sábado, 10 de enero de 2015

Carlos Gonzaga (Paraisópolis, 1926)

Mulato brasileño del estado de Minas Gerais, Gonzaga se erigió en uno de los grandes ídolos musicales para adolescentes del Brasil gracias a acertadas versiones en portugués de sus correspondientes teen-idols norteamericanos. Pero él empezó su carrera musical crooner, cantando por diversos clubs locales, destacando en seguida por su voz y presencia. Grabó "Passeando na chuva" (1957), una versión del "Just walking in the rain" de Johnnie Ray, que no es que fuera un éxito masivo pero que le sirvió para que fuera reclamado para un pequeño papel en  la película "Dorinha no saçaite". Luego ya triunfó con su versión de "Diana" (1958), de Paul Anka, éxito que continuó con "Oh Carol!" (1960), de Neil Sedaka. Tras una aparición cinematográfica, posiblemente lo peor de su curriculum, en "Virou bagunça", una comedieta musical sobre el carnaval de Río, llegó su mejor obra y por la que a la postre se le recordaría: Su adaptación de "Bat Masterson" (1961), el tema principal de la serie de la televisión original de Bill Lee, sobre el famoso personaje del Salvaje Oeste del título, y que sería versioneada a su vez por numerosos artistas brasileños. Era este un género que ya había tocado con "Cavaleiros do céu", versión del clásico "Ghost riders in the sky". Gonzaga se hizo famoso ahora no solo en su país, sino en toda América Latina, saliendo de gira por varios paises. Luego se pasó al twist y otros bailes de moda, destacando quizás por encima de todos el "Twist internacional" (1962), muy superior al inocente y algo tontarras "Twist do bebé" (1963), y su "Hully Gully" (1964). Luego, resuelto a recuperar su éxito con el western televisivo, grabó el tema "Ponderosa" (1965), sobre la famosa serie "Bonanza", y después se pasó al ye-yé con "Escureceu" (1967), una versión del "Black is black" de Los Bravos. Hasta aquí imperó el buen gusto, pero por desgracia, tras alguna incursión en la música ligera, en los años 70 se dedicó a cantar samba y otros géneros carnavalescos. Tras un largo camino por el olvido, en los años 80 y 90 se dedicó a cantar sus viejos éxitos en el circuito nostálgico. En el siglo XXI recibió numerosos homenajes y premios, así como apariciones televisivas recordando sus tiempos de gloria como uno de los reyes del high school en Brasil. Normal, no en vano fue él uno de los ejemplos para la joven guardia carioca que empezó a importar temas de rock & roll estadounidense.
Músicos: Carlos Gonzaga (voz).