martes, 20 de marzo de 2012

"Rebelde sin causa" (Nicholas Ray, 1955)

Quizá la película que más haya marcado el primer e incipiente movimiento rocker al ilustrar con imágenes las motivaciones de la rebeldía contra sus mayores y contra lo establecido de toda una generación de jóvenes. Y sin embargo no era esa la intención inicial del film, sino más bien todo lo contrario, ridiculizar los nuevos gustos juveniles e intentar demostrar que la nueva ola de gamberrismo e incorformismo juvenil no tenía una razón de peso para existir, que a pesar de ser bien tratados los jóvenes eran unos desagradecidos y prácticamente unos idiotas en busca de triviales emociones. Habría de ser la carismática, atractiva y poderosa interpretación de James Dean (entonces el nuevo ídolo juvenil gracias a su anterior y primera película, "Al este del edén", también sobre los problemas generacionales) la que daría totalmente la vuelta a la tortilla. Lo que en otros podrían parecer tonterias de niño mimado o reacciones inmaduras en Dean, en su personaje de Jim Stark, se convierten en las cuitas razonables (contradiciendo el título de la película) de un adolescente oprimido por padres, profesores, autoridades y condiscípulos que no saben entender sus problemas. Stark llega de nuevo a un instituto donde no tarda en chocar con los veteranos más o menos rockeros, entre los que se encuentra un jovencísimo Dennis Hopper(se echa en falta una auténtica banda sonora de rock and roll), pelea algo teatral a navaja incluida, pero que no es no es más que un proceso de iniciación más amplio y benévolo que se verá trágicamente truncado por la famosa escena de la carrera de coches en el acantilado (y cuya continuación podría ser considerada la película "Chico celestial" -vease-). Sus únicos consuelos serán el amor de una chica (Natalie Wood, a esas alturas ya algo más curtida en el cine y en aquellos momentos enrollada con el director de la película, Nicholas Ray) y la amistad de un chico (Sal Mineo) bajo la que se esconde un sentimiento claramente gay. No solo los actores y las escenas impactantes y tremendamente emotivas, sino también la solida dirección del gran Ray y ciertos momentos icónicos (¿Qué rocker no ha posado fumando más o menos como Dean en la foto del cartel de la película?) la convierten en una obra inolvidable cuyo único pero es que no haya envejecido todo lo bien que debiera. Es también considerada, para más inri, uno de esas películas marcadas por una especie de maldición debido a la suerte que corrieron sus talentosos artífices. De todo es sabido como Dean murió ese mismo año al estrellarse con su coche porsche (convirtiéndose en mito eterno), pero es que Natalie Wood, tras una turbulenta vida sentimental, falleció también joven en circunstancias harto misteriosas al encontrarse su cuerpo flotando después de haber salido en un yate con su ex-marido Robert Wagner y el también famoso actor Christopher Walken. Mineo, tras haber grabado algún disco de rock and roll, fue apuñalado hasta la muerte por un tío loco en plena calle cuando solo tenía 37 años recién cumplidos. El productor David Weisbart contrató a Elvis Presley al año siguiente de "Rebelde sin causa" para rodar el primer film de este ("Amame tiernamente") y ambos planearon rodar un film sobre la vida de James Dean, pero lamentablemente nunca se llevó a cabo. Por cierto, que en este periodo Elvis trabó amistad con otro de los actores de "Rebelde sin causa", el caradura y buscavidas Nick Adams, el cual se abrió paso en el mundo del cine a patadas, muriendo de sobredosis siendo muy joven aun, en 1968, solo un año después que Weisbart. Ray, por su parte, que siguió triunfando en el cine, abrió paralelamente un bar en la calle Cartagena de Madrid llamado Nickas, donde hubo algunas de la primeras actuaciones de rock and roll en España y desde donde partió la noche que perdió un ojo en una pelea callejera. Murió de cáncer en 1979.

4 comentarios:

movingtickets dijo...

Perdonad el comentario offtopic; nos gustaría enviaros una info por si os parece interesante comentarla y no hemos visto ningún email de contacto, ¿es posible escribiros a alguna dirección?

Jesus el Rocker dijo...

Uf, lo siento. No se porque pensaba que mi coreeo salía en mi perfil, Ahora lo arreglo. Mientras decirte que es jesusrocker47@hotmail.com

movingtickets dijo...

Gracias Jesús! Os escribimos enseguida!

Sebas dijo...

Genial, un gran articulo, absolutamente mitómano..-Cine, mitos y Roc&Roll...Genial, lo de Sal Mineo...creo que por ahí tengo alguno de sus temas...muy Teenager...
Un saludo!