sábado, 17 de enero de 2015

Demétrius (Jacarepaguá, 1942)

Aunque nacido en el estado brasileño de Río, su familia se mudó a Sao Paolo cuando él era solo un bebé. Fue internado en un colegio, pero no fue algo traumático sino todo lo contrario, recibiendo sus primera ensañanzas musicales allí. En su adolescencia descubrió la música de Elvis, pero también la de los primeros rockeros del Brasil, como Cauby Peixoto, decidiendo emularles y dejándose los estudios para emprender su carrera artística. Empezó a cantar en fiestas privadas, principalmente imitando a Presley, y en una de ellas fue descubierto por un pincha-discos local, Miguel Vaccaro Neto, que además tenía la discográfica Young, que le invitó a grabar un disco. "Hold me so tight" (1960) no fue un éxito enorme fuera de Sao Paolo, pero sirvió para ser fichado por Gravadora Continentale, una compañía entonces importante en el país, teniendo su excesivamente tranquila versión del "Corinna, Corinna" (1961) un tremendo éxito nacional. Bastó ello para transformarlo en un ídolo nacional, haciendo frecuentes apariciones televisivas y entrevistas en todos los medios. A partir de ahí llegó una serie ininterrumpida de éxitos, entre los que debemos destacar el excelente rock & roll "Rock do saci" o su "Amor que perdí", versión en portugúes del "Runaway" de Del Shannon. El mismo Demetrius hizo algunas adaptaciones del high-school norteamericano, destacando su "Ritmo da chuva" (1964), original de John Gummoe, todavía hoy día muy popular en Brasil. La llegada de la joven guarda rockera no relegó a Demétrius, tal y como le pasó a otros pioneros, en parte por la amistad y cooperación con algunos de ellos, y así triunfó con el tema ye-yé "Eu nao presto mas eu te amo", compuesto por Roberto Carlos, y luego siguió haciendo música ligera en los años 70. Pero recién casado y con hijos decidió llevar una vida más tranquila lejos de los escenarios a partir de 1981, dedicándose a pescar, y a componer para otros, principalmente para festivales de música iberoamericanos. En el siglo XXI volvió a grabar y a actuar, pero ya muy lejos de los postulados rockeros de sus orígenes.
Músicos: Demétrius (voz y piano).