, y algunos temas de du-duá e instro, finalmente se atrevió con el rockabilly, siendo los elegidos para inaugurar el género en Esta Records Los Twilighters con su versión del "Pistol packin´ mama" (1958). Mack destacó tanto, una vez más, que fue fichado por el sello Fraternity, donde empezaría su carrera al estrellato como figura del nuevo rock instrumental. Con él se llevó a la mayoría de los Twilighters... excepto a Rekart, que se quedó en Esta para emprender una carrera en solitario con el nombre artístico acortado a Harold Lee. Su único disco fue el excelente rockabilly "Blonde headed woman" (1959) que a pesar de su calidad muchos pincha-discos se negaban a radiarlo porque les sonaba muy parecido a Elvis. No estoy de acuerdo, y tampoco el DJ Dick Biondi que, impresionado, lo puso constantemente (esa visión y gusto le convertiría luego en famoso), pero entonces aquello se reflejó en unas ventas paupérrimas y el disco es hoy día una rara joya para los coleccionistas. Después de aquello, Esta no publicó mucho más antes de su cierre, aunque entre su catálogo aun podemos destacar el high school "Your tears were for real" (1960), de la cantante Nonnie. Lee, aunque era algo así como un ídolo local, se alistó en el ejército y luego se estableció en Nashville, al calor de la nueva prosperidad de la música country, a la que se pasó, en los años 70. Allí murió con solo 63 años de edad.
Músicos: Harold Lee (voz) y The Twilighters.

martes, 24 de marzo de 2015

Johnny Redd ( ? , h. 1935)

Su verdadero nombre era John Stetham, y como tantos otros jóvenes norteamericanos de los años 50 se convirtió en un enamorado del rockabilly desde la primera vez que lo oyó. Decidido a convertirse en cantante del género, su estilo era salvaje e indómito, consiguiendo grabar "Take a ride with me" (1959) en el modesto sello Horizon. Empezó una vida como músico aventurero, recorriendo el páis y recalando finalmente en Florida, donde había clubs de sobra donde tocar. Tenía presencia, entusiasmo y carisma, por lo que cuando el empresario Bob Quimby decidió montar allí su propia discográfica, Carellen, pensó en él para inaugurarla. Redd hizo dos fantásticos discos más de rockabilly, destacando temas como "Rockin´ peg" (1961) o "I flipped my top" (1962), pero ya era tarde para el género y las ventas fueron muy flojas. Quimby decidió apostar entonces por sub-géneros más blandos (el high-school casi infantil, el rhythm & blues vocal y, luego, el folk), por lo que a Redd no se le volvió a editar nada. Una verdadera pena pues había dejado grabados una buena cantidad de estupendos temas más que tardarían décadas en ver la luz. Siguió tocando por todo Estados Unidos, y en una de estas acabó en Alaska en los años 80, donde siguió tocando en clubs con la energía que le caracterizaba. Siguió su vida de aventuras y ahora mismo no sabemos donde está.
Músicos: Johnny Redd (voz y guitarra) y Brian Nefzger (bajo).

The Capris (Filadelfia, 1953 - 1958 y Nueva York, 1957)

 
Los de Filadelfia.

Al menos dos grupos de du-duá estadounidense ha habido con este nombre en los años 50, ambos bautizándose así por el nuevo modelo homónimo de Chevrolet
Los primeros eran unos amigos adolescentes de un barrio negro del Estado de Pensilvania que empezaron haciendo rhythm & blues vocal por las esquinas. Pero en unos meses les había dejado su cantante solista, siendo sustituido por una de las chicas del grupo The Lovettes, Renee Hinton, de solo 14 años. Si bien es cierto que en principio la aceptaron porque tenía un piano en casa, esto les dió un sonido distintivo, diferente al de tantísimos grupos vocales, lo que unido a que además sabían tocar instrumentos y componer les convertía en buenos fichajes para cualquier discográfica. Los más rápidos fueron los de discos Gotham, que les editaron la balada "God only knows" (1954), vendiéndose bastante bien en ambas costas, y eso que en la Costa Oesta había ya unos Capris, de efímera vida, a los que les había ido bien con el tema "Ooh wah". Tras una pequeña pausa obligados por el servicio militar, sus siguientes discos apenas se vendieron, a pesar de que había grandes rock & rolles como "Too poor to love" (1955), y empezaron las deserciones, yéndose Harrison Scott a formar un combo de rock & roll que no llegó a grabar (siendo sustituido por Fred Hale), si bien todavía grabaron un último single, "My weakness" (1958), antes de disolver el grupo. Hinton volvió con las Lovettes (que ahora pasaron a llamarse The Laraes) cantando en los descansos de los partidos de roller-ball femenino. En los años 80, al abrigo de la corriente revivalista, Hinton, volvió a los escenarios cantando canciones de Los Capris pero acompañada a los coros por Los Castelles. Ahora canta solo en coros de iglesia. Del resto de los chicos, sabemos que Hale se hizo cartero, que Eddie Warner falleció muy joven, en 1987, y que su principal compositor, Ruben Wright, sigue tocando el piano por clubs de Filadelfia.
Los otros Capris se conocieron jugando al beísbol en un Instituto del barrio neoyorquino de Queens y eran de origen italiano. Tras actuar en algunas fiestas locales respondieron a un anuncio en el periódico de un par de tipos que querían ser productores discográficos y necesitaban un buen grupo para empezar. Los Capris ganaron la audición y grabaron la balada doo-wopp "There´s a Moon out tonight" (1958) en el sello Planet. Fue un fracaso de ventas tal que a día de hoy es un disco tremendamente valioso y supuso que se separasen poco después (yendo alguno de ellos al ejército). Hubo unos Capris que, entonces, editaron el disco "Ballad of a Dee-Jay" (1960) que deduzco por ciertas pistas que debía contar con alguno de sus miembros en colaboración con algún Del-Satins. Sea como fuere su repercusión también fue nula. Pero cosas de la vida, el coleccionista de discos Jerry Greene dio con una de esas valiosas copias del disco de Planet, se la dejó a un amigo pincha-discos para que la pusiese en su emisora y la respuesta del público fue tan entusiasta que Greene se fue a la discográfica (o lo que quedaba de ella), compró todas las copias y los derechos de la canción para reeditarla en un propio sello creado para la ocasión: Lost Nite. Ni siquiera así daban a basto a vender, y cedieron derechos a discos Old Town para su distribución nacional, elevando el ya viejo tema de los Capris al número tres de la listas. Según el especialista Dik de Heer, estó convierte a "There´s a Moon out tonight" en el único disco en ser editado en tres diferentes discográficas antes de alcanzar el éxito. Esto hizo que Los Capris se reunieran de nuevo en 1961, actuando en los mejores sitios y grabando algunos temas más para Old Town, y luego "Limbo" (1962) para Mr. Peeke, aunque sin demasiado éxito. Después de estó su solista, Nick Santos, les dejó para convertirse en policía, lo que derivó en una serie de interminables cambios en la formación durante los años 60 y 70. Para finales de esa década los restos del grupo estaban más que olvidados, tocando en pequeños clubs nostálgicos, pero en los 80 Santos volvió a la banda (donde ahora había ex-miembros de Los Del-Satins, con los que había trabajado en el pasado), grabando con ellos un excelente disco de clásico du-duá entre los que destaba el fabuloso nuevo tema propio (si bien Santos había empezado a componerlo en 1961) "The morse code of love" (1982). La gente pensaba que era una canción de los años 50 y se convirtió en la reedición del año en la Costa Este. Gracias a esto a los Capris no les han faltado actuaciones en salas, televisión y festivales desde entonces, si bien solo uno de ellos, Frank Reina, queda del grupo original, pues Vinnie Naccarato murió en 2008 (67 años) y Santos de cáncer en 2010 (69).
Músicos: Capris de Pensilvania: Charlie Stroud (solista), Harrison Scott (tenor y saxo), Ruben Wright (barítono y piano), Bobby Smart (voz bajo, guitarra y bajo), Eddie Warner (2º tenor y batería), Renee Hinton (alto) y Fred Hale (tenor). Capris de Nueva York: Nick Santos (solista), Mike Mincelli y Tony Sergi (tenor), Vinnie Naccarato, Tony Dano y Lou Esposito (barítono), John Cassese, Tommy Ferrara y John Monforte (voz bajo) y Frank Reina y Nick Nardo (2º tenor). Los de Nueva York.

