jueves, 6 de marzo de 2014

Justin Tubb (San Antonio, 1935 - Nashville, 1998)

Al ser hijo de la gran estrella del country Ernest Tubb, muchos le considerarán uno más de los hijos de papá nacidos con una barra de pan debajo del brazo. Nada más lejos de la realidad, a Justin le tocó vivir una infancia llena de privaciones hasta que a su padre se le abrieron la puertas del triunfo, ya a edad madura. Así, cuando Justin nació, en Tejas, su padre era jornalero, luego dependiente en una tienda y después conduciendo el camión de la cerveza para alimentar a su familia. Cuando parecía que podía empezar a abrirse en el negocio de la música sufrió una operación de garganta, por tanto no fue hasta que Justin cumplió ocho años que no pudo ver a su padre ganándose la vida con el country gracias a sus apariciones en en la famosa gala Grand Ole Opry a partir de 1943. Luego empezaría a ser famoso y rico, gracias a éxitos como "Soldiers last letters" (1944), "It´s been so long darling" (1945) o "Rainbow at midnight" (1946), todos números uno de las listas de country. No es de extrañar pues que sus hijos, Justin y Zachary se aficionaran a la música y quisieran seguir los pasos de su padre, el cual, es verdad, les abrió muchas puertas. Justin había empezado a estudiar periodismo pero la música tiraba mucho y se lo dejó para ponerse a trabajar de pincha-discos en Nashville. Desde su emisora se ponía a cantar sus propias composiciones, por lo cual los de discos Decca se interesaron en él y le ficharon. Se le empezó promocionando muy astutamente a principios de los años 50, cuando solo tenía 18 años, al emparejarle profesionalmente con Goldie Hill, entonces la mayor estrella femenina del country. Hill, conocida como La hillbilly de oro, ya había cosechado un número uno de las listas del género con "I let the stars get in my eyers" (1952), y el hecho de que hiciera un dueto con el debutante hijo de Tubb hizo que todas las miradas se girasen hacía él cuando aparecieron juntos en el programa televisivo de Carl Smith. La canción que interpretaron, el hillbilly "Lookin´ back to see" (1954), así como su "Sure fire kisses" (1955), fueron grandes éxito para la joven y atractiva pareja, aunque pronto separaron sus caminos, casándose Hill con el pronto reconvertido en cantante rockabilly Smith y convirtiéndose Justin en habitual del Opry y yéndole bastante bien con el tema propio "I gotta go get my baby". Justin también evolucionó hacía el rockabilly, algo que ya apuntaba en "Pepper-hot baby" y en "My Mary" (1957), aunque lo explota mucho más a partir de  "Sugar lips" (1958) y su cara B "Rock it on down to my house", pero ni una ni otra lograron el apoyo masivo del público, por más que contara con el soporte de la poderosa discográfica Decca. Quizá es uno de esos artistas al que ser hijo de famoso le ha perjudicado más que beneficiado ya que Justin cantaba mejor que Ernest y además tenía un gran talento compositivo, debiendo vivir de este don cuando su carrera como solista se torció definitivamente a finales de los años 50, tras un intento de formar equipo con Roger Miller, luego también aupado al estrellato del country. Suyo es, por ejemplo, el mítico tema "Lonesome 7-7203" (1959), número uno de Hawkshaw Hawkins. Como cantantes de rockabilly de la segunda mitad de los años 50, Justin tuvo que volver al country más prototípico en los años 60 si quería seguir viviendo de la música. Le fue muy bien con la balada "Take a letter, Miss Gray" (1963), pero pronto empezó a pasar más tiempo trabajando en los nuevos negocios de su padre, sobre todo en su sensacional (y aun abierta) tienda de discos en la calle Broadway de Nashville. Hizo unos buenos duertos con Lorene Mann, pero la verdad es que para finales de los años 70 estaba ya prácticamente retirado de los escenarios. Cuando su padre murió, en 1984, empezó a trabajar en las grabaciones y notas que había dejado inéditas, un arduo de trabajo de años que no pudo ver salir a la luz, ya que Justin murió repentinamente a los 62 años, uno antes de que este completo trabajo fuese publicado: "Just you and me daddy" (Solos tu y yo papá). Sus dos hijos también son músicos country. Mann murió en el año 2013.
Músicos: Justin Tubb (voz y guitarra acústica). "Bachelor man" (1957), uno de sus muchos trabajos rockabilly que quedaron inéditos en su momento.