domingo, 8 de marzo de 2015

Kenny Price (Florence, 1931 - 1987)

Nacido en una pequeña localidad del norte de Kentucky, se crió en una granja donde uno de los pocos entretenimientos que le dejaba el duro trabajo era la música. Así, con solo cinco años ya sabía tocar la guitarra, y a los 14 ya tocaba en una emisora de radio. Fue llamado a filas para la Guerra de Corea, actuando allí para las tropas, y a su vuelta empezó a estudiar música en el cercano Conservatorio de Cincinnati a la vez que tocaba country en una importante emisora local. La influencia del rock & roll fue afectando a su estilo, y se convirtió en un exponente tardío del rockabilly, si bien puede sonar moderno para los más puristas talibanes. Fichó por el sello Boone, del vecino pueblo de Union, que en su modestía fue capaz de tener en su plantilla a rockeros como Dale Wright o Evelyn & Goldie ("Don´t be cruel"), a figuras de la televisión como Bob Braun haciendo incluso un high school ("Honey"), y a estrellas del country como Tex Williams. Allí grabó "Low and lonely" (1964), una excelente muestra de lo dicho, que esta cerca del estilo del último Gene Vincent. Luego llegaron otros excelentes discos entre los que cabe destacar "Hunky Dory" (1965). Pero la etapa de oro del rockabilly había pasado y Price se pasó al country, como tantos otros, si bien en un estilo alegre como su carácter, y originalmente orquestados (de nuevo para horror de los puristas) como demuestran singles como "Happy tracks" (1966), "My goal for today" (1967), "Southern bound" (1968) o "Big Operator" (1969). Boone, regido por el cantante country Bobby Bobo, mantuvo consigo a Price hasta el fin de la empresa, normal teniendo en cuenta no solo que era uno de sus mayores pilares económicos (grande fue el éxito de "Walking on the new grass") sino que era un buen tipo, gracioso y simpático como nadie. Fichó por la poderosa RCA, donde nada más llegar tuvo un gran éxito con "Northern Arkansas Mississippi County bootlegger" (1970), un mestizaje de rock & roll y hillbilly que llegó al número 20 de las listas country, pero en seguida superado por el simpático country "The sheriff of Boone County" (1971), número ocho de las generales. Su humor queda reflejado en esos días en otro tema que le hizo más popular si cabe, "This is the shortest song in the World", es decir, "Esta es la canción más corta del mundo", que dura, efectivamente, 20 segundos. Luego "Easy look" (1975), una balada, llegó al puesto 67 de las listas generales. Después, la versión que de ella hizo Charlie Rich llegó al 12. Su imponente presencia física, gordo y alto, le valieron el apodo de El Montículo de Sonido, algo que él alimentó con constantes referencias a su sobrepeso en sus canciones. Luego, cuando adelgazara a ojos vista, no dudaría en hacer referencia a este hecho de forma humorística en varios de sus temas. Rompiendo con RCA, se 1976 se instaló en Nashville, donde consiguiò un trabajo fijo en un programa televisivo, y terminó de hacerse tan famoso que incluso salió en un episodio de "Vacaciones en el mar" y en la película "Cold justice". Todo esto y el hecho de tocar para otros, le apartó bastante de su carrera como cantante, grabando como solista solo en ocasiones especiales como el homenaje al fallecido Pete Rose "Pete, Pete" (1984). Sintiéndose mal, volvió a su pueblo, donde murió poco después, víctima de un infarto, cuando tenía solo 56 años de edad.
Músicos: Kenny Price (voz y guitarra).