martes, 23 de abril de 2013

Tony & the Holidays (Nueva York, 1958 - 1962)

A mediados de los años 50 los grupos de doo-wop surgían casi en cada esquina de los barrios de minorías de Nueva York, sobre todo en Harlem y el Bronx. En este último, por ejemplo, estaban unos entusiastas chicos llamados Los Versatiles. Su principal compositor, Fred -apodado "El Duque"- Hodgkinson, les dejaría para formar Los Spirals. Lo que no era tan habitual era que surgieran grupos inter-raciales, dado que todavía había segregación y que nunca hubo, ni hay, verdadera integración. Pero haberlos hubo, y uno de ellos fueron los muy graciosos Vibratones, que vestían, además, de forma muy particular a base de largas levitas rojas y chisteras negras. Sin embargo el éxito no llamó a su puerta, por lo que, tras disolverse, los blancos de Spirals (entre ellos Hodgkinson) y Vibratones decidieron unir sus fuerzas para formar un grpo de du-duá común, ahora más serio: Tony & the Holidays. Tony hacía referencia al cantante solista del conjunto, el hispano-italiano Tony Castro. Tras mucho luchar les ficharon los de la sección discográfica de ABC-Paramount, que les editaron el buen single "There goes my heart again" (1962). No triunfaron precisamente, pero las grandes estrellas del doo-wop blanco, Los Belmonts, quedaron encantados con lo que escucharon y les ficharon para la nueva discográfica que habían fundado, Sabina, ayudándoles, de paso, en la composición de algunos temas. Sin embargo, y de forma sorprendente y en mitad de las sesiones de grabación, Castro deja el grupo. El nuevo solista hace que se rebautizen como Buddy Sheppard & the Holidays, bajo cuyo nombre editan dos singles, algo aburridos, y cuyo tema más animado, "The background sound", no es sino una mala copia del "Roundaround Sue" de sus protectores y, en este caso, compositores y coros. Como era de esperar las ventas fueron malas y Sheppard deserta. El tenor Larry Loeb toma las riendas como solista para grabar un  disco con la discográfica Laurie, acreditados ahora como Larry & the Standards. "My lucky night" (1962, todavía) es un buena canción, pero a la voz de Loeb le falta profundidad, por lo que deciden fichar como solista al griego Richie Tsonos, y pasan a llamarse, simplemente, The Standards. Firman por el modesto sello Magma y graban allí "Hello love" (1963), un sensacional y rockero du-duá que ya había compuesto Hodgkinson en 1955. Pero ya todo el panorama musical había cambiado y la cosa no funcionó, por lo que, tras otro single y hacer de coros de Larry & the Legends (cuyo líder era, ahora, Loeb) en el único disco de estos, "Don´t pick on my baby" (1964), Los Standards se disolvieron en 1966. A día de hoy muchos de los miembros de la banda siguen cantando en clubs, como es el caso de Hodgkinson, que lo hace en el area de Dallas. Para liar un poco la cosa y enfadado por alguna razón que desconozco con sus antiguos compañeros, Castro apadrinó un grupo en Rockaway, que cantaba totalmente a capella, llamado Los Holidays (no confundir con los homónimos con entrada propia en este diccionario). Grabaron tres singles en modestos sellos entre 1964 y 1966 pero tampoco les acompañó la suerte.
Músicos: Tony Castro (solista), Larry Loeb (tenor), Larry Rizzo (barítono), Fred "Duke" Hodgkinson (voz bajo) y Harry Jay (2º tenor).

"There goes my heart again"