miércoles, 25 de febrero de 2015

Bill Sherrell (Phil Campbell, 1936)

Hijo de un pastor protestante de Alabama, aprendió a tocar el piano de niño y en seguida se dedicó a tocar en los funerales que oficiaba su progenitor. En su adolescencia se sintió más atraido por el blues y el jazz, aprendiendo a tocar otros instrumentos más acordes a esos géneros. Fundó varías bandas, derivando hacía el rhythm & blues primero y hacía el rock & roll después, con la que salió de gira por el profundo sur estadounidense. Una de ellas fue Los Dell Tones, con los cuales acabó recalando en Indiana, donde llamaron la atención de un empresario decidido a lanzar un sello discográfico con ellos de mascarón de proa: Tyme. Su logotipo, jugando con la forma de la galleta del disco, semejaba un gran reloj, pero ha de decirse que su tirada era ínfima y su distribución nula. Aun así Sherrell, acreditado como cantante solista, editó cuatro singles de rockabilly y du-duá, entre los que podríamos destacar canciones como "Don´t you rock me Daddy-O" (1957) o "Kool Kat" (1958). Luego, Los Dell Tones como tales, grabarían, con Sherrell incluido, el siguiente disco de Tyme, "Head´s up", un tema instrumental compartido en la otra cara con el cantante de rock & roll Joe Martin y su "Let me love you baby" (y de nuevo con Los Dell Tones haciéndole el acompañamiento). El siguiente y último disco que lanzaría Tyme sería el du-duá "Teenage heartbreak", de unos tales Vic Cook with the Esquires que nada tienen que ver con Los Esquires garajeros de los años 60, que luego se cambiaron el nombre al poco original de The Rhythm Rockers. El caso es que, dada la falta de ventas, Tyme cerraría sus puertas antes de que terminase 1958. Martin, emigrado a Kentucky, aun grabaría un disco más muchos años después, "Doing my time" (1969), compartido con el instrumentista Danny Daniels. Volviendo a Sherrell grabó el tema romántico "Rules of the game" (1960) y "Hear her rave on", ya acreditado como Bill Sherill, pero tampoco triunfaría con ninguna de estas humildes producciones. En 1962, cuando prácticamente había olvidado que había llevado una carrera musical, le llegó un cheque a su casa en concepto de royalties porque un artista country había grabado una de sus canciones. Era muy poco dinero, pero eso le animó lo suficiente para instalarse en Nashville y dedicarse a componer. Allí fue contratado por Sam Phillips para que dirigiese la nueva sucursal de Sun Records en la ciudad, pero el proyectó fue un fracaso tal que un año más tarde ya había echado la persiana. Tras grabar el single instrumental "Tipsy" (1963), fue contratado por discos Epic como encargado de intentar aprovechar a los artistas rechazados por otras grandes compañías e intentar sacarles partido. Como Billy Sherrill, tal y como firmaba ahora, tenía poca idea de country, rompió sin querer con el encasillamiento del género, formando un nuevo estilo más moderno en sus pupilos y escogiendo muy bien las canciones que iba bien a cada uno. Sus primeros grandes éxitos los consiguió elevando al estrellato a Sam Houston desde 1965, y a Tammy Wynette desde 1966. Ya bien instalado en la industria discográfica intento retomar su sueño de triunfar en la música con su nuevo conjunto country The Billy Sherrill Quintet. En los años setenta la labor como productor de Sherrill alcanzó su cota más alta llevando las carreras de Charlie Rich, George Jones y Tanya Tucker, destacando también como compositor para estrellas como Kenny Rogers, Johnny Cash o Ray Charles, y haciendo la banda sonora para la serie televisiva "El increible Hulk". En los años 80 produjo a Elvis Costello y se convirtió en vice-presidente ejecutivo de CBS. Actualmente vive felizmente jubilado y considerado uno de los mejores productores de la Historia del country se ha olvidado su faceta rockabilly, nunca valorada como merece.
Músicos: Bill Sherrell (voz, guitarra, piano y saxo) y The Dell Tones.