viernes, 5 de febrero de 2010

Jerry Engler (Rochester, 1936)

Aunque nació en el estado de Nueva York (Estados Unidos) Jerry Englerth, que así se escribe su verdadero apellido, se trasladó a Arizona con su familia cuando solo tenía 10 años. En este estado fue donde empezó a amar la música country y hillbilly, especialmente el country & western de películas que hacía Marty Robbins. Cuando sus padres se divorciaron él volvió con su madre a su ciudad natal, Rochester, y en el instituto de allí se unió a la banda escolar, aprendiendo a tocar la corneta y la trompeta. No eran instrumentos adecuados para expresar la música que en esos momentos ya le bullía en las sienes así que se compró una guitarra cuando cumplió los 15 años y empezó a participar en concursos para jóvenes talentos con su hermano acompañándole a la batería. No triunfaron precisamente y Jerry, al graduarse, se puso a trabajar en la empresa fotográfica Kodak. Un día, tras leer en los periódicos los triunfos soviéticos en la carrera espacial (los rusos habían puesto en órbita los primeros satélites artificiales Sputniks), se puso a componer una canción en el descanso para almorzar del trabajo. Era un divertido rockabilly con una letra extraña incluso para hoy en día (él y su novia circunvalando La Tierra en una de esas naves) pero muy oportunista y comercial. Decidido a sacarla adelante montó una nueva banda y la grabaron invirtiendo prácticamente todo el dinero que tenía, unos 600 dólares. Aquel sacrificio dio sus frutos cuando los de discos Brunswick se interesaron por el tema y "Sputnik (satellite girl)" (1957) fue editado, acreditándole con el abreviado apellido de Jerry Engler. No es que fuera un éxito nacional pero al menos le sirvió para ser telonero de gente como Fats Domino, los Everly Brothers, Paul Anka y Buddy Holly. Precisamente este último vio gran talento en Jerry y se lo llevó con él a sus habituales estudios de grabación para producirle un par de canciones en las que el propio Holly le acompañaría a la guitarra. No nada tampoco esta vez, aunque teloneó a un prometedor Sam Cooke, y cuando Buddy murió poco después, y con él el rockabilly, las esperanzas de triunfar se desvanecieron y volvió a su trabajo en Kodak. Luego estuvo unos años en la empresa Xerox pero una serie de ataques al corazón le obligaron a jubilarse en 1973. Ahora con más tranqulidad volvió al mundo de la música y en los años 80 editó un álbum de música country, mientras en los 90, aprovechando cierto auge del rockabilly, volvió al género aunque no ha podido prodigarse en las actuaciones en directo por sus problemas de salud.
Músicos: Jerry Engler (voz y guitarra acústica), X. Englerth (batería), Buddy Holly (guitarra) y los Four Ekkos.

"Sputnik"