miércoles, 14 de enero de 2015

Baby Santiago (Sao Paolo, 1933)

Fulgencio Santiago, que tal es su verdadero nombre, era un joven brasileño que quedó prendado del rock & roll que veía en las películas estadounidenses, impresiónandole sobre todo las alocadas intervenciones de Little Richard. Con gran talento musical, las tocaba y cantaba traduciéndolas al portugués, sobre todo en compañía de su gran amigo Wilson Miranda. Cuando triunfó como cantante lo hizo precisamente de la mano de una adaptación que le hizo Santiago de un tema de su idolotrado Richard, en 1960. Pero la gran fama de Santiago no se basaría en esto, sino en que empezaría a componer temas propios, los primeros del rock and roll propiamente carioca. Así, fueron tremendos éxitos de 1961 su "Adivinhao" para George Freedman o "Rock do sacy" para Demetrius, ambos compuestos ahora en compañía del propio Miranda. Pero no se conformaba con componer y también persiguió el sueño de convertirse en estrella de la canción, grabando el single "Vem, vem" (1961) en el modesto sello Carnaval, ya acreditado con su mote de Baby. No se vendió apenas, así que volvió a escribir para otros, firmando alguno de los mejores twist de Brasil como "O twist é bom" para Mario Augusto, o "Vamos dançar o twist", para Tony Campello. Gracias a lo que había por ellos componiendo ficha por discos Continental, que le editan "Xaxado rock" (1962), una temerosa bossa nova con solos instrumentales de R&R, pero que llevaba en la otra cara el excelente "Estou muito louco". Luego vino el humorístico "Boogie do guarda" (1963), buen tema pero que era paradigmático del destino de Santiago, tener más éxito con los temas que componía para otros que para él mismo, siempre relegado a un segundo plano y más cuando llegó arrasando la llamada joven guardia musical brasileña que lo apartó totalmente. Se ganó bien la vida, no obstante, componiendo durante los años 60 para otros artistas, los citados más Sergio Murilo o Los Jet Blacks, por citar algunos. Luego, desde los años 70 se dedicó a cantar en clubs estilo crooner norteamericano, aunque he de deciros que en el siglo XXI está actuando con una banda de rockabilly llamada The Ready Teds y nunca ha parecido estar más en forma.
Músicos: Baby Santiago (voz y piano).