jueves, 4 de noviembre de 2010

The Dials (Nueva York, 1961 - 1963)

Cinco jóvenes de origen italiano de una asociación atlética del neoyorquino barrio de Yonkers formaron un grupo de doo-wop, liderados por Sal Corrente, un policía que, para guardar cierto anonimato que el cuerpo requería, empezó a actuar bajo el seudónimo de Sal Anthony. En un principio Los Dials consiguieron solo actuaciones en bailes y fiestas particulares hasta que en una de ellas fueron descubiertos por un cazatalentos que rápidamente les consiguió un contrato con el modesto sello Cousin, los cuales consiguieron vender los derechos sobre ellos nada menos que a Phillips pocos después. Estos les editaron el single “These foolings things” (1962) que fue un fracaso de ventas absoluto, por lo que les exiliaron a discos Kapp para que sirvieran de coros a Al Reno. Esto no era algo que les gustase y el grupo se disolvió amistosamente. Pero Corrente no se desentendió de la música e incluso trabo una gran amistad con Los Belmonts, con los que actuó en alguna contada ocasión como sustituto, y con Ernie Maresca, en la boda del cual fue el cantante. Cuando formo su nuevo grupo The Runarounds, con algunos ex-miembros de Los Regents, Maresca les compuso, quizá en pago, el magnifico tema “Unbelievable” (1964), que fue editado pero que, increíblemente, no se convirtió en un éxito. Entonces Corrente y su ex-compañero de Los Dials Frank Rangone, también policía, formaron en la comisaria su propio grupo, aficionado pero en busca del éxito, pero siempre sin perder el buen humor y las ganas de chota. Prueba de esto es el nombre que eligieron, Johnny Law & the Blue Coats (Juanito Ley y los Guerreras Azules), chistosa referencia a su oficio. Corrente, de forma paralela, cantaba y tocaba con otros grupos de rock & roll amateurs de la ciudad, como The 29 Depresion, pocos tipos mas aficionados al genero y rockers quedaban ya por allí. El caso es que Los Blue Coats llegaron incluso a hacer una aparición televisiva en el importante show en busca de talentos de Ted Mack, pero después se cambiaron el nombre a Johnny Law Four & the Traces (El Cuarteto de Juanito Ley y Las Huellas, no era cuestión de perder el sentido del humor). Casi sin quererlo consiguieron ser fichados por una sucursal de discos Laurie, Providence, para grabar su propia y rockera versión de la balada de Los Skyliners “Since i dont have you” (1966), demostrando su valentía y coherencia pues ya tanto el rock como el doo-wop estaban de capa caída entre el gran publico. Eso no fue suficiente para triunfar y el grupo hubo de disolverse poco después para continuar solo alegrando a sus compañeros alguna guardia. Corrente, que también intento una carrera en solitario bastante rocker (Maresca le compuso a su amigo “Run, run, run”) se ha ganado un sobresueldo, incluso después de su retiro como policía, cantando por los clubs de Yonkers prácticamente hasta hoy. Según Ernie Maresca ha muerto pero yo no estoy tan seguro de ello.
Músicos: Sal Anthony (solista), Dario Bianchini (tenor), Frank Rangone (barítono), Joe Raguso (2º tenor) y Joe Rasulo (voz bajo).

Cuando eran Johnny Law & the Blue Caps, en el show de Ted Mack en 1965.

2 comentarios:

sebas dijo...

Me encanta, eres un crack campeon, un post buenisimo que me ha encantado recordar un saludo rockero desde grafistantaneas.blogspot.com, un placer leerte de un seguidor enganchado a tus entradas.

Jesus el Rocker dijo...

Gracias amigo. Desde aqui, alo sque leaís esto, recomiendo con entusiasmo su blog, hacedle una visita y no os arrepentireis.