domingo, 22 de marzo de 2015

Roy "Boy" Baker (Hazard, 1929 - Knoxville, 2014)

Nacido en una localidad minera de Kentucky (Estados Unidos) su padre trabajaba en la mina de carbón y él se vio también acarreando mineral desde muy pequeño, ganándose el apodo de Roy Boy, el Chico Roy, entre los otros mineros, mote que ya nunca le abandonaría. En los pocos momentos que la mina le dejaba libre, el pequeño Roy se dedicaba a aprender a tocar instrumentos, algo para lo que tenía un dón, y a vender dibujos que hacia. Así en su adolescencia ya tocaba con soltura media docena de ellos y empezó a soñar con dejar sus duras condiciones de vida. No iba a ser fácil, pero al menos de momento se decidió a dejar su pueblo, encontrándo trabajo en una fábrica de General Motors de Detroit, actuando en los bailes que la empresa organizaba los fines de semana. Sus actuaciones ampliaron sus miras y suya fue la última edición de Dess, una discográfica independiente regida por el Coronel Sam Sayler, pero que en su modestía y sus seis años de Historia (1957-1963) dio vida a grandes discos de rock & roll. Su disco, "Bridges of love" (1963), era un magnífico R&R con toques doo-wopp y estaba compartido con un tal Gerry Dee ("I thought I heard you call my name") por la otra cara. Baker pasó un tiempo tocando sin grabar nada hasta que su amigo Sayler retomó sus ansias empresariales y montó discos Dessco, una especie de continuación de Dess. Aquí se volvió a editar su "Bridges of love", pero ahora con otro tema de Baker en la otra cara, el más country "Contract time in Detroit City" (1970). Cuando se jubiló, tanto de la fábrica como de la música, se estableció en Knoxville, donde abrió una funeraria llamada Bridges (como su canción) y consiguió aparecer como minero en la película "Cielo de octubre" (1999). Luego, tras los atentados del 11-S creó una especie de personaje ultra-patriótico enfundado en la bandera yanqui que hacía actividades benéficas por todo el Este de Tennessse y que llegó a ser bastante conocido. Cuando la salud le apartó de esto también volvió a sus inquietudes artísticas de juventud, llegando a ganar un premio local de arte abstracto. Falleció como consecuencia de problemas coronarios a los 85 años de edad.
Músicos: Roy "Boy" Baker (voz, piano, guitarra, batería, banjo y violín).

Herbie Smith (Dayton, 1933)

Nacido en el norteamericano Estado de Ohio, Smith demostró pronto interés en la música country, si bien en su juventud, como tantos otros de su edad, se pasó con pasión y talento al rockabilly. Tras un buen puñado de actuaciones llamó la atención de un ojeador que lo recomendó a discos Sand. Tales eran las esperanzas puestas en el chico que se le llevó a grabar nada menos que a los estudios Columbia de Nashville, donde estaba la flor y nata de los músicos de estudio del momento, y de la Historia. El resultado fue el fantástico rockabilly propio "So wild over you" (1958) que, a pesar de las expectativas, no se vendió bien. Se perdió interés en él y Smith pasó a discos Do-Ra-Me, donde editó el muy buen rock & roll "Baby moon" (1959). Luego hizo una moderna narración bíblica de "Samson & Delilah" (1961) en discos Wildcat de Tejas y después el high school "What happened to the girl" (1962) en discos Dess, de Wilmington. A pesar de la sobresaliente calidad de estos temas a Smith ni le sonrió la suerte ni fue apoyado lo que merecía por las discográficas con las que trabajó, pasando sus obras completamente desapercibidas en aquellos tiempos. Volvió a casa decidido a coger el toro por los cuernos y fundó su propio sello, Gwen, donde editó el single country "Can´t say I´m sorry" (1963). No quería ello decir que se había olvidado ya del rock & roll, como se demuestra en que inmediatamente grabó el rockero "One step forward" (1964), en el sello Starrett, de su amigo y paisano Stewart Self. Tanto Gwen como Starrett dejaron de operar y Smith se tuvo que pasar, esta vez ya de forma definitiva, a la música country, tocando en el circuito de clubs estatal. Grabó un par de singles más en discos Chance, entre los que cabe destacar el tema "Four seasons" (1968), antes de hacer otra intentona propia al fundar Astral 7 Records. Nada queda del local, pero este nuevo sello suyo había nacido con mayor seriedad e ilusión que el anterior, con un llamativo logotipo y, al fin, carátulas para los discos. Por desgracia Smith se dedicó en exclusiva a publicar sus trabajos y casi siempre de baladas country. Aun así podemos destacar "Downtown Knoxville" (1969) y un complejo álbum llamado "By request" (1970). Tras el tremendo esfuerzo económico que supuso la publicación de un LP, Astral 7 tuvo que centrarse en ser, simplemente un estudio de grabación para aspirantes a músicos de su localidad y sede de una compañía de representación de artistas. Allí, en Dayton, Smith protagonizó un espectáculo de música country radiado a veces (1971-1972) y luego abrió su propio club, The Music Man, en 1973. Este local alcanzó gran fama en la región merced a sus actuaciones en directo, pero lo vendió muchos años después a Vondal Moore, cantante del grupo Pictorian Skiffulls. Actualmente Smith sigue tocando por la zona de vez en cuando y es directivo del Museo del Corvette.
Músicos: Herbie Smith (voz y guitarra), Hank Garland (guitarra), Bob Moore (contrabajo), Buddy Harmon (batería), Hargus "Pig" Robbins (piano), The Jordanaires y The Jay-Elles (coros) y The Smith Boys.

