miércoles, 6 de mayo de 2015

Al Runyon (Tazewell, 1918 - Cincinnati, 1998)

Nacido en una granja de un aislado valle de Tennessee, su verdadero nombre era Albert Runions y uno de los pocos entretenimientos de los que podía disfrutar durante su infancia era dar rienda suelta a sus dotes para la música y la comedia. Cuando se reunían los de las granjas del valle para hacer alguna fiesta, era siempre él, desde que tenía diez años, quién animaba las reuniones cantando country y contando chistes. A los 14 años dejó su casa para unirse a un circo ambulante, donde tocaba y hacía payasadas exagerando los hábitos hillbillys a través de un personaje llamado El Primo Elmer, y luego pasó por diferentes troupes con las que recorrió el país y con las que empezó a darse a conocer con su nombre artístico de Al Runyon. Dado por inútil para luchar en la Segunda Guerra Mundial por tísico, cuando el conflicto acabó consiguió un empleó como cantante fijo de una emisora de radio de Knoxville, y luego en la radio y televisión local de Cincinnati. Allí fue fichado por Carl Burkhardt en 1952, que regentaba discográficas especializadas en lanzar recopilatorios de grandes éxitos del momento a precios más bajos que los originales. Runyon se dedicó a imitar en lo posible algunos de los grandes temas country de moda, hasta que la llegada del rockabilly le hizo cambiar de tercio. Como uno de los mayores y mejores trabajadores en serie de Burkhardt, Runyon empezó a grabar grandes éxitos del nuevo género, como, por ejemplo, "My baby left me" (1956). Pero no era solo un peón de la maquinaria multi-copista de su jefe (¡Llegó a participar en más de 30 discos!) -algo que, por otra parte, le hizo tremendamente popular entre los compradores de estos discos baratos-, era también un músico muy respetado en la escena local que llegó a ser telonero de estrellas de la talla de Bill Monroe. Fundo un conjunto llamado The Westerners, con los que salió de gira por Europa para entretener a las tropas estadounidenses desplegadas allí a veces afrontando condiciones tan infernales que recibió una medalla del alto mando por ello. Tenía además composiciones propias, a las que pudo finalmente dar salida cuando fue fichado por discos Starday, destacando su disco de rockabilly "Baby, please come home" (1958). No le faltaron actuaciones en clubs y otros eventos (donde seguía haciendo sus celebradas bromas e imitaciones del Primo Elmer), o tocando para otros artistas durante los años 60, 70 y 80. En los años 90, aunque semi-retirado, aun actuó en contados eventos, hasta poco antes de su fallecimiento víctima de un cáncer a los 80 años de edad.
Músicos: Al Runyon (voz, guitarra rítmica, contrabajo y batería) y The Gophers.

jueves, 30 de abril de 2015

Blankenship Brothers (Lafayette, 1923 - Scottsville, 2003 y Lafayette, 1929 - Indianápolis, 2011)

Los hermanos Dennis y Floyd Blankenship nacieron en una pequeña localidad de Tennessee, y ya durante su infancia se interesaron por la música country, aprendiendo a tocar varios instrumentos. Formaron un dueto para animar fiestas familiares y del pueblo, pero en su juventud Dennis se alistó en el ejército para luchar en la Segunda Guerra Mundial, parándose momentaneamente su ascenso. A su vuelta ambos hermanos se trasladaron a Indianápolis en busca de las ofertas laborales que proporcionaba la entonces floreciente ciudad. Floyd consiguió trabajo en una fábrica de conservas y Dennis en una de motores, pero no por ello dejaron de tocar, ya decantados claramente por el hillbilly y el bluegrass, principalmente en bares de trabajadores del metal, dinero extra que les hacía falta pues, al menos Floyd, se había casado prematuramente. Poco a poco fueron incorporando a otros músicos al grupo, manteniendo el nombre de Blankenship Bros. por más que los nuevos fichajes no tuviesen relación familiar con ellos. Finalmente decidieron formar su propia discográfica, llamada Bluegrass, para dar salida a sus propias composiciones sin injerencias ajenas. Operando desde su propio domicilio (Calle Spruce nº 2027, aun en pie) los discos se los imprimían y editaban en King, y la distribución la debían hacer ellos mismos casi de mano en mano. Se auto-editaron algunos singles country, teniendo mucho éxito con "Mary" (1959), que incluso tuvo cierta repercusión nacional, pero por lo que a nosotros respecta es más interesante el cercano al rockin´ "Too late". Como por evolución propia y no por una decisión razonada y comercial habían llegado al rockabilly, se dieron cuenta que su discográfica no podía seguir llamándose Bluegrass, y le cambiaron el nombre a Skyline. Ahora destacan los discos "That´s what I´m blue" y, sobre todo, "Waiting for a train" (1960), pero las ventas fueron ínfimas, convirtiendo estos discos en muy valiosos hoy día, y Skyline Records cerró tras solo unos meses de existencia. Los hermanos siguieron tocando durante unos años hasta que Dennis se marchó a vivir con su mujer a Kentucky y allí estuvo hasta su fallecimiento en un asilo a los 69 años de edad. Floyd, por su parte, como tanto otros pioneros del género, vio una luz que le convirtió en un ferviente cristiano, bautista en este caso, desde 1967. Fundo la Iglesia de la Verdadera Palabra, donde era el Pastor y el líder de sus coros de gospel, Los Kings Servant Quartet. Entre la iglesia y el trabajo en la fábrica estuvo hasta 1989, año en que se jubiló. Murió a los 82 años de edad.
Músicos: Floyd Blankenship y Dennis Blankenship (voz y guitarra) y The Sundown Playboys. "Hard up blues" (1960).

martes, 28 de abril de 2015

Andy Lauren (Newsbury, h. 1937)

Natural de Ohio (Estados Unidos), no iba muy sobrado de voz, pero podía dar el pego como teen-idol poco convencional gracias a una imagen de entre guaperas y tipo duro. Lo malo del asunto es que sus canciones eran blandas de más y nunca llegó a triunfar a pesar del apoyo y la fe incondicional del productor Alan Klein. "Louisville at night" (1965) es una extraña y tardía balada high school editada por el muy humilde sello Alpine de Akron (Ohio). Luego fichó por discos Kasper, propiedad de su amigo Bobby Lee, editando una serie de singles del mismo estilo entre los que caben destacar los temas "I´m too big to cry" (1965) y su versión del "Kiss me quick" (1967) presliano, que se vendió aceptablemente en Cleveland. De todas formas era increible que en fecha tan avanzada como esa Klein aun creyera que se podía triunfar a lo grande con un género tan inocente. Poco después Lauren se sumió en la oscuridad.  
Músicos: Andy Lauren (voz), The Persuaders y Jamie & the Domains.
 

