jueves, 23 de octubre de 2014

Jimmy Bowen (Santa Rita, 1937)

Nacido en Nuevo Méjico, durante su adolescencia trabó fuerte amistad con Buddy Knox, unidos por sus mismos gustos musicales: El rock & roll. A falta de instrumentos formó juntó a él y otro amigo, Don Lanier, el grupo de doo-wop The Rhythm Orchids, que cantaban en bares a cambio de cerveza y comida. Animados por el éxito que tenían entre la audiencia y por Roy Orbison, que les vio cantar, recolectaron 60 dólares para ir a grabar al cercano estudio de Norman Petty, aunque ni tenían repertorio, ni se sabían letras de las canciones que pretendían cantar. Cuando Petty se encontró ante semejantes aficionados les dijo que volviesen cuando estuviesen preparados de verdad. Así lo hicieron... ¡Solo una semana después! sin haber ultimado los detalles y llevando como batería a la novia de Lanier solo porque estaba buena y tenía unos timbales. Se improvisaron chapuceras soluciones a los problemas que iban surgiendo y con una mezcla de talento y suerte (aparecieron por allí The Roses, el coro de Roy Orbison, que colaboraron desinteresadamente) dieron vida a un disco que cambiaría sus vidas: "Party doll" (1956). Iba acreditado como de Buddy Knox with The Orchids en esta su cara A, pero en la B el que cantaba "I´m stickin´ with you" era Bowen, apareciendo como Jimmy Bowen with The Orchids. Pues bien, ese acetato que grabaron para que solo lo oyeran familiares y amigos fue oido también por cazatalentos, editores y pinchadiscos que, asombrados de la calidad de este pausado rockabilly, le dieron publicidad y lo reeditaron a lo grande en Roulette Records de Nueva York al año siguiente. La edición es confusa porque se lanzó primero (en un disco muy buscado por los coleccionistas) con Bowen cantando el "Party doll" mientras en la otra cara Knox interpretaba "My baby´s gone". Esto se subsanó en seguida en perjucio de Bowen, pues las siguientes ediciones iban acreditadas para ambas caras como de Buddy Knox with The Rhythm Orchids. Al alcanzar Knox el estrellato de esta forma, la discográfica decidió que las carreras de los otros Orchids debían seguir también por separado, y se reeditó el "I´m stickin´ with you" ahora sí bien y con Bowen como un solista más. Vendió un millón de copias y llegó al número 14 de las listas, convirtiéndole durante unos meses en habitual de buenos conciertos, actuaciones televisadas y llegando a aparecer en la película promocional del rock & roll "Jamboree". Vinieron más temas de buen rockabilly como "Warm up to me baby" (1957), "Can she kiss" (1958) o de animado du-duá, como "You´re just wasting my time" (1959) u "Oh yeah, oh yeah! Mm mm" (1960) que ya no se vendieron tan bien. Lanier, por su parte, se unió a los citados Roses para formar el grupo estilo high-school Don & his Roses, que aunque no triunfó, grabó algunos buenos temas. Los tres solían salir juntos de gira (donde Bowen impresionaba por la novedad entonces de cantar y tocar el contrabajo a la vez) y así poder mantener vivo el proyecto común The Orchids, aunque solo para los conciertos (en las grabaciones seguían colaborando, pero no aparecían acreditados). Lanier siguería grabando sin éxito, a veces acreditado como Don La Near, mientras que el rock and roll de Bowen derivó pronto hacia un más suave high-school, buscando acercarse al mercado adolescente femenino, destacando temas como "Somebody to love" (1961) o "Teenage dreamworld" (1962), bastante buenos. Pero perdía su gracia en escena al cantar ya sin contrabajo, falta grave ya que su voz no era ni mucho menos portentosa como para suplir esta originalidad. Las ventas fueron bastante malas y dejó los escenarios para convertirse en productor, con su amigo Lanier como asistente y compositor. Fue contratado en seguida por el astro Frank Sinatra que quería sangre nueva que revitalizase una carrera que amenazaba con quedarse totalmente casposa, y no solo de él, sino de su camarilla de amigotes del rat-pack Dean Martin y Sammy Davis Jr. Tras conseguirlo, en 1968 fundó su propio sello, Amos, que le duró hasta 1971. Se animó entonces a producir películas, aunque en este campo no estaría tan acertado. Destaquemos solo "Punto límite: Cero" (1971) y "Vuelven los caraduras" (1980), solo porque compuso algunas de sus muy buenas canciones. Dejó California para establecerse en Nashville, ahora un hervidero de nuevos genios del country, donde dirigió algunas discográficas y produjo a estrellas como Glen Campbell, Kenny Rogers, Hank Williams Jr., Kim Carnes y Garth Brooks. Modernizó los equipos de sonido y los sistemas de grabación y, en 1988, fundó un nuevo sello discográfico, Universal, que finalmente vendió cuando se le diagnóstico un cáncer de tiroides. Lo superó en 1995, pero consideró que ya había tenido bastante ajetreo (Lanier fue su ayudante hasta el final) y se retiró a Hawaii, donde aun vive.
Músicos: Jimmy Bowen (voz y contrabajo), Buddy Knox (voz y guitarra rítmica), Don Lanier (guitarra), Patricia Everett, ¿Don Mills? y David Alldred (batería), The Roses -David Bigham y Robert Linville- (coros) y las orquestas de Hugo Peretti y Joe Reisman.  "I´m stickin´ with you".