domingo, 7 de diciembre de 2014

Tony Campello (Sao Paolo, 1936)

Aunque nacido en la capital paulista de Brasil, su familia se trasladó a la vecina población de Taubaté cuando Antonio, que tal es su nombre, tenía tan solo siete años de edad. Fue allí que sus padres les pusieron a él y a su hermana Celly (vease su propia entrada) a estudiar canto y piano, demostrando en seguida ambos grandes dotes para ello. En 1953 formó el grupo Ritmos OK, integrandose desde 1956 también como pianista y ocasional cantante en el conjunto de Mario Gennari Filho, muy popular localmente. Fue gracias a ellos que, tanto él, como Celly, toda una niña prodigio, pudieron hacer sus primeras actuaciones televisivas y radiofónicas. Tony, pues ya había adoptado el diminutivo (a veces su apellido aparecerá escrito como Campelo), hacía en principio baladas y ritmos latinos de moda, como la samba, lo que unido a su buen aspecto físico hizo que fuese fichado por Odeón con la intención de convertirle en un nuevo galán de la canción. Su primer disco, la balada "Forgive me" (1958), llevaba en la otra cara un tema de su hermana, que llevaba camino de convertirse, como así fue, en una gran estrella. Tony, al igual que Celly, se vio pronto enamorado del rock & roll, y empezó a hacer versiones de temas high school norteamericanos, como "Pobre de mim" (1959), que es el "Poor little fool" de Ricky Nelson, o "Diabinho endiabrado" (1960), que no es sino el "Witch doctor" de David Seville en portugués. Estos temas, su programa propio de televisión, junto a su hermana, "Celly e Tony em Hi-Fi", y sus apariciones en películas, terminarían de convertirle en un teen-idol de gran fama nacional. Llegaron más temas destacables, como "Boogie do bebé" (1961), "Au balanço do twist" (1962), " Lobo mau" (1963) -una versión de "The Wanderer"-, "Pertinho do mar" (1965), "Estrada do amor" (1967)... que le convirtieron en uno de los más fieles y duraderos intérpretes de R&R cariocas, saliendo de gira triunfal incluso por Paragüay y Perú. Tras protagonizar una última película, "2000 anos do confusao" (1969), se emparejó artísticamente con su hermana (con la que ya había hecho algunos duetos en los años 50 y 60) para una serie de festivales populares, aunque estaba claro que ya su momento había pasado. Se dedicó entonces desde los años 70 a la producción de artistas, lanzando con éxito a nuevas figuras a traves de RCA, para la que también trabajo, y recuperando viejas estrellas de los años 50 para eventos benéficos o bien malignos ("Cuba libre em Hi-Fi"), en lo que todavía sigue.
Músicos: Tony Campello (voz y piano), The Teenage Singers (coros) y Mario Gennari Filho e seu Conjunto.