The Del-Airs (Filadelfia, 1961 - 1965)

Banda formada en el estado norteamericano de Pensilvania por un grupo de compañeros de instituto de origen italiano para hacer armonías vocales en las esquinas. Practicaron mucho y fueron ganando entereza, pero seguían sin tener un solista sólido hasta que toparon con Jack Lodato, otro italoamericano que tocaba en otros chaflanes con su propio conjunto de du-duá: The Velchords (nada que ver con Los Val-Chords que grabaron "Candy store love" en 1957, y luego desaparecieron del mapa). Le convencieron para unirse a ellos, acelerando la disolución de Los Velchords. Algunos de estos fueron a The Fantasys (Filadelfia, 1957-1961), una banda de uniformación marinera que había conseguido grabar el single "No one but you" (1960) a base de insistir y casi acosar a los directivos discográficos de Jamie. Aun así el disco no se vendió apenas y se disolvieron poco después de que los ex-Velchords se incorporasen. Otros fueron a los Premiers de Filadelfia, los cuales estaban liderados por Johnny Madara, el que compusiera el clásico "At the hop", y que habían grabado el du-duá "I think I love you" (1959) para el modesto sello Mink, que tampoco duraron mucho más. Por último el resto de Velchords, los gemelos Bruni, formaron el dueto The Bruni Twins, que llegaron a fichar por discos Future, pero tampoco tuvieron éxito alguno. Pero volvamos a los Del-Airs. Pues bien, ahora con Lodato como solista, su repertorio y directo ganaron mucho, y su nuevo representante no tenía reparo en conseguirles actuaciones en cualquier parte, por más que algunos de esos sitios fuesen en contra de su orgullo rockero, sin que su carrera pareciese ir a ningún sitio más. Finalmente Joe "Rocco" Mellace, hermano de uno de sus componentes y músico de la banda de los Day Brothers, les consiguió una audición con Morris Ballen, propietario de discos MBS, una de las marcas de la multi-empresa editora Disc Makers que había creado su padre Ivi en 1946. Morris les editó el single "While walkin" (1962). De gran aceptación local y ya con Rocco como manager (normal) actuaron en algunas televisiones y salieron de gira por toda Pensilvania y por Nueva Jersey. Luego contactaron con Fran Williams, un aficionado que estaba intentando sacar adelante un sello propio, Delsey, y que les editó la balada doo-wop "It took a long time" (1964), con una versión del swing italiano "Ma ma Marie" en la otra cara. Pero ya era muy tarde para estos géneros, el mersey beat británico estaba arrasando y el disco fracasó totalmente, forzando a la disolución del grupo poco después. Tras la muerte de Ivi Ballen en 1978, Disc Makers prosperó inusitadamente de la mano de Morris, pionero en el concepto de álbum integral y de dar facilidades a los artistas en el diseño y desarrollo de esos LPs. Las llegadas del CD y el DVD solo hicieron multiplicar la fortuna de Ballen, todavía en activo. Rocco fundó una empresa de organización de conciertos y se trasladó a vivir a Florida, donde todavía sigue en ello y, paralelamente, inventando juegos de mesa.
Estos Del-Airs no tienen nada que ver con The Del-Aires ni con Danny & the Del-Airs, una banda de rockabilly que grabó "Samura" (1962) en el sello Stripe, de Indiana.
Músicos: Jack Lodato (solista), John Bersani (tenor), Ronald Santora (barítono), Ronald "Ronny Pro" Provenzano (voz bajo) y Gus Mellace (2º tenor).

domingo, 26 de abril de 2015

Gayle Griffith (Greenwood, 1940 - h. 1980)

Natural del norteamericano estado de Indiana y ciego de nacimiento, desde su más tierna infancia se interesó por la música country que oía en la radio, por lo que sus abuelos le compraron un piano cuando solo tenía cuatro años de edad. Sorprendió primero a familiares al aprender a tocarlo en seguida de forma autodidacta, y luego al condado entero en sus actuaciones en las fiestas locales. Era aun un niño cuando ya tocaba en el grupo de Curly Myers, The Ranch Boys, y en el festival que organizaba el gran Bill Monroe. Finalmente fue visto por Charles A. Hager, guitarrista y compositor de Oran L. Richardson, que lo tomó bajo su protección, le escribió unas canciones, y se le llevó con él a discos Emerald cuando tenía solo 14 años. Allí editó "Rockin´ and a knockin´" (1954), un rockabilly primitivo de clara herencia hillbilly que llamó la atención del mundillo country nacional, haciéndose merecedor incluso de un artículo alagador en una prestigiosa revista de Nashville. Apareció en las televisiones locales, salió de gira por los Estados vecinos y fue telonero de estrellas del momento como Porter Waggoner o Charlie Gore. Fue fichado por discos King, pero curiosamente lo mantuvieron escondido como músico de estudio sin editarle ni un solo disco. Tuvo que esperar a salir de allí para ver registrada su evolución en "Rocket rock & roll" (1958), un buen tema editado por discos Saga, de Indianápolis. Saga era un sello que en su tremenda modestía ya había grabado a Lattie Moore y al hoy olvidado grupo de du-duá The Monograms, pero que no pudo durar mucho más. Luego, como les pasó a tantos rockeros pioneros, Griffith se convirtiò en un cristiano devoto hasta el extremo, renegando del rock & roll y dando sermones y tocando canciones de iglesia en una parroquia local, con el agravante de que apenas tenía veinte años en la fecha de su radical conversión. No le sirvió de mucho pues sabemos que murió joven. 
Músicos: Gayle Griffith (voz y piano), Charles A. Hager (guitarra acústica), The L.M.C Trio y The Masters.

