jueves, 29 de enero de 2015

Sonny Flaharty (Dayton, 1932)

Nacido en Ohio, su tío Jack Elliott era un buen músico que le inculcó el amor por el country y que incluso se lo llevaba con él a algunas actuaciones en bares cuando Sonny solo era un niño. Poco a poco empezó a salir al escenario, aceptando propinas a cambio de las canciones que el público pedía (su repertorio empezaba a ser ya enorme), y para cuando tenía catorce años ya había hecho tantos conciertos benéficos y profesionales por todo el estado que, como él dice con su provervial humor, ya entonces podría haberse jubilado. Consiguió un programa en la radio local, en 1957, ya habiendo girado su música hacía el rockabilly, y poco después grabó su espléndido "My baby´s casual" (1958) en el modesto sello Spangle. No es que fuera un éxito tremendo, pero le sirvió para ser fichado por discos Epic, que le publicó "Heartbreak station" (1960), un tema high school que buscaba la comercialidad y que fracasó en este aspecto. Se fue entonces a discos Huron, donde continuó en esta linea, haciendo la balada romántica "Mistery of love" (1961), con el twist "Teenage war chant" en la cara B, acompañado por los mejores músicos de estudio de la época. Pasó a Decca, una compañía de mayor enjundia, donde siguieron girando la tuerca de su talento, buscando un gran éxito que no se dilataba más allá de Ohio a base de exprimir las modas, en este caso haciendo un fresco tema playero llamado "Please don´t wear that bikini" (1962). Para entonces ya era posiblemente el mejor músico y más reconocido de la zona, fijo del prestigioso club Coconut donde llegó a grabar un sorprendente disco en directo, "Coconut stomp", en un sello que el propio Flaherty se inventó única y exclusivamente para la ocasión: PAQ. Empezó a no importarle tanto la fama nacional como hacer lo que realmente le gustaba (por más que a los temas citados no les falte calidad) y pasó por algunas discográficas más independientes volviendo al rock & roll, como en "Hurricane" (1963), por parte de discos Falcon (nada que ver con Falcon Records, compañia que solo editó la versión del "Rip it up" a Milan Shepal) o en su versión del "Whole lotta shakin´" (1964). Con semejante bagaje no es de extrañar que fuese él el elegido como telonero de los Rolling Stones en alguno de sus conciertos en su primera gira americana. Pero como en casi todo el mundo, su estilo evolucionó con los tiempos y se enroló en un grupo llamado The Rich Kids, en realidad un apodo temporal de The Mark IV, que con su presencia pasó a llamarse The Mark V girando hacia la psicodelia radicalmente. Grabaron el tema "Hey conductor" (1967) en el sello Counterpart, que, cuando se la reeditó con más medios la discográfica Philips (ahora acreditándoles como Sonny Flaharty & the Mark V) se convirtió en número uno en Dayton, se vendió muy bien en todo Ohio, se oyó en la radio nacional y recibió magníficas críticas. Sí no subió más fue por sus dobles sentidos sobre el consumo de drogas (jugando con los dos significados de la palabra "viaje"), lo que hizo que Philips, temerosos tras servir de banda sonora de una película underground sobre porreros, no la publicitara más. Esto y los diferentes egos del grupo hizo que Flaharty se separara de ellos y, con nuevos músicos a su espalda, pasara a llamarse The Sonny Flaharty Aplication, otra de esas experiencias lisérgicas de aquellos tiempos, llegando a grabar como tales el single "I´m not the man" (1969). En esta época Flaharty también estuvo implicado en un grupo garajero, bastante bueno, llamado Tom & the Tempests, seguro que produciendoles y posiblemente tocando con ellos, y en The Grey Imprints, pero como artista en solitario siguió su ascenso al colorido paraiso hippy en temas con letras que lo dicen todo, como "A child shall lead" (1971), "Love, peace & music" (1972) o "Thank you Stanley" (1973). Por fortuna volvió poco a poco al redil, y aunque siempre le quedó un regumello folk, empezó a hacer country, trasladándose a su Meca, Nashville, donde consiguió un programa televisivo local en 1982. Luego se trasladó a California, principalmente para hacer música religiosa, pero de vez en cuando le vuelve la vena más canalla, como demuestra su "Old stray dogs...like us" (2014).
Músicos: Sonny Flaharty (voz, armónica y guitarra), Hank Garland y Jason "Starbuck" Hollingsworth (guitarra), Bob Moore (contrabajo), Buddy Harman, N.D. Smart y Doug Porter (batería), Hargus "Pig" Robbins (piano), Harold Bradley y Jim "Farnsworth" Wyatt (bajo), Ray Edenton (guitarra acústica), Mile Losecamp (teclados), The Anita Kerr Singers y Susan Darby (coros), The Young Americans, The Mark V, The Grey Imprint y la orquesta de Edward H. Labunski.