sábado, 20 de noviembre de 2010

Los Pekenikes (Madrid, 1959 - 1971)

Los años 50 estaban terminando en España y la verdad es que aun no surgía ningún grupo de rock & roll de verdadero éxito nacional, fuera de los limitados círculos rockeros más entusiastas (aquellos proto-rockeros españoles no tenían aspecto de rockers, no creaís, pero el alma no se ve). Así, bandas como Los Cocodrilos o Blue Star, no pasaban de tocar en pequeños clubs o fiestas ante un puñado de incondicionales, sin casi ninguna perspectiva de poder grabar un disco. Pero entre aquel público había gente con las mismas ganas y, quizá, con más talento y ambición. Unos de estos eran los hermanos Sainz, que rapidamente se pusieron manos a la obra para formar en Madrid un grupo que sacara al rock & roll de la marginalidad en el país, Los Pekenikes (Los Sirex hacían mientras algo similar en Barcelona). Reclutando a algunos compañeros de instituto completaron la formación con Tony Luz, Ignacio Martín Sequeros y un batería llamado Eddie Guzmán al que se encomendo la desagradecida tarea de cantar los clásicos más clásicos del rock & roll norteamericano, sin saber practicamente nada de inglés. Tras conseguir muchas actuaciones en fiestas y bailes varios, y ser el grupo de apoyo del cantante Juan Pedro Somoza (luego desaparecido), pero acreditados en su único single como Los Tímidos (Sequeros también colaboró con el grupo Pic-Nic por esa época), fichan por Hispavox. Guzmán no quiere que su pichinglish salga editado y, más por no querer nadie la responsabilidad de cantar que por otra cosa, derivan hacia el rock instrumental al estilo de lo que empezaban a hacer Los Shadows en Inglaterra. De hecho, en su primer EP (1961), el tema más destacable es la agradecida versión para principiantes de estos, "Apache", aunque haya dos temas cantados. De todas formas, muy insatisfecho, Guzmán deja la banda, siendo sustituido a la percusión por Pepe Nieto y a la voz por un guaperas llamado Junior. Muy conocido en España después por algunas cursis incursiones en la canción ligera y por sus constantes apariciones en la prensa rosa, la realidad es que aportó un espíritu mucho mas rockero al grupo, y su estancia, al César lo que es del César, coincidió con los mejores momentos de Los Pekenikes, incluso gloriosas incursiones en el rockabilly. Bien es verdad que en su mayoría fueron simples e inferiores versiones de clásicos yanquis, pero también lo es que fueron elegidas con acierto. Así es como, tenemos "Chica alborotada" (como no), "Roundaround Sue" (1962) o "Be-bop-a-lula" (1963), entre otras, además de algunos temas de bailes rock de moda como el twist o el madison. Por desgracia Junior se fue para empezar su exitosa, entre las chicas, carrera en solitario (en una especie de tardía y babosa versión de reciclaje al modo de los teen-idols de los años 50), siendo sustituido por el muy inferior Juan Pardo (también Nieto dejó el grupo). Aunque aun hacen una versión de "La Bamba", y su mayor éxito es su adaptación libre instrumental de la canción tradicional "Los cuatro muleros" (1964), que les hizo ganar un disco de oro, es evidente que están derivando hacía el pop británico que empieza a arrasar en el continente, no solo en sus temas propios, sino versioneando a sus ahora adorados Beatles. Pardo se lanza a su pésima pero exitosa carrera en solitario (aunque de vez en cuando le saliera cierta vena rockera) o a duo con su amiguito Junior y es sustituido por José Barranco, que aunque da buena imagen e introduce unas excelentes versiones del "Suspicion" de Elvis y el "Pretty woman" de Orbison en el repertorio, seguirá una política continuista de caida en barrena hacía el mersey beat. No es de extrañar por tanto que sean los elegidos para telonerar a los Beatles durante el concierto de estos en Madrid en 1965. Increiblemente, en esos momentos Barranco deja el grupo, volviendo Guzmán con ellos, pero ahora, no dispuesto a seguir cantando, la banda se convierte de hecho en un grupo de rock instrumental puro y duro, aunque poco después también él volviera a ser sustituido, esta vez por el batería de Los Sonor. Quizá fue un acierto pués es ahora cuando les llega el éxito internacional gracias a su magnífico álbum "Hilo de seda" (1966), número uno en Holanda, Suiza, Italia y Portugal (y en España por el single extraido de él, "Arena caliente"), gracias al cual reciben ofertas para hacer giras por Méjico y Estados Unidos. No se llevaron a cabo pues tenían algunos compromisos cinematográficos, películas muy malas en las que las canciones ya habían virado hacía el pop más comercial y pasteloso, pero que les reportaron todavía más fama, si ello era posible, entre el público español. Ganaron tanto dinero que pudieron fundar su propio sello discográfico en 1969, e incluso crear un efímero grupo fantasma paralelo, Taranto´s, junto a algunos mimbros de Los Pasos. Pero, tras un pequeño paréntesis en el que incluyeron sección de vientos al uso big band, iniciaron una cuesta abajo alarmante cuyo punto más bajo fue aparecer cantando en la infame película "La tonta del bote" (1970), junto a ese engendro del humor llamado Lina Morgan. Surgen graves problemas en el grupo, llegando Alfonso Sainz a conspirar con la discográfica al margen de los demás, por lo que comienzan las deserciones en masa, quedando pronto Sequeros como único miembro original. Tony Luz marcha a formar el grupo de rock instrumental Zapatón (1976-1979), que sería también el de acompañamiento del rocker Blume, y más adelante uno de los más grandes grupos que haya dado el rockabilly mundial, Bulldog, además de producir otros buenos grupo de rock & roll que empezarían a configurar el sano panorama rocker español de los años 80 y del que Luz es todo un gurú y un padre. Por su parte los Sainz se centran en la producción (Donna Hightower) y composición (Karina). Los Pekenikes de Sequeros siguieron tocando y grabando, teniendo una gran repercusión popular con los temas instrumentales "Palomitas de maiz" (1972) y "El bufón" (1975), aunque bastante alejados de los postulados originales del rock & roll. También fueron banda de apoyo de otros artistas, siendo acompañamiento de estrellas del momento como Rocio Jurado, Albert Hammond o Los Pecos. También hicieron ciertas orquestaciones para temas de jazz del ínclito Juan Carlos Calderón y, finalmente, otro gran tema a su lista: "Tren a Memphis" (1986). Aun siguen tocando.
Músicos: Lucas Sainz, Tony Luz, Jose Vicente Losa, Chema Rivas, Antonio Obrador y Salvador Domínguez (guitarra), Alfonso Sainz y Antonio (saxo), Ignacio Martín Sequeros (bajo, piano, xilófono y armónica), Eddie Guzmán (voz y batería), Junior y Juan Pardo (voz), Pepe Nieto, Pablo Argote, Jorge Matey, Félix Arribas y Guillermo Acevedo (batería), José Barranco (voz y guitarra acústica), Pedro Luís García, Vicente Gasca, Antonio Brito y Alvaro Serrano (trompeta), Manuel Más y Juan Jiménez (saxo y flauta), Paco Gómez (teclados), Fernando Martínez (trombón), Yamel Uribe (bajo y timple) y Rodrigo García (guitarra y piano).

