martes, 3 de mayo de 2011

Tony Ronald (Arhem, 1943 - Barcelona, 2013)

Su verdadero nombre era Siegfried Andre Den Boer Kramer y nació en Holanda en el seno de una familia de gran cultura musical, de hecho su abuelo era profesor de música y dirigía un conjunto de cuerda. Así, ya de pequeño destacó en el coro de la iglesia y empezó a amar el rock and roll desde que vió en el cine la película "La chica no puede remediarlo", como tantos otros. Aun así su espíritu de aventura adolescente se impuso y se hizo marinero a los 16 años, llevando primero remolcadores pero pronto embarcándose a diversos puertos europeos, entre ellos Barcelona (ciudad que le enamoró), y pasando los ratos de ocio perfeccionando su técnica a la guitarra y su voz. Precisamente se instaló en Barcelona con la intención de ganarse la vida con el rock & roll, cantando en fiestas estudiantiles y siendo llamado poco después para alguna actuación en la radio. Ya que lo que estaba de moda en España eran los duetos, gracias al Dúo Dinámico, se emparejó con otro chico con sus mismas inquietudes y buen compositor llamado José Luis Bolivar y formaron el Kroner´s Duo, simplificando su nombre artístico el holandés a Anthony Den Boer. Presentándose descaradamente como unos nuevos Duo Dinámico (solo que en vez de jersey rojo lo llevaban azul) son fichados por la discográfica La Voz de su Amo, luego EMI, que les editaría un EP que llevaba como canción estrella "Jóvenes" (1960), una versión de una balada de Cliff Richard, aunque sean más destacables sus versiones del "Tutti frutti" o del "Personality" ("Personalidad"), lo que realmente les convertía en una evolución más rockera de aquellos a los que pretendían imitar y que les valdría para aparecer en la horrible película "Juventud a la intemperie" (1961). En sus siguientes discos siguieron en la misma tónica, aunque incluyendo ya algún tema propio, pero la realidad es que nunca llegaron a triunfar como merecidamente lo hizo el Dúo Dinámico, a pesar del toque exótico que el marcado acento guiri de Tony (como ya se le empezaba a llamar) les confería, y decidieron separarse tras poco más de un año juntos. Curiosamente, y esto poca gente lo sabe, los componentes del Duo Dinámico, ya triunfantes, seguían yendo al mismo garito de rock and roll de las Ramblas barcelonesas al que iban Tony, Bolivar y otros proto-rockers españoles y extranjeros, entre ellos otro holandés estiloso llamado Charley Kurt, y todos juntos improvisaban auténticas e inolvidables sesiones de du-duá. Los dos neerlandeses decidieron formar el dueto Tony & Charley, que era una especie de versión blanda del anterior, centrado más en el estilo high school de los teen idols americanos y, poco después, en el twist. Grabaron algunos discos y se hicieron bastante populares en la Costa Brava, donde consiguieron muchas actuaciones, pero se disolvieron también pronto por diferencias musicales, ya que Tony era partidario de una linea más rockera. Entonces Kurt se unió brevemente a su hermano para formar Johnny & Charlie y obtener un rotundo éxito con uno de los bailes de moda de los años 60 más tontos que jamás haya existido, "La yenka". Tony por su parte adoptó el apellido artístico de Ronald y reclutó una banda de acompañamiento a la que bautizó, en honor a su primera asociación musical, Los Kroners. Aunque también se inclinó en principio por los bailes de moda, "Madisonistas" (1962) y otras, su especialidad fue pronto versionear a los grandes del high school como Bobby Vee o Frankie Avalon, triunfando en seguida por su carisma y presencia, que le hicieron muy popular entre las chicas. Su fama llegó incluso a su país natal, donde editó algunos discos de éxito e incluso hizo un dúo con una cantante muy famosa allí entonces, Shirley. Su fama se extendió a Alemania a la vez que en España