miércoles, 26 de febrero de 2014

Bobby Helms (Bloomington, 1933 - Martinsville, 1997)

Nacido en el norteamericano estado de Indiana en el seno de una familia de inquietudes musicales, en su infancia ya formó un dúo con su hermano Freddie, haciendo música country. Se hicieron muy populares a nivel local pero separaron sus caminos al final de su primera adolescencia, cuando quedó claro que la presencia, el entusiamo y el talento de Bobby podían convertirle en una estrella. El camino no sería fácil, ytuvo que patearse todo los garitos de carretera, tocando por pocas monedas y ante público díficil. Consiguió aparecer en algunos programas de radio y finalmente consiguió grabar un par de singles en el modesto sello Speed, destacando el hilbilly evolucionado "Freedom lovin´ guy" (1955). No se vendieron demasiado bien, pero al menos pudo aparecer en la televisión local, donde le vio la leyenda del country Ernest Tubb. Este se lo llevó a su espectáculo de Nashville y le consiguió un contrato con los del sello Decca, que le querían como posible esperanza para tener su propio cantante de rockabilly en nómina, género entonces en alza al que Helms parecía abocado. Su primer single con ellos, "Tennessee rock´n´roll" (1956), es una buena muestra de ello, pero por desgracia pasó casi totalmente desapercibido, seguramente porque la imagen de Helms no era la del rocker rebelde del momento, sino la de un vaquero cantante a la antigua usanza, con botas camperas, espuelas, pañuelo al cuello y flecos chillones. Más adecuado a esta visión era "Fraulein" (1957), un tópico country & western que se aupó al número uno de las listas del género, pero que por lo que a nosotros toca, llevaba en la cara B una joya desconocida: El medio tempo blues-rocker "(Got a) Hearsick feeling". Repitió posición en las listas con el tema lento, que anticipaba la llegada del high school, "My little angel", pero por el tema que será recordado por la mayoría sera por el tema de aquellas navidades, y de tantas otras en el mundo rockeril, "Jingle bell rock", el villancico rockabilly por excelencia, que le abrió las puertas de los principales programas de la televisión nacional. El tema, además, le aseguraba nuevas ventas cada Navidad, y por tanto bastante dinero al año sin tener que hacer nada nuevo. De ahí que desde entonces muchos cantantes rockabilly busquen (y no encuentren con tanto tino como Helms) un tema pegadizo para esas fechas. Mientras tanto Helms giraba hacía el más edulcorado high school, con temas como "Schoolboy crush" (1958) o "Jacqueline", un número cinco en las listas country, y teloneaba a grandes estrellas del rockabilly, como Johnny Cash o Jerry Lee Lewis en sus giras por todo el país. Su efímera estrella se fue apagando tan rápido como había empezado a brillar, seguramente por una indefinición, no muy habitual la verdad, entre country y high school, pero que por el camino dio algunas obras realmente meritorias, como "Hurry baby" (1959), "I wanna be with you" (1960), con profundas influencias doo-wop, "Sad eyed baby" (1961) o "Then came you" (1962). Cuando estos géneros juveniles pasaron de moda en los años 60 Helms tuvo que refugiarse, como tantos otros, en la música country de sus orígenes, aunque sin verse libre de sus ya incrustadas referencias rockeras. Muy alejado de las primeras planas del nuevo country, se mantuvo sin embargo siempre con dignidad y pudiendo vivir bien de la música (sobre todo gracias a las inyecciones anuales del "Jingle bell rock"), destacando temas como "He thought he´d die laughing" (1967) y "Mary goes round" (1970). Los años 70 fueron para él un predicar en el desierto, sin que las grandes multinacionales y los organizadores de concierto quisieran saber nada de él sino era para alegrar las fiestas navideñas con su famoso tema. Harto, decidió dedicarse profesionalmente a lo que había sido su gran afición durante años, la ebanistería. Trabajando desde su estado natal su habilidad manual le reportó grandes beneficios y satisfacciones personales diseñando y construyendo cosas como armarios, mecedoras e incluso ataudes. Pero en el año 1977 una úlcera le provocó la pérdida de un ojo y por tanto buena parte de su capacidad de trabajo. De esta forma alternó algunos trabajos con la madera, a menor ritmo que antes, con nuevas grabaciones y actuaciones (ahora con su parche en el ojo) de temas country, algunas de ellas con su viejo amigo rocker Ferlin Husky, aunque para un mercado bastante minoritario. En 1993 se le diagnosticó asma, y por tanto la imposibilidad de trabajar con serrín, y ya se sabe, en cuanto te quitan lo que te gusta lo único que hacen es matarte lentamente y empujarte cuesta abajo. Menos de cinco años después fallecía, de todas formas, de un enfisema pulmonar cuando contaba 66 años de edad. Se han hecho más de 600 versiones de su "Jingle bell rock", pero ninguna mejor, y el fantástico festival de rockabilly del Pilar de la Horadada se llama así por celebrarse en diciembre.
Músicos: Bobby Helms (voz y guitarra acústica) Hank Garland (guitarra) y Anita Kerr Singers (coros). "Jingle bell rock" (1957).