sábado, 14 de marzo de 2015

Joey Welz (Baltimore, 1940)

Natural de Maryland (Estados Unidos), Joseph Welzanz , que tal es su nombre completo, era hijo de un policía y de una pianista que le enseñó todos los trucos del instrumento. En su adolescencia formó el grupo de rockabilly Los Jay- Rockers, cuyo cantante era Marty Thompson, y que a falta de un contrabajista el mismo Welzanz tocaba los bajos en el piano con su mano izquierda en una técnica muy usada en los artistas de boogie-woogie. Grabaron unos cuantos temas para el modesto sello Hydra, aunque solo se editó el instrumental "Jitterbug rock" (1955), lo suficiente para que fueron teloneros de Bill Haley & the Comets a su paso por su ciudad, teniendo el honor Welzanz de tocar un rato con ellos. Acreditándose ya con el nombre artístico de Joey Welz, se hizo acompañar desde 1957 de una nueva banda llamada muy significativamente, The Rock-A-Billies, que causaron sensación localmente por su salvajismo en escena, destacando las actuaciones de Welz muy a lo Jerry Lee Lewis. Harto de que no se reconocieran sus méritos, fundó su propio sello discográfico, Bat, primero de una interminable serie que crearía a lo largo de su vida. Lo inauguró con el single rockabilly "Boppin the stroll" (1959), al que siguió "The mistery of love". Tras editar también el rock & roll "Little girl" (1961) a Bobby Everhart (que solo grabaría un disco más, "Bonnie Maronie" -1965-, antes de sumirse en la oscuridad), Welz fue llamado a filas, siendo destinado a Alemania como ingeniero de sonido y pincha-discos de la emisora del ejército en Berlín, aprovechando para grabar más canciones propias, como el high school "Summer scene" (1962). Hasta allí llegaron de gira Bill Haley & the Comets, encargándose a Welzanz registrar algún concierto en directo y alguna canción de estudio, haciéndoles él mismo los coros. Cuando el pianista de Los Comets, Johnny Grande, les dejó en pleno tour, se contrató a Welz como sustituto temporal y como telonero en solitario para algunas de sus actuaciones. En otras de ellas los teloneros eran unos entonces semi-desconocidos Beatles, y Welz tocó el piano con ellos. De vuelta a Estados Unidos, Welz retomó discos Bat, haciendo su "The whistling man´s boogie" (1964), en el que demostraba y se jactaba de sus dotes como silbador. Luego Haley volvió a contar con él para otras sustituciones, llegando a grabar el piano en su versión del "The green door". Cuando Haley y los Comets separaron caminos, Welz tocó con estos últimos unos meses y también consiguió que fuesen su grupo de acompañamiento en su single "You changed" (1965). En esta época firmó con discos Canadian-American, que le editó el single "Hey little moonbeam", un éxito local. Paralelamente grabó para otros sellos, suyos o no, como Leedle ("Hey rattlesnake") y colaboró con otros artistas, destacando su álbum conjunto con Link Wray "Listen to the voices" (1969). En los años 70 la influencia psicodélica le hizo, como a tantos otros, hacer cosas muy raras, si bien siempre tenía cosas salvables, como su versión del "Hey baby, do you wanna dance". Cuando Haley se retiró en 1977, Welz organizó un espectáculo llamado The Comets Revival (llamados también The Rockin´ Comets) junto a otros tangenciales miembros de la banda, y cuando Haley murió, siempre oportunista, organizó The Bill Haley´s Comets que grabaron el single "Bring back the music" (1982). Por lo demás, los años 80 fueron una época muy mala musicalmente, haciendo horteradas dificilmente soportables (aunque hemos de salvar de la quema, una vez más, unas versiones rock y country del "Rock around the clock") que iban acompañadas con una estética muy acorde a los tiempos, con teclado-portátil a modo de guitarra incluido. Ello no excluye que fuese bastante popular, desde luego trabajaba en esto constantemente, y más aun cuando se convirtió en campeón mundial de yo-yó, llegando a salir en esoso concursos televisivos para celebredidades de segunda fila. Se estableció en Nashville, y ascendiendo en el escalafón se convirtió en dueño de una ya crepuscular Canadian-American. También fundó discos Caprice, editando tras años de mediocridad muy buenos temas, como "I´m an old rock and roller" (1992), "One way ticket" o "Nashville boogie". Luego organizó unos nuevos Comets, con lo que de nuevo actuó bastante, y de nuevo aprovechó sus giras con ellos para ensalzarse como uno de los grandes pioneros del R&R y en divulgador de su tema mítico, "Rock around the clock" (algo, como poco, dudoso). Exprimiendo esta mina hasta la extenuación, hizo una nueva versión, "Rock around the clock forever" (2004) absolutamente horrible. Luego se alió con otro de los Comets tangenciales, Al Rappa, grabando el CD "Rock & roll survivors" (2009) en un nuevo sucedaneo de Comets. Establecido en un pequeño pueblo de Pensilvania, su último disco es "Casino life" (2014), en Canadian American. Tipo amable, está encantado de enseñar su casa, un museo de "Rock around the clock", a quién quiera verla.
Músicos: Joey Welz (voz y piano), Charlie Shirner (guitarra), Flurry (contrabajo), Lou Hinkle (baterñia), The Night Raiders, The Comets, Nashville Now Band y The Comet M.C.