viernes, 1 de enero de 2016

Virginia & the Blue Dots (Washington D.C., 1989 - 1992)

La abuela de Virginia (natural de Mayland) ya cantaba gospel en la radio y su padre y sus tíos tenían bandas de rock & roll, llevándose a la pequeña a que les viera a escondidas. No es de extrañar que ella heredase el talento musical, y aprendió a tocar diversos instrumentos y a cantar a edad temprana. Convertida en una bella rocker adolescente comenzó a actuar en el restaurante que había comprado su madre a la vez que iba al instituto y trabajaba para así poderse pagar las clases de canto clásico y de interpretación que estaba tomando. La chica llegaría a obtener papales de extra en diversas grandes producciones cinematográficas durante los años 80. Estudio producción en la universidad pero pronto se centró en la música cuando conoció a Alan Veatch, otro rocker local que ya había formado el grupo The Love Hounds, junto a John Sherick, Jimmy Grey y Mas Palermo. Estos no mucho después se rebautizaron The Vibrotto Brothers, y grabaron una serie de temas para el productor Billy Poore, en 1985, que nunca verían la luz en vinilo. Cuando Alan y Virginia se enamoraron formaron el efímero dueto Pink & Black, mientras que el resto de los chicos crearon la banda de versiones de rockabilly Kelly & the Fireballs, pues la vocalista era la chica de 16 años Kelly Willis, la novia de Palermo. Mientras Alan caería en la oscuridad con su nuevo grupo, The Reluctant Playboys, los Fireballs hacían un portentoso debut teloneando al ídolo local del rockabilly en Washington D.C., Tex Rubinowitz, en 1986. Fue sobre todo la voz y la refrescante presencia rockera de Kelly la que causó sensación, y pronto se vieron teloneando a Robert Gordon y a Danny Gatton entre otros grandes del rockabilly de la capital yanqui. Hicieron de grupo de acompañamiento y coros en un álbum de LesLee "Bird" Anderson y marcharon a Austin (Tejas), en esos momentos uno de los epicentros del rock & roll estadounidense. Fue un acierto según se mire. Ficharon por grandes discográficas, pero los ejecutivos decidieron prescindir del rockabilly, mandando a Sherick y Grey de vuelta al DC, para convertir a Kelly en una estrella del country-folk. Palermo quedó junto a ella, normal teniendo en cuenta que se casaron en 1989, cambiando el nombre del conjunto, primero a Kelly & the Ranch Boys, y luego convirtiéndose ya, simplemente, en Kelly Willis. Establecida ahora en Nashville y centrada en su carrera, esto fue demasiado para Palermo, que se volvió a Austin para formar otra banda de rock & roll, aunque mantienen aun una buena relación. Todo esto, amistades y amores perdidos, no compensó realmente pues Kelly no alcanzó el rango de gran estrella que ambicionaba. Mientras tanto Virginia se había casado con Veatch y formado Virginia & the Blue Dots, que grabarían el álbum "Games of love" (1991) con el propio Gatton como músico invitado. Tocaron por todo Estados Unidos y fueron teloneros de gente como Reverendo Horton Head o Asleep at the Wheel, pero el divorcio de Alan y Virginia y el deseo de esta, siempre inquieta, de estudiar enfermería, disolvieron el conjunto. Virginia pasó dos años como voluntaria de la Cruz Roja pero después volvió a montar el conjunto cuando conoció y se casó con el bajista Larry Lawrence. El resultado fue el CD "Virginia" producido por su ex Alan, y a día de hoy siguen actuando por Estados Unidos, ya sea en el formato de conjunto o en el de dueto Virginia & Larry, ya sea haciendo rockabilly o country, la mayoría de las veces con canciones compuestas por la propia Virginia.
No deben ser confundidos con Los Blue Dots que hacían du-duá en los años 50 (algunos de cuyos miembros terminaron recalando en Los Checkers) ni con el grupo de rockabilly actual natural de Tejas.
Músicos: Virginia (voz y guitarra acústica), John Stern (guitarra), Brian Fisher (bajo), Brian Quinn (batería) y Dave Ruck (mandolina).