Jeff & P.J. (Owensboro, 1958 - 1960)

La familia Hayden, de Kentucky (Estados Unidos), tenía amplias raices musicales que heredaron los hijos, auténticos niños prodigio que asombraban cantando en el coro o tocando en las fiestas del pueblo. De ellos P.J. (a la izquierda, en la foto) destacó como un auténtico fenómeno tocando la guitarra, y estando todavía en el colegio conoció a otro chico, Jeff Lynn Hinson, un imitador de Elvis con las mismas inquietudes y gustos musicales que él: el rockabilly. Ambos formaron el dueto Jeff & P.J. y grabaron el medio tempo "My fragile heart" (1959) en el sello Royce, el cual llevaba en la cara B el tema "Mr. Blues". En ambos la voz de Hinson, muy estilo Presley, resplandece con una madurez y profesionalidad que no corresponde a un chaval de 13 años... y que decir de la guitarra de un P.J. de solo 12 años. Aun así, las ventas no fueron demasiado buenas, pero eso no desanimó al resto de la familia, pues las hermanas Hayden, lideradas por Martha, regrabaron "Mr. Blues" (1960) ahora en un estilo más adecuado a los años 60. Les fue bien, y el disco lo reeditó Tilt al año siguiente, pero por desgracia las Hayden se separarían no mucho después para formar sus respectivas familias. Tras la separación de Jeff y P.J., el primero intentó llevar a cabo una carrera en solitario como teen-idol al uso. Voz y presencia no le faltaban, y haciéndose llamar Jeff Lynn llegó a grabar un disco high school, "Be good to me" (1961), en el modesto sello Kernel. Luego, como la cosa no prosperó completó sus estudios y montó una asesoría fiscal. P.J., luego de tocar en varias bandas, se dedicó a la enseñanza, llegando a director de colegio. Ahora retirado, lidera una banda de alquiler que toca prácticamente todo lo que el público del evento requiera.
Músicos: Jeff  (voz y guitarra rítmica) y P.J. (guitarra).

sábado, 25 de abril de 2015

Leroy Martin (Golden Meadow, 1929)

Nacido en una zona de cultura cajún en la profunda Louisiana, durante su infancia él se interesó sin embargo por el hillbilly de Jimmie Rodgers que escuchaba en la radio y sus tíos le enseñaron a tocar la guitarra. Cuando empezó a tocar seriamente lo hizo en el grupo de Dudley Bernard, The Southern Serenaders, a partir de 1947, empleándose también como pincha-discos en Thibodaux al año siguiente, convirtiéndose su programa, "The Leroy Martin Show", en muy popular. Pero cuando se casó en 1954, dejó la banda para pasar más tiempo con su esposa, tomando un trabajo más estable como inspector de hacienda. Pero durante su viaje de novios a Memphis vio en acción a un joven talento local llamado Elvis Presley, y todos sus planes de estabilidad se fueron al garete. El rockabilly le enamoró y rápidamente y cuando volvió a casa formó su grupo del genero de poco original nombre: The Rebels, en 1955. Cuando pasaba el tiempo y ninguna discográfica parecía interesarse en ellos, Martin fundó la suya propia, Delta (porque pensaba que le hacía parecer Decca), en la que editó el disco "Keen teen baby" (1958), ya acreditado él como cantante en solitario. Prensó 500 copias, pero solo vendió 100, por lo que la banda se disolvió y Martin se enroló como guitarrista de otros grupos locales a los que al menos no les faltaban conciertos, como The Dominoes (nada que ver con el conjunto homónimo de du-duá). Luego, acreditado con el nuevo nombre artístico de Lee Martin, fichó por discos Jin, con los que grabó el tema muy New Orleans "I lost again" (1961), la balada "Lover´s plea" (1962) o el blues "There goes that train" (1963). Tocó también en el conjunto de acompañamiento de su primo Joe Barry, gracias al cual empezó a hacer carrera como productor por el éxito de este en el mercado del swamp rock. Introducido de esta forma en el mundo cajún, se convirtió en el representante de Vin Bruce, pronto una estrella del género, y en productor de algunas muy famosas sesiones de grabación. Luego se conformó con tocar el bajo en la banda de Bruce, en producir a otros artistas, en componer, en escribir en periódicos locales y en presentar programas de radio siendo conocido como El Primo del Cajún. En 1985 fue elegido recaudador de impuestos municipal, cargo en el que estuvo  hasta su jubilación en el año 2000, siendo sucedido por su hijo Mike hasta la repentina muerte de este en 2014. Martin Padre editó un disco de música cajún en francés en 1995, y a día de hoy sigue siendo uno de los miembros más respetados de su comunidad.
Músicos: Leroy Martin (voz y guitarra), The Rebels, The Vikings y The Velvet Tones. 

Teen Tones (South Bend, 1962 - 1965)

Compañeros de un instituto de Indiana (Estados Unidos) que formaron un conjunto de rock & roll suave, basado en los ritmos high school y surf, y que también tenían un aspecto impoluto e inofensivo. Esto concordaba con su forma de ser, buenas personas y estudiantes bien educados, todo lo cual les hacía aptos para cualquier tipo de fiestas y públicos, desde bailes de promoción universitario hasta actuaciones en clubs de mediana edad, por lo que hicieron multitud de conciertos y se hicieron muy populares en el norte del Estado. Finalmente grabaron el sencillo "Long cold winter ahead" (1963) en el muy modesto y breve sello Premier IV. Ryan aparecía acreditado como un solista con un protagonismo mayúsculo, pero esto es algo que no se volvería a repetir en sus siguientes discos: "Do you want to dance?", en el sello T and T, y "Poison Ivy" (1964), en discos Don and Mira. Como os habréis podido imaginar por los nombres, estas discográficas apenas tenían capacidad de distribución y fuera del ámbito local Los Teen Tones pasaron desapercibidos. Luego, cuando cada uno ingresó en una universidad distinta, la banda se separó. Ryan fue a la Universidad Ball State, en Muncie, y allí formó un grupo garajero llamado The Other Five con otros estudiantes (entre ellos J.B. Christman y Terry Graefnitz) y el fenómeno de la guitarra de solo trece años Michael Henderson. Grabaron el single de versiones "Better come home" (1967) en el sello local Baus, pero al terminar sus carreras se dedicaron, la mayoría, a la enseñanza y Los Otros Cinco dejaron de existir. Christman murió joven víctima del alcohol, mientras que Graefnitz y su mujer (más jóvenes aun) fueron arrollados en su coche y asesinados por unos gilipuertas que se saltaron un semáforo en rojo haciendo una carrera emocionados por el ambiente previo a las 500 Millas, en Indianápolis. El resto son ahora profesores retirados, menos Henderson, que todavía ejerce (y toca) en Los Angeles. Ryan, por su parte, llegó a director de colegio, y formó otras bandas como Decembers Children, Walking Catfish o Poppa Jazz. Ahora esta retirado de la enseñanza, tocando en bodas y otros eventos de alquiler con un grupo llamado The Souled Out Band. Esta banda no es moco de pavo, en ella han recalado también Allen "Turk" Burke, ex-cantante de Los Spinners, o J.T. Gardner, el guitarrista de Rachel Sweet.
Músicos: Mike Ryan (voz y saxo), Tom Hemminger y Roger Lackey (guitarra), Ken Kidder (bajo y teclados) y Lew Kimbal (batería).

