sábado, 3 de noviembre de 2012

The Charms (Cincinnati, 1952 - 1960)

Se formaron en un instituto de Ohio para cantar a capella algunas canciones de rhythm & blues, tomando el nombre de lo encantadores (charms) que su componente Otis Williams pensaba que eran. Causaron sensación en las fiestas del instituto y un caza-talentos se los llevó a la discográfica King, pero estos solo querían a Williams. Cuando este se negó a ir a ninguna parte sin sus compañeros fueron relegados al sello filial Rockin´, de Florida, provocando el cambio de aires las primeras deserciones (recordemos que tenían solo 16 años). Cuando Rockin´ desapareció pasaron a De Luxe, pero tuvieron que esperar hasta "My baby dearest darling" (1954) para que alguno de sus discos tuviera alguna repercusión, siempre a nivel local. Pero fue su siguiente single, "Hearts of stone", el que les lanzaría a la fama nacional llegando al número uno de las listas de rhythm & blues aunque ya habían empezado a girar claramente hacía el doo-wop puro. Recalando en el rock vocal con títulos típicos del sub-género que lo dicen todo: "Ling ting tong", "Bazoom", "Boom diddy boom", ... la primera de esta ristra llegó al número cinco de las listas. Salieron de gira con algunas grandes estrellas, pero en algún momento de 1955 debieron de enfadarse entre ellos pues la mayoría le dijeron a Williams que ya no les hacía falta. Este eligió seguir cantando a pesar de haber recibido ofertas de equipos de béisbol y de fútbol americano, y se apresuró a reclutar a unos nuevos Charms a su alrededor y a eclipsar a los originales siguiendo las grabaciones en DeLuxe (recordemos que en principio solo querían a Williams). Ahora aparecían grabaciones simultaneas, el mismo día, de Los Charms y de Otis Williams & the Charms (o, a veces, his Charms, e incluso de Otis Williams & his New Group), cuyos temas a veces eran reeditados como simplemente de The Charms, con lo que el caos discográfico estaba servido. Las cosas terminaron de complicarse cuando DeLuxe se separó en dos compañías y cada uno de los Charms fue a una diferente. En medio de la guerra abierta los perdedores fueron los Charms originales, que se separaron sin que nadie se enterase en algún momento de 1956. Aprovechando la coyuntura Otis reforzó sus ya únicos verdaderos Charms y triunfó con "United" (1957), que llegó al número cinco de las listas de R&B. Poco después empezaron a dispersar su talento, haciendo coros a gente como Tiny Topsy, añadiendo alguna cantante, como Myrna Howard, para algunos temas, cantando Williams solo o grabando algunos temas el resto acreditados como The Checkers. Finalmente dos de ellos se fueron para formar el grupo The Escos, que grabaron el single "Chick-A-Dee" (1959), y al año siguiente Williams es llamado a filas, desapareciendo por tanto lo poco que quedaba de Charms. Al volver de la mili, Williams siguió grabando por su cuenta hasta que acompañado por unos falsos Charms, grabó algunos mediocres discos para el sello Okeh entre 1965 y 1966, pero dejó la escena para trabajar de barbero y luego de cazatalentos para una agerncia. En 1970 fue recuperado para grabar otras canciones acompañado por el grupo local The Endeavors (aunque nuevamente se les acreditaba como unos Charms más), y al año siguiente grabó un sorprendente y notable disco de country con Scotty Moore y D.J. Fontana (músicos originales de Elvis), además de los Endeavors, acompañándole. El disco de country negro, se acreditó como de Otis Williams & the Midnight Cowboys. Finalmente Williams abrió y regentó el 1st Note Café de Cincinnati, una auténtica pocilga en la que si entrabas no tenías que demostrar tu valor de ninguna otra forma. Ahora, no se si para bien o para mal, la han cerrado.
Músicos: Otis Williams (solista), Bob Smith, Donald Peak (tenor), Joe Penn (barítono y tenor), Rolland Bradley (2º tenor), Richard Parker (voz bajo), Lonnie Parker, Matthew Williams, Rollie Willis y Winfred Gerald.

2 comentarios:

Sebas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jesus el Rocker dijo...

Sebas, no se que ha pasado ya que yo no he eliminado tu comentario ni mucho menos. He de mirar configuración a ver que pasa. Gracias por él y disculpa de nuevo. Me decías que te hace recordar también al Otis de "Desmadre a la americana". Buena película aunque las de ese estilo no le hagan mucha gracia a algunos llenos de prejuicios. Al hilo de ello he leido que el que pone la voz es realmente Lloyd Williams y no el Otis Day del film, ¡Con razón te venía a la mente! Yo no lo sabía. Un abrazo.