miércoles, 3 de diciembre de 2014

Duncan Dhu (San Sebastián, 1984 - 1995)

Su Historia empieza realmente cuando se disuelve el grupo español de rockabilly Los Aristogatos justo cuando estaba empezando a conseguir bastante popularidad en las Vascongadas. Su cantante Mikel Erentxun y dos ex-miembros de Los Dalton, Diego Vasallo y Juan Ramón Viles (aunque durante un tiempo se barajó que fuese un cuarteto, con uno de los miembros de otro grupo local, Oklahoma, como segunda guitarra), decidieron unir sus fuerzas para formar el trío de rockabilly Duncan Dhu, llamado así en honor de un personaje literario escocés de la obra "Secuestrado" de Robert L. Stevenson. No cnsiguieron demasiada repercusión en su tierra y decidieron trasladarse a Madrid, donde en aquellos primeros años 80 parecía haber mayores oportunidades, y, tras algunas dificultades, consiguen que el modesto sello discográfico Gasa les fiche. Tras editarles un par de canciones en un disco recopilatorio de nuevos grupos, finalmente, les edita “Por tierras escocesas” (1985), del que destacará el single “Casablanca”, todo un éxito nacional. Los chicos se han apartado del spanish-rockabilly al uso que se hacía entonces, para acercarse al primitivismo acústico del rock & roll con influencias más cercanas de otras bandas como Violent Femmes. Esto, unido a ciertos aspectos temáticos más blandos hace que el movimiento rocker en masa les dé la espalda de forma precipitada. No era del todo justo, los Duncan Dhu homenajeaban al R&R original a su manera e intentaban abrir otras vías, comerciales o no, al rockabilly. Pero es que además el disco es sensacional, destacando no solo el macro-éxito citado, sino la balada digna de cualquier rocker clásico de los años 50 "Film de amor" y el cuasi-psicobilly acústico "Extraños". Por desgracia esta grieta entre el grupo y sus antiguos colegas rockers se seguirá abriendo con su siguiente disco, “Canciones” (1986). El inmenso éxito comercial que alcanzan entre adolescentes pijas y la adopción de una imagen de neo-románticos no les hacen mucho bien entre nosotros pero el ruido del dinero entrando a espuertas en su caja registradora no les dejaba oírnos. De nuevo debemos destacar grandes temas, no solo el archi-conocido “Cien gaviotas” (número uno de las listas nacionales), sino su versión del “Jardín de rosas” de Lynn Anderson, el rockabilly "Los llantos de la ciudad" y alguna gran balada pop ("No puedo evitar pensar en tí", "Esos ojos negros"...). Pero la verdad es que al movimiento rocker no le faltaba intuición para anticiparse a la traición a sus postulados. Duncan Dhu se pasaría al pop blando ya en su tercer trabajo -impresionante, nuevamente, el éxito de la pijeras "En algún lugar" (1987), donde solo puede salvarse algún sutil homenaje a su adorado Elvis. Eso sí, sería el que más ventas les daría consiguiendo incluso fama en Latinoamérica). No sabemos si por este giro estilístico o por otros problemas, el caso es que Viles queda fuera del grupo (y se integra en Emirra), justo cuando la proyección internacional de la banda se dispara gracias a su nominación a los estúpidos Grammy latinos o la inclusión de algún tema suyo en la película “Dick Tracy”. Pero no os engañéis, todo ello no evita que la calidad de su música caiga en picado, derivando incluso hacia el funky y otros estilos horrendos y comenzando a hacer trabajos en solitario sus componentes bastante poco dignos. Así, Erentxun le escribe una canción a Miguel Bosé antes de que el ahora dúo se separe definitivimante. Sus dos componentes restantes comienzan unas más que penosas carreras en solitario, escondido astutamente Vilches al principio bajo el pseudónimo de Cabaret Pop. Para que os hagáis una idea de hacia donde habían derivado sus gustos y amistades musicales, sólo decir que en el disco homenaje que se les hizo, quienes versionaban sus temas eran gente como Hombres G, El Canto del Loco, Alex Ubago o La Oreja de Van Gogh. ¡Toma castaña! Erentxun amplió sus miras y participó como actor y compositor en el cortometraje "Manhattan pictures" (2006), destacable por cuenta con la presencia de la encantadora y gran actriz Kira Miró. Por desgracia Erentxun y Vasallo no paran de trabajar como cantantes. Viles, por su parte, publicó una biografía de los Duncan Dhu (2006), luego un disco en solitario y finalmente, y de forma lamentable, se pasó a la política, siendo elegido concejal del PNV (2010). Ultimamento los tres han vuelto a unirse para algunos conciertos. ¡Sí Los Aristogatos levantaran la cabeza!
Músicos: Mikel Erentxun (voz y guitarra), Diego Vasallo (bajo) y Juan Ramón Viles (batería).