sábado, 10 de septiembre de 2016

McDowell Records

Fue este un sello especializado en rockabilly que fundó en Montgomery (Alabama, Estados Unidos) Harry McDowell a finales de los años 50. Era una empresa tremendamente modesta, con sede en un viejo almacen hoy derribado (828 SO Lawrence Street), sin estudio ni medios para fabricar discos propios, por lo que se los hacía la empresa especializada Rite, así como las galletas de los discos, standards y sin tan siquiera un logotipo distinguible. No importaba, se trataba de intentar mantener con vida al rockabilly cuando empezaba su decadencia con rapidez, algo que discos McDowell no consiguió. Aun así los intentos fueron buenos, como demuestra su "The King´s comin´ home" (1959), un homenaje a Elvis en su vuelta de la mili a cargo de Tony Senn (Troy, 1934).  Luego se editó el buen aunque simple rockabilly "Baby, I don´t care" (1963) -nada que ver con el famoso tema de Presley- por parte del desconocido cantante David Gregg y el single instro "Berry´s bounce" a Barry Smith & the Radio Pals. A estas alturas McDowell ya no debía estar muy seguro del negocio pues de forma paralela creó el sello Rainstar, más centrado en la música country. Allí editó un EP conjunto a sus pupilos Senn y Gregg en 1964. Era Senn un dotado guitarrista y compositor de la zona que ya había grabado en discos Camellia el hillbilly "You can kiss me" y que tenía como manager nada menos que a Clyde Perdue, el que lo había sido del gran Hank Williams. Pero ha de decirse que con Senn no le fue tan bien y, después de intentarlo en la más importante discográfica Briar con el disco ya country "Nothing means anything", pasó por diversos sellos de casi nula vida (con temas de country-pop como "The fisherman"), hasta que prefirió centrarse en su faceta de compositor, colocando algunos buenos temas a estrellas del country como Porter Waggoner o Marty Robbins, y como productor (Doug Hughes) antes de que se le perdiese la pista. Finalmente discos McDowell editó el más hillbilly disco de Paul Durham "Mean woman married man blues" (1965). Durham, que murió en Alabama el año 2004 a los 75 de edad, había sido pincha-discos en Tejas y con posterioridad a su breve intento de ser cantante (su otro disco del mismo año, "She lied", lo editó la modesta discográfica Sandspur) abrió una tienda de discos. El caso es que después de esta última intentona McDowell y Rainstar cerraron por falta absoluta de ventas.