viernes, 24 de abril de 2015

The Rebelaires (Columbus, 1957 - 1972)

Este conjunto de rockabilly se formó en el norteamericano estado de Georgia, tocando sin descanso y sin fortuna hasta que decidieron invertir sus pocos medios económicos disponibles en crear una discográfica donde poder editarse sus propios temas. El sello se llamó Wee Rebel y el logotipo era un simpático dibujo de un soldado nordista y otro sudista encontrándose unidos por su gusto común musical. Editaron el excelente "Satellite rock" (1958), de tan buena acogida localmente que tuvo que ser reeditado y lo cual les dio ánimos para recorrerse el país en busca de mejores oportunidades nacionales. Aunque pasaron por Memphis, meca del género que nos ocupa, no estamos seguros de que tengan algo que ver con los Rebelaires que acompañaron musicalmente a Johnny Seals en su únicos disco, "You´re the one" (1961). Siguiendo con su travesía sí acompañaron a Lyle Collins (de Ohio) en sus grabaciones de rockabilly. Collins ya había grabado el tema "Johnnycake Mountain" (1963) en el sello Nashville, pero había pasado bastante desapercibido, por lo que ni corto ni perezoso se decidió a formar su propia discográfica para dar mejores oportunidades a sus creaciones musicales, y la llamó Harvest International. Era un nombre pomposo para un sello que operaba desde su propia casa del Toledo norteamericano (Calle Albión nº 3008) y a la que imprimía los discos la empresa especializada Rite, dándoselos con una etiqueta standard de nula personalidad. Pues bien, lo primero que editó acompañado de los Rebel-Aires (ahora con el guión en medio) fue una versión navideña de su citado tema, "Johnnycake Mountain Chrstmastime" (1964) seguido del muy buen rockabilly a medio tempo "Left my lover in the corner" (1965). Obtuvo cierta fama local, pero las ventas no fueron buenas y el negocio fue a la ruina. De toda formas Collins y de rebote los Rebelaires fueron paradigmas del rockerío del Medio Oeste norteamericano de los años 60, fieles al rockabilly y estilos afines por más que las modas cambiasen. Montó Collins una nueva discográfica a la que llamó, como no, Johnnycake en su nuevo domicilio (Carretera de Boxhall nº 434) y donde se auto-editó muy buenos temas contando de nuevo con los Rebelaires como banda de confianza, como el country "Spaceships to heaven" (1969) o el bluegrass "West Virginia" (1972), aparte de reediciones de viejos temas. Las ventas no fueron buenas y discos Johnnycake cerró sus puertas en 1975. Ni de Collins ni de los Rebelaires (que no deben ser confundidos con la banda yeýé que acompañó a Mike Curb en los años 60) volvió a saberse nada.
Músicos: Sammy Smith y Jimmy.

jueves, 23 de abril de 2015

Eddy Bell (Chicago, 1941 - Palos Heights, 2012)

Aunque Edward Blazonczyck había nacido en Estados Unidos sus padres eran pobres músicos polacos, que con el tiempo pudieron abrir su propia sala de baile en Ilinois. Allí se tocaban músicas centroeuropeas para otros emigrantes, sobre todo polcas, por lo que cuando Eddie empezó a hacer música se dedicó a este género, formando un conjunto llamado Happy Eddie & his Polka Jesters. Cuando sus padres abrieron otro local en Wisconsin, Eddie formó allí otra nueva banda, ahora del rockabilly que tanto le estaba impactando en su adolescencia, llamada Eddie & the Hill Boppers, y poco después otra llamada The Versatones (nada que ver con la homónima y contemporanea de Seattle que sería el gérmen de los luego célebres Ventures). No se puede decir que triunfaran, pero al menos fueron la banda de acompañamiento de Buddy Livingston en su disco "The russian were a-rushin´" (1959) y de Harry Laurelle en su rockabilly "Hello you pretty thing" (1960). Luego, cuando Laurelle se pasó al pop a las primeras de cambio, pasaron a llamarse Eddy & the Bel-Aires, cuyo estilo frenético llamó la atención de discos Mercury, que le ficharon y le lanzaron como un cantante solista con el nuevo nombre artístico de Eddy Bell (aunque siempre acompañado de sus Bel-Aires). Un par de salvajes discos fueron editados, destacando temas como "The masked man", una versión rock del grito del Llanero Solitario, o "Knock, knock, knock" (1961), no grandes éxitos pero que le valieron para ser telonero de Gene Vincent y salir en la televisión nacional. Quizá era demasiado tarde para un rockabilly tan brutal y las ventas no fueron las que la empresa esperaba, por lo que sus servicios no fueron requeridos más. Pasó por discos Lucky Four, donde su dueño Lenny LaCour le dijó que ya era de cambiar su estilo a la polca de sus raices. Así, volvió a Chicago para fundar su propio sello discográfico, Bel-Aire, donde se auto-editó el rock & roll "He´s a square" (1963), pero paralelamente volvió a reclutar a unos nuevos The Versatones, una banda de polka-rock que grabó en seguido varios buenos discos. El tiempo parecío dar la razón a LaCour cuando vendieron muchos discos del género durante los años 70, haciendo a Bel-Aire Records factible, llegando a abrir una emisora de radio especializada. Blazonczyck, recuperando su apellido, incluso llegó a ganar un premio grammy con su álbum "Another polka celebration" (1986). Tras sufrir un infarto, se retiró de los escenarios en el año 2002, siendo sustituido en Los Versatones por su hijo Eddie Junior. Bell, que ya había retomado su apellido real hacía tiempo. Considerado uno de los grandes de la polca estadounidense, falleció diez más tarde como consecuencia de un fallo multi-orgánico a los 70 años de edad, disolviéndose Los Versatones en ese mismo momento.
Músicos: Eddie Bell (voz y bajo), The Polka Jesters, The Hill Bopper y The Bel-Aires.

miércoles, 22 de abril de 2015

Silver Jets (Frankfort, 1960 - 1963)

