martes, 7 de abril de 2015

Lawson Rudd (Salyersville, 1929 - Romney, 2011)

Nacido en un pequeño pueblo de las montañas de Kentucky (Estados Unidos), no es de extrañar que desde niño se aficionara al género de música local, el bluegrass, y a otras ramas del country. En busca de mejores oportunidades laborales su familia se trasladó a Knox (Indiana) y allí en el Instituto el joven Rudd formó sus primeros grupos musicales. Al terminar sus estudios intermedios se alistó en el ejército, siendo destinado en Fort Benning (Georgia), si bien al licenciarse volvió a Indiana, instalándose primeramente en Lafayette, donde fundaría una familia. Empezó a actuar con regularidad y pronto se ganó bastante fama local, pues no solo tocaba y cantaba bien sino que la mayoría de su repertorio eran composiciones propias. Su popularidad llegó a oidos de discos Starday que le editó el single hillbilly "Blues on the run" (1958), donde por otra parte ya se dejaba notar que la influencia del rockabilly no le había dejado impertérrito. No fue un éxito, pero lo dicho queda claro ya en "Shake this town" (1960), un excelente híbrido en el modesto sello Harvest. Más allá de la región el disco apenas se oyó, pero Rudd era ya considerado un músico de primera categoría y durante los años 60, dejando ya de lado el rockabilly y volviendo al bluegrass, tocó como telonero de la gran estrella del género: Bill Monroe. En los años 70 abrió un parque donde todos los fines de semana se tocaba música country, siendo él muchas veces la máxima atracción. Aunque nunca dejó de tocar se dedicó también a su familia y su iglesia y falleció pocos días antes de su 82 cumpleaños.
Músicos: Lawson Rudd (voz, guitarra y banjo) y The Tippecanoe Valley Boys.