martes, 12 de mayo de 2015

Red Moore (Fort Madison, 1933)

Nacido en el norteamericano estado de Iowa, Harold Moore (apodado Red, rojo, por el color de su pelo de pequeño) creció escuchando música country & western en la radio, y enamorado del estilo empezó a tocar la guitarra a los siete años de edad y gastó el primer dinero que ganó en un tocadiscos, a pesar de que su familia no iba sobrada precisamente, ya que el padre era mecánico y la madre esteticién. Fue, empero, una buena inversión porque aprendió a tocar y cantar de oidas de sus ídolos del country y no había cumplido los veinte años cuando se pusó a tocar la steel guitar en una banda, mientras para completar sus ingresos trabajó de telegrafista del ferrocarril y ayudante de un fontanero. Dejó a su grupo empezar su carrera en solitario con una nueva banda de apoyo, The Rhythm Drifters, derivando su sonido hacia el rockabilly a mediados de los años 50 y consiguiendo bastante actuaciones en clubs de carretera, si bien para llegar a fin de mes había conseguido un nuevo empleo en una fábrica de papel. Se auto-editó el disco rockabilly "Crawdad song" (1960), que se oyó lo suficientemente bien a nivel local como para que fueran contratados de teloneros de estrellas de paso, como Ernest Tubbs.  Moore se fue a Nashville a publicitar el disco pero fue dado de lado al considerársele ajeno al círculo cerrado de la ciudad. Entonces se marchó a California, y mientras intentaba que el disco fuera radiado y trataba de conseguir alguna actuación en Los Angeles, se entretuvo compitiendo en algunas carreras ilegales con su hot-rod, siendo pillado por la policía y condenado a treinta días entre rejas. Para cuando pagó la fianza el sol californiano había derretido todos los ejemplares de su disco que llevaba, convirtiendo los pocos "Crawdad song" que quedan en algo todavía más raro y valioso a día de hoy. De vuelta en Iowa fundó un club llamado Colt 45, muy al estilo del salvaje Oeste, donde se tocaba country y rockabilly y donde también solía actuar Moore durante los primeros años 60. Tras cerrársele el bar por servir a un menor, él y algunos de sus Drifters fueron fichados por un bar de Ilinois, donde Moore conoció a la que sería su mujer y donde permaneció hasta 1976. Después se le requirió para organizar un festival de country en Iowa, consiguiendo llevar a algunas grandes estrellas del pasado a las que convenció para salir de su retiro. Finalmente compró un viejo motel convirtiéndolo en apartamentos, y se dedicó también a construir señales para anuncios de carretera. Jubilado en un pequeño rancho de Arkansas, se dedica a su otra gran afición, crear esculturas tamaño natural de grandes vaqueros de la televisión, y aun toca un día a la semana en un club local.
Músicos: Red Moore (voz y guitarra), Johnny B. (guitarra), Willie Boon (bajo), Johnny Bobe (batería) y Shanks Leaderbrand (steel guitar).