viernes, 18 de junio de 2010

Los Teen Tops (Ciudad de Méjico, 1959 - 1967)

Un grupo de amigos patinadores de Méjico Ciudad decidieron ponerse a tocar rock and roll, su música preferida, cuando la pista estaba inesperadamente cerrada e inspirados por la película "Rock pretty baby", en la cual unos chicos triunfan montando su propio grupo. En principio dirigidos por Jesús Martínez, que era el único de ellos con ciertos conocimientos musicales, empezaron tocando temas del otro lado de la frontera, en inglés, y consiguieron algunas actuaciones en fiestas particulares e incluso se desplazaron a Los Angeles durante unas vacaciones (sin que sus padres se enterasen) en busca de una oportunidad coincidiendo en una ocasión con sus ídolos Little Richard, Jerry Lee Lewis, Chuck Berry y Fats Domino. Pero estaba claro que por ese camino no estaba la vía del triunfo, así que se pusieron a hacer versiones adaptadas al castellano de los grandes y triunfantes clásicos del genero norteamericanos, cantadas ahora por Enriquito Gúzman, un chaval que hacía poco tiempo que había venido de su Venezuela natal. De esta manera "Jailhouse rock" se transformó en "El rock de la cárcel", "High school confidential" en "Confidente de secundaria", y así sucesivamente. Era lo que el rock necesitaba para asentarse entre el gran público hispano-parlante y, dándose cuenta de ello, los Teen Tops, como así se bautizaron para unas actuaciones radiofónicas, fueron fichados por el sello Columbia, convirtiéndo su música, tras sus primeros singles, en imprescindibles en cualquier fiesta que se preciase. Grabaron como músicos de acompañamiento en algunos discos de Sergio Bustamante pero pronto es tal su renombre que graban un álbum propio, no solo con las canciones referidas antes sino también con temas como "Rey Criollo" (el "King Creole"), "Lucila" ("Lucille") o "Sigue llamando" ("Keep-a-Knockin´"), imperecederas muestras del rock en español en las que muchos reconocen más su versión que el tema original y que se convirtió en un disco de gran éxito no solo en Méjico, sino en toda sudamérica y España, tal era el hambre que había de buen rock and roll en español. Al año siguiente, 1961 publican su segundo LP, esta vez con el que habría de ser su tema más inmortal y recordado: "Presumida", cantado desde entonces por cualquier grupo de rockabilly en castellano. La consolidación vino con el tercer álbum, que incluía la nunca superada versión del "Blue suede shoes", "Zapatos de gamuza azul" y, por supuesto, el gran éxito mundial "Popotitos", número uno por América del Sur, España y suroeste de Estados Unidos, y que es una versión ¿Quizá mejorada? del "Bonnie Maronie" de Larry Williams. Habían creado el rock en castellano, ejemplo para todo el mundo hispano, con un toque personal pues era más bailable y naif que el yanqui, y además dieron con un lenguaje nuevo, divertido y fresco que aun hoy perdura, pues de ellos es,por ejemplo, el verbo rocanrolear (aceptado por la real Academia Española de la Lengua). Sin embargo, estando en la cima, su solista y líder Enriquito Gúzman decide dejar el grupo para iniciar una carrera en solitario, un tanto más tranquila y apegada a las baladas. Se inicia una carrera contrareloj por encontrarle un sustituto a su altura, pero los cantantes se suceden sin que ninguno cuaje por mucho tiempo. Además han derivado demasiado hacia el twist y, poco después, el fallecimiento de su pianista les convence de que es imposible seguir,más aun con la llegada del pop británico que les deja desfasados a ojos de la juventud más borreguil. En los últimos años han intentado reunirse de nuevo, pero ya con solo dos de los componentes originales por lo que sus actuaciones están un poco falseadas. Por su parte Enrique Gúzman ha consolidado su carrera como cantante en Méjico, presentador de televisión y actor, aunque en emuchas ocasiones haya tenido más fama por sus relaciones sentimentales que por otra cosa, e incluso ha hecho musicales de teatro, como su conocida versión en las tablas del "Con faldas y a lo loco". En 1994 abrió su propio club nocturno donde él era el atractivo principal cantando uno de los temas insignia de los Teen Tops, "La plaga", una excelente versión del "Good Golly Miss Molly" que a su vez fue el primer gran éxito de su hija Alejandra Gúzman, una de las grandes estrellas del rock en castellano.
Músicos: Enrique Gúzman (voz y guitarra rítmica), Jesús Martínez (guitarra), Armando Martínez (batería), Sergio Martell (piano), Rogelio Tenorio (bajo), El Pollo (contrabajo), Gastón Garcés, Julio Carranza, César Cervera, Ken Smith, Hassan, Salvador Franco y Alberto "Dyno" Aveleira (voz).


"Popotitos".

1 comentario:

Cuchillo dijo...

¿Cuántos grupos no habrán empezado con todos estos temas? Por cierto, a mí me encanta Muchacho triste y solitario. Gran post, bueno, como todos es un placer leerte, un saludo.