domingo, 1 de marzo de 2015

Eddy Dugosh (San Antonio, 1936)

Natural de Tejas, fue un niño prodigio que con solo diez años ya había entrado en la escuela estatal de música. Aunque aprendió mucho la experiencia fue, en general, descorazonadora ya que no se le permitía, bajo ninguna circunstancia, tocar de oido, coartando su espontaneidad y creatividad. Así es que tras cuatro años en el Conservatorio y a falta de tan solo uno para teminar, lo dejó para formar su propia banda en 1950, The Ah-Ha Playboys, que contaba entre sus filas con uno de los luego segundones del rockabilly, Johnny Olenn. Hacían buen country, lo que junto a la solida y formada voz de Dugosh hizo que tuvieran muy buena aceptación local. La llegada del rockabilly impactó con fuerza a Dugosh, que encontró en ello su estilo, pues cuando fichó por el sello local Sarg parecía, tras hacer la aun hillbilly "Bad luck come my way" (1955), que había nacido para el rockabilly con "Strange kinda feeling" (1956). Aparecía acreditado ya como cantante en solitario acompañado por sus Playboys, pero de todas formas poco después les cambió el nombre, pues sonaba aun demasiado country, a The Redtops (nada que ver con la orquestina de baile de Mississippi ni con el sensacional conjunto homónimo actual de San Pedro del Pinatar), que parecía más adecuado. Como no podían vivir de las ventas del disco precisamente (se vendieron 177 copias), salieron a actuar por todo el país, estableciendo su base de operaciones en Las Vegas. En discos Award, de la cercana California, grabó Dugosh el single "One mile" (1958), al más puro estilo Little Richard de los mejores momentos. Se vendió y oyó muy bien en Las Vegas y no les faltaron actuaciones allí durante algún tiempo. Cuando su momento pasó, Dugosh volvió a Tejas para buscarse un trabajo estable con el que alimentar a su recién creada familia.
Músicos: Eddy Dugosh (voz y guitarra acústica), Don Pack y Johnny Olenn (steel guitar) y el resto de Ah-Ha Playboys.