Rocky Davis (¿Tennessee?, h. 1935)

Como tantos jóvenes aspirantes a cantantes el joven estadounidense Billy Smith, que tal es su verdadero nombre, se sintió tremendamente impresionado por el rockabilly del primer Elvis, copiando estilo y movimientos. Actuó en fiestas y clubs de su ciudad y finalmente pudo grabar "Tell me baby" (1958) en el sello Red Hed. Este, la verdad, no es más que otro tema intentando captar la esencia de Presley sin ninguna originalidad. Y es que a ello se dedicaba basicamente en sus actuaciones Smith. Finalmente recaló en la localidad turística de St. Cloud (Florida), llenada de clubs de playa donde podía ganarse la vida actuando. Allí conocío a Jeanie Christie y Earl Durrence, músicos aficionados a los que impresionó la presencia y buen hacer de Smith. Fundarón una discográfica llamada Blue Sky para editar a Smith el single "Your a doll", compuesto por ellos mismos, pero acreditado ya su amigo con su más sonoro pseudónimo de Rocky Davis. Es este un rockabilly fresco que mezcla el estilo con coros du-duá y desenfado rebelde, sin pensar en purezas estilísticas, una obra genial que recuerda más al rockabilly sin ataduras que se hacía en la España de los años 80 que al estricto lo que yo hago es el rockabilly de verdad porque un día cagué en Sun records y copié sus ecos. Alegre, bromista, con el debido toque amateur propio de la juventud, lejos de purismos excesivos, virtuosismos pedantes y seriedad idiota. Por esto y por mil razones más el disco no se vendió nada bien y hoy día es buscado como el diamante que es. La misma Christie grabó el excelente western-swing "Flying high" acompañados de una banda llamada para la ocasión The Blue Sky Ramblers, liderada por Durrence y donde tocaban una serie de amigos, entre ellos Rocky. Tras un single hillbilly a los hermanos Franklin, Blue Sky publicó otra sorprendente joya de Rocky, "Hot rod baby" (1959), un rockabilly de energía vibrante compuesto esta vez por él mismo. Los Continders (luego rebautizados Contenders) eran el conjunto de du-duá que le hacían los coros y fueron ellos, con Clifford Curry a la voz solista (este había sido miembro de Los Chimes), los que grabaron el siguiente disco de esa especie de familia musical en que se había convertido Blue Sky, "Mr. Dee Jay". Un último disco de country a cargo de Lynn Cramer, acompañada por los Blue Sky Ramblers, fue el último de ese sueño conjunto que había sido Blue Sky y que se derrumbó por la falta de ventas. Rocky siguió cantando por las playas de Florida unos meses más, hasta que finalmente volvió al norte, parando en Hudson (Ohio) donde le habían llegado oidas de un nuevo sello rockero llamado White Star. Era esta un pequeña discográfica independiente creada por Anne T. White que se había dedicado sobre todo a grabar a una banda llamada The Caps. Retomando su nombre de Billy Smith a nadie sorprenderá ya que este emergiese con otro sensacional disco, "Johnny Machine" (1960), fiel al rockabilly y a su estilo a pesar de que los tiempos habían dejado de ser propicios al género. Ni que decir tiene que el éxito, una vez más, no le sonrió, e injusticias de la vida se vio pululando por el Medio Oeste tocando en el circuito de clubs. Aun publicó un disco más, uno de versiones intrumentales en el sello Airtown de Indiana, "The high and the mighty" (1968), antes de que se le perdiese la pista a este fenómeno que debería haber sido recuperado durante el revivalismo rockabilly, y no lo fue.
Músicos: Rocky Davis (voz y guitarra acústica), The Continders (coros), The Sky Rockets y The Jive Kings.

sábado, 21 de marzo de 2015

Mary Hankins (Charleston, h. 1947)

Hija de un pianista de Virginia Occidental, Mary aprendió a tocar el piano desde pequeña, aunque cuando su abuela le regaló una guitarra se pasó a este intrumento y al rock & roll. En el instituto conoció a un grupo de du-duá y R&R llamado The Tiki-Turbans, liderado por un tal Jimmy Taylor, y empezó a tocar y cantar con ellos, consiguiendo en seguida un puesto fijo en un conocido club nocturno local. Grabaron finalmente el rock & roll "Ants on my pants" (1964), única edición conocida de la empresa Continental Promotions, pero el disco no tuvo éxito. Mary se pluriempleó cantando jazz y rhythm & blues en la Tyson Band, y doo-wopp en The Parliaments, pero les dejó a todos abruptamente, en 1965, cuando empezó a formar una familia. Reapareció en 1969 como cantante de soul, presentandose con bastante éxito a ciertos concursos del género, aunque ello no fue suficiente para que su carrera despegase. En los años 70 fue corista de Quincy Jones o Eddie Harris, pero sus constantes intentos por integrarse en grupos de enjundia, como Las Supremes o Fifth Dimension fracasaron. Cantó pues para pequeños combos locales, como Early Spring Band o Winston Wall Band, mientras que en los años 80 se unió a grupos de pop-rock como Stratus o Slaymaker. Desde entonces cantó en coros de iglesias protestantes y en bandas de jazz hasta que en 1996 se unió a otro grupo llamado The Esquires, que cantan en bodas y todo tipo de eventos. En 2004 se retiró de la música.
Músicos: Mary Hankins (voz) y The Tiki-Turbans.

Harold & Bob (Indianápolis, 1959 - 1960)

Delta fue una discográfica independiente fundada en Indiana (Estados Unidos) a finales de los años 50. Tremendamente modesta, operaba desde un pequeño local (calle Meridian nº 1603) de Indianápolis y sus discos eran prensados y etiquetados por la empresa Rite, especializada en estas lides. La primera idea de Delta era, sin duda, hacer generos afines al country, como demuestra su primera edición, el típico bluegrass "Rone County breakdown" por parte de Delmer Sexton & the Rone County Boys. Pero pronto derivaría hacía el western-swing y el rockabilly de la mano de Harold Hubble. No lo puedo asegurar pero hay ciertos detalles que indican que Hubble tenía cuanto menos cierta participación en discos Delta. Sea como fuera publicó el inocente rockabilly "Let´s go daddy O" (1959), acompañado de un grupo llamado Los Spitfires, cuya cara B llevaba un tema llamado significativamente "Stray cat". Pronto se remodeló el proyecto y Hubble se unió a uno de los Spitfires, Robert Jarvis, para formar el dueto Harold & Bob, que regrabaron "Stray cat" en un tono más rockabilly e hicieron una serie de temas instrumentales del mismo género, entre los que destaca "Spitfire" (seguían acompañados por los Spitfires). Eran buenos temas que sin embargo no se vieron recompensados por el éxito, por lo que el dúo se disolvió para ayudar musicalmente o en labores de producción a otras intentonas de Delta. Son gente hoy olvidada como Eddie Smalling & the Rolling Ace´s ("Jeanie"), Gary Gillespie & the Playboys ("Dancing girl") o Mary Lou Wahl & the Crowns ("Someone like you"), todos ellos rockeros. Lamentablemente discos Delta cerró a finales de 1960 (su sede es ahora un vacio solar) y ninguno de ellos pudo salir del anonimato.
Músicos: Harold Hubble y Bob Jarvis (voz y guitarra) y The Spitfires.

