lunes, 8 de julio de 2013

Marvin Rainwater (Wichita, 1925 - Aitkin, 2013)

Nacido en el norteamericano estado de Kansas, Marvin Karlton Percy, que tal era su verdadero nombre, se pusó el apellido artístico de Rainwater (Agua de Lluvia) invocando a la atracción de lo exótico, ya que ello le hacía parecer más indio americano a pesar de que solo era un 25 % cherokee. Contra lo que pudiera parecer no empezó haciendo música tribal o country, sino de que de niño empezó a tocar música clásica al piano. Pero la inestabilidad económica familiar le obligó a trabajar en una fábrica, y un accidente laboral le seccionó parte de un pulgar, truncando su carrera de pianista. Durante un tiempo estudió veterinaria, pero el estallido de la Segunda Guerra Mundial condujó a su alistamiento en la marina, cuerpo en el que empezó a tocar la guitarra. Al licenciarse se aficionó a la música country, convirtiéndose en un buen compositor del género y se puso a tocar junto a sus hermanos en clubs locales. Empezó a mezclar el género con algo de la canción ligera popularizada por los grandes crooners de la época, consiguiendo que Teresa Brewer grabara con gran éxito su tema "I gotta go get my baby" (1955). Cuando ese mismo año triunfó en el concurso para jóvenes talentos de Arthur Godfrey y apareció en el programa de televisión "Ozark Jubilee" muchas discográficas se fijaron en él, siendo fichado finalmente por los de la sección musical de MGM, lo que le llevó a trasladarse a Washington D.C., grabando "Tennessee houn´ dog yodel" (1955). Cuando el rock and roll entró en febril efervescencia, él se pasó con entusiasmo al rockabilly. "Hot and cold" (1956) es todavía algo burdo, "Gonna find me a bluebird" (1957) es un country & western que llegó al número cinco de las listas del género, y "The Majesty of love" es un dueto con Connie Francis (que vendió un millón de copias), pero pronto vendrían grandes temas rockabilly como "Whole lotta woman" (1958), que aunque solo llegó al puesto 60 de las listas generales, sí se aupó al 15 de las de country y al número uno en el Reino Unido. Tras grabar otros buenos temas rockeros, como "Gamblin´ man" o "I dig you baby" se trasladó a vivir a Nueva York y acentuó su particular forma de vestir, cargando ahora el énfasis estilístico en su parcial origen indio. Hizo una gira por Inglaterra, editando algún disco de éxito más y convirtiendo tres de ellos en discos de oro en 1959, aunque ya abandonando el rockabilly totalmente para regresar a una especie de country étnico indio. De todas formas podemos destacar de esta época grandes singles, como "Hard luck blues" (1960) o "Boo-Hoo" (1961). Esta última canción (escuchadla) y tanta actividad afectó a sus cuerdas vocales, dejándole casi mudo, lo cual trajo como primera consecuencia que MGM le cancelara el contrato, por lo que tuvo que irse a Gran Bretaña, donde le acogieron los de Warwick Records. De vuelta en Estados Unidos deambuló por otras discográficas, pero ya sin el éxito que le acompañó en el pasado. Formó su propio sello, Brave, pero en los años 70 se le diagnosticó cáncer y sufrió otro parón en su carrera. En los años 80, bastante mejor de su enfermedad, se le recuperó como uno de los pioneros del rockabilly, tocando en festivales europeos sobre todo. Finalmente, ya en el siglo XXI, el cáncer pudo con él a los 88 años de edad.
Músicos: Marvin Rainwater (voz y guitarra), Roy Clark (guitarra). y Sid Bass Orquestra.
"Whole lotta woman".