domingo, 23 de enero de 2011

David Houston (Bossier City, 1935 - 1993)

Descendiente de personajes insignes de la historia estadounidense como el General Lee o Sam Houston, David pertenecía a una de las mejores familias de Louisiana por lo que fue un disgusto para sus padres cuando en su adolescencia se empezó a decantar por la música, sobre todo por el hillbilly. Derrochó pronto talento, debutando en una fiesta local cuando tenía solo 14 años, y le apadrinó uno de los grandes de la música local, el veterano músico Gene Austin, que consiguió que se le incluyera en los famosos conciertos del Louisiana Hayride, de los que pronto se hizo habitual. Le contrataron los de discos Imperial para grabar el single "Blue prelude" (1955), que como su propio nombre indica todavía no pronosticaba lo que habría de venir. La evolución de Houston corrió paralela a la de otros artistas de su generación y descubrió en el rockabilly el estilo donde dar rienda suelta a sus ansias adolescentes, siendo fichado por los de la poderosa discográfica RCA que le editó una serie de excelentes singles entre los que destaca "Sugar sweet" (1956) y ello fue suficiente para aparecer en el popular programa televisivo L´Ozark Jubilee y en la película "Carnival rock". No es que fueran especialmente mal, es que RCA fichó en esos días a la gran figura en auge del género, Elvis Presley, y Houston quedó tan empequeñecido a su lado que la compañía se olvidó de él. Así las cosas no tuvo más remedio que marcharse y aceptar la oferta de un nuevo sello que buscaba artistas de talento para comenzar su andadura, me refiero a la NRC. Hizo algunos muy buenos temas de rock & roll, que fueron girando paulatinamente hacía el estilo high school a finales de los años 50, pero no tuvieron el éxito que merecían y, por esta y otras razones, NRC se declaró en bancarrota y Houston se vió en la calle y tocando en clubs de carretera. En este limbo se encontró duranrte años, hasta que en los de Philips se acordaron de él y le ficharon, poniendo a su servicio la huérfana banda del recién fallecido Johnny Horton (ahora rebautizados The Persuaders) grabando el excelente, valiente e injustamente olvidado single de rock & roll "Miss Brown" (1962) en una época en que ya estaba de capa caida el género, demostrando su fidelidad así a sus convicciones musicales a pesar del fracaso de ventas. Esto, empero, no era suficiente para las expectativas comerciales de la casa y no se le renovó el contrato, yéndose esta vez a Epic, donde le hicieron entrar en razón con respecto al camino a seguir en los nuevos y penosos tiempos que corrían. David, giró con dignidad hacía el hillbilly que tanto le gustaba, obteniendo un gran éxito con "Mountain of love" (1963), que llegó al número dos de las listas country. Convertido ya definitivamente en una nueva estrella de este género, obtuvo nuevos triunfos, destacando entre todos "Almost persuaded" (1966), que fue su primer tema en llegar al número uno, y "Sherry´s lip", que tuvo el honor de grabar en el mítico sello Sun. Los años 70 fueron propicios para él, cosechando grandes éxitos de crítica y público, sobre todo gracias a sus espectaculares duetos con las entonces emergentes estrellas del género Tammy Wynette y Barbara Mandrell. Se trasladó a vivir a Nueva Orleans donde llevó una vida más tranquila, sin tantas actuaciones ni giras en los años 80. Houston, sin haber perdido nunca su amor por el rockabilly, que gustaba de interpretar en privado, murió repentinamente de un aneurisma cerebral cuando estaba de visita en su pueblo natal y solo contaba 57 años de edad.
Músicos: David Houston (voz y guitarra), Tommy Tomlnson (guitarra) y Tillman Franks (contrabajo).

"One and only" (1956) en la película "Carnival rock".