jueves, 26 de septiembre de 2013

Little Willie John (Candem, 1937 - Walla Walla, 1968)

William Edgar John (según otros su segundo nombre es Edward pero, creedme, están equivocados) nació en el norteamericano estado de Arkansas, aunque su familia emigró a Detroit cuando él tenía cinco años, atraido su padre por los puestos de trabajo que daba la, entonces, floreciente industria del automóvil de esa ciudad. Apodado en seguida "Little Willie" ("Guillermito") por su pequeña estatura, demostró en seguida un gran talento como cantante al ser solista de un conjunto de gospel que formó junto a sus hermanos (su hermana Mabel también destacaría, llegando a ser una de las conocidas Raelettes, las coristas del Ray Charles). Animado por todos, cuando tenía solo trece años se presentó a un concurso de nuevos talentos que organizaba nada menos que Johnny Otis. Haciendo un rhythm & blues demoniaco no ganó, pero impresionó tanto a Otis que este le recomendó al especializado en nuevos ritmos, y entonces pujante, sello King. Pero como estos acababan de fichar a Hank Ballard le rechazaron por considerarle parecido. Paul Williams le contrató como el cantante de su orquesta de R&B, alcanzando pronto tal nombre que fue contratado como telonero de estrellas consagradas del jazz como Count Bassie o Duke Ellington. Ahora, tras hacer algunas prometedoras grabaciones para sellos menores, los de discos King reconsideraron su anterior decisión y le ficharon. Ya con su primer disco "All around the world" (1955) triunfó plenamente, llegando al número cinco de las listas de rhythm & blues. Pero él no era el paradigmático de este género, su estilo estaba más avanzado que sus parámetros clásicos y el espíritu del rock and roll era ya intrínseco a buena parte de su repertorio. En su forma de vivir tambièn era un rebelde juvenil dispuesto a vivir la vida a tope, aunque esto le costara meterse en problemas. En poco tiempo fue arrestado por posesión de marihuana  y de apropiación indebida, librándose en ambos casos pagando una fuerte multa. De todas formas otro de sus fuertes eran las baladas, a medio camino entre las de estos dos géneros, haciéndolas inclasificables. Gran muestra de lo que digo es la sensual y maravillosa "Fever" (1956), que aunque otros la encumbrarían a la categoría de mítica, con él ya fue número uno y vendió más de un millón de copias. Haciendo rock and roll clásico también demostró ser un grande, con temas como "Let´s rock while the rockin´s good" (1958) o "I´m shakin´" (1960), un híbrido tardío versionando a Rudy Toombs. Luego volvió a centrarse en el R&B y las baladas, pero su exagerado consumo de alcohol le agrió tanto el carácter (fue arrestado nuevamente, ahora por no pagar una enorme cuenta de whisky en un bar) y le volvió tan informal que los de King no tuvieron más remedio que despedirle en 1963. Se vio obligado a volver a la carretera, tocando allí donde le contrataban por un caché muy inferior al de sus mejores momentos. Después de un concierto en Seattle, en 1964, se metió en una discusión de borrachos con un tipo enorme llamado Kendall Roundtree. Este acabó pegando a Little Willie que, agobiado, sacó su navaja y apuñaló a Roundtree en el pecho, matándole casi en el acto. Pudo salir bajo fianza de diez mil dólares hasta el momento del juicio, que se retrasaría hasta 1966. Mientras tanto grabó algunas canciones más, pero antes de que saliera el álbum previsto fue condenado (y su apelación rechazada). Al poco, murió entre rejas de un ataque al corazón con solo 30 años de edad.
Músicos: Little Willie John (voz), Mickey Baker y Roy Gaines (guitarra), Panamá Francis (batería), John Brothers (coros) y Big John Greer y Paul Williams (saxo) & Orchestra.


"Fever". La música va por un lado y los bailarines por otro, como podréis apreciar. Pero así tiene más risa.