jueves, 3 de octubre de 2013

The Drivers (Cincinnati, 1954 - 1964)

Cinco conductores de una empresa de transportes de Cincinnati, Ohio (Estados Unidos), se reunían en sus ratos libres para hacer armonías vocales en los garajes de la compañía. Una simple diversión en principio, les fue absorviendo más tiempo y finalmente decidieron dedicarse a ello profesionalmente, si era posible Empezaron a cantar en clubs diversas canciones de rhythm & blues, con bastante éxito de los parroquianos. Y pasado el tiempo tuvieron la suerte que fue por allí un músico que trabajaba en una tienda de discos e, impresionado con los chicos, se lo comentó a su jefe. Este se lo contó a su vez a Sydney Nathan, jefe de King Records, la influyente y hoy mítica discográfica local, que les fichó poco después. Les probó en su subsidiaria DeLuxe, editándoles el single de animado du-duá "Smooth, slow & easy" (1956). Siguieron "My lonely prayer", una balada que llevaba en la cara B el rockero doo-wop "Midnight hour", y "Dangerous lips" (1957), con el estupendo gospel-rock "Oh Miss Nellie" en la cara B. Tuvieron solo aceptación a nivel local, quizá por la falta de una promoción y tiradas adecuadas a su talento, así que se vendió su contrato a la poderosa RCA, los cuales se habían fijado en ellos. Allí editaron un único single, "Blue moon", el clásico del doo-wop pero con ritmos de cha-cha-chá. Fue una estupidez, sobre todo teniendo en cuanta que en la cara B estaba la infinitamente superior "I get weak". Aun así la portentosa distribución de RCA les hizo un nombre durante unas semanas, tiempo más que suficiente para que los de King reeditasen todo su material. Dados de lado por RCA recalaron en el modesto sello Lin, donde también hicieron solo un disco, pero quizá el mejor: "A man´s glory" (1958). En la cara B llevaba "Teeter tooter", tema que hubiera merecido mucha mejor suerte. Pasaron ahora a la discográfica Brunswick, donde compartieron disco de The Accents, un muy efímero grupo de doo-wop que solo había editado un disco, "Wiggle, wiggle" (1958). Así, sin darse cuenta, y habiendo cambiado buena parte de su formación, se les echaron encima los años 60. Volvieron a King, donde ahora se dependía casi exclusivamente de los éxitos de James Brown. Para apuntarse al carro, Los Drivers (perdón por el chiste) alteraron un tanto su estilo, haciendo una mezcla curiosa de du-duá y el soul que estaba imponiendo aquel, dando como resultado el híbrido, no malo, "Mr. Astronaut" (1962). Es un buen tema, pero había que decantarse y Los Conductores no lo hicieron, así que ante la falta de un gran éxito decidieron separarse.
Músicos: Charlie Harris, Leroy Harmshaw, Carl Rogers, Leroy Smith, Willy Price, Paul McCoy, James Pate y Edison Thompson (voz). "Teeter tooter" (1958)