Naturales de Indiana (Estados Unidos) se formaron en torno a los hermanos Coffman, Johnny y su hermano menor Mark, que compraron unas guitarras y con gran entusiasmo empezaron a tocar rock & roll en su garaje de forma totalmente autodidacta. Su estilo era una interesante mezcla de rockabilly y música surf y una vez completada la banda empezaron a tocar en las fiestas de Frazier´s, locales que era donde trabajaba Johnny y que fue él el que consiguió aquellas actuaciones. Se auto-editaron el excelente single "Roberta" (1962), grabado en un club juvenil en el que solían actuar los sábados, y aunque muy populares localmente el éxito no les sonrió y separaron sus caminos. De ellos, su batería Mike Chittick (en la foto) estuvo tocando a tiempo parcial en una banda llamada Kenny & the Counts mienteas estudiaba ingeniería electrónica, carrera de la que se graduó en 1967. Empezó a trabajar entonces para la empresa automovilística Chrysler de Detroit, empresa de la que se jubiló en 2003. Se dedicó entonces a viajar con su esposa en una caravana, y falleció de una fibrosis pulmonar en 2014 cuando contaba 69 años de edad. Mark marchó a California, donde falleció siendo aun joven. Johnny aun vive en la zona y su hijo toca en una banda llamada Bodacious.
Músicos: Don Leslie (voz), Mark Coffman (guitarra y voz), John Coffman (guitarra), D. Vyse (bajo) y Mike Chittick (batería).

The Pell brothers (Nueva York, 1929 - 1994, y 1936)

Los hermanos Anthony y Michael Pellegrino nacieron en el seno de una humilde familia italiana de Brooklyn, de hondas raices musicales. Su padre y su tío eran músicos a tiempo parcial y desde pequeños los regalos que recibieron solían ser instrumentos musicales de juguete donde empezó a gestarse su futuro virtuosismo. Se decantaron por la música country, que era lo que oían por la radio y cuando un amigo suyo cantante, Carmine "Slim Carter" Pellegrino (sin relación familiar), se puso enfermo recurrió a los hermanos para que le cubrieran en el sórdido club donde solía actuar. Era 1955, y lo que debía haber sido un hecho puntual se convirtió en un contrato fijo para los chicos, que en esta época tomaron el nombre artístico de The Pell Brothers (Los hermanos Pell). Empezaron a hacerse un nombre en el ahora restringido circuito country neoyorquino, haciendo un hillbilly muy alegre y evolucionado cada vez más cercano al rockabilly. Esto se hace evidente en su meritoria primera grabación, el sobresaliente híbrido "Itch to leave" (1959), para el modesto sello Event. Fueron fichados como grupo fijo de un club de Nueva Jersey que regentaban los hermanos Warren, los cuales se convirtieron también en sus representantes, consiguiéndoles no pocas actuaciones, incluyendo alguna teloneando a Faron Young y otras en su cadena de televisión local. Ficharon ahora por la discográfica Jay, un sello creado por Jim & Edith Young para editarse sus propias canciones country pero que pronto abrió sus puertas a otros géneros incluyendo el rockabilly, como demuestra su "Teenage hop" del hoy absolutamente desconocido Lee Slaughters. Los hermanos, que ahora habían alargado su nombre artístico a Hank & Sonny The Pell Bros., grabaron allí muy buenos discos, entre los que cabe destacar el rockero "Let´s rock tonight", el western-swing "Country kid" (1960) y el rockabilly campestre a medio tempo "Left to be blue" (1961). Por desgracia el éxito masivo no les sonrió y terminaron recalando en un sello menor, volviendo al country más austero y grabando un triste último tema, "Big Earl", en un disco compartido. Para 1965 ya se habían unido a una banda irlandesa que tocaba prácticamente cualquier cosa que les pidiera el público de la sala en cuestión. Luego se rebautizaron The Hudson River Boys, que actuaban solo por la zona de Nueva York y Nueva Jersey durante los años 70 y parte de los 80. Pero finalmente se retiraron de la música y Michael (Sonny) murió a los 65 años de edad.
Músicos: Sonny Pell (voz y guitarra) y Hank Pell (voz y guitarra acústica). 

The Enchantments (Nueva York, 1959 - 1964)

En un instituto de Manhattan el adolescente Gene Sánchez formó el conjunto de du-duá The Five Spades en 1957, que se dedicaba a cantar solo por la institución y por las calles de forma totalmente amateur. Luego creó The Corvairs que llegó a actuar en algunos bailes, pero que tampoco tuvo la suficiente vida ni éxito como para dejar nada grabado. Aun así, Sánchez se había ganado cierta fama entre los adolescentes de la zona pues había pocos que supieran tocar el piano y componer además de cantar, por lo que fue captado por los hermanos Vélez, estudiantes de un instituo vecino, para que liderara su nuevo grupo de doo-wopp: The Enchantments (Los Encantamientos). Cantaron mucho en bailes y fiestas pero sin fortuna a la hora de grabar hasta que ficharon como representante a Tony Cicinelli. Este les puso en contacto con el productor Fred Castellano el cual, tras recibir las negativas de las grandes compañías decidió grabarles él mismo y vender las cintas a la multinacional London. Estos les editaron en su subsidiaría Ritz el tardío du-duá "I love my baby" (1963), que les llevó a algunas buenas actuaciones pero nada más. No era ya época para ello, los tiempos estaban cambiando y el grupo se disolvió.
Estos Enchantments no deben ser confundidos con un grupo homónimo de rockabilly del sureste de Massachussets, el mejor de la zona en su momento, que grabó una magnífica versión del "Say mamma" (1961) acompañando a Buddy Dean. Algunas pistas podrían hacer creer que este no es sino el famoso presentador televisivo y pincha-discos Buddy Deane, sobre todo si tenemos en cuenta que se editó en un sello propio llamado D-J. Pero Deane murió el año 2003 y Dean, en cambio, en 2013. Estos otros Enchantments (u otros de igual nombre) grabaron todavía el disco "Enchantment mountains" (1966) antes de desaparecer del mapa.
Músicos: Gene Sánchez (voz solista y piano), Víctor Vélez (tenor), Angelo Mauriño (barítono), Joffrey Green (voz bajo) y Johnny Vélez (2º tenor).

martes, 21 de abril de 2015

The Monarchs (Louisville, 1961 - 1967)

