miércoles, 4 de marzo de 2015

Alden Holloway (Moko, 1925 - Richland, 2013)

Nacido en una ínfima aldea rural de Arkansas (Estados Unidos), a los cinco años ya cantaba temas country desde una esquina de la tienda del pueblo para entretener a los vecinos. No solo allí, sino que el pequeño y carismático niño empezó a destacar cantando en el coro de la iglesia, y desde entonces no paró y aprendió a tocar multitud de instrumentos convirtiéndose en imprescindible en cualquier fiesta del condado. En el instituto conoció a una chica, Sally, que cuando se graduó emigró con su familia al estado de Washington, y hasta allí la siguió el impulsivo Holloway, casándose en 1944 y permaneciendo juntos hasta que la muerte les separó 68 años después. En Washington Holloway fundó algunas bandas de western-swing y hillbilly, haciéndose conocido en seguida no solo por su talento musical y simpatía sin limites, sino por una imponente presencia en escena (que incluía su famosa doble guitarra-mandolina electrica), oronda y de gran altura física, que hizo que se le empezase a conocer, sarcásticamente, como Shorty (Pequeñín). Con tal mote salió acreditado en los discos que le empezó a editar el sello Northwest, de hillbilly boogie, es decir, un antecedente del rockabilly con elementos de la música popular. Son muy destacables de esta étapa limítrofe temas como "Cotton pickin´ boogie" (1954) y "Beaumont blues" (1955), compuestos por él como todos los que grabaría después. Pero los ingresos no eran suficientes para mantener a su cada vez más numerosa familia, y Holloway se empleó en la inmensa planta nuclear de Hanford, estableciéndose en la vecina localidad de Kennewick. No por eso dejaría la música ni mucho menos. De hecho, acreditado Alden Holloway ya, editaría el rock & roll "Loving is my business" (1958) en el más potente sello Starday, y el rockabilly "Blast off" (1959) en Dixie Records. No es que fueran grandes éxitos, pero en la campaña de lanzamiento salió en la televisión y le permitió actuar junto a artistas como Little Jimmy Dickens o Porter Waggoner. Pero cuando la fiebre por el primer rockabilly pasó, tuvo que volver a sus raices country, tocando solo los fines de semana y de nuevo haciéndose llamar Shorty. Como tal editaría el tardío y no representativo "Walkin´ the blues away" (1967) en discos Big Sound. En los años 70 dejó la central nuclear para trabajar como transportista en la construcción del oleoducto a Alaska, duro y peligroso empleo de años, que sin embargo le reportó una temprana y digna pensión al jubilarse. Murió poco antes de su 88 cumpleaños.
Músicos: Alden Holloway (voz, guitarra y mandolina), The Prairie Riders, The Prairie Ramblers y The Tri-City Boys.