viernes, 19 de noviembre de 2010

Los Blue Caps (Ciudad de Méjico, 1960 - 1962)

Este artículo no trata sobre el brioso y mítico grupo de acompañamiento del insigne Gene Vincent, para ellos hay que consultar el post sobre el Príncipe Negro en este mismo blog. Tratamos aquí sobre el grupo homónimo mejicano de rock & roll que se bautizó así en honor de sus colegas del otro lado del Río Bravo.
Impresionados por los nuevos ritmos que venían del otro lado de la frontera, tres amigos mejicanos aficionados a la música, Armando Trejo, Tito Ahumada y Jorge Gutiérrez Michell, deciden formar su propio grupo de rock & roll en 1958. Sin apenas más medios que unas guitarras, unas cajas de latón y sus voces, se ponen a practicar con empeño en las escaleras de un edificio del cual era conserje el padre de Trejo. Aunque carecen de técnica, es mucho su entusiasmo y tienen la suerte de que por allí pasa Alberto Camilli, un músico de formación (su familia incluso tuvo un show propio en televisión) que, emocionado por su entrega les invita a ensayar en su casa donde, además, él tiene un piano que toca bien. Deciden llamarse Los Solitarios, pero conforme ganan confianza se rebautizan con el quizá demasiado precipitado nombre de Los Reyes del Ritmo (nada que ver con otro grupo mejicano homónimo de música más tradicional). En esos momentos eran simplemente un grupo instrumental sin demasiado futuro, hasta que incorporaron muy oportunamente al cantante Jorge Barón, ahijado de un productor de televisión. Ahora, con la formación ya completa de un verdadero conjunto de rock & roll, con su carácter pionero y divertido y, sobre todo, con un padrino como Barón y las influencias de los Camilli, Los Rítmicos (pues con buen sentido decidieron acortar su nombre) consiguieron aparecer en la televisión nacional mejicana. Al principio considerados como unos alocados copiones de los ritmos yanquis, pronto fueron reconocidos como unos valientes pioneros del rock en Méjico en particular y en castellano en general. Llegan al cenit al ser los teloneros de su adorado Bill Haley en su gira mejicana. Sin embargo, de forma algo sorprendente, Barón, deja la banda para formar una nueva, Los Zipps, junto a algunos ex-integrantes de Pepe & los Locos del Ritmo (aunque cuando editaron su único disco aparecieron acreditados con el caústico nombre de Pepe con Los Zipps y Las Cárdenas). Tras su disolución Barón inició una breve carrera en solitario mientras los demás formaban el efímero conjunto Pepe & sus Chicanos. Para sustituir a Barón, los Rítmicos contrataron al hermano de un amigo, René Ferrer, que rapidamente se adaptó a la banda como si hubiera estado con ellos desde el principio. Ahora, en 1960, decidieron pasar a llamarse Los Blue Caps, llevando incluso en ocasiones unos gorros azules, signo distintivo de sus colegas gringos de igual nombre. Fichan por la CBS, deseosa de encontrar cantantes de rock & roll en castellano para el ingente mercado hispano, y graban tres singles con ellos, bien promocionados por radio y televisión, que tuvieron un éxito arrollador. Entre esos temas, aparte de alguna versión, destacan "Vuelve primavera" (en principio pensada como una original especie de bolero-rock), y donde el gran Enriquito Guzmán hace los coros, y el sensacional rockabilly "Tu y el rock" (1961), donde incluyen los nombres de sus novias en la letra, para evitar el enfado de estas ya que se oponían a que siguieran con el grupo (más problemas tenía Ferrer con su novia, ya que además compaginaba a los Blue Caps con Los Playboys, con los que hizo "Qué día tan cruel", y después con Los Salvajes, con los que hizo otro gran tema, "Caramelo de menta"). Se les consigue una multitudinaria gira europea que incluye España, pero una triste noche de juerga de octubre de 1962, y sin encontrar otro sitio donde hacerlo, Ferrer se puso a orinar en la calle con tan mala suerte que le sorprendieron unos policias. No conformes con insultarlo y multarlo, y ante la rebeldía y falta de tacto de Ferrer, le llevaron a comisaria y allí le propinaron una cobarde paliza entre varios, de tal calibre, que le provocó la muerte varias horas después. Tenía tan solo 22 años. El grupo, comprensiblemente destrozado, decidió disolverse. Camilli, tras tocar un tiempo como pianista en solitario (a veces como telonero de Los Hillbilly Cats) se dedicó en exclusiva a la composición, campo en el que triunfó escribiendo algunos de los temas principales de las películas de "Santo, el enmascarado de plata", y luego creó una próspera empresa familiar musical. Michell y Trejo formarían, por su parte, Los Blue Kings, un efímero grupo que tan solo grabó dos singles pero qiue dejaron muy buen sabor de boca en los aficionados locales, sobre todo gracias a su versión del "Lonely teardrops", "Lágrimas solitarias". Aunque rockeros, eran demasiado tendentes a las baladas y la falta continuada de éxito les llevó a una rápida disolución. Tras ello Trejo formó un trío que empezaba a introducir música tradicional mejicana, tales como rancheras, serenatas y corridos, y en ese estilo continuó ganándose la vida, destacando su acompañamiento a la guitarra al gran Rey Vicente Fernández. Michell pasó a formar parte del grupo, todavía bastante rockero, de Los Teddy Bears, que a partir de 1964, y ante el cambio de estilo hacia el mersey beat británico que ya les empezaba a delatar (las versiones de los Beatles eran su sello), decidieron cambiarse el nombre a Los Ovnis. Cuando estos se disolvieron (formando algunos de ellos grupos como La Máquina del Sonido o Three Souls on my Mind) Michell, que era el propietario de los derechos en Méjico del nombre Blue Caps, tocó con nuevos elementos bajo esta, confusa ahora, denominación. Finalmente se reunió, en 1999, con Camilli y sus nuevos músicos para un glorioso especial televisivo sobre ellos. Michell murió en el año 2009, solo tres meses antes que su compañero y amigo Trejo. De Ahumada, no se volvió a saber nada una vez se retiró de la música, excepto cuando saltó a las páginas de sucesos en 1983 al haber sido asesinado en un atraco a la puerta de su casa.
Músicos: Armando Trejo (guitarra), Tito Ahumada y Lalo Angulo (batería), Jorge Gutiérrez Michell (requinto), Armando Camilli (piano) y Jorge Barón y René Ferrer Enríquez (voz).

"Tu y el rock".

5 comentarios:

sebas dijo...

ey! muy bueno!, ahora falta eNrique Guzman y los Teen Tops ;)

sebas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jesus el Rocker dijo...

Gracias Sebas, Los Teen Tops los tienes ya en una entrada, espero te gusten.
Por cierto, he eliminado yo ese comentario que viene después, no se que ha pasado. Por favor, enviadolo otra vez.
¡Y mirad la página de Sebas, que está muy chula!

sebas dijo...

Vale, solo, que me di cuenta que ya estaban los teen tops repasando tu blog, muy bueno y completo el articulo. Disfruto cada uno de los posts

giovanni escandon dijo...

En lo personal me facina este gran grupo y una hermosisima voz d rene ferrer pero falto mencionar dos grandes canciones d ste señoron luna de amor y ¿para que vivo yo?esta ultima interpretada por los rebeldes locos en el album ataque rockabilly vol.5 y en lo personal ke me perdonen todo los otros grupos de rock and roll mexicanos y cantantes pero para mi Reme ferrer ha sido la mejor voz de toda sta hermosa epoca