Formados en un principio por un grupo de amigos de Kentucky para hacer armonías vocales a capella, empezaron llamándose The Blue Angels. Pero tras algunas actuaciones en bailes, se les empezaron a unir instrumentistas hasta formar una banda completa de nada menos que nueve miembros que les permitía un repertorio muy amplio entre du-duá y rock & roll clásico, pero que significaba que tocaban a muy poca ganancia en sus actuaciones. A instancias de la madre de su cantante solista Mike Gibson, se cambiaron el nombre a Los Monarcas, y cansados de no tener una oportunidad en ninguna discográfica de postín decidieron poner cada uno un poco de dinero para auto-editarse un disco en un sello ficticio: Reegal. El resultado fue significativo de su doble estilo, la balada doo-wopp "Over the mountain" (1962) en una cara, y el twist rockero "Guess who" en la otra. No fue un éxito, pero los de discos Jam se interesaron por sus servicios y les editaron "This old heart" (1963), que fue un éxito local y les permitió comprarse una ambulancia de segunda mano donde cabían todos para ir a los conciertos. Les llueven las ofertas para tocar en cualquier baile o fiesta de debutantes que se precie no solo en Kentucky, sino en Cincinnati y sur de Indiana. Y es que su rock & roll no encontraba trabas ni entre los padres, por su estilo tranquilo y aspecto impoluto. Pero nada comparado a cuando les ficharon los de discos Smash y les editaron "Look homeward angel" (1964), que llegó a un muy meritorio número 47 de las listas nacionales y les llevó a la radio y la televisión, a salir de gira por la coste Este estadounidense y a ser teloneros de gente como Del Shannon o Los Beach Boys. Pero la invasión mersey-beat británica les relegó totalmente y los chicos, que ya habían empezado a formar familias, decidieron buscarse unos trabajos más estables y convencionales (aunque uno de ellos recaló un tiempo en otro grupo doo-wopp, The Tren-Dells), lo que unido a la llamada del servicio militar o los estudios terminaron por disgregar a la banda. Otros tipos retomaron el nombre de Monarchs y su repertorio pero no eran más que un sucedaneo que pudo vivir de la fama de sus predecesores durante unos años. En 1972 volvieron a reunirse para un evento concreto, pero la respuesta del público fue tan buena que la mayoría decidieron resucitar a Los Monarchs de forma fija, triunfando en bailes locales y eventos benéficos, siguiendo fieles al du-duá y al R&R hasta el punto que se les nombró embajadores musicales de Louisville. El paso del tiempo no ha perdonado y hoy día, aunque siguen actuando por su zona, solo mantienen a Dusty Miller como miembro original. De ellos Gibson se retiró de la música definitivamente en 1980, Bob Lange falleció en 1994, Jim Smith se retiró en 1998 y Louis Lange lo hizo en 2001.
No deben ser confundidos con The Monarch´s, con apóstrofe, un grupo de doo-wopp negro de Ohio que grabó la bonita balada "Love you that´s why" (1959) para el sello especializado Liban, ni con otros Monarchs de Detroit que se auto-editaron su propia versión del clásico "Tequila" (1965).
Músicos: Mike Gibson (solista), Jim Smith (tenor), Bob Lange (barítono), Louis Lange (voz bajo), Don Leffler, Ernie Donnell y Bill Haswell (guitarra), Martie Williams y Claude Montgomery (bajo), Paul Schuler (batería y trompeta), Tim Hughes, Richard Keith, Nick Druga y Leon Middleton (saxo), Louis "Dusty" Miller (guitarra rítmica) y George Owens (teclados).

Charles Vickers (Daytona Beach, 1945)

Natural de Florida, tuvo una experiencia clarificadora a los seis años, cuando la famosa luchadora por la igualdad racial Mary McLeod Bethune fue a su escuela, le puso la mano en el hombro y les dijo "Negritos y negritas, apuntad a la Luna, y así aunque falleís, siempre estareís entre las estrellas". Decidido a hacerse estrella de la canción se aplicó de tal modo que solo seis meses después ya fue el elegido para cantar un solo a Bethune en su siguiente visita al colegio. A los 14 años ya estaba grabando maquetas de prueba para una emisora radiofónica local, una de las cuales interesó a un modesto sello de California llamado Crusader. El tema que editaron fue "Polar bear" (1960), un magnífico rockabilly que contradice a aquellos que mantienen que este género es exclusivamente blanco. Era una producción modesta que de hecho iba acompañada en la otra cara por un tema de un tal Hank Murphy y que apenas tuvo repercusión. De todas formas fue suficiente para que se fijase en él Bob Quimby, el dueño de discos Carellen, que le incluyó en su plantel de jóvenes artistas más o menos rockeros. Ahí editó algunos temas ya más templados y orientados al du-duá, destacando entre todos "Little Sally Walker" (1962). Quimby cambió el nombre a su sello varias veces, pero siguió apostando por los mismos, entre ellos Vickers, que siguió grabando para él, con la excepción de su aportación pop a discos Staff, "These two eyes" (1963), algo que podía hacer libremente pues Quimby nunca le firmó un contrato. En las marcas de este Vickers empezó a derivar lentamente hacia el soul, obteniendo ahora cierta popularidad gracias a temas que no se vendieron mal, como "He´ll understand" (1965). Cuando el aun potente sello King apostó por el soul le fichó, editandole alguna muestra del género, pero también el rock & roll "Do me good" (1967), digno de su mejor época y de mejor suerte comercial. Pero el final de King hizo que Vickers volviese al regazo de Quimby, editando piezas inferiores como "How many times?" (1975), el álbum más funk "Does disco" (1980) y el de gospel "The magic of gospel" (1985). Después siguió cantando y editando algunos discos menores hasta que, en 1989, decidió dejar los escenarios para construirse una casa y abrir una empresa de promociones musicales. Pero un década después, y con renovada fe religiosa, se auto-produjo el disco de gospel "Have you heard of that holy city" (1999), que tuvo tanto éxito que ha dado como resultado dos más editados por el sello Quicksilver. En el siglo XXI ha editado el libro "The roots and pilgrimage of a great gospel singer", una egocéntrica y demencial obra en la que clama que desciende de reyes palestinos (¡).
Músicos: Charles Vickers (voz) y The Three Bears.

domingo, 19 de abril de 2015

Dennis Puckett (Columbia City, h. 1937)