viernes, 20 de marzo de 2015

Chuck Jones (¿Tennessee?, h. 1935)

¿Cuantos cantantes de rockabilly de la edad dorada pueden presumir de haber grabado más de un centenar de singles? Con los dedos de las manos se pueden contar, y uno de ellos es el totalmente desconocido hoy día Samuel Marshall, que tal es su verdadero nombre. Haciendo rockabilly actuaba bajo el nombre artístico de Chuck Jones, y le movía una moral y un ánimo sin límites, y cuando se le cerraron las puertas de las discográficas recurrió a los estudios Globe, una empresa que dirigía el matrimonio Maxwell que se dedicaba a editar vinilos auto-producidos por el artista en cuestión pero con apariencia de ser hechos por una discográfica de verdad. Así, Jones y los Maxwell idearon discos Belle Meade, donde editó la increible cantidad de más de una quincena de discos de rockabilly y rock & roll, algunos de ellos realmente buenos, como "You´ve got the wrong baby, baby" (1959) o "I flip for you baby" (1960), por citar algunos ejemplos. Tal aluvión de canciones no fue recompensada por el éxito y Jones decidió recuperar su nombre de Sammy Marshall, tratando de empezar de cero como un cantante high school y de bailes de moda. Como tal editó algunas piezas algo tontarras, como "The Bender song" (1961) y luego una serie de buenos high schools entre los que debemos destacar el tema "Just a few", que de todas formas estaba en un EP compartido (con algunos personajes como La Chica Misteriosa) que pasó desapercibido. Luego grabó "If you ever had the blues" (1962), un tema de alegre R&R, bien hecho y en teoría comercial pero que por desgracía tampoco se vendió bien. Siguió haciendo una serie de buenos temas como "Rock & roll boogie beat" (1963) o su dueto con Mary Kaye "Twist and turn", pero mientras tanto ya había empezado a desdoblar su personalidad en forma de multiples pseudónimos según el estilo. Así, Marshall también era Ben Tate (para dar rienda suelta a una vena más folk), Terry Bruce (algo más psicodélico), Johnny Cargill (para su faceta country), Sonny Marshall (haciendo algunos high school pero bastante orquestados ahora, entre los que cabe destacar "Bubble gum Betty"), Sonny Marcell, (grabando con este nombre muy buenos temas como "It´s a very fine day" (1964) o "Hey say baby") o Sonny Maracel, registrando con este último apodo algunas canciones ya más enfocadas al estilo crooner, como "When I´m alone" (1965), "Rose, throw your rose" (1966) o "Stranger" (1967). Nada funcionó, y volvió a usar el nombre de Sammy Marshall, grabando otro montón de singles entre los que destaca el tema "Just like a jet plane" (1969). En los años 70, usando su alter-ego de Ben Tate, editó algunos discos de música ligera como "Leaving with the tide" (1971), "I love your smile" (1973) o "You insulted me" (1976). Todos estos discos, todo sea dicho, editados en sellos ideados por el propio Jones o por cualquiera de sus desdobladas personalidades, en comandita con los Maxwell. Durante los años 80 aun siguió cantando alternando personalidades, pero ya dejó de grabar cuando los Maxwell cerraron su factoría de discográficas en serie, y luego se le pierde la pista, tanto a Marshall, como a Jones, Marcell, Tate, Cargill, Maracel y Bruce.
Músicos: Chuck Jones (voz), The Rockets, The Rays (luego Sun-Rays), The Links, The Keynoters (luego Key-Tones), The Gold Coast Boys, The Collegians y The Party Crashers (uno de los mejores nombres de grupo de la Historia).

jueves, 19 de marzo de 2015

The Collegiates (¿Huntington?, h. 1956 - 1968)

Grupo de amigos que formaron un conjunto de du-duá a la espera de poder completar la formación instrumental, y cuyo nombre proviene de que eran buenos estudiantes que iban a empezar la Universidad. Hicieron los coros y a algo de acompañamiento musical a su amigo Dickie Lee cuando al fin este pudo grabar en el sello Tampa (California) el single "Stay true baby" (1957), un magnífico rockabilly a medio tempo. Aireado bien localmente, Lee se los llevó con ellos a Memphis cuando los de discos Sun se interesaron en sus servicios. De aquellos mágicos momentos en los míticos estudios salieron dos singles, "Memories never grow up" y "Fool, fool, fool" (1958), que si bien fueron algunos de los fiascos comerciales de Sun en aquella época al menos sirvió para elevar de categoria a los Collegiates (para siempre) solo por el hecho de haber grabado allí. El fracaso de ventas significó el fin de Lee en Sun y por tanto de sus coros, separando caminos. Los Collegiates, tras algunos cambios en la formación, recalaron en Ohio, grabando, ya como grupo independiente, el high school "A kid in his teens" (1960) en el sello R.D. Globe. Luego se instalaron definitivamente en Virginia Occidental, auto-editándose la balada high school "Say hello to my angel" (1963), acompañados a los coros por su equivalente femenino, Las Classmates, y como no podía ser de otra forma entre tanta jerga universitaria, llamaron al improvisado sello Campus. Más en serio ya, formaron otra discográfica llamada Cabell, cuya primera edición fue su "Won´t ya let me be your baby" (1964). A partir de aquí su rock & roll se volvió mucho más maduro, como demuestran grandes temas como "There must be somethin´" (1965) y sobre todo el fenomenal "Only you can make me well" (1966), donde aun se hacen guiños a sus pasados tiempos del doo-wopp. Tras un par de singles más garajeros, entre los que destaca el tema "High blood pressure" (1967), se dedicaron más a producir a otros grupos, editandos en Cabell a bandas de garaje como The Rejects o The Dea Jays, de soul como The Parliaments o The Third Soul Trio, o de western-swing, como Jerry Deer & the Deer Bros. o Dick Lucas. Cabell cerró en 1968 y los Collegiates se dispersaron y buscaron trabajos convencionales.

miércoles, 18 de marzo de 2015

Harold Shutters (New Albany, 1936 - 1998)

