martes, 11 de febrero de 2014

Jess Hooper (Marks, h. 1935 - Shepherd, 2002)

Nacido en un pueblo del norteamericano estado de Mississippi, no es de extrañar que desde su infancia se familiarizara con el blues, sonido que le atrajo sobremanera. Sin embargo no había bandas blancas de ese estilo en ese lugar y esa época, por lo que en su adolescencia no tuvo más remedio que enrolarse en un cnjunto de country si lo que quería es tocar y cantar. Pronto añadió elementos del blues al repertorio, para desconcierto de sus compañeros, por lo que con su estilo mestizo decidió re-emprender su carrera en solitario. Consiguió bastantes actuaciones en la localidad de Clarksdale, donde empezó a ganarse un nombre y llegó a hacer apariciones en la radio local. Cuando escuchó el primer disco de Elvis se dio cuenta que era bastante parecido a lo que estaba haciendo y, raudo, marchó a su discográfica, Sun Records de Memphis, para conseguir una audición. No pudo pasar ni de la puerta, por lo que fue recogido por los de la competencia directa en la ciudad, discos Meteor, que le ficharon y le editaron el single de rockabilly "All messed up" (1955), con Los Daydreamers (que eran en realidad algunos miembros de los Starlight Wranglers) como grupo de apoyo. Seamos realistas, aunque el disco no estaba nada mal no aportaba nada nuevo y además estaba falto de la energía de Presley y otros coétaneos, por lo que no es de extrañar que no se vendiese apenas. Todavía con esperanzas Hooper todavía permaneció en Memphis un año más, ganándose la vida tocando en los garitos locales, hasta que decidió trasladarse a Tejas en busca de mejor suerte. Tampoco la encontró allí, y tras casarse, decidió retirarse del negocio musical y encontrar un trabajo más estable (aunque su único disco se reeditase en los años 60, de forma ilegal, vendiéndose un poco mejor). La búsqueda de empleo y varios matrimonios fracasados le hizo mudarse por diversas ciudades sureñas hasta que se estableció en Jackson durante buena parte de su vida, aunque finalmente volvería a Tejas. Fue allí donde se le localizó durante el revivalismo rockabilly de los años 80 para darle ánimos para regresar a los escenarios, aunque entonces él solo estaba interesdo en hacer bues sureño. Muchos creían hasta entonces que Hooper no era sino un pseudónimo de Charlie Feathers. No solo se parecían en estilo, sino que Feathers grabó los dos temas del disco de Hooper y, para sembrar confusión, como en él era habitual, nunca negó ser Hooper cuando se le interrogó. Hooper, por su parte, no tenía ni idea de quién era Feathers, aunque hay que decir que ya para entonces su memoria era bastante mala.  Moriría Hooper, ya mayor en Tejas, víctima de un cáncer.
Músicos: Jess Hooper (voz), Doug Cox y Billy Riley (guitarra), Bill "Shorty" Torrence (contrabajo), Millard Yow (steel guitar), Tommy Sealey (violín) y Clyde Rush (guitarra rítmica) y Johnny Tate. "All messed up".