Natural de Indiana, desde pequeño él y sus hermanos se dedicaban más a cantar que a estudiar, llegando su hermana a ser finalista del famoso concurso de jóvenes promesas televisivo de Ted Mack. Dennis se convirtió en un rebelde rocker en sus días de instituto, metiendose en constantes problemas que le hubieran llevado a una vida difícil si su tía no le hubiese comprado una guitarra. Ahora dedicó muchas horas a aprender a tocar y a componer canciones de rockabilly, el género que le enamoró desde que tuvo la suerte de ver a Elvis en directo. Tuvo la suerte de conocer y de juntarse con excelentes músicos como Junior Smith (un tipo que tocaba mientras mascaba y escupía tabaco) o Bob Van Houlton, que llevaba el pelo tintado de verde, pudiendo imaginarse el impacto que sus actuaciones proto-punk ocasionaban al juntarse su imagen y actitud con unas interpretaciones desenfrenadas. No es de extrañar que su pusieran como nombre The Rockets (Los Cohetes), ganando en seguida tal reputación local que fueron requeridos como teloneros de todos los astros del rock & roll que pasaban por su ciudad: Johnny Cash (al que en medio de la actuación se lo tuvo que llevar la ambulancia, víctima de sus excesos, y los Rockets tuvieron que completar su actuación), los Everly Brothers, Buddy Holly, Jerry Lee Lewis, etc. Acreditado ya como Dennis Puckett en solitario (aunque tenía a los Rockets detrás) grabó "By by blues" (1958) en el sello Emerald, un bonito y original rockabilly que va de menos a más y que fue bien promocionado, haciendose llamar a Puckett El Elvis de Indiana, adquiriendo cierta fama a nivel regional pero la dura vida en la carretera  y el hecho de que apenas les pagasen hizo que los Rockets se disolviesen. Puckett apareció en la televisión local y consiguió buenas ofertas de contratos discográficos en Nashville y Los Angeles, pero entonces saltó el escándalo payola (vease) y todo se vino abajo cuando ya acariciaba el éxito masivo. Se cancelaron sus contratos y entró en una depresión que le hizo ni siquiera tocar la guitarra durante meses. Su colega y amigo Web Foley se lo llevó con él de gira por las bases militares para ganar algo de dinero y ponerle otra vez en danza, a la vez que le enseñaba a boxear y le presentaba en escena como El crooner boxeador. Y es que a estas alturas Puckett ya estaba cambiando su estilo hacia el high school, grabando el típico de este estilo "Teenage girl" (1961). Para este disco adoptó el apelativo The Rocket para recordar su afiliación con su ex-conjunto, recurriendo ahora como banda a la de su amigo Foley. Como tampoco se vendió bien hizo una asociación con su amigo Duke Shannon por la cual recorrían Estados Unidos y Canadá haciendo imitaciones de cantantes famosos y a ello se dedicaron hasta los años 80. Shannon (cuyo nombre real es Mike Kane) aun sigue cantando en una pequeña banda, pero Puckett se dedicó a hacer sintonías radiofónicas en los años 90, y luego él y su mujer Debbie forman un dúo que todavía canta en salas y radios locales.
Músicos: Dennis Puckett (voz y guitarra), Junior Smith (guitarra), Len "Oca" Palmer (contrabajo), Bob Van Houlton (batería), Connie Smith (piano, steel guitar, banjo y guitarra acústica) y Web Foley´s Quartet.

Jimmy Grubbs (¿Louisville?, h. 1940)

Natural del norteamericano estado de Kentucky el joven Jimmy quedó impresionado desde el primer momento con el rockabilly y empezó a actuar ante amigos y en las fiestas del instituto. Formó su banda Los Music Makers y se ganaron cierta y merecida fama entre la juventud local, actuando desenfradamente y con unos vistosos uniformes rojos. Cuando cerca de casa (en el edificio Norton, de Louisville), se abrió la discográfica Mac, que ya había editado un disco de hillbilly a Bob Roark, los chicos fueron allí en busca de una oportunidad. Mac les editó el buen single de rockabilly "Let´s rock to-night" (1958), si bien aparecía acreditado ya Jimmy como cantante en solitario. Pero los problemas de distribución y promoción de la casa hicieron que el disco apenas se vendiera y hoy día es una auténtica joya de coleccionista. Discos Mac cerró poco después y Grubbs siguió tocando un tiempo hasta que vio mayor seguridad si se dedicaba a la composición alternandolo con un trabajo más convencional. No tuvo apenas reconocimiento durante décadas hasta que colocó el tema "One way ticket" (1995) para Ronna Reeves.
Músicos: Jimmy Grubbs (voz y guitarra) y The Music Makers.

Phill Wilson (Dayton, h. 1938)

Nacido en el norteamericano estado de Ohio, Phil Wilson tenía buena voz y simpática apariencia, y cuando demostró su interés por convertirse en cantante de rock & roll, al contrario de lo que era habitual, su padre, Mal, le apoyó incondicionalmente convirtiéndose incluso en su manager. Tras algunas actuaciones e intentos en concursos consiguieron que Stanley Freeberg le editase un disco en uno de sus sellos de Columbus, el modesto Cloverleaf. Su tema high school "One love" (1959) se convirtió en un éxito estatal que le reportó algunas buenas actuaciones por la zona, pero tras el temprano cierre de Cloverleaf la carrera de Wilson pareció estancarse. Así pues su padre entabló conversaciones con el pincha-discos local Bob Holiday con el fin de fundar una discográfica propia para relanzar la carrera de su hijo y de los pupilos de Holiday, Teddy & the Rough Riders. Holiday, natural de Ballinger (Tejas), había trbaajado en Tucson (Arizona) y Cincinnati, antes de establecerse en la emisora WING de Dayton en 1959, donde su programa "Los éxitos del día" se hizo muy popular entre la juventud de la ciudad. Discos Huron fue idea de ambos, pero la mayor parte del dinero lo puso el empresario ferretero local Everett Hopkins, mientras que como director artístico se nombró a Jim Colegrove, guitarrista de los Rough Riders que además diseñó el logotipo estrellado de la marca. Desde el primer momento tenían las ideas claras, promocionar jóvenes artistas rockeros locales dados de lado por las grandes compañías. Aunque quisieron llamar al sello Lodestar, no pudieron porque alguien ya lo había registrado como tal, debiendo conformarse con que Lodestar Inc. fuese el nombre de su asociación comercial y llamando a su discográfica Huron, por el nombre de la avenida donde tenía sus oficinas. La primera edición, que como todas sería distribuida por discos King, correría a cargo de Wilson, pero ahora escribiendo su nombre propio Phill, con doble L. A falta de estudios propios no se escatimaron medios, yéndose a grabar a los estudios Bradley de Nashville con algunos de los mejores músicos de R&R del momento. Tanto esfuerzo hubiera merecido un disco inaugural mejor que el empalagoso "Wishin´ on a rainbow" (1961) de Wilson, que no obstante se vendió bastante bien al principio. Para la siguiente edición de Huron se fichó a un grupo del vecino Middletown llamado The Buddy Boys que homenajeaban constantemente, con su nombre y sus canciones, al recientemente fallecido mito Buddy Holly. Pero antes de que entraran a grabar se pelearon y solo quedaron dos miembros que pretendían llamarse ahora The Two J´s (porque sus nombres empezaban por jota, Jerry Raleigh y Jerry Quinn). Holiday no quiso y Colegrove les rebautizó como The Bounty Hunters a la vez que les ayudaba a completar su exigüa formación tocando el bajo y cambiaba algo su estilo. Su único disco, el surf instrumental "Echo express", fue un éxito en Detroit. Tras unos discos de Teddy & the Rough Riders, el country, "Greenback dollar" de The Sayre Brothers, y otros rockers segundones, se grabó un nuevo single a Wilson, "A dream come true", una nueva balada high school en la que estaba acompañado por otros rockers locales, Keetie & the Kats. Como los discos inmediatamente anteriores no funcionó como se esperaba y creó las primeras disensiones en el seno de Huron. Cuando nuevos discos significaron más fracasos de ventas los socios rompieron su alianza y Huron, una de las más fieles compañías con el rock & roll, cerró tras solo unos meses de existencia y una colección de discos más que interesantes. Hopkins volvió a sus ferreterías y Holiday se convirtió en un pincha-discos independiente que hacía espectáculos itinerantes, un predecesor de los actuales DJ´s que cobran por actuar en salas, pero con buen gusto musical. Luego dejó la zona y se instaló en Arizona, donde murió en accidente de tráfico en los años 80 cuando aun era joven. Wilson siguió cantando con su padre como representante, pero su carrera no prosperó y se retiró de la música.
Músicos: Phill Wilson (voz), Hank Garland (guitarra), Bob Moore (contrabajo), Floyd Cramer (piano), Buddy Harman (batería), Harold Bradley (bajo), Ray Edenton (guitarra acústica), The Anita Kerr Singers (coros) y Keetie & the Kats. "Just me" (1961).

