domingo, 18 de enero de 2015

The Rhythm-Addicts (Louisville, 1958 - 1963)

Un grupo de muchachos de Kentucky (Estados Unidos), aficionados al rock & roll y a los coches trucados hot-rods, formaron el conjunto The Rhythmatics a principios de 1957. De ellos solo había tocado profesionalmente Josh Nolan, guitarrista habitual de los programas de radio y televisión local, y que incluso había grabado un disco instrumental en solitario: "Sail along silvery moon" (1956), de buena aceptación en el sureste del país. Pero ninguno de los Rhythmatics, muy jóvenes, se atrevió a cantar de forma fija, y poco a poco fueron derivando en una banda instrumental que animaba fiestas de instituto o privadas. Con la práctica adquirieron cierta relevancia a nivel local, siendo finalmente contratados por el modesto sello Cash-Mere para acompañar en la grabación de "Set me free" a una esperanza de la casa, Bob Sanning. El disco no funcionó, pero al menos los Rhythmatics pudieron lucirse en la otra cara con un tema instrumental para ellos solos, "Drag" (1958). Incorporaron al cantante de voz cavernosa Carl Frey y se rebautizaron como The Rhythm-Addicts, grabando el single de rock & roll y doo-wop (no se les daba mal en cambio hacer ciertos coros simples) "The Thrill" (1959), el segundo y último editado por el efímero sello local Frantic (el primero había sido una versión R&B del "Everybody needs somebody" de Cliff Butler & the Lovers. Butler un director de big band ya había grabado un buen disco intrumental en 1957, "Andy jumps"). Luego los Adictos del Ritmo fueron a inaugurar el recién creado sello Cee-Gee, donde volvieron más a su estilo con el instro "Hot-Rod" (1960), como veís siempre incidiendo en sus gustos en los títulos, con un excelente rockabilly cantado por Frey en la otra cara. Cee-Gee, tras editar un postrer disco al amigo y conocido pincha-discos local Jack Sanders ("Ocean View Drive"), que había ayudado en la grabación de "The thrill", cerró sus puertas. Finalmente, hartos de que ningunos de sus discos funcionara y de arruinar a otras discográficas caseras, decidieron fundar la suya propia en 1961, llamándola Raddix. Tardaron, pero al final sacaron adelante su disco de rock & roll y rockabilly, "The night" (1962). Pero eran géneros que ya habían pasado de moda y el single no se vendió bien, convirtiéndose en el único y valioso de Raddix. Luego, tras algunos cambios en la formación (entre ellos destacar la marcha de Frey), pasaron a llamarse The Coachmen, y con este nuevo nombre editaron "Be faithful to me" (1966) en Empire. Finalmente terminaron en el sello Trump, también, como la mayoría de los anteriores, de Louisville. Esta modesta empresa había grabado algunos buenos discos rockeros de Harry Schoen & the Aristocrats o de Gentlemen Bleu, y los Coachmen aportaron su granito de arena rockero con un par de singles, donde podemos destacar los temas "Angela Marie" (1968), número uno en Louisville, y "I can´t hide it" (1969), luego reeditados por Roulette Records. Ninguno de ellos funcionó nacionalmente en su momento a pesar de su evidente calidad, quizá porque los gustos musicales habían evolucionado a peor, pero el tiempo les ha hecho justicia y "I can´t hide it" fue recuperado para la banda sonora de la serie de televisión "Breaking bad", posiblemente la mejor de la Historia. Pero en aquel momento, ante la falta de éxito, decidieron disolverse en 1968. Nolan (arriba, a la derecha, en la foto) se estableció entonces en Fort Lauderdale (Florida), convirtiéndose en líder de una banda de música country y cabaret, con la que tocó hasta 1978. Muy querido en su comunidad por sus obras benéficas, mezclando iglesia y música country, fundó un estudio de grabación y de representación de artistas llamada Big Blue Dolphin. Allí no solo grabó a otros, sino que editó sus propios álbumes de country, destacando la primera versión guitarrera del clásico del swing "Rhapsody in blue". Recibió premios y se dedicó también a dar clases particulares de guitarra, casi hasta el día de su fallecimiento en Perry (Florida) a finales del siglo XX. El pianista Bernie Schweickart (arriba, a la izquierda, en la foto) se dedicó a dar clases particulares de piano, y en eso sigue, auto-editándose de vez en cuando algún disco más o menos clásico.
No debe confundirse estos Coachmen con sus paisanos The Fabulous Coachmen, que grabaron solo "Over the mountain" (1965) en el efímero sello The Place, ni con otros Coachmen de Missouri, que grabaron "Lonely rider" (1963), el único disco de la discográfica independiente Amateur, ni tampoco con los garajeros Coachmen de Alabama (1964-1966) que luego pasaron a llamarse The Barons, y como tales grabaron unos cuantos singles hippys en los años 60.
Músicos: Carl Frey (voz), Josh Nolan (guitarra), Bernie Schweickart (piano), Bob Struck y Bob Smith.