domingo, 21 de febrero de 2016

Eddie Rabbitt (Nueva York, 1941 - Nashville, 1998)

Hijo de emigrantes irlandeses en Brooklyn, se crió sin embargo en la vecina Nueva Jersey donde su padre había encontrado trabajo en una refinería petrolifera. Este también era un excelente violinista que actuaba con regularidad en una banda country. Sin embargo Eddie no aprendió de él, sino de su jefe de boy-scouts que le enseñó a tocar la guitarra a los doce años, convirtiéndose en un experto en música country que no pensaba en otra cosa y que le llevó a dejar el instituto. Consiguió un trabajo como celador en un manicomio, pero en los fines de semana empezó a actuar en diversos clubs y en la radio desde finales de los años 50. Se hizo un buen nombre en la zona, siendo fichado por la sección discográfica de 20th Century que le editó algún single, destacando "Next to the note" (1964), si bien  las ventas fueron muy flojas y no se le renovó el contrato. Se trasladó entonces a Nashville, pensando dedicarse a componer para cantantes country en la meca del género, pero los comienzos fueron muy duros, debiendo trabajar de camionero, de camarero o de recogedor de fruta, consiguiendo ser finalmente reclutado por una agencia que escribía canciones, aunque a cambio de un sueldo mísero. Pero su vida cambiaría para siempre cuando Elvis grabó su composición country-rcok "Kentucky rain" (1970). La genial canción fue un éxito tremendo que convirtió a Rabbitt en uno de los más reputados compositores del género, demostrando que no era flor de un día con otro número uno, "Pure love" (1974), para Ronnie Milsap. Esto le valió para firmar un contrato como cantante con discos Elektra, y tras algunos discos country al uso, que se vendieron muy bien, vino su primer número uno country con el más rockero medio tempo "Drinkin´ my baby" (1976). Al año siguiente fue elegido mejor cantante country masculino del año, empezando a salir de gira como telonero de grandes estrellas como Kenny Rogers o Dolly Parton. Siguieron otros éxitos en las listas que le conviertieron en una figura nacional (aunque totalmente desconocido en el resto del mundo) y presentador de su propio programa televisivo. Pero en sus álbumes siempre colaba algún rock & roll y con el revivalismo rockabilly de los años 80 se animó aun más con este género, destacando temas como "B-B-Burnin´ up with love" (1984), que llegó al número tres de las listas country, o "Warning sign" (1985), que llegó al número cuatro. Pero tras la muerte de su hijo ese año a causa de una enfermedad renal, la tristeza le llevó a retirarse de los escenarios durante tres años, y aunque para cuando volvió su estrella se había apagado, aun tuvo ánimos rockeros para hacer su propia versión del inmortal clásico "The wanderer" (1988) llegó al número uno de las listas country, y conseguir un postrer éxito con el tema country "One second thought" (1990), su último número uno. Sus ideas ultraconservadoras le llevaron a hacer algunas tontunas, y en 1997 se le diagnóstico un cáncer de garganta, falleciendo de ello poco después a los 56 años de edad.
Músicos: Eddie Rabbitt (voz y guitarra acústica), Larry Byrom, Billy Joe Walker Jr. y Brent Mason, Steve Gibson (guitarra), Don Barrett, Norbert Putnam y David Hungate (bajo), James Stroud y Paul Leim (batería), Alan Feingold (piano), Larry McCormick y Richard Landis (órgano), Glen Duncan (violín), Paul Franklin (steel guitar), Terry McMillan (armónica), Joey Miskulin (acordeón), David Briggs (teclados), Sherry Grooms, David Malloy y Paul Overstreet (coros) y Farrell Morris.