lunes, 16 de marzo de 2015

The Mark IV (Chicago, 1956 - h. 1964)

Un grupo de amigos de Ilinois (Estados Unidos) formaron el conjunto de rhythm & blues vocal y swiing The Rhythm Makers, pero tras varios cambios en la formación (y el rumor de que había otro grupo llamado igul) el número de miembros quedó establecido en cuatro, decidieron rebautizarse The Mark IV. En el modesto sello Cosmic editaron el single de swing y R&B "Goose bumps" (1957), pero pronto evolucionaron su estilo hacia el du-duá y el rock & roll, como demuestra "(Make with) The shake" (1958). Este último se vendió muy bien en Canadá y llevó a los chicos a la televisión nacional. Inmediatamente les ficharon los de discos Mercury, yéndoles muy bien allí con "I got a wife" (1959), una especie de polka-rock que llegó al número 24 de las listas de su país y al 14 en Canadá. Su carrera parecía bien encarrilada al menos para mantenerse entre aquellos que podían vivir de la música, pero ahora trabajaban para una gran compañía que siempre quería más y les impusó compositores y músicos profesionales de estudio. Esto fue cambiando la formación poco a poco (tanto por imposición como por hartazgo y posterior abandono de sus componentes) hasta el punto que estaba pasando de ser un grupo vocal a uno instrumental, como se demuestra en su single "My funny Valentine" (1960), acreditados, no se sí por una errata, por cuestiones de derechos o porque ya tenían poco que ver, como Marc IV.  Y es que Mercury se había quedado con royalties, derechos sobre el nombre e incluso con su personalidad, habiendo llegado al extremo de imponer como miembros fijos a la pareja de compositores de la casa Wenzlaff-Mascari que en cuestión de meses serían unos directivos más de Mercury, dirigiendo alguna de sus filiales. No era disparatado por tanto que, en un raro alarde de sinceridad, decidieran rebautizar al irreconocible grupo The Rich Kids (Los Niños Ricos). Cuando incorporaron a Sonny Flaharty (vease) en 1965, un conocido ex-cantante de rockabilly que les había ayudado a grabar una maqueta, pasaron a llamarse The Mark V (pues eran ahora cinco miembros más o menos fijos) y se promocionaron como un nuevo grupo canadiense, para romper con su pasado con el rock & roll clásico y para aprovechar el tirón del grupo en Canadá. Y es que ahora estaban haciendo psicodelia de lo más lisérgica posible, grabando en el sello Counterpart un buen puñado de temas, pero solo viendo la luz (el resto se salvaron gracias a que guardaron las cintas Flaharty y Doug Porter) el single "Hey conductor" (1967). Decepcionado e impaciente, su organista Mike Losecamp, que era realmente quién llevaba buena parte del peso de la canción, dejó el grupo para unirse a The Cyrkle. Y es que había muchos egos inflados en la banda y no sentó nada bien que en la reedición de Philips se acreditara como de Sonny Flaharty & the Mark V (y eso que ahora sí, el tema tuvo bastante éxito). Así, le siguieron el batería N.D. Smart, parsa irse a The Remains, si bien luego terminaría con Gram Parsons, Flaharty  para seguir su carrera en solitario y poco después el resto, desbandándose la banda completamente. Algunos de los miembros originales volvieron a unirse, haciendose llamar ahora Mark IV Quartet e hicieron el single de gospel "Swing low, sweet charriot" (1970) en el modesto sello Lark. Cuando uno de ellos les dejó en los años 80, pasaron a llamarse de forma un tanto incongruente The Mark IV Trío. Poco después se disolvieron de forma definitiva.
No deben ser confundidos con otros Mark IV, un grupo de soul de Nueva York de los año 70.
Músicos: Bob Peterson y Leon McGeary (voz), William Thomas (voz y guitarra), Michael McCarthy (voz y batería), Edward C. Mascari (batería), Erwin Herbert "Dutch" Wenzlaff  (piano) y Dick Marx Orchestra.