domingo, 2 de diciembre de 2012

Bill Watkins (Corbin, 1931)

Nacído en el norteamericano estado de Kentucky, Billy Lee, su madre y su hermana fueron abandonados por su padre (que volvería años después) en Tennessee, viéndose obligado a trabajar en el campo o lavando platos desde muy joven. Sin embargo siempre encontró tiempo para su gran afición, la música, aprendiendo a tocar el piano desde los cinco años mientras que dos tios suyos le enseñaron a tocar la guitarra y a componer respectivamente. Con catorce años empezó a actuar para una emisora de radio local pero cuando alcanzó la edad necesaria se enroló en la Armada, sirviendo en la guerra de Corea desde 1951. Al terminar el conflicto se estableció en Cincinnati y grabó para los sellos locales Ruby, Lucky y General Store unas canciones que allí y entonces fueron llamadas country-rápido, a falta de que la denominación rockabilly -que es lo que eran- se impusiera. Destacar de esta época su espléndido "Missed the workhouse" (1957), hoy en día una valorada joya discográfica, aunque en su momento no triunfase como debiera. A principios de los años 60 se dedicó más a componer, sobre todo música country, destacando su "Time will make you pay" para la estrella Ray Acuff. Ni siquiera en esta época podía vivir exclusivamente de la música, trabajando en un molino de celulosa de día y componiendo y actuando por la noche. Finalmente, mediada la década, abrió su propio estudio de grabación en Cincinnati, Tip-Toe, grabando sus propios temas, como "I got troubles" (1965), pero sobre todo haciendo de ingeniero de sonido para otros artistas. Editaría también un single al hoy perdido rockero Dan Cross, aunque, lo que son las cosas, sería en los años 90 cuando Watkins alcanzaría su mayor éxito como cantante con su tema country "Cowboy". Ello hizo que muchos amantes del rockabilly, sobre todo europeos, aprovechasen la ocasión para sacarle del ostracismo y reclamarle como el pionero del género que era. De esta forma Watkins volvió a grabar espléndidos discos de rock and roll, como su álbum "The rocking country man" para el sello alemán Gee-Dee, que incluye el fantástico rockabilly "Platinum blond" (1991). En la actualidad, aunque le sigue gustando el rockabilly, se dedica más a tocar gospel y bluegrass.
Músicos: Bill Watkins (voz y guitarra), Herman Cress (contrabajo y bajo) y Gene Lawson y Mike Mahaney (batería).
"Missed the workhouse"