martes, 28 de enero de 2014

Rusty & Doug (Cameron Parish, 1953 - 1964)

Los hermanos Kershaw, nacidos en la parte francófona de Louisiana no aprendieron inglés hasta su pre-adolescencia, pero para entonces ya sabían tocar el violín y la guitarra a la perfección. De hecho el mayor de ellos, Doug, ya había actuado junto a su madre, una guitarrista consumada, cuando solo contaba cinco años de edad. Pero su madre dejó la música cuando su marido y padre de los pequeños se suicidó. Así que Doug, junto a sus hermanos Rusty y Nelson "PeeWee" formó una banda de cajún, estilo típico de su minoría, a la que llamaron The Continentals, en 1948, yéndoles muy bien localmente. Debemos decir que ninguno de ellos tenía más de trece años. Cuando Nelson dejó el grupo los otros dos hermanos decidieron continuar como dúo, rebautizándose como Rusty & Doug principios de los años 50. Su sonido era original, a medio camino entre el más puro cajún y el rock & roll, por lo que se hicieron muy populares allí por donde actuaban, siendo invitados a actuar en el prestigioso programa-festival radiofónico Lousiana Hayride, teniendo un tremendo éxito, a pesar, o quizá debido a que, cantaban en francés. Fueron reclutados para cantar en el festival Jamboree U.S.A., en el Grand Ole Opry y fueron fichados por el sello Hickory que, tras convencerles de que incorporasen a su repertorio canciones en inglés, les editó el single "So lovely baby" (1955), que llegó al puesto número 14 de las listas country. Su carrera se ralentizó pues los chicos no querían descuidar los estudios, apuntándose en la universidad (Doug llegó a licenciarse en matemáticas avanzadas), aunque siguieron grabando mestizajes como "Take my love" (1957), unos interesantes tríos rockeros con Wiley Barkdull que permanecieron inéditos muchos años, y entre los que destacaría "Rattlesnake" e incluso algún tema doo-wop ("Dream queen") y high school. Después, tras editar algunos espléndidos singles más, entre los que estaba el tema "Love me to pieces" (1958), otro número 14 en las listas y el rockabilly "Hey Mae", se alistaron en el ejército. Para cuando se licenciaron la fiebre por el rock & roll había pasado y los hermanso volvieron al cajún (aun nunca podrían liberarse de las influencias rockeras), como demuestra "Lousiana man" (1961), que vendió millones de copias y es posiblemente el mayor éxito comercial de la Historia de la música cajún. Pero aquello fue la cima de su carrera, y después de seguir tocando en clubs de su estado decidieron separarse para llevar a cabo carreras en solitario. Doug la alternó tocando también para otros artistas cualquier instrumento que le pidieran (sabía tocar 28), hasta que tuvo la suerte de ser el artista invitado en el debut televisivo con su propio pragrama de Johnny Cash, en 1969. La gente reparó en él y llegó a ser el telonero de Eric Clapton, entonces una de las mayores estrellas del rock. No obstante no alcanzaba el éxito y esto le sumió en una profunda depresión que le llevó a abusar del alcohol y las drogas, y llevándole a un comportamiento errático y violento que terminó de destrozar su carrera durante todos los años 70. Se refugió a tiempo en su mujer y sus hijos (uno de ellos toca con él en su banda) y encauzó un tanto su vida, vendiendose bien su tema "Hello woman" (1984) y haciendo el exitoso dueto con Hank Williams Jr., "Cajun baby" (1988). Grabó un álbum en francés en 1999 y abrió un local en Colorado, que acabaría dejando en 2007 porque sus socios querían implantar un ambiente más moderno. Hoy día sigue tocando. Por su parte Rusty se pasó al country y vivió de ello actuando por esos mundos de Dios, aunque sin alcanzar ningún éxito hasta su muerte en el año 2001.

Músicos: Rusty Kershaw (voz y guitarra) y Doug Kershaw (voz y violín). "Hey Mae".