Joven rockero natural de Indiana (Estados Unidos), lleno de ánimo y energia que, después de algunos salvajes conciertos, llamó la atención de Joe Dyson, propietario del modesto pero próspero sello discográfico independiente de Scottsville (Kentucky) Goldenrod, especializado en country en esos momentos pero abierto a introducirse en otros mercados. Con Shutters inauguró su linea rockabilly, que ya no abandonaría, con fenomenales discos como "Rock and roll Mister Moon" (1956) y "Bunny honey" (1957), que se vendieron muy bien en la región. Estos discos llegaron a oidos de Bee Records, discográfica que fichó a Shutters, y que rápidamente le cambió nombre artístico a Don Ellis, quizá pensando que había problemas con un apellido difícil de pronunciar. Para Ellis, su aparente mejor baza, Bee puso a su disposición un conjunto local experimentado y profesional llamado The Royal Dukes, los cuales ya habían tocado para estrellas como Freddy Cannon o Las Shirelles. Dejando aparte bandas y pseudónimos, se demostró que el estilo de Shutters/Elllis no habia cambiado, y desde Bee vieron la luz más grandes rockabillys como "Come in world" (1958), "Half of me" (1959), el medio tempo "Blue fire" (1960) o su version del "Party doll" (1961). Tampoco esta vez le sonrió la fortuna, y terminó integrado en los Royal Dukes, como uno más, haciendo el single de rock instrumental (el nuevo sub-estilo de moda) "Navajo" (1962), una respuesta más al tremendo éxito del similar, aunque superior tema de Los Shadows, "Apache". Luego hicieron de grupo de acompañamiento al conjunto inter-racial de du-duá local The Invictors en su único single, "I´ll always care for you", también en Bee. Lon Invictors estaban formado por antiguos miembros de The Silhouettes, The Honey Bees (Barry Boswell) y por los hermanos Yuhas, uno de los cuales era a su vez componente de los Royal Dukes. Tampoco tuvieron éxito, Bee cerró, y los Royal Dukes se separaron. Boswell formó un nuevo conjunto de doo-wopp, The Termites, que grabaron un único single, "Carrie Lou" (1963), antes de disolverse. En cuanto a Shutters / Ellis, volvió a su pueblo tras no alcanzar el éxito esperado y sufrió un infarto siendo aun muy joven, en los años 80, que le retiró del mundo de la música, falleciendo poco después a los 62 años de edad.
Músicos: Harold Shutters (voz y guitarra acústica), Wilson Bohanok y Bill Yuhas (guitarra), Stan Witinski (bajo), Dominic Muiccio (batería), Bill Bower (saxo), Sandy Penice, Barbara Penice y Gene Yuhas (coros) y The Rocats.

Ernie Morris (Dayton, h. 1930)

Fue un fantástico guitarrista de Ohio (Estados Unidos) con un amplio y ecléctico repertorio que abarcaba blues y country. En seguida se hizo un nombre en su zona y actuó con mucha regularidad, primero en fiestas locales y clubs, y finalmente en la radio y conciertos de mayor envergadura. Durante uno de ellos se le ocurrió grabar en un magnetófono su fantástico blues-rock "Shoeshine man" (1961), y el resultado fue tan bueno a pesar de medios tan precarios que se animó a fundar una discográfica propia, ya que ninguna otra parecía interesada en sus servicios. La llamó Ermo, por las primeras letras de su nombre y apellidos, editándose el single de western swing "(It´s) a lonely, lonely place" (1963) seguido del rockabilly "Please don´t hurt me". Hubo otros muchos temas que quedaron enlatados y no salieron a la luz hasta mucho después. Morris, sin que el éxito le sonriera a pesar de su evidente calidad, cerró Ermo y se buscó un trabajo convencional, perdiéndose entre la oscuridad.
Músicos: Ernie Morris (voz y guitarra) y The Sociables.

martes, 17 de marzo de 2015

The Blue Angels (Hammond, h. 1962 - h. 1968)

Formado en el estado norteamericano de Indiana, en principio era un grupo de polkas que se llamaba Los Starlighters, pero cuando se afiliaron al sindicato de músicos descubrieron que ya había otra banda que se denominaba así y se cambiaron el nombre. También cambiaron su estilo musical, empezando a hacer rock & roll, y a partir de ahí no les faltaron conciertos en clubs, bailes, bodas o eventos municipales. Se presentaron al concurso televisivo de jóvenes promesas de Ted Mack, pero durante los ensayos este les dijo que eran demasiado buenos para eso y los mandó a casa. Acto seguido se pasaron al surf y al rock garajero, fichando por discos Cap y editando una serie de singles entre los que caben destacar los temas "Quick sand" (1963) y "Let´s shout and shimmy" (1964), si bien el que más éxito tuvo fue "Fame & fortune". No es que fueran grandes éxitos, pero les convirtieron en muy populares en su Estado, y fueron los elegidos para telonear a Chuck Berry cuando pasó por su ciudad. Como anécdota decir que a su vez a ellos los telonearon una vez unos principiantes entonces Jackson Five. Pero Cap era una empresa de pocos recursos y poca tirada, y hartos de lo poco que se les valoraba, crearon su propia discográfica, Angel, auto-editándose una versión del "Money" (1965), que tampoco tuvo éxito a pesar de su calidad. Siguieron actuando y fueron teloneros de grandes estrellas como Bo Diddley, James Brown, Ray Charles y Los Beatles, y parece ser que a ninguno de estos les hacia mucha gracia actuar después de ellos, tal era la bulla que montaban en el escenario (muchas veces vestidos todo de azul, incluyendo pelucas de ese color) y entre el público. Pero la Guerra del Vietnam les destrozó a ellos también empezándoles a llamar a filas y no pasaría mucho tiempo antes de que se desintegrasen. Al menos todos sobrevivieron al conflicto, y de ellos solo uno, Johnny Puskas, sigue tocando, con una banda llamada The Show Stoppers.
Ha habido otros grupos de rock & roll llamados Blue Angels, pero por desgracia no dispongo aun de suficientes datos biográficos. Uno de ellos era en realidad un dueto de chicas de las Antillas holandesas que grabaron en Alemania el pausado rock & roll "Ya ya" (1961). Otros era, casualmente, también de Indiana, y grabaron en Fort Wayne el rockero "Yea, yea Miss Ann" (1962), un tema en el que aparecía como invitado un hoy también desconocido rocker llamado Little Boo. Fue esta la única edición del modesto sello discográfico Carnival, que lo volvería a reeditar deletreandose ahora la marca Carnaval, y pasó sin pena ni gloria en ambas ocasiones (según algunas fuentes, este efímero sello fue una invención de Cliff Ayers, dueño de Emerald Records). Otro grupo homónimo estaba formado por chicanos de Los Angeles, los cuales editaron el magnífico instro "Nine to ten" en el sello Meza.
Músicos: Mario Muñiz, H.A. Gentry y Micky Mack (voz), Paul Rivich y Rick Toth (guitarra), Kenny Simmons (bajo y teclados), Bob Zemburski y Phil Swan (batería) y John Puskas (saxo).

lunes, 16 de marzo de 2015

The Mark IV (Chicago, 1956 - h. 1964)

