lunes, 21 de diciembre de 2015

Kid Tater & the Cheaters (Detroit, h. 1980 - h. 1995)


Formados en el estado norteamericano de Michigan, surgieron al calor del revivalismo rockabilly de finales de los años 70 y estaban liderados por un tal Kid Tater, un tipo con buena voz y presencia que se supone los tendría que llevar al estrellato. Tras un buen número de conciertos por la zona, donde se ganaron una buena legión de incondicionales, los del sello rockero Ripsaw se fijaron en ellos y les editaron el single "Wheels on fire" (1982). Era un buen disco e incluso se les consideró un tiempo las grandes promesas del rockabilly norteño estadounidense, pero todo se quedó ahí. Las ventas no fueron las esperadas y la fiebre rockeril pasó tan rápido como había llegado relegándoles a un segundo y tercer plano incluso a nivel local. No pasó mucho tiempo antes de que estuvieran completamente olvidados, cambiando la formación y tocando solo en bares rockers de Detroit. Colaboraron en la banda sonora de una película de ínfimo presupuesto, "Henry, retrato de un asesino", con su tema "Jukin´" (1991), y cuando resultó que la cinta triunfó mundialmente, por su terrorífica sordidez o por el inolvidable (por lo espantoso) tratamiento del modus operandi del peor asesino en serie, Tater y lo suyos fueron timidamente recuperados y volvieron a estar más activos hasta su definitiva separación.
Músicos: Kid Tater (voz) y The Cheaters.