era considerado ya uno de los grandes del firmamento musical. Meritoriamente, mientras la música de los años 60 evolucionaba con rápidez, y a pesar de ciertas concesiones de Ronald al pop británico, él se mantuvo fiel al rock and roll clásico, al high school e incluso al doo-wop y el rockabilly durante muchos años. Finalmente se doblegó un poco ante nuevas modas bastante tristes y afortunadamente pasajeras como la cançó catalá y el hippysmo, aunque esto último le reportará grandes alegrías en Holanda y Alemania, donde era considerado una estrella también. A finales de la década se inclinó abiertamente por la psicodelia ye-yé, no solo en estética sino en estilo musical y pronto triunfaría de forma arrolladora su canción del verano "Help(¡Ayudame!)" (1971), número uno no solo en España sino en buena parte de Europa y Sudamérica (donde se re-tituló "¡Socorro!"). Era una buena canción que Tony explotó hasta la saciedad durante todos los años setenta y sin volver a encontrar un hallazgo semejante si exceptuamos la balada pop "Dejaré la llave en mi puerta" (1972), aunque compaginó ahora su labor como cantante con la de productor de buenos grupos como Los Diablos (en los que su influencia es evidente). Con la llegada del aire fresco de nuevos rockeros al panorama español a finales de la década y la concienciación de lo ridículo que era la imagen hippy y ye-yé, Ronald cayó en el olvido en poco tiempo. Buscando su destino se embarcó en una loca gira por remotos lugares de Sudamérica, algo que le honra al no ampararse como otros en la comodidad de los derechos de autor propios y ajenos (¿Eh Ramoncín? A ver cuando tienes tu huevos a hacer eso, ex-punk) e intentó una reaparición mediados los años 80 escondido tras un proyecto llamado T.R. Selection que pasó bastante desapercibido. En los años 90, reconocido como unos de los pioneros del rock and roll en nuestro país, consiguió grandes actuaciones en televisión y volvió a los escenarios. Aunque dejaba entrever que no había perdido el espíritu rocker necesidades comerciales le empujaron a aceptar hacer cosas horribles, como un disco reencuentro con su viejo amigo y paisano Johnny, en el que el tema estrella era la horrible "Yenka", o una reunión de viejas glorias llamada de forma, más que exagerada, sarcástica, El Supergrupo, entre cuyos integrantes estaban Betty Missiego y Encarnita Polo (y Micky, menos mal). En el siglo XXI, aunque sus actuaciones en solitario fueron memorables, de nuevo cayó en el mismo error (que le desprestigia a ojos de los más cerriles rockeros, que somos muchos) grabando el álbum "Vivo cantando" (2004) junto a personajes como Juan Bau, Karina (con la que ya había hecho un dueto en los mejores tiempos de ambos) o Braulio (y Micky y Elsa Baeza, menos mal)... lo cual no le resta méritos a su primera época. Falleció en el año 2013 víctima del cáncer.
Músicos: Tony Ronald (voz y guitara), José Luis Bolivar y Johnny Kurt (voz y guitarra rítmica).


"Eras monísima" (1962)

3 comentarios:

sebas dijo...

Es cierto como degenerar/evolucionan algunos artistas del Rock, el caso de Micky tambien es curioso, de ser abanderado del Mersey-pop-beat mas autentico al personaje eurovisivo raruno, sin embargo, me cae bien..No puedo decir lo mismo de ronald, un saludo!

Maestro en Tinta dijo...

Primero enhorabuena por el blog, toda la información es correcta y lo aderezas con algo de opinión que me parece muy bien esté o no de acuerdo (porque para leer sólo los datos ya tenemos la wikipedia...).

Y sobre Tony Ronald creo que el artículo es muy acertado, y que para mi musicalmente hablando es de lo mejorcito junto al Dúo Dinámico de la primera mitad de los 60 en nuestro país.

Por cierto, fui yo el que subí la canción de "Eres Monísima" a Youtube XD

Jesus el Rocker dijo...

Gracias a ambos. Un abrazo.