Un grupo de amigos de Ilinois (Estados Unidos) formaron el conjunto de rhythm & blues vocal y swiing The Rhythm Makers, pero tras varios cambios en la formación (y el rumor de que había otro grupo llamado igul) el número de miembros quedó establecido en cuatro, decidieron rebautizarse The Mark IV. En el modesto sello Cosmic editaron el single de swing y R&B "Goose bumps" (1957), pero pronto evolucionaron su estilo hacia el du-duá y el rock & roll, como demuestra "(Make with) The shake" (1958). Este último se vendió muy bien en Canadá y llevó a los chicos a la televisión nacional. Inmediatamente les ficharon los de discos Mercury, yéndoles muy bien allí con "I got a wife" (1959), una especie de polka-rock que llegó al número 24 de las listas de su país y al 14 en Canadá. Su carrera parecía bien encarrilada al menos para mantenerse entre aquellos que podían vivir de la música, pero ahora trabajaban para una gran compañía que siempre quería más y les impusó compositores y músicos profesionales de estudio. Esto fue cambiando la formación poco a poco (tanto por imposición como por hartazgo y posterior abandono de sus componentes) hasta el punto que estaba pasando de ser un grupo vocal a uno instrumental, como se demuestra en su single "My funny Valentine" (1960), acreditados, no se sí por una errata, por cuestiones de derechos o porque ya tenían poco que ver, como Marc IV.  Y es que Mercury se había quedado con royalties, derechos sobre el nombre e incluso con su personalidad, habiendo llegado al extremo de imponer como miembros fijos a la pareja de compositores de la casa Wenzlaff-Mascari que en cuestión de meses serían unos directivos más de Mercury, dirigiendo alguna de sus filiales. No era disparatado por tanto que, en un raro alarde de sinceridad, decidieran rebautizar al irreconocible grupo The Rich Kids (Los Niños Ricos). Cuando incorporaron a Sonny Flaharty (vease) en 1965, un conocido ex-cantante de rockabilly que les había ayudado a grabar una maqueta, pasaron a llamarse The Mark V (pues eran ahora cinco miembros más o menos fijos) y se promocionaron como un nuevo grupo canadiense, para romper con su pasado con el rock & roll clásico y para aprovechar el tirón del grupo en Canadá. Y es que ahora estaban haciendo psicodelia de lo más lisérgica posible, grabando en el sello Counterpart un buen puñado de temas, pero solo viendo la luz (el resto se salvaron gracias a que guardaron las cintas Flaharty y Doug Porter) el single "Hey conductor" (1967). Decepcionado e impaciente, su organista Mike Losecamp, que era realmente quién llevaba buena parte del peso de la canción, dejó el grupo para unirse a The Cyrkle. Y es que había muchos egos inflados en la banda y no sentó nada bien que en la reedición de Philips se acreditara como de Sonny Flaharty & the Mark V (y eso que ahora sí, el tema tuvo bastante éxito). Así, le siguieron el batería N.D. Smart, parsa irse a The Remains, si bien luego terminaría con Gram Parsons, Flaharty  para seguir su carrera en solitario y poco después el resto, desbandándose la banda completamente. Algunos de los miembros originales volvieron a unirse, haciendose llamar ahora Mark IV Quartet e hicieron el single de gospel "Swing low, sweet charriot" (1970) en el modesto sello Lark. Cuando uno de ellos les dejó en los años 80, pasaron a llamarse de forma un tanto incongruente The Mark IV Trío. Poco después se disolvieron de forma definitiva.
No deben ser confundidos con otros Mark IV, un grupo de soul de Nueva York de los año 70.
Músicos: Bob Peterson y Leon McGeary (voz), William Thomas (voz y guitarra), Michael McCarthy (voz y batería), Edward C. Mascari (batería), Erwin Herbert "Dutch" Wenzlaff  (piano) y Dick Marx Orchestra.

sábado, 14 de marzo de 2015

Joey Welz (Baltimore, 1940)

Natural de Maryland (Estados Unidos), Joseph Welzanz , que tal es su nombre completo, era hijo de un policía y de una pianista que le enseñó todos los trucos del instrumento. En su adolescencia formó el grupo de rockabilly Los Jay- Rockers, cuyo cantante era Marty Thompson, y que a falta de un contrabajista el mismo Welzanz tocaba los bajos en el piano con su mano izquierda en una técnica muy usada en los artistas de boogie-woogie. Grabaron unos cuantos temas para el modesto sello Hydra, aunque solo se editó el instrumental "Jitterbug rock" (1955), lo suficiente para que fueron teloneros de Bill Haley & the Comets a su paso por su ciudad, teniendo el honor Welzanz de tocar un rato con ellos. Acreditándose ya con el nombre artístico de Joey Welz, se hizo acompañar desde 1957 de una nueva banda llamada muy significativamente, The Rock-A-Billies, que causaron sensación localmente por su salvajismo en escena, destacando las actuaciones de Welz muy a lo Jerry Lee Lewis. Harto de que no se reconocieran sus méritos, fundó su propio sello discográfico, Bat, primero de una interminable serie que crearía a lo largo de su vida. Lo inauguró con el single rockabilly "Boppin the stroll" (1959), al que siguió "The mistery of love". Tras editar también el rock & roll "Little girl" (1961) a Bobby Everhart (que solo grabaría un disco más, "Bonnie Maronie" -1965-, antes de sumirse en la oscuridad), Welz fue llamado a filas, siendo destinado a Alemania como ingeniero de sonido y pincha-discos de la emisora del ejército en Berlín, aprovechando para grabar más canciones propias, como el high school "Summer scene" (1962). Hasta allí llegaron de gira Bill Haley & the Comets, encargándose a Welzanz registrar algún concierto en directo y alguna canción de estudio, haciéndoles él mismo los coros. Cuando el pianista de Los Comets, Johnny Grande, les dejó en pleno tour, se contrató a Welz como sustituto temporal y como telonero en solitario para algunas de sus actuaciones. En otras de ellas los teloneros eran unos entonces semi-desconocidos Beatles, y Welz tocó el piano con ellos. De vuelta a Estados Unidos, Welz retomó discos Bat, haciendo su "The whistling man´s boogie" (1964), en el que demostraba y se jactaba de sus dotes como silbador. Luego Haley volvió a contar con él para otras sustituciones, llegando a grabar el piano en su versión del "The green door". Cuando Haley y los Comets separaron caminos, Welz tocó con estos últimos unos meses y también consiguió que fuesen su grupo de acompañamiento en su single "You changed" (1965). En esta época firmó con discos Canadian-American, que le editó el single "Hey little moonbeam", un éxito local. Paralelamente grabó para otros sellos, suyos o no, como Leedle ("Hey rattlesnake") y colaboró con otros artistas, destacando su álbum conjunto con Link Wray "Listen to the voices" (1969). En los años 70 la influencia psicodélica le hizo, como a tantos otros, hacer cosas muy raras, si bien siempre tenía cosas salvables, como su versión del "Hey baby, do you wanna dance". Cuando Haley se retiró en 1977, Welz organizó un espectáculo llamado The Comets Revival (llamados también The Rockin´ Comets) junto a otros tangenciales miembros de la banda, y cuando Haley murió, siempre oportunista, organizó The Bill Haley´s Comets que grabaron el single "Bring back the music" (1982). Por lo demás, los años 80 fueron una época muy mala musicalmente, haciendo horteradas dificilmente soportables (aunque hemos de salvar de la quema, una vez más, unas versiones rock y country del "Rock around the clock") que iban acompañadas con una estética muy acorde a los tiempos, con teclado-portátil a modo de guitarra incluido. Ello no excluye que fuese bastante popular, desde luego trabajaba en esto constantemente, y más aun cuando se convirtió en campeón mundial de yo-yó, llegando a salir en esoso concursos televisivos para celebredidades de segunda fila. Se estableció en Nashville, y ascendiendo en el escalafón se convirtió en dueño de una ya crepuscular Canadian-American. También fundó discos Caprice, editando tras años de mediocridad muy buenos temas, como "I´m an old rock and roller" (1992), "One way ticket" o "Nashville boogie". Luego organizó unos nuevos Comets, con lo que de nuevo actuó bastante, y de nuevo aprovechó sus giras con ellos para ensalzarse como uno de los grandes pioneros del R&R y en divulgador de su tema mítico, "Rock around the clock" (algo, como poco, dudoso). Exprimiendo esta mina hasta la extenuación, hizo una nueva versión, "Rock around the clock forever" (2004) absolutamente horrible. Luego se alió con otro de los Comets tangenciales, Al Rappa, grabando el CD "Rock & roll survivors" (2009) en un nuevo sucedaneo de Comets. Establecido en un pequeño pueblo de Pensilvania, su último disco es "Casino life" (2014), en Canadian American. Tipo amable, está encantado de enseñar su casa, un museo de "Rock around the clock", a quién quiera verla.
Músicos: Joey Welz (voz y piano), Charlie Shirner (guitarra), Flurry (contrabajo), Lou Hinkle (baterñia), The Night Raiders, The Comets, Nashville Now Band y The Comet M.C.

