miércoles, 4 de diciembre de 2013

Merle Travis (Rosewood, 1917 - Tahlequah, 1983)

Nació en un poblado minero de Kentucky, donde su padre trabajaba, en un condado con gran tradición guitarrista y con un estilo propio de punteo, cuyos maestros eran el minero Mose Rager e Ike Everly, el padre de los Everly Brothers. Merle quería tocar como ellos y su hermano le construyó una guitarra primitiva para que practicara hasta que pudo comprarse una nueva. Al final de su adolescencia ya tenía tal dominio del instrumento que le contrataron en una radio de un pueblo de la cercana Indiana, donde empezó a interpretar rápido hillbilly, uniéndo en seguida fuerzas con diversas bandas locales del género. La más afamada de ellas sería Los Georgia Wildcats, con los que estuvo hasta que recibió una oferta mejor de un cuarteto de Chicago, Los Drifting Pioneers. Cuando empezaron a hacerse un nombre, gracias en gran parte al estilo tan personal de tocar la guitarra de Travis, marcharon a trabajar a la emisora WLW de Cincinnati, en ese momento la más importante de música country al norte de Nashville. Se imponía la individualidad, y Merle fue fichado para iniciar el nuevo gran proyecto radiofónico de música en directo, el "Boone County Jamboree", desde 1938, donde coincidió y trabó amistad con otros grandes como Joe Maphis. Luego se unió a la leyenda del hillbilly Grandpa Jones para formar un dueto llamado The Sheppard Brothers, teniendo el honor de ser los primeros en grabar para el luego mítico sello King, "You´ll be lonesome too" (1943), aunque en una de las caras apareciera solo acreditado Jones. Tras un breve paso por los marines en la Segunda Guerra Mundial, se unió a Jones y los Delmore Brothers para formar The Brown´s Ferry Four, un cuarteto de country-gospel que se hizo muy popular. Aunque aquí ya empezaba a cantar, llevaba una carrera paralela tocando para Jimmy Wakely & his Oklahoma Cowboys and Girls. Con estos, o haciendo duetos con Carolina Cotton, apareció en diversas soundies, una especie de breve antecedente de los videos-musicales que se intentó implantar, sin éxito, en algunas gramolas especiales. Su simpático estilo llamó la atención de grandes productoras de Hollywood, que le contrataron como arreglista o para, directamente, tocar la banda sonora de incontables películas del oeste de bajo presupuesto. Podría haberse aburguesado y conformado con este bien pagado y cómodo trabajo, pero Travis era un tipo inquieto e innovador, y aprovechó su estancia en California para fichar por el sello Capitol, donde grabó, ya como solista, la incréible y hoy injustamente olvidada "Cincinnati Lou" (1946), un sorprendente y anacrónico proto-rock & roll, además de otros grandes temas, como "Merle´s boogie woogie" (1947). También diseñó una guitarra y grabó un enorme disco de country, haciéndose eco de las duras condiciones en las minas de carbón, que tan de cerca le había tocado vivir en su infancia. En este álbum estaba el tema "Sixteen tons", luego un éxito de manos de gente como Tennessee Ernie Ford o Los Platters, pero que se debe al talento de Travis. Se convirtió Merle en uno de los artistas más populares de los últimos años 40 y primeros 50 en los Estados Unidos, teníendo sus propios espectáculos de radio y televisión, dedicandose también al dibujo, a la escrutura, a la relojería,... y redondeándolo todo con la composición de la inolvidable banda sonora de la película "De aquí a la Eternidad" (1953), donde hay que destacar el tema "Re-enlistment blues", que sale cantándolo junto a un borracho Montgomery Clift. Hablando de trompas, al mismo Travis también le gustaba el pipirrimpinpín, y se vio envuelto en varios incidentes violentos y n tumultuosos matrimonios que le despistaron mucho de la profesionalidad musical requerida por muchos., Dado un poco de lado, siempre encontró trabajo como guitarrista de viejos amigos, como Grandpa Jones o Hank Thompson, pero ya lejos de la aclamación popular de antaño. En los años 60 tuvo cierto resurgir, gracias a reediciones de sus discos, siendo contratado por el prestigioso festival Grand Ole Opry como guitarrista habitual, pero sus abusos, que empezaban a incluir drogas, le devolvieron a la oscuridad hasta que viejos amigos, como Johnny Cash, le llevaron a los grandes espectáculos televisivos de los años 70. Grabó un buen álbum instrumental con Chet Atkins (1974), que ganó un premio Grammy, lo cual le devolvió con ilusión a los estudios de grabación, hasta que murió de un ataque al corazón en su casa de Oklahoma. Considerado generalmente como un artista country, la realidad es que Travis no solo compuso temas que pueden ser considerados como de auténtico rock & roll, sino que influyó notablemente en grandes guitarristas posteriores del rockabilly como Scotty Moore, por citar solo un ejemplo.
Músicos: Merle Travis (voz y guitarra), Grandpa Jones (voz y banjo), Clayton McMichen (violín), Alton Delmore, Rabon Delmore (voz y guitarra acústica), Johnny Bond (guitarra acústica), Jimmy Wakely y Carolina Cotton (voz), Chet Atkins (guitarra) y Colleen Summers, Judy Hayden y Wesley Tuttle (coros) y Cowboy Band Three. 
"Deep south" (1958). Genial.