domingo, 7 de septiembre de 2014

Ron Holden (Seattle, 1940 - Rosarito, 1997)

Ron nació en el seno de una de las familias negras más prominentes del norteamericano estado de Washington, que también habían demostrado sus dotes para la música y el deporte. De hecho su padre Oscar había llegado a Washington acompañando a la leyenda del jazz Ferdinand Morton y había liderado un quinteto que abría todas las actuaciones de las estrellas del género que pasaban por su ciudad, gente como Cab Calloway, Louis Armstrong, o Duke Ellington, siendo considerado por muchos el padre estatal del jazz. Oscar enseñó a todos sus hijos, tocándole al pequeño Ron lecciones de trombón, instrumento que dominó, aunque no fuese su preferido precisamente y el siempre prefiriese cantar. Convertido en una estrella del fútbol americano en el Instituto y en el mejor cantante del coro de la iglesia, era Ron un chico tremendamente popular. Así es como otro chico llamado Johnny Millward, que tenía una pequeña banda de boogie-woogie, se le acercó un día para decirle que con él de cantante podrían hacerse sensacionales temas del nuevo rock & roll. Holden aceprtó, y tras algunos cambios en la formación de Millward nacieron The Playboys en 1957. Su versión del "Louie, Louie" funcionó muy bien, siendo el momento más esperado en sus muchos conciertos en bailes y clubs. Por el protagonismo del cantante, pronto pasaron a llamarse Ron Holden & the Playboys, abarcando casi todos los contratos locales junto a una banda de rock & roll blanca llamada The Frantics. Terminaron, claro está, trabando amistad, y en uno de los descansos de los conciertos salieron al aparcamiento a beber algo de whisky y fumar unos porros. Sorprendidos por un policía resultó que el único mayor de 18 años, por poco, era Holden, y fue acusado de perversión de menores y sentenciado a noventa días en el reformatoria que había al lado de su casa. Fue así como conoció a Larry Nelson, el agente encargado de tomarle las huellas dactilares y, en algunos turnos, vigilar a los prisioneros. Nelson tenía un grupo de du-duá llamado The Shades al que le había ido relativamente bien e incluso habían grabado un single, "Dear Lori" (1958). Pero para entonces ya había decidido dejar de cantar para dedicarse a la representación de otros artistas. Lo que terminó de convencerle fue oir cantar a Hoden en la celda su tema propio, la balada high-school "I love you so", retirándose al mes siguiente de la policía. Su primer pupilo fue, claro esta, Holden una vez cumplió su pena (según otros Holden no llegó a pasar más que una noche en el calabozo gracias a sus influencias familiares), aunque ahora sin los Playboys, que, impacientes, ya habían fichado otro cantante, siendo sustituidos por The Thunderbirds locales. Aunque la primera sesión de grabación fue una chapuza en un estudio casi improvisado (con el perro de la casa estropeando son sus ladridos una toma tras otra) el resultado fue excepcional y se enviaron las maquetas a algunas discográficas que, no obstante, la rechazaron o impusieron condiciones inaceptables. Así pues Nelson se decidió a formar su propia discográfica, Nite Owl,  y de forma sorprendente y gracias al apoyo de algunos pincha-discos radiofónicos, el "I love so" (1960) llegó al número uno en las listas estatales. Ello fue suficiente para que los de las grandes compañías, ahora sí, se fijasen en él, decantandose Nelson por vender los derechos sobre Holden a Donna, que no era la más potente pero sí la que mostró mayor ilusión y mejores condiciones. Lanzado ahora nacionalmente, en 1960, el single llegó a un sorprendente número siete en algunas listas nacionales, dándole a Holden un momento de gran popularidad. Quizá para nosotros más importante aun sea el hecho de que en la cara B llevaba el rockabilly "My babe", que fue un éxito en el Reino Unido. Holden apareció en televisión e hizo de telonero nada menos que de Elvis Presley y de Ray Charles, yendo a actuar mucho a Europa (incluyendo España) y Oceanía. No le fue mal con el lento "Gee, but I´m lonesome" (1961), grabó para otras compañías, se casó con una guapa corista, ganó dinero y vivió una existencia feliz, pero realmente nunca volvió a tener, ni por asomo, un éxito como el citado. Cuando vino a darse cuenta los de discos Donna se negaron a pagarle los royalties que le debían por sus canciones, y cuando se lo dijo a su romántica esposa, esta, en vez de ayudarle, le plantó una demanda de divorcio encima de la mesa. En la ruina se tuvo que poner a trabajar de vendedor de biblias ambulante y otras cosas, incluso hubo días que tuvo que vender su propia sangre para sobrevivir. Pudo asentarse un poco, y volvió a casarse en 1963, sumiéndose en la oscuridad. Luego, ya en 1970 marchó a vivir a California para estudiar teatro y de pasó retomar sus contactos de su época de gloria. Así es como fue contratado en 1972 para actuar de telonero de leyendas como Little Richard y Chuck Berry en actuaciones revivalistas de la época dorada del rock & roll. Consiguió un contrato fijo de actuaciones en un club local, y grabó el tema slow-soul, muy en la linea de Barry White, "Can you talk?" (1973), con el que no le fue del todo mal. Cansado del negocio del espectáculo, decidió retirarse de forma temprana en 1977, dedicándose a camionero y marchando a Seattle, para abrir un club de jazz y rhythm & blues en 1983, el durante un tiempo muy popular Ron´s, gracias a sus actuaciones liderando a una banda llamada The Reputartions. No siendo olvidado, fue requerido para un loco macro-concierto mono-temático en el que aparecerían todos los artistas que habían versioneado el "Louie, Louie", incluyendo a Richard Berry (el autor original) y The Kingsmen (los que más fama le dieron). Esto dió un nuevo impulso a su carrera, reeditándose sus viejos temas y siendo requerido para importantes festivales revivalistas. Precisamente después de uno de ellos en Méjico, falleció de un ataque el corazón cuando solo tenía 56 años de edad.
Músicos: Ron Holden (voz), Roland Green, René Hall y Rich Dangel (guitarra), Johnny Millward (contrabajo), Andy Duval y Earl Palmer (batería), Bob Risley (piano), Carlos Ward, Johnny O´Francia, Plas Johnson y Jackie Kelson (saxo), George "Red" Callender (bajo), Jimmy Holden (teclados), Chuck Markulis (pandereta), Larry Nelson (percusión), The Blossoms y Little Willie Bell (coros) & the Thunderbirds.