viernes, 13 de marzo de 2015

Pratt Brothers (Cornettsville, h, 1935, y Cornettsville, 1937 - Nashville, 2012)

Hijos de un pastor baptista, Eugene y su hermano Vernis Pratt,  nacieron y se criaron en humildes granjas del Kentucky más rural, debiendo trabajar la tierra desde su infancia. Demostraron también desde niños gran talento musical, sobre todo Vernis, que componía sus propias canciones pero, tímido, las cantaba solo ante los animales de la granja. Finalmente empezó a actuar junto a un amigo suyo en la zona de Hazard, pero en 1951 se alistó en la Armada, viajando durante años hasta licenciarse en 1954. A su vuelta a casa empezó a actuar con regularidad y se hizo bastante conocido en Kentucky, haciendo bluegrass y música country en general, si bien se tomó un descanso en su carrera para completar su educación. Para cuando terminó en la Universidad el rock & roll le había influido notablemente y formó junto a su hermano y dos amigos (uno de ellos Teddy Hurley, antiguo steel guitar de The Kentucky Hilltoppers, y el otro Lonnie Coots) el conjunto The Rocking Five (aunque eran solo cuatro se pusieron el nombre de Los Cinco Rockeando porque a Eugene le gustaba como sonaba). Con la intención de grabar se acercaron a la modesta y principiante discográfica Burdette, que aunque se anunciaba como "la tierra del bluegrass", su única edición hasta el momento había sido un disco de rockabilly, "Boy, she has gone" (1960), a cargo de un desconocido Hubert Barnard. Allí los Hermanos Pratt sacaron el medio-tempo "Go find your love" ese mismo año acreditados como un dueto. La confusión crecería con la cara B, el rockabilly campestre "The wind told me so", donde aparecía escrito como de Pratt Bros. & Rocking Five, lo que daba la impresión de que en total eran siete miembros. Para colmo descubriamos ahora que el sello, en una más trabajada galleta, se llamaba en realidad Land (Tierra) y su nuevo slogan era "El blue grass de Richmond". Evidentemente no tenían muy clara la cosa y discos Burdette/Land no editó más discos. Los Pratt separaron caminos, yéndose Vernis a Nashville para desarrollar una carrera como solista country. "I´ve lost you like it or not" o "I had to wear my sister´s shoes" son algunos de los temas que grabó, que no es que fueran éxitos, pero le permitieron actuar como telonero de estrellas como Jerry Lee Lewis o Charlie Rich. Siguió componiendo y cantando y, como músico, aparecío en la película "Un caradura simpático" (1975), efectivamente, de Burt Reynolds. Vernis estaba bien y tocando para amigos y familia a principios del siglo XXI, pero el desarrollo de una rápida enfermedad se lo llevó al otro mundo a los 75 años de edad. Coots aun sigue tocando bluegrass por Kentucky.
Músicos: Vernis Pratt (voz), Teddy Hurley (guitarra), Eugene Pratt (bajo) y Lonnie Coots (guitarra rítmica).

jueves, 12 de marzo de 2015

The Cruisers (Cincinnati, h. 1956 - h. 1967, Springfield, h. 1957 - h. 1959, Filadelfia, 1959 - 1973 y Middlesex, 1976 - h. 1982)

 Cruisers de Filadelfia.

Varios grupos ha habido con este nombre que merecen nombrarse aquí.
El primero cronologicamente eran un grupo de du-duá blanco de Cincinnati que contaban entre sus miembros con una chica. Ficharon por el sello Finch, que los usó como coros para del proyecto de cantante en solitario Leroy Jones (hasta entonces corista en The Chateaus y solista del combo de Al Franklin), pero también se les dio la oportunidad de grabar como tales, como en "The Moon is yours" (1957), una composición del propio Franklin, o en "Nightmare" (1960). No tuvieron éxito, y se tuvieron que dedicar a hacer los coros a otros astistas de tercera fila, como Eddie & Margie, hasta que mediados los años 60 se separaron. Luego, algunos de ellos intentaron formar sus propios Cruisers, pero ya derivando hacía otros estilos, generalmente el soul.
Otros fueron una banda de rockabilly de Springfield, también de Ohio, liderados por un tal E. Thornsberry, que grabaron para el modesto y efímero sello Coda el single "Betty Ann" (1958). Se vendió tan poco que hoy día es casi imposible de encontrar y, por tanto, muy valioso. Coda cerró poco después y estos Cruisers se separaron.
Otros se formaron en Pensilvania, cuando el líder de una orquesta de swing habitual de fiestas universitarias y casinos, Gene Williams, al que le había ido muy bien con el tema instrumental "Just goofin´" (1949), reclutó a cantantes locales negros para formar este grupo de du-duá. Grabaron un par de singles en discos V-Tone, destacando los temas "Miss Fine" (1959) y  "Don´t tease me" (1960), por ser más rockeros, aunque este último no se vendió bien a pesar de ser reeditado con más medios dos años después. En realidad estos Cruisers tenían más de ficticios que de reales pues Williams pasaba más tiempo con su orquesta que con ellos y estos tenían que trabajar haciendo los coros para otros astistas, como Herb Johnson ("Guilty") o bien tenían otros grupos paralelos, como The Strollers, que grabaron para discos Carlton el single "Come on over" (1961). De hecho su siguiente disco como Cruisers, en Gamble Records, tardó tanto en aparecer que ya no estaba Williams, convirtiéndose en un conjunto enteramente negro, con lo que las influencias del soul en esa época fueron inevitables en "I need yo so" (1967). Peor fue cuando se les incorporó como solista el cantante y productor de Gamble, Bunny Sigler (que acababa de tener un éxito con una versión del "Let the good times roll"), que mezcló su doo-wopp con la música disco, dando lugar a lo que se ha dado en llamar Sonido Filadelfia. Tras re-iniciar Sigler su carrera en solitario, los demás Cruisers se disolvieron. Sigler se hizo habitual de televisión en los años 70, y sigue en activo, grabando y cantando y en directo, volviendo a primera plana el año 2007 cuando cantó en el Capitolio como homenaje al primer escuadrón aéreo negro de Estados Unidos. Johnson siguiò con su carrera en solitario, haciendo doo-wopp, soul o música ligera, pasando por diversas discográficas hasta el día de su muerte en 2004, víctima del cáncer a los 68 años de edad. Otros grupos que le hicieron los coros, aparte de los Cruisers, fueron The Premiers, The Impacts y The Soul Investigators.
Los últimos Cruisers que debemos tratar fueron un grupo de rock & roll y du-duá, pero este formado en Inglaterra y en los años 70 con algunos miembros de extintos conjuntos como Rockin´ Pneumonia o Contraband. Tras el fantástico álbum "Swingin´, rockin´ & rollin´", dos de ellos se unieron al conjunto de rockabilly Matchbox (vease), y el trío restante se transformó en un grupo de rockabilly más duro que hizo el gran disco "Rockabilly fever" (1981). Luego se separaron, yendo cada uno a una banda diferente.
También hubo unos Cruisers alemanes, de Wuppertal, que hacían casi psicobilly durante los años 80 y 90. Sus integrantes tenían nombres astísticos tales como Duck Holiday, Jim Beam o D.T. y grabaron varios discos, incluyendo cuatro álbumes.
Músicos: Cruisers de Cincinnati: Van Lee (voz). Cruisers de Springfield: E. Thornsberry (voz y guitarra). Cruisers de Pensilvania: Gene Williams y Bunny Sigler (solista), McKinley Anthony (2º tenor), Randy Hamilton y Paul Long (voz). Cruisers ingleses: Paul Hudson, Jimmy Redhead, Gordon Scott, Gordon Waters, Pete, Alby y Paul. Los de Springfield.