"Arena caliente".

3 comentarios:

sebas dijo...

si señor, mi padre es fanatico de ellos, yo conocí su musica a traves de sus ep's y singles...muy buenos y como dices , desaprovechados o mal encauzados, aún así ...historia de la musica

Juan Carlos dijo...

Hola. Vamos a ver: Tras la "desbandada", como dice, de Tony Luz y de los hermanos Sainz, comenta usted textualmente lo siguiente (copio y pego)"...Los Pekenikes de Sequeros, realmente un sucedaneo que poco tiene que ver con el original, siguen tocando, aunque, sin grabar nuevos discos como tales, excepto un más que mediocre single en 1984..."
Pues nada más lejos de la realidad:
-Los Pekenikes (También llamado la doble portada del coche)Movieplay 1972. Considerado el LP más popular de su carrera y conteniendo uno de los éxitos más rotundos desde la creación de la banda (Palomitas de maiz)que, si bien era una versión al estilo del "El tiempo vuela (Time is tight, de Booker T Jones)
Otros éxitos de este disco: Nobles contra Villanos, El valor de 6 penikes.
-Saltamontes. Movieplay 1973.
-Los Pekenikes. Movieplay 1975. Conteniendo una de sus obras maestras "El Bufón"
-Cachimba Movieplay.1977
-Lo Nuevo de Los Pekenikes. 1978
-Scanner. 1984
-Tren a Memphis. 1986

En fin....que al menos la segunda etapa iguala a la primera en cuanto a cantidad de producción musical original. Ya estará en manos de lo gustos particulares de cada uno si fué mejor o peor en términos artísticos.
Sirvan estos datos para rellenar la desinformación y las enormes lagunas que he visto en el texto.
Yo, personalmente y hablando como músico, creo que ambas etapas tienen sus grandes momentos.

Jesus el Rocker dijo...

Estimado Juan Carlos, gracias por tu amable carta. Tenía abandonada esta entrada hace años y te agradezco sacarme de algunos errores, entre ellos la sintaxis faltona y exagerada que, gracias a tu recordatorio, como verás, he rectificado. Hay cosas que dependen del estado de ánimo en que se escriben que, imagino, en ese momento no era bueno.
Evidentemente cual etapa o canción e s mejor depende de los gustos de cada uno. A mi personalmente me gusta más la primera y siguen sin gustarme nada de nada "Palomitas de maiz" y similares, aunque me traen ciertos amables recuerdos. Como habrás adivinado es un blog "rocker" cerril en ciertos sentidos. Pero, mea culpa, se me había escapado "Tren a Memphis", un tema genial. Y es curioso, porque tengo el disco, pero allá en España... aunque no es excusa.
Finalmente decirte que, por favor, me ayudes a rellenar esas lagunas que dices ver.
Un abrazo
Jesús