viernes, 5 de noviembre de 2010

Dany Brillant (Túnez, 1965)

Daniel Cohen-Biran nació en Túnez, pero sus padres emigraron a Francia en busca de mejores oportunidades siendo él aun niño. Instalados en Saint Geneviéve-des-Bois, cerca de París, el tio de Dany, que ya vivía allí, le contagió su amor por la música, ya que él era un interprete de melodías orientales que tocaba en bodas y funerales de compatriotas. Dany mezcló estas influencias con las nuevas que empezó a amar en Europa, jazz, música latina, swing, los crooners y, sobre todo, la chanson francesa. Con solo 14 años se marchó a París para empezar a buscarse la vida como músico, aunque lo que más le fascinó de la capital fueron sus mujeres, tema recurrente en sus futuras composiciones y fuente de problemas para él ya desde su adolescencia. Y es que el chico tenía un físico particular, que le hacía parecer mitad gigoló italiano - mitad vendedor moruno que le reportó muchos éxitos entre las féminas, aunque él realmente era un tipo muy inquieto intelectualmente que empezó a estudiar medicina y que pasaba muchas horas en la biblioteca y en las obras de teatro y ópera, así como en el liceo de la música. Allí precisamente conoció a un tipo que le enseñó a tocar la guitarra, sobre todo jazz y rock latino. Instalado definitivamente en el barrio bohemio de Montmartre, la música empieza a absorver su vida casi por completo, aunque también destaca en su nueva afición, la natación, deporte que a punto está de llevarle al profesionalismo y que terminará de formar su cuerpo. Con un amigo saxofonista empiezan a tocar por las calles y los cafés, principalmente jazz, pero también comienza a entrar en su repertorio versiones de Elvis Presley, al que el joven Dany imita muy bien e incluso se da un aire. El rock & roll empieza a enamorarle. Al poco de empezar a cantar de forma más o menos fija en un local, el dueño le dice que es brillante, y asi es como se gana su apellido artístico. En 1986 llega su gran oportunidad cuando es elegido, mediante un casting, para aparecer en la película "On a volé Charlie Spencer", en principio como extra pero, visto su talento musical, para interpretar una canción, compuesta por el propio Dany, "Suzette", que venía muy a cuento en el argumento. Lamentablemente su actuación se eliminó del metraje final, pero su canción se convierte en un tema casi obligado y muy querido por el públíco en todos los cabarets donde pronto se lo rifan para que actue. Aun asi el éxito se hace esperar, y no es hasta 1991 que no consigue grabar su primer álbum, "C´est ça qui est bon", que recoge fabulosas críticas por su sabia mezcla de jazz, swing, bossa-nova y rock & roll, dejando a la altura del betún a todos aquellos que decían que era autor de una sola canción, la ya casi mítica "Suzette" por fin recogida en este vinilo. En sus siguientes LPs incluyó muchsa más chansons y ritmos latinos, sin olvidad el swing tan inherente a la big band que había formado, olvidando un tanto al rock & roll más clásico, lo cual no fue obstáculo, más bien todo lo contrario, para convertirlo en una estrella en Francia merced a sus giras y, sobre todo, a sus espectaculares conciertos en el Olimpia de París en 1995 y 1997, que convirtieron a partir de ahí todos sus discos en superventas. Por desgracia su viaje a Cuba y a otros paises hispano-americanos le empapó de demasiado amor a los ritmos de aquellas latitudes, conformando grandes orquestas latinas que incluso tocaban salsa, la madre que la parió, convirtiendo sus discos en horribles mezcolanzas de lo peorcito y sus conciertos en penosas muestras de sub-cultura musical, solo aptos para ñetas y tolerantes de más. Tras firmar por la poderosa discográfica Columbia y trabajar más tiempo en Inglaterra, añadió cierta influencia de Los Beatles y de música de películas a sus canciones, algo que a esas alturas solo podía hacer bien, lo cual le hizo recordar el rock & roll y el swing que tan olvidados tenía y dio como fruto uno de sus mejores álbumes, "Nouveau jour" (1999). Luego mejoró aun más tras un viaje a Nueva Orleans, no podía ser de otro modo, y tras reformar su big band con verdaderos músicos de swing. Después se ha mantenido en un término medio, más cercano a los crooners, a los trovadores italianos y a los líderes de grandes bandas de swing que a las estrellas de rock o los artistas latinos, pero, tipo inteligente, sabe adaptarse con acierto y simpatía al público y es un placer oirle cantar clásicos del rock o incluso rockabilly si los asistentes así se lo piden con educación y respeto.
Músicos: Dany Brillant (voz y guitarra rítmica) y Rembert Egues (teclados).

"Suzette".

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hello, i'm French and i say :
DANY BRILLANT is a clown !!!! he sucks like a poor shit !
it has no place in this dictionary !!!!

cheers !

sebas dijo...

alucino!!!, no lo conocía me encanta, voy corriendo a buscar mas temas de este tipo! Gracias y enhorabuena de nuevo

Jesus el Rocker dijo...

Dos opiniones diferentes y muy respetables, gracias a los dos.

Deux points de vue différents et très respectable, merci beaucoup à deux

sebas dijo...

ya tengo mas de Dany, a mi mujer le ha gustado mucho su rollo mas latino(a ella le gusta la salsa y todo eso), en especial "On verra demain" Y su version del "My Way", lo curioso es que la cancion preferida de mi mujer es mas Rockera: "You man's gone" de Lee Rocker & Big Blue ...curioso no