lunes, 25 de octubre de 2010

Los Swinguers (Valencia, 1989 - 1995)

Cuatro amigos de la infancia del valenciano barrio de Ruzafa deciden formar Los Swinguers en plena época de apogeo del rockabilly en nuestro país, consiguiendo pronto apoyos discográficos y de los medios, aparentemente casi filantrópicos, lo cual les llevó al borde del éxito nacional, a la televisión e incluso a tocar en Japón. Su glorioso y recordado álbum, "Los Swinguers" (1993) es a día de hoy una joya realmente difícil de encontrar. A pesar de que los puristas de siempre les acusaron de comercialidad, no exentos de cierta razón, el grupo supo compatibilizarla con la calidad y la pureza de estilo. Pero los mismos que les auparon desvelaron su verdadera naturaleza cuando, pasada la moda rockera y por tanto su comercialidad, les abandonaron a su suerte. Obligados a buscarse la vida por otras vías su cantante, Miguel Angel Escorcia, reemprendió la carrera de diseño gráfico, mientras que el resto de componentes (Enric, Lucky y Archie) se enrolaron en diversas formaciones, principalmente de jazz, que era entonces el género que más actuaciones en directo conseguía si querías vivir de la música. Finalmente Escorcia regresa y, junto con Archie, forma un grupo de rock & roll llamado Los Burlones al cual no le sonrió demasiado la fortuna. Finalmente, mediada la primera década del siglo XXI, se les une Danny Boy, breve ex-componente de Rock´n´Bordes, para formar el trio más brioso y ecléctico del rockabilly español, los Cat Club, la versión española (pero con su estilo personal y original, y cantando en castellano, como debe ser) de los Stray Cats, a los que han teloneado en su última reunificación. Realmente Danny solo estuvo los primeros meses, siendo sustituido por el viejo amigo y compañero de Swinguers Lucky, cerrando así el círculo una vez más. También han abierto los espectáculos de otros grandes como Robert Gordon o Crazy Cavan y la recompensa esperada llegó con la publicación de su CD "¿Que hay de nuevo viejos?" (2008), magnífica muestra de su saber hacer en el que hacen una valiente y genial versión del "Granada". Pero es con su último disco, "Con el debido respeto" (2010), autoproducido a falta de algo mejor, donde dan rienda suelta a su talento y a su amor por géneros como el surf, doo-wop, rockabilly o cualquier otro género que merezca la pena. Las colaboraciones de grandes del rock & roll nacional como Carlos Segarra, Rockin´ Pauli o Marcos Sendarrubias no hacen más que añadirle prestigio y calidad. Ultimamente han alternado sus apariciones como Cat Club (haciendo canción y video-clip con Jaime Urrutia) con ocasionales reapariciones como Swinguers, es decir, añadiendo al otro integrante de aquella gran formación, Enric.
Y cuidado, poner siempre la "u" a nuestros queridos Swinguers o se corre el riesgo de confundirles con unos Swingers que pululan por ahí y que no tienen nada que ver.
Músicos: Miguel Angel Escorcia (voz y guitarra), Archie Boogie (contrabajo), Lucky Martínez (semi-batería) y Enric Peidró (saxo).

"Ven conmigo" (1993). Público difícil donde lo haya.

2 comentarios:

sebas dijo...

ME encantaban, tengo su lp y fueron muy populares en Japon (creo), es cierto que es dificil de conseguir nada de ellos ahora, vaya ¿tenemos un incunable!!! jaja

Anónimo dijo...

yo tambien lo tengo y aun cierro los ojos y me trasporto a mi adolescencia