domingo, 9 de diciembre de 2012

Rudy Hansen (Wyck auf Föhr, h. 1925)

Nacido en Alemania, Hansen emigró muy joven a Estados Unidos, trabajando duramente durante años en una granja cercana a Nueva York. Pero su gran afición era la música, de hecho Hansen dominaba la técnica del yodel alpino de su tierra natal que tan bien había adoptado el folclore estadounidense en su estilo zydeco, pronto considerado una más de las ramas del country & western, Esto le vino muy bien y pronto, armado con una guitarra, se trasladó a Nueva Jersey para abrirse camino en el duro circuito de clubs. No solo tenía talento y técnica sino que era un tipo simpático y lo consiguió poco a poco a base de mucho esfuerzo. Pronto se le incorporó a algunas de las agotadoras giras de músicos que recorrían el país hasta que le descubrió en un concierto el promotor Smokey Warren, que no era un aprovechado más. Este le fichó como uno de los que debían dar vida a su gran proyecto, el Midwestern Hayride de Ohio, un festival radiado de country que pronto se haría famoso nacionalmente, llegando en seguida a ser televisado. Le fue muy bien con su "The mambo queen" (1955), pero su pura alegría y animación que siempre destiló y que son patentes en esta canción, le llevaron de forma natural hacía el rock and roll y hacia el rockabilly, género en el que debemos destacar su "Saturday jump" (1956), que le hizo ganarse el apodo de "Rockin´".Fichó entonces por el sello Decca, trasladándose a Nashville a grabar el que sería su tercer y lamentablemente último single, "Don´t think I´ll fall to pieces" (1957), pues después de que no le fuera bien con él dejó la música como primera ocupación.
Músicos: Rudy Hansen (voz y guitarra).
"Saturday jump"