jueves, 10 de junio de 2010

Mack Vickery (Town Creek, 1938 - Nashville, 2004)

Huérfano de madre desde que tenía 4 años, su padre tuvo que sacar adelante al pequeño y a sus numerosos hermanos. Cuando era solo un adolescente en su Alabama (Estados Unidos) natal se enamoró perdidamente del sonido rockabilly y se pusó a componer con verdadero entusiasmo. Cargado de abundante material musical, que él creía genial, se marchó a Memphis en busca de una oportunidad en discos Sun, la meca del rock and roll desde donde salían las grandes figuras del género. A Sam Phillips, dueño de Sun, no le parecieron tan buenas las canciones de Mack y no le contrató asi que tuvo que marcharse a probar fortuna en otros pequeños sellos locales, con los cuales logró grabar algún oscuro single usando diferentes alias como Vick Vickers . Luego, más evolucionado, es destacable su "Bell bottoms jeans" (1965), muy en la linea del "Bog boss man" presliano. Una vez que asumió que no iba a triunfar, se relajó y se abrió a otros géneros, como el country, y es entonces cuando escribe sus mejores temas por lo que las grandes compañías no dudan en comprar sus canciones para artistas de renombre. Así grabaran sus temas grandes de la música country como George Jones, Waylon Jennings, Lefty Frizzell, Johnny Cash o, años después Tanya Tucker. Su mayor logro en esta época fue "She went a little bit further", que, cantada por Faron Young, se aupó al número 14 de las listas de éxitos en 1968. Pero Mack era optimista y atrevido y no descuidaba su carrera personal como cantante y ahora, con sus contactos en las discográficas, sin duda tendría más oportunidades. Demostró su osadía en 1970 con un álbum de rock and roll grabado en directo en la prisión de mujeres de Alabama, toda una respuesta al que poco antes había hecho Johnny Cash en la cárcel masculina y al que no desmerece en absoluto, si no es que lo supera. Sin embargo gran parte de la crítica, con la falta de sentido del humor que la caracteriza, lo consideró de mal gusto (incluyendo una portada con modelos-presas) y no tuvo mucho éxito. Mejor le fue cuando empezó a usar el nuevo alias de Atlanta James, quizá para dejar atrás el anterior fiasco, y se vendió bastante bien su tema country "That kind of fool" (1974), su rockabilly "Ishabilly" (1977). Aun así los ingresos no eran altos y Vickery siguió componiendo para otros, trabajando de pincha-discos en la radio, actuando en shows itinerantes y de presentador en la televisión local de Nashville. También estuvo empleado como presentador de los conciertos de Jerry Lee Lewis y con el consiguió trabar una amistad gracias a la colaboración profesional, escribiéndole varias buenas canciones en esta época difícil de su vida, incluyendo los soberbios rock & rolles "Meat man" y "Rockin´ my life away". En 1985 tuvo su mayor éxito como compositor cuando su canción "The fireman" llegó al número 5 de las listas gracias a la interpretación que de ella hizo la nueva estrella country George Strait. Finalmente se reconocieron sus méritos en su estado natal y recibió numerosos homenajes por su carrera, hasta su repentina muerte de un ataque al corazón cuando contaba 66 años de edad.
Músicos: Mack Vickery (voz y guitarra).

"Drive-in" (1957), una de las canciones que grabó en Sun Records como prueba y que quedaron inéditas durante años.