lunes, 18 de febrero de 2013

Emery Blades (Hamilton, 1928)

Aunque nacido en el norteamericano estado de Ohio, su familia eran músicos de bluegrass del vecino Kentucky, por lo que no es de extrañar que Emery sintiera pasión por la música country ya desde muy pequeño. Cuando empezó a ir al instituto se aficionó también al sonido swing de las big bands, como el resto de adolescentes de su época, pero no fue hasta que se casó, en 1950 (aun sigue con la misma mujer), que empezó a tocar la guitarra y a componer de forma seria haciendo una mezcla de ambos estilos, el western swing. Formó en seguida un grupo semi-profesional que actuaba en fiestas particulares, entre cuyos componentes había un bombero y un soldado (no os alarmeis, no eran Village People). La evolución natural le llevó a componer "The rock´n´roll carpenter", un claro ejemplo de lo que sería el luego calificado como Sonido Cincinnati, mezcla de country y rockabilly. Oyendo que una nueva discográfica, Ruby (así se llamaba la mujer del simpático dueño, Larry Short), se había abierto en su pueblo con ansias de explotar ese nuevo sonido, Emery les presentó una maqueta con el tema mentado y gustó tanto que inmediatamente se pusieron a grabarlo. Para ello se usó a unos músicos para todo del estudio llamados Los Rainbow Rhythmaires, aunque para algunas grabaciones de Blades se les rebautizó como Los Rural Rhythm Boys. "The rock´n´roll carpenter" (1956) y el western-bop que siguió, "Try, try again" (1957), no fueron éxitos precisamente y Blades aceptó un trabajo haciendo los coros para unas actuaciones de su amigo Stan Johnson en Chicago. Aprovechando la estancia allí grabó un par de fantásticos rockabillys, destacando "Jiterbugging baby", pero nada pasó con ellos. Pasó pues a discos Arvy, también de Cincinnati (en esos momentos uno de los centros neurálgicos de la música norteamericana), que le editó "I feel like a million" (1960), un tema que había grabado en su garaje y que no obtuvo el éxito que merecía. Esto era en parte por la pobre distribución de Arvis, cuyo dueño, Jimmy Skinner, no tenía demasiada fe en el rockabilly. Luego dejó los escenarios para dedicarse a componer y, más adelante, para crear un estudio de grabación propio llamado Believe Records. Como podeis adivinar por el nombre las convicciones religiosas de Blades eran fuertes y por ello la especialidad del sello fue pronto el gospel, género del que el propio Blades grabó un álbum de temas propios en 1981. Aparte de tocar y cantar en la iglesia, y jugar al béisbol (¡Con 80 años!) siguió tocando de vez en cuando algo de música country con un grupo de viejas glorias que se llamaba The Country Legends, algunos de los cuales formaron después The Comet Bluegrass Allstars.
Músicos: Emery Blades (voz y guitarra acústica), Clyde Markham y Bert Jones (guitarra), Adrian Cann y Mitchell Davison (contrabajo), Wayne Hargreaves (steel guitar), Orville Andrews y Joel Stout (guitarra acústica), Gene Browning (semi-batería) y Carol Jones (bajo).
"The rock´n´roll carpenter" (1956).