viernes, 17 de abril de 2015

Tommy Lam (¿Indianápolis?, h. 1935 - h. 1995)

 
Natural del estado norteamericano de Indiana, Lam se aficionó al rockabilly tras pasar su obligada etapa country, actuando por la región con bastante éxito gracias a su buena voz, dinamismo e imagen que incluía un fino bigotito estilo Errol Flynn. En él se fijó el músico y empresario local Jerry Lee Williams, que regentaba la discográfica Nabor, editándole en seguida el muy buen rockabilly "Speed limit" (1959). No fue un éxito y Lam fue dejando poco a poco su imagen de rocker para suavizarla acercándola a la de los teen-idols de moda más consevadores, rasurándose, dejándose peinado de cepillo y vistiendo chaqueta y corbata. De tal guisa Williams lo quisó lanzar en una de sus nuevas marcas, K records, por medio del disco high school "Blue willow" (1961), pero la estrategia no funcionó, no por falta de calidad de la obra sino por la poca distribución de la empresa y porque, reconozcamoslo, Lam no era un guaperas como para encandilar a las adolescentes del sobrecargado género. Poco después Williams desistiría de sus esfuerzos y Lam quedaría bastante huérfano musicalmente. Solo unos cuantos años despues editaría un postrer vinilo, "Just a little a while", en discos New, antes de perderse en la oscuridad hasta su fallecimiento siendo aun relativamente joven.
Músicos: Tommy Lam (voz y guitarra), Bob Pauley & the Plantation Boys, Glenn Douglass & his Orchestra y The Monograms.

Keetie & the Kats (Whiteland, 1958 - 1963)

La pequeña aldea agrícola de Whiteland, en Indiana (Estados Unidos) tenía una sorprendentemente numerosa y activa joven comunidad rocker a mediados de los años 50. La bonanza económica había hecho que en la localidad pululasen los hot-rods y las camionetas Ford y surgiesen varios grupos de música. La principal de todas ellas la formó Keith Philips, el Keetie de Keetie & the Kats (pues su hot rod se llamaba Kat Sass), especializándose en principio en rock & roll instrumental hasta que el incorporaron al cantante Jimmy Clendening. Philips vivía en un remolque en la parte trasera de un granero y convenció al dueño, Don Hohlt, para que organizase allí mismo unos conciertos los domingos, que con el tiempo y al incorporar otros grupos se convirtió en el festival regional conocido como Whiteland Barn. Tras muchas actuaciones se fijo en ellos Jerry Lee Williams, un músico que, entre otros, había montado el sello discográfico K-W en Indianápolis hacía poco tiempo, y que les editó el  rockabilly "That´s the way" (1959). Pero entonces, y no viendo futuro, Clendening dejó al grupo para enrolarse en las Fuerzas Aéreas, y estos volvieron a convertirse en una banda instro, incorporando más instrumentos y grabando el tema del género "Move" (1960) en discos K, que no era sino como Williams había rebautizado a su marca, seguramente para huir de algunos problemillas económicos y burocráticos. Tras el cierre también de K, los chicos marcharon a la discográfica Huron, algó más asentada, donde editaron el instro "Way out" (1961), y luego "Chee wah wah" (1962) en discos Monument. Eran buenos pero tampoco se convirtieron en éxitos fuera de su zona. Nuevas influencias y cambios en la formación se dieron (entrando Gary LeMasters, por ejemplo, de un grupo llamado Sons of Liberty), llegando a un punto que se hizo imperioso cambiar de nombre al grupo por resultar irreconocible, pasando a llamarse Keetie & the Casuals, y tras un par de años de nuevos cambios, Keith Philips VI. Philips siguió tocando bastante tiempo, llegando a actuar en Canadá, y apoyó a otros grupos locales. Aun sigue vivo y gozando de buena salud. Hohlt sigue organizando reuniones de viejas glorias en el todavía animado y rockero Whiteland Barn. LeMasters se incorporó a un grupo de country llamado Sons of the Pioneers, con los que tocó durante muchos años, casi hasta su fallecimiento a comienzos de 2013. En cuanto a Clendening trabajó como mécanico y vendedor de camiones y formó una familia, falleciendo el año 2010 cuando estaba a punto de cumplir 73 años de edad.
Músicos: Jimmy Clendening (voz), Bill Rooker y Gary LeMasters (guitarra), Keith Phillips (batería), Larry Lee (guitarra y mandolina eléctrica), Dave Ellman (trompeta) y Norm Shafley (¿piano?).