miércoles, 21 de octubre de 2015

Dwight Pullen (Blountsville, 1931 - Los Angeles, 1961)

Nacido en un paupérrimo pueblo del sureño estado norteamericano de Alabama, Pullen y sus muchos hermanos se interesaron muy pronto por la música country que escuchaban sin cesar en la radio. Dos de sus hermanas formaron un conocido dúo de la zona durante los años 40, Polly & Dolly, que incluso legaron a ser teloneras de Eddy Arnold. Pero ellas dejarían pronto la música para formar una familia y sería Dwight el único que insistió seriamente, tocando y cantando para todos cuando aun estaba en el colegio. De su pueblo la familia se trasladó a Birmingham, donde había trabajo para el padre en la construcción del acero, y luego por motivos laborales a California y finalmente a Florida, donde Dwight trabajaba de chico de los recados o friegaplatos después de la escuela. De vuelta en California, Dwight formó su primera banda de country junto a otros compañeros del instituto, y no pasó mucho tiempo antes de que tuviesen su propio programa en una emisora de radio local. Por desgracia, y aunque el chico era creativo y emprendedor, los Pullen debieron volver a Alabama, donde a Dwight le llegó la citación para cumplir el Servicio Militar, nada menos que en la base naval de Anchorage (Alaska). En sus fines de semana libres actuó en algunos clubs locales, donde conoció a la que en seguida se convirtio en su esposa y donde se convirtió en representante de la banda del mítico local Red Barn. Paralelamente, se empleó en la tienda de coches de segunda mano de su suegro para acto seguido montar su propio negocio del ramo. En esos momentos era el único manager profesional de Alaska e hizo buenos negocios, llegando a fundar su propio club y un programa musical en la televisión local, donde llevó a algunos de los grandes del country y el rock & roll (aprovechando para tocar él de telonero de algunos de ellos, como Johnny Cash). Pero lo que él quería realmente era triunfar como cantante, y por tanto se fue a Nashville, meca ya del country, donde los del sello Delta le editaron el single de hillbillis propios "Broke waiting for a break" (1956) escondido bajo el por otra parte su habital pseudónimo de Whitey (Blanquito) Pullen, mote que se había ganado por su pelo tan rubio que era casi blanco. Pero el rockabilly también influyó en el grandemente, y retomando su nombre real grabó el disco del género "Sunglasses after dark" (1958), ya para el sello Carlton. Era un bombazo en potencia que se le ocurrió al sobrino y músico de Pullen, James Noble, sobre la nueva costumbre chulesca de algunos juerguistas de llevar gafas de sol por la noche, que lamentablemente no se promocionó como merecía y cayó en la oscuridad... hasta su recuperación revivalista. Pero en aquellos momentos, tras el rock & roll propio, "Walk my way back home", volvería a ser Whitey, el cantante de hillbilly y baladas country, apoyado por la discográfica Sage de California. Noble formó junto a George Rod Wilson el dueto Jim & Rod -The Noble Brothers- (aunque no eran hermanos) y grabaron el excelente "Didn´t it rock" con los luego célebres Champs como banda de acompañamiento, mientras que Pullen aún hará buenos y rockeros temas, como "Let´s all go wild tonight" (1959). La falta de éxito le hizo pluriemplearse como organizador de los conciertos y giras de Gene Vincent (aprovechando él y el vuelto al redil Noble para salir con él al escenario de vez en cuando, dando rienda suelta a su nunca muerta vena rocker). Vincent grabó un par de temas de Pullen (también Rusty York), antes de optar por salir más al extranjero. Pullen prefirió permanecer en los Estados Unidos, aun esperanzado en triunfar en el mundo musical, editando el buen R&R "Tuscaloosa Lucy" (1960), que pasó bastante desapercibido. No tuvo ocasión de seguir intentandolo, un cáncer de próstata le hizo volver a Alaska junto a su mujer y su hijo, yendo a luego a California para un tratamiento de choque. Pareció remitir la enfermedad y se instaló en Oregón para presentar un programa televisivo, y luego volvió a California, pero un avance inesperado del cáncer acabó con su vida cuando solo tenía 30 años. Sage editaría un buen disco póstumo, "Crazy in love" (1963). Para terminar la trágica historia de Pullen, decir que su único hijo murió a los 21 años en un accidente de caza. Por su parte Noble siguió haciendo rock & roll en solitario o en diferentes bandas, una de ellas junto al ex-Blue Cap de Vincent, Johnny Meeks y la última de ellas llamada Rennegade, hasta 1996. Ahora aunque compone y canta en la iglesia, dedica la mayoría del tiempo a su tienda de discos.
Músicos: Dwight "Whitey" Pullen (voz y guitarra), Bob Saxton y Roy Lanham (guitarra), James Noble (contrabajo), Brack Pullen (guitarra rítmica), Cotton Brown, Larry Murphy y Jimmy Webb.