Dixieland Drifters (Sulphur Springs, 1954 - 1963)

Los hermanos Blake, Norman y Rufus, aunque nacidos en Chattanooga (Tennessee) se trasladaron a Georgia con su familia cuando aun eran bebés, y allí se criaron. Empezaron a aficionarse a la música bluegrass desde su infancia y en su adolescencia formaron la banda Dixieland Drifters, la cual no tardó en conseguir un trabajo semanal en una emisora de Knoxville y luego en una de Rome (Georgia). Desde el surgimiento del rockabilly la banda empezó a evolucionar hacía este género, quizá de forma inconsciente y natural, como demuestra la etapa de transición que representa "The trot" (1958), su primer disco, en el modesto sello B.B. Con "Don´t you be still" (1959) el camino está casi totalmente recorrido, si bien también grabarían un disco menos evolucionados, acreditados para la ocasión como Dixieland Drifters Quartet quizá para diferenciar ambos estilos de su repertorio. Paralelamente Norman está trabajando en unos grupos más enraizados en el folclore estadounidense llamados The Lonesome Travelers (que llegarían a grabar dos discos con RCA) y Hylo Brown & the Timberlines. Esta claro que los Dixieland necesitan un refuerzo, y este se personaliza en su paisano Houston Turner, un cantante hillbilly que había sido el vocalista de Los Tennesse Pals en su gran éxito, "Tennessee Jive" (1950), y en otros cinco discos. Ahora los chicos montan su propia discográfica, discos Hap, que cuenta con la dirección artística, producción y colaboración musical de Charles Faircloth. Este, apodado "Cacahuete" por su pequeño y deforme cuerpo (debido a la polio), era un multiinstrumentista de gran talento que ya había triunfado con su versión de "I´ll sail my ship alone" (1950) y se había trasladado a Georgia para montar su banda The Hot Roasted Peanuts (Los Cacahuetes Tostados Calientes). Compuso para estrellas del country, se convirtió en un famoso pincha-discos y tocó para Brenda Lee antes de mudarse a Chattanooga. Pues bien, bajo su tútela y apoyo instrumental, los Dixieland editaron en seguida su tema "You won´t fall in love" (1960) y la incomparable muestra de rockabilly campestre "Bongos & Uncle John" (1961). Cuando Norman deja la banda definitivamente, primero para unirse a la de June Carter, y luego porque es llamado a filas (y destinado a Panamá, donde formó una banda llamada The Kobbe Mountaineers), deciden cambiarse el nombre a The Dixielanders. Regraban el tema antes citado, pero ahora con el título "Uncle John´s bongos" y en discos Do-Ra-Me, y de nuevo una tercera vez, ahora haciéndose llamar Houston Turner & the Dixielanders pues Turner, muy reticente siempre, había sido convencido finalmente por los ejecutivos de que llevía hacer carrera en solitario. A pesar de que el disco fue distribuido por 20th Century Fox, no se vendió bien y la banda se disolvió (sin haber grabado nunca para Sun Records, como se ha dicho por ahí). Efectivamente Turner siguió con su carrera en solitario (llevándose con él en su banda a uno de los Dixielanders, Norman Blake), grabando para Do-Ra-Me "Buenos Noches" (1963), entre otros. Este tema, escrito así, no hay errata, tiene la particularidad que fue compuesto por tres ciegos, lo que creo que justifica el título por partida doble. Norman fue licenciado de la mili en 1963 y se estableció en Nashville primero y en Chattanooga después, poniéndose a trabajar en el grupo de acompañamiento de Johnny Cash, siendo su guitarrista habitual, y pronto una cara conocida para los espectadores, en su programa televisivo. También tocó para las grandes estrellas de los años 60 Bob Dylan, Kris Kristofferson y Joan Baez, entre otros. Finalmente, en 1971 volvió a sus raices bluegrass formando el grupo del género Aeroplane, que aunque duró muy poco, él siguió tocando con alguno de sus miembros. Finalmente inició una carrera en solitario que se tradujo en el álbum "Back home in Sulphur Springs" (1972) y en otros más entre los que cabe destacar uno a medias con Tony Rice en 1990 y ciertas colaboraciones con Turner en su grupo country The Town & Country Boys (los Blake también tuvieron otra banda paralela, The Rising Fawn String Ensamble), siempre sin demasiado éxito. Turner murió en 1999, a los 77 años de edad, pero Norman siguió muy activo, grabando buenos álbumes como "Be ready boys" (1999) y multitud de CDs en el siglo XXI, alguno de duetos con su mujer Nancy, el último de ellos de versiones de clásicos del country en 2014. A día de hoy está considerado una de las grandes instituciones nacionales del bluegrass, nominado a los Grammy varias veces. Faircloth se retiró de la radio en 1980 pero siguió tocando con un grupo llamado Curtis Hicks & his Old Time Strings, casi hasta el día de su muerte, en 2010, a los 82 años de edad.
Músicos: Houston Turner (voz y guitarra acústica), Howell Culpepper (guitarra), Norman Blake (mandolina y dobro), "Peanut" Faircloth (tabla de lavar, armónica y guitarra), Charlie Evans, Rufus Blake y Cecil Powell.