domingo, 8 de marzo de 2015

Beaver Records (Hammond, h. 1963 - 1965)

Discográfica independiente creada en una localidad de Indiana (Estados Unidos) que se caracterizó por su apoyo tardío a sub-generos del rock and roll que parecían ya tocados de muerte. Otra de sus características, esta no tan buena, fue lo caótico de su organizazión, sin registros fiables y sin numeraciones que ayudasen a la hora de establecer cronologías. Ni siquiera tenía un estudio de grabación propio y sus artistas debían grabar en el Stereo Sound de Chicago, que eran también los que planchaban los discos. Beaver, que significa Castor, tenía uno de estos animales como logotipo y se hizo ciertamente popular en los que aun no se plegaban a los nuevos ritmos de la primera mitad de los años 60. Solo un artista grabó más de un disco en Beaver, un tal P.J., misteriosas iniciales que sospechamos esconden el nombre del verdadero responsable de la empresa. Grabó dos discos de du-duá, el primero, "Tossed by the tide", acreditado PJ & The Gents, y el segundo, "The wounded camel" (1964), estridente y molesto, como de PJ & the Gentry, aunque todo hace indicar que eran el mismo grupo de acompañamiento, quizá con algún cambio en la formación (estos Gents hicieron también los coros en un disco de Stewart Self). También publicó el high school moderno y algo ye-yé "A heart breaker tonight" por parte de Allen & the Lads, nombre que hace homenaje al actor Alan Ladd que acababa de fallecer. Luego vendrían el rock & roll de Joey Day & the Nite Tymes "Good times" y el disco de rockabilly "Don´t leave me here" a cargo de Ralph Posey & the Sonic Tones. Ninguno de estos discos tuvo éxito, sus artistas se sumieron en la oscuridad y Beaver cerró sus puertas.
  "I´m a fool", cara B del "Don´t